jueves, agosto 31, 2006

Vacío

Ayer me tocó presenciar la despedida oficial (en un “lunch” demasiado informal) a poco más de 30 personas que solían conformar las oficinas corporativas. Después de las palabras sin ángel del presidente de la compañía, enfatizando en todo momento que los cambios fueron por “el bien” de la empresa, se podía palpar la tristeza, consternación y confusión en el ambiente.

Hubo lágrimas de varios, e incluso vicepresidentes que serán transferidos a las nuevas oficinas, sacaron “las de cocodrilo”. En lo personal, me sentí sumamente incómoda, porque de estas personas, sólo a dos conocía por correo electrónico o por teléfono y vengo a suplir un par de puestos de manera temporal, en lo que contratan al nuevo personal en aquella otra locación (les sale más barato contratar gente nueva de un estado menos caro que NY). Así que estoy aquí para “absorber como esponja” hasta que llegue alguien nuevo al que tenga que capacitar.

Estoy de acuerdo en que nada es permanente, que la vida es continuo cambio. Pero la forma en que se dieron las cosas en esta empresa, fueron poco planeadas y totalmente descorazonadas, a pesar de que les ofrecieron un jugoso paquete de liquidación. La forma, fue la causante de todos los tropiezos.

Digo tropiezos, porque mucha gente al enterarse de la situación, les valió su chamba, descuidaron y ahora nos toca a unos cuantos ajenos a todo esto, tratar de apagar fuegos.

Hoy fue el último día de aquellas personas y este piso es un esqueleto de un pequeño monstruito agonizante. Ya en el pasado en una ocasión fui víctima de la guillotina, las famosas “reestructuraciones”, y lo único que puedo decir es que el cambio de aquella situación dio lugar a una mucho mejor.

Espero recordar eso, en caso de que algo suceda. Por lo pronto veo sin temor a equivocarme, que en estos momentos les soy indispensable, aunque no me voy a “sentar en mis laureles”, porque sé que en la vida, hay que talonearle (en el mejor sentido de la palabra).

Ni hablar, otro trago amargo de esta a veces cruel existencia.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...