sábado, febrero 01, 2020

Vacío

El vacío existencial se agudiza al caer la noche, disfrutándolo en silencio... cuando todo está mudo, cuando todo es nada... Hasta que me doy cuenta de que el maldito ruido es constante, como un zumbido eléctrico o magnético que sigo escuchando todos los días y todas las noches...

Es como: "mmmmmmmmmmmmm" constante... hay una mini planta eléctrica cerca de aquí. Salí a caminar con el faraón días atrás.... ambos nos acercamos a aquellas torres y no es el ruido que escucho haciendo eco en una de mis recámaras en la que ya hace 2 o 3 años duermo a mis anchas, sola.

Sí estimado lector, no sé si es la edad o la comodidad... pero llegamos a ese momento en que ambos no toleramos ser despertados el uno por el otro a media noche, ni el yo escuchar ronquidos, ni él sentir mis bruscos movimientos durante el "plácido" sueño.

Tiendo a dar patadas de camello (no sé si en realidad los camellos den patadas, pero me imagino que han de ser como las mías) mientras estoy en el universo alterno del sueño.

Pero me estoy desviando mucho del tema. He estado en la búsqueda constante para tratar de identificar de dónde viene ése ruido y del por qué se ha intensificado en el último año.

Qué demonios es ése ruido?!?!

sábado, enero 25, 2020

Dallas

Martes. Cookie, una amiga de la clase de baile me llama. Me pide que nos vayamos a Dallas ese mismo día, para ver a un amigo suyo que viene de París y estará de visita por negocios. Conseguimos boletos y decidimos encontrarnos en el aeropuerto para  volar a la 1 PM.

Yo, por más que acomodo todas mis actividades, empaco un par de mudas de ropa para salir, salgo corriendo. El tráfico está intenso y tras muchos malabares, no logro llegar a tiempo al aeropuerto. Le llamo a Cookie y le informo que no me da tiempo de abordar pues cerraron el vuelo. Le indico que la alcanzo el sábado.

Me acerco a la ventanilla de la aerolínea para que me cambien el vuelo para el sábado y así aprovechar para turistear, para estar de regreso el domingo en la noche, a más tardar el lunes en la mañana.

Regreso a casa y Papá, tras escuchar que había perdido el vuelo, me pide que le compre un boleto y que aprovechemos para ir al estadio y ver un par de partidos de football.
Entonces, marco de nuevo al aeropuerto para cambiar mi vuelo y comprar su boleto para el sábado, en lugar de la una de la tarde, salir temprano. El primero disponible salía a las 7am. Compro los boletos y él compra los de football.

Mientras converso con papá, me percato en mi sano juicio que papá había fallecido, pero aquí está en carne y hueso. 

Mis hermanos y yo ponemos la mesa, mamá prepara y sirve la cena. Papá, sentado a la cabecera escucha nuestra conversación. Le pido a papá que nos explique cómo es que ha llegado de regreso a nuestras vidas. Le digo que todo este tiempo (años) estuve convencida de que seguía vivo y que siento su presencia todo el tiempo.

Papá medio arisco, no dice mucho, pero por sus largos silencios intuyo que nos había dejado un tiempo para seguir su vida pero había regresado para quedarse. 

Nefer: papá, todo este tiempo estuve convencida de que no habías muerto, con razón no aparece tu acta de defunción en ancestry.com. En realidad no hace falta que te expliques, eres bien recibido, agradezco todo lo que hiciste por nosotros y quiero que sepas que te amo.
Papá sólo me mira fijamente mientras comienza a comer. Con la mirada y movimiento corporal contesta a mis preguntas como de forma telepática. 

Despierto confundida, 6 AM. Me tomó un largo rato poner mis ideas en orden y determinar que efectivamente, papá falleció hace 31 años y que mamá se fue hace casi 10. Totalmente desorientada al fin comprendí que todo había sido un vívido sueño, en el que todo se sentía tan real, como si hubiese estado en un mundo paralelo en el que nuestra vida familiar continúa en aquella realidad... tal vez mi subconsciente quiere escapar de esta existencia, en la que sigo convaleciente.
Lo triste es que vi el cuerpo de mi padre en el féretro y mamá murió en mis brazos. Por más que quiera borrar eso de mis recuerdos, lo sucedido no se puede eliminar.

Será acaso que al acercarse su aniversario luctuoso la noche del 30 de enero, reaparece en mis sueños... lo cierto es que a papá lo he soñado en infinidad de ocasiones, en las que siempre parece haber regresado de un largo viaje.

Lo impresionante es la nitidez del sueño. Los cinco juntos en un espacio irrepetible, en un momento atemporal, suspendido en la eternidad del universo.

¿Será que están preparándome la recepción en aquél plano?


domingo, enero 05, 2020

2020

Y arrancamos con otro año... otra década...
Como un nuevo cuaderno en blanco, limpiecito para comenzar a escribir la novela de la vida.

Primera vez que no participo en el ritual de la cena, de las uvas, de los deseos, de las metas y de ver la bola bajar, ni los abrazos... ni los apapachos familiares.

Primera vez que sin emoción alguna recibí un año más. Agradecida sí. Pero mi estado de ánimo plano debido a la reciente y espero que sea la última cirugía.

La última fase de reconstrucción de senos.

Espero al fin poder pasar la página en esa situación.

Lo más pesado de cualquier cirugía son los primeros días.
El dolor
El cansancio
La vulnerabilidad por la debilidad
Pero a la segunda semana, se comienza uno a sentir mejor. A 9 días, apenas empiezo a sentirme más fuerte y mi estado de ánimo más determinado.

No. No he hecho lista de objetivos este año. Estoy enfocada al presente, cada día vivirlo y sentirlo en su momento. Cada día trabajando en ser mejor que el anterior. Así. Paso a pasito. Ya no planeo a 5, 10 años... no puedo planear de esa manera después de haber librado el cáncer.

Es cuestión de cambio de enfoque...
En qué soy mejor hoy en comparación con ayer?
Tuve suficientes abrazos?
Dí suficientes besos?
Hice sonreír a más personas?
Fui útil?
Fui autosuficiente?
Dejé de discutir por tonterías?
Fui más paciente?
Comí más sano que ayer?
Incrementé gradualmente la condición física?
Medité un minuto más que ayer?
Etc.

Y así me la llevo... es lo único que puedo planear por lo pronto.

viernes, noviembre 01, 2019

Exabruptos del Alma

Antes que cualquier letra tirada en este abandonado blog, te saludo estimado lector y te pido una  disculpa por semejante abandono.

A raíz de la situación de salud que se presentó este año, han sido una serie de situaciones que vienen en cascada. Primero el trillado diagnóstico, el shock, la planeación de la solución, las cirugías, etc...

Saldo: estado anímico indescriptible, impaciencia, falta de filtros verbales y mentales... parece como si al haberme provocado una combinación de menopausia forzada por cirugía y química por el medicamento de prevención de recurrencia del cáncer, mi mente sólo reacciona.

Me desconozco. Todo se siente "corto"... la paciencia es corta, las amistades,... bueno, si de eso pudiera explayarme, sería material para otra publicación... pero sólo he de decir, cuando mejor se conoce a las personas que se dicen tus amigos o amigas, es cuando estás en el bache. Los que prometían no produjeron y para mi sorpresa quienes menos pensé, ahí están. Todo es un interesante despliegue de observaciones. Los que apoyan para recibir algún tipo de "premio", los que apoyan de corazón sin pedir nada a cambio, los que fingen apoyar mientras postergan indefinidamente aquella reunión para charlar y a los que verdaderamente les importa un pepino - que final agradezco a las personas que de frente dicen las cosas. Y lo que he aprendido de todo esto... la realidad es que a nadie le importa la vida de uno, más que a uno mismo y tal vez a algún familiar. He aprendido desde hace ya varios años, que es mejor no esperar nada de nadie, porque en realidad es la expectativa la que desilusiona, no la persona.

En fin, demasiados pensamientos rumiantes. Sin embargo, es importante mencionar que mi paciencia es muy corta para personas falsas y para las que tratan de cortar de tajo mis emociones tratando de "ser fuerte".

Uno como individuo, tiene derecho a sentir emociones y más después de haber atravesado una situación que considero yo de gravedad. Curioso es cuando me encuentro charlando entre amigas y de repente la emoción me gana. Hago pausa y nunca falta la misma persona que trata de desviar la atención hacia ella y cómo enfrenta situaciones en el trabajo, tratando de restar importancia a lo que siento, o anulando la conversación para no tener que "lidiar" con unas lágrimas, juzgando el que uno llore en público. Para mi eso es inaceptable.

Así que estoy en un nuevo proceso de introspección, en el que me cuestiono las amistades presentes y he tomado la decisión de sólo conservar las muy pocas de las cuales he sentido un genuino afecto, sin intereses ocultos, etc.

Qué difíciles son las relaciones humanas. Todo sería tan sencillo si las personas fuesen sinceras. Si no quieren estar, pueden sólo decirlo. No actuar como si quisieran, sólo por hacer ver ante los demás que son mejores personas. Prefiero al que le vale gorro o que me dice a mi cara que no estará presente. Prefiero eso a las falsedades y puñaladas por la espalda.

En fin, ya me he extendido demasiado.

A seguir pedaleando y a seguir "limpiando" esta mente, que me hace reaccionar rústicamente ante situaciones que en el micro segundo en que se dan, considero desagradables.

Siento como si estuviese poseída, y que el ente invasor repudia todo y a todos y vocifera con hastío impredecible.

En fin,

Agur

domingo, septiembre 29, 2019

Mente Rumiante

Un diagnóstico de cancer causa muchas contrariedades, entre ellas las siguientes:

  1. La gente tiende a visualizarte en un velorio o te da el pésame al momento de informarles de tu nueva condición
  2. Te comienzan llamar guerrera(o)... no Sras. y Sres., uno no es guerrera(o), el cáncer no es un parásito, no es una bacteria o bicho al que haya que hacerle batalla para ganar. El cáncer son células propias que no reciben señal alguna de que deben morir, se reproducen lenta o rápidamente de acuerdo al tipo (¿por qué voy a estar en guerra conmigo misma?) y el convalecer no lo considero una batalla. Yo diría que  hay que permanecer en un estado de ecuanimidad para armonizar la salud y mejorar esta condición
  3. El listón rosado, "piensa rosa"... aunque desde niña siempre me ha gustado el color rosa y a menudo lo utilizo en mi vestimenta, lo que uno menos quiere pensar es en el listón rosado que te recuerda constantemente la condición adquirida... voy por el color, no hay problema, pero no me etiquetes con tu listón rosado que me marque de por vida (me conflictúa el dichoso listón)...
Ya iré agregando más puntos conforme se me vayan ocurriendo,... han sido muchos pensamientos que han invadido mi mente durante el transcurso de este proceso.


martes, julio 23, 2019

Convaleciente

Han pasado 6 días desde la cirugía... afortunadamente no he sufrido los efectos secundarios que amenazaban (bochornos). He estado cansada y he tenido sangrados ligeros, que al parecer es normal a menos que pasen de 3 semanas o que sean abundantes.

Me he sentido muy cansada, pero cansancio muy diferente a aquél que experimento cuando tomo la medicina para prevenir recurrencia. Infortunio: tendré que volver al medicamento 7 días post-operatorio...

No me han dado los resultados de patología aún. Sin embargo, tengo la confianza de que todo es benigno y podré enfocarme a la 3a y última cirugía del año (espero), la reconstrucción de senos.

En fin... estimado lector, este año ha sido un terremoto en todos los sentidos... pero espero que la calma pronto llegue.

Cansada, voy cerrando estas letras, ya estaré reportando en cuanto el ánimo me lo permita.

martes, julio 02, 2019

Fortaleza secuestrada

Por muy 'fuerte' que uno quiera parecer, el medicamento lo tira a uno a la lona.

Siento que jamás volveré a ser la misma. Me desconozco. La falta de energía es infinita, la abulia domina mis días en espera de las cirugías... no sé si por que en particular hoy ha sido un día obscuro, o si ya se está formando un nuevo y negativo patrón de conducta o estado emocional.

Trato de mantener la mente positiva, pero el estado físico altera mis emociones.

Estoy sumamente cansada de sentirme cansada todos los días...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...