martes, agosto 23, 2005

Sesion de Acupuntura

Sábado, medio dia:
El faraón y Nefer llegaron al lugar del Chino, bajo advertencia del faraón, de que el lugar seria un completo desastre... decidieron entrar al "consultorio". El lugar bastante desordenado, lleno de revistas de meditación, acupuntura, manejo de energías, etc.
Lili (en una voz tímida y un ingles bastante pobre): "siéntense, en unos cuantos minutos telmina su meditación"
Los hace esperar en el recibidor, mientras escuchan las campanas de meditación del chinito. Casi media hora para que terminara su sesión cuando los recibió en pantuflas, un gorro de esos tejidos de invierno en la cabeza, la cara grasosa. Los saludo muy sonriente y los llevo a su oficina. Un cubículo de como 1.5x1.5mts en donde hizo a Nefer sacar la lengua para darle un diagnostico.
Chino: "Nefer, tu tenel deficiencia del Chi, melidiano del higado muy malo, muy malo... humedad intelna, tu comel mas alimentos calientes, no flios".
Chino a Lili: $#@#@$#@#@$#@$#@$@ (algo en chino, a lo que despues explico a Nefer)
Chino a Nefer: "ve con Lili, ella ponel tlatamiento en cabeza pala dolol de espalda"
Lili ubica un doloroso punto en el cuero cabelludo, en donde introduce la aguja. Nefer y Lili se dirigen a otro cubículo donde se acuesta en una cama de masaje, boca arriba.
En el pequeño cuarto, existen varios calefactores, uno en la cabeza, otros en los pies y uno móvil que lo mueven a su antojo dependiendo del diagnostico.
Lili dio un tratamiento de agujas por todas partes, cuello, pecho, brazos, estomago, piernas y pies.
Después de los pinchazos, encendió los calefactores y el móvil lo coloco a la altura del busto. Sentía que me incendiaba. En un inglés bastante pobre y tímido:
Lili: "Concentlate en meditacion, ciela los ojos, sentil y vel luz, concentlal en el lugal del dolor, imaginal flamas incinelan dolor"...
Lili y chino ponen de fondo algun mantra chino mientras Nefer y el Faraón yacen en habitaciones distintas, para distintos tratamientos.
Después de media hora, el mantra quedo taladrado en mi seso, con deseos de moverme y salir corriendo, de repente viene un torrencial de pensamientos a mi mente, sin analizar, sin pensar. Una luz aparece en mi mente y trato de recordar lo que Lili dijo. Entro en un estado alterado y comienzo a sentir pánico. Trato de respirar profundo para tranquilizarme, me concentro en el dolor, cuando siento que este baja de la cabeza por el cuello, recorriendo hacia la espalda, el origen. Ahi, se consume en llamas y unos cuantos minutos mas, mis ojos se abrieron de repente, como si alguien me hubiese despertado de una pesadilla. Estoy completamente bañada en sudor. Siguen los mantras, los brazos adoloridos, pues estoy en una postura que promueve la circulación del "chi", trato de reacomodar los brazos pero al moverlos, siento que miles de agujas se mueven y duelen.
Me quedo totalmente inmóvil, incomoda, trato de volverme a concentrar, pero sin lograrlo, cuento los minutos y segundos para salir de ahi.
Después de hora y media tendida en aquella cama, finalmente llego Lili a quitar las agujas.
Al sentarme, me sentí totalmente relajada y mi dolor de espalda desapareció totalmente.
Nos invitaron después a regresar para la clase de "Chi-gong" a las 6pm.

2 comentarios:

TheMexicanSniper dijo...

hay guey no duelen las agujas???

Nefertiti Totonaca dijo...

Pues al ponerlas no, pero si te mueves, sientes como pellizcos... asi que hay que estar inmovil... :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...