viernes, enero 06, 2006

Triste realidad...

Tras pasar a visitar el sitio de Asturcon me vino a la mente lo que viví hace unas semanas cuando ví al cruzar la frontera hacia Nuevo Laredo, "N" número de personas que habían sido deportadas.

Esa tarde de regreso a Laredo, había un tráfico infernal, tanto automovilístico como peatonal. Todo por realizar las famosas compras navideñas.

Pensé en que estos gabachos se estaban llenando los bolsillos, con dinero que precisamente muchos mexicanos se habían ganado con muchos esfuerzos de éste lado. O sea, no sólo pagan una miseria a estas personas, sino que a final de cuentas, ese dinero regresa a sus arcas en estas temporadas. Claro que también existen personas que realmente utilizan su dinero en México para sostener a sus familias.

Luego se me vino a la mente una cadena secuencial:

El gobierno sigue soñando con llegar a acuerdos con alguien que desde el principio se sabía que no tenía la convicción de llegar a ninguno, puesto que el arbusto sólo apoyará a su país y además, le seguirá dando atole con el dedo a los hispanos para ganarse simpatía.
En lugar de soñar, mejor ofrecer mejores y mayores oportunidades de trabajo en nuestro país.

Los "vete-verde"s empresarios y caseros hipócritas, que contratan chuecamente a los indocumentados para realizar los trabajos forzados que como dijo Fox con las palabras erróneas, ni hasta su propia gente quiere hacer. Una vez que los utilizan y pagan (miserias), no se hacen responsables de lo que suceda con ellos.
Otros que los contratan para labores domésticas haciéndoles hincapié en no estar presentes cuando los dueños de las casas lo estén, para que si por algún motivo llegara "la migra" no tuvieran nada que ver con la justicia, pues dirían que éstos, se metieron a robar.

O sea, por un lado los verdes gozan de los beneficios por la explotación y por otro lado discriminan racialmente a todo aquél que no tiene nada más que perder.

La "sociedad" gabacha fronteriza, (que se conforma la mayoria de muchos descendientes de mexicanos, alguno que otro güero, algún imbécil como el "chuaseneguer"; pero nacidos en este lugar) que se sienten con derechos de matar por proteger "su" territorio... cuando olvidan precisamente de dónde provienen ellos y que ése territorio ya era de todos modos mexicano hace muchos años. Con sus estúpidas agrupaciones fronterizas patrulleras dan asco.

Por qué me da asco, porque en general los "vete-verdes" se sienten con derechos de invadir a cualquiera, pero cuando se sienten "invadidos" entonces sí... sacan las garras.

Los polleros desgraciados que en realidad no les interesan las personas, sino el beneficio económico que sacan a costillas de los que nada tienen ya que perder, que desesperados por alimentarse y a los suyos, caen con estos avechuchos de mal agüero.

Los medios de comunicación, que lejos de realmente dar apoyo para presionar fuertemente a que se logren acuerdos, sólo buscan la nota roja y además distorsionan la informacion a su antojo (en el caso de los medios gabachos fuera del PBS o BBC news que dan al espectador las situaciones tal y como son) tratan de hacer ver a los gabachos que los inmigrantes son una escoria.

Y los directamente afectados, los indocumentados, que por ganarse un pedazo de pan están dispuestos a que dispongan de su vida y su libertad. Digo su libertad, porque en realidad una vez cruzada la frontera, viven eternamente huyendo. No se relacionan más que con personas en la misma situación y se cierran en su pequeño círculo, con el temor de que alguien los reporte o los encuentre y sean lanzados de regreso a la miseria.

Todo ésto para que los mexicanitos sigan gastando su aguinaldo en la frontera pero del lado enemigo, haciéndolos más ricos. Y ya nos había comentado el director de aquella planta "ojalá la película 'A day without a mexican' se hiciera realidad". No he visto la película, pero por el título me la imagino, si ningún mexicano gastara su dinero en la frontera de este lado, su economía se les iría al caño.

Si como mexicanos seguimos permitiendo esto, seguiremos siendo los dejados, los del jardín de atrás. Precisamente ayer le comentaba a mi madre, cómo puedo vivir en un país con el que no estoy de acuerdo... y regreso a aquél día en el que decidí irme de México... precisamente por haber huído de la inseguridad, por el pisoteo de todos a todos para no dejar crecer...y la lista se hace larga.

De verdad, ¿qué pasaría si por un solo día, ningún mexicano comprara nada, ni gasolina, ni taco bell, mcdonalds, perfumes, chamarras, relojes, electrónicos, nintendos, hospedajes en hoteles, juguetes, etc.?

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...