viernes, diciembre 02, 2005

Beso...

Estábamos en el aeropuerto, yo con alguien y tu por ahí, esperando tu vuelo. Me sentía atraída por ambos, e indecisa caminé hacia tí.
Con tu enorme presencia y tu tan conocida sonrisa picarona me pedías que te acompañara, a lo que con coquetería y timidez accedí. Me tomaste de la mano y caminamos juntos por los pasillos.
El simple roce de tus grandes manos desataba aquella química que nos caracterizó, una química explosiva que nos llevó por lugares impensados.
Me miraste a los ojos intensamente, sabíamos que no nos volveríamos a ver... al menos por algunos años. Me decías que te gustaba mi sonrisa, nerviosa, te contestaba que me encantaba la tuya...
Sentados en alguna banquita, nuestros rostros se aproximaron... tus labios rozaron los míos... sentí aquél éxtasis de la atracción, conjugado con el vuelo majestral de las mariposas en mi estómago... me besaste tiernamente...
Tan tierno y bello fue aquél beso, que me despertaste.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...