domingo, octubre 02, 2005

Implorando Salud

Las manecillas del reloj siguen su camino, cuarto para la media noche. Estar tan lejos de la familia representa un obstaculo enorme, impotencia... mas cuando hay cosas delicadas y cuando una vida pudiera estar en riesgo.

Nunca habia pedido publicamente una oracion o plegaria. Ahora pienso que el poder de una oracion puede modificarlo todo. El simple hecho de enviar energia positiva a una persona, le puede ayudar mucho en situaciones complicadas.

En la maniana del lunes, mi hermano recibira un procedimiento que puede o no tener complicaciones. Pido con toda la fuerza de mi ser y mi corazon terreno y no terreno, que las cosas salgan bien.

Si eres agnostico, tibetano, catolico, cristiano, musulman, judio, ortodoxo, testigo, budista, induista... o simplemente humano con un corazon enorme, pide por la salud de mi hermano.

Paz.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...