domingo, noviembre 29, 2009

Reflexiones nefer-totonaquescas

Una vez más en el país del billete verde. Después de un largo viaje en el que un par de despegues estuvieron de miedo, estoy sana y salva de vuelta en casa. El viento Londinense hizo de las suyas. Primero retrasando el vuelo por una hora y después haciendo bailar al avión la famosa macarena.

Aterrizando en Munich todo tranquilo, el clima no tan frío como hubiese esperado, lo cuál me dio mucho gusto. Me gustó el pedacito de Alemania que pude ver. Es la primera vez que voy a este país y me dejó muy buen sabor de boca.

Tierra de filósofos y científicos, creo que caí en su inconsciente colectivo pues me dió por relajar la mente, pero en esa relajación las ideas y pensamientos fluyeron de una manera muy especial. Curiosamente durante 3 noches no tuve sueños.

Y pasando a otras cosas, ando con nuevos achaques para variar. No sé qué tanto hayan influído mis auto mantras diseñados para "morir antes de los 40" y "no casarme ni tener hijos jamás", que eran las estupideces que dije durante años en la juventud.

Ahora acercándose las cuatro décadas, con dificultades para concebir, me doy de topes por haber dicho semejantes estupideces. Dicen que la palabra y con la fuerza del pensamiento pueden materializar cualquier cosa. Ahora mis palabras son de aliento y pensamientos diluidos.

Después del tratamiento para traer chamacos a este mundo y el proceso de fertilización asistida que no funcionaron, quedaron efectos secundarios: una sobre producción masiva de hormonas, resultó en una mastitis que me trae de cabeza. Intentaron antibióticos por 10 días, que aligeró el dolor y la inflamación. Un día después de terminar el atibiótico, la mastitis proliferó. He estado leyendo demasiadas cosas en internet y no me quiero adelantar a los diagnósticos, pero lo que leí no me gustó nada...

En fin, espero que sólo sea verdaderamente una mastitis quística y no el enemigo letal. Ya sabré esta semana cuando regrese con aquél oncólogo que me vió la primera vez hace casi 3 semanas.

2 comentarios:

odette farrell dijo...

Nefer, qué bueno que regresaste sana y salva... Sí, date un tiempo para conocer Alemania, yo viví un año en ese país y tengo recuerdos inborrables. Mi primera exposición individual en Europa fue en Berlin, lo cual hizo que conociera muy bien esa ciudad, estuve casi 3 meses allá y creo que es la mejor ciudad del mundo donde vivir.
Jajaja, tu decías que querías morir antes de los 40 y no tener hijos??? Yo decía lo mismo. La verdad una dice muchas estupideces cuando se es muy joven y creo que ahora que sabes lo que en verdad quieres es cuando los mantras funcionan así que no temas.
De la mastitis, te cuento que yo la sufrí muchísimo y ahora que estoy más cercana a otros tipos de sanación que la medicina tradicional, la mastitis terrible está completamente relacionada a la depresión, así que ya sabes el secreto. sonríe, sé feliz y la mastitis desaparece. Te lo dice una que en serio vivió esa experiencia.

el mangos dijo...

Nefer, el otro dia lei aqui un post -que ya no está- sobre una travesia insufrible con los doctores y pues espero que este bien.

saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...