miércoles, julio 02, 2008

Remedio contra el frio

Con eso de que comienza el verano, hasta en los autobuses ponen aire acondicionado. Subo y me percato que una vez más, olvidé mi chaqueta. Veía por la ventana luego enfoqué la vista en un punto dentro del autobús para continuar con mi meditación. En la última parada antes de la vía rápida, subió una dama de alto tonelaje y en un breve momento deseé que no se sentara junto a mí (aclaro que no discrimino el sobrepeso, sólo cuestiones prácticas y espacio vital), pues eran 3 asientos de lado, ambos extremos ocupados por otra persona y por mí y quedaba el sillón central.
 
No pude evitar hacer un cálculo mental de aquellas dimensiones y las de aquél sillón, todo fue un fugaz pensamiento... se aproxima... 
 
¡puuum! ... se deja caer entre aquella señora y yo. Alcanzó a pellizcar mi muslo izquierdo y discretamente me moví hacia la derecha, quedando un poco en ángulo porque había como un taburete o algo, que no tengo idea qué función tenga.
 
El aire acondicionado estaba a todo lo que daba... en breves minutos noté una emanación de calor. Era la dama sentada a mi izquierda, comencé a sentir el abrigo de aquellos kilitos de más. Dos paradas antes de la mía, se bajó. El resto del trayecto, me convertí en un hielito.
 
Moraleja: no menosprecies a un gordito, no sabes cómo te pueda salvar de un resfrío.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...