martes, diciembre 22, 2009

De a dedito

Antes que nada les deseo felices fiestas, no sé cuándo me vuelva a conectar, la progenitora aún no se decide a poner internet en su casita. En fin.

Reportando desde la ciudad nopalera, nublado azulado... en las noches hace mucho frío. A dos cuadras de donde he estado recluída los últimos días... junto a mi sobrinito quien quiere llamarse por ahora Anubis, (porque no recuerda el nombre del dios gatito), así que muy obediente le digo que de ahora en adelante lo llamaré Anubis. El asiente, sonríe con su ya coquetona y adorada sonrisa. Tiene carisma el chiquillo, es mi adoración... ok ok ok sisterna, ya sé que te pones roñosa, los quiero mucho a los tres, pero por lo pronto estoy con Anubis, el pequeñito adorado.

Nos estamos pasando un rato bonito, jugando en el ya-convertido-en-vicio facebook plantando arbolitos, cosechando y recolectando de las vaquitas y diversos animalitos que ahí se aparecen...
El faraón siempre me ha dicho que es una pérdida de tiempo. Yo le contesto que sería pérdida de tiempo si lo hiciera por mi y no por jugar con mi sobrino a cuanta aplicación me invita.

Puede que me tarde una eternidad en teclear esta entrada, pues después de la cirujía no puedo mover mucho el brazo izquierdo.

El jueves vi al doc quien sugirió una biopsia y extracción inmediata, así que me programó para el viernes en la mañana. Duró una hora, anestesia general, estancia en el hospital hasta las 5pm, a que pasaran los efectos de la anestesia y asegurándose de que mis vitales estuvieran estables y normales. Comí una deliciosa comida de hospital -tenía hambre, no porque estuviera deliciosa- después del ayuno obligado para el procedimiento.

Afortunadamente todo salió bien, no vi al dr más que justo antes de la anestesia, porque se la pasó el día en cirugías, pero su socio se apareció en mi habitación:

"Nefer, encontramos dos enormes protuberancias, una compleja, una combinación de líquido chocolatoso con fibroadenomas sólidos. Todo hasta el momento se ve benigno y será confirmado en cinco días hábiles tras los resultados de patología."

Firmó mi salida, me dio receta para sedantes y antibióticos y me preparé para salir. La amorosa progenitora me estuvo transportando y procurando.

Ya en casa el viernes por la noche, me fui directo a dormir. Por la mañana sonó el teléfono. Mi médico al otro lado del auricular, se disculpó de no pasar a verme o darle nuevas a la progenitora debido a su loca agenda de cirugías. Preguntó cómo me sentía e indicó que encontró una hiperplasia por sobre producción de hormonas y pus, que hizo un cultivo para además de analizar aquellas protuberancias, saber qué bicho me había atacado y poder erradicarlo. Preguntó que antibiótico estoy tomando y afirmó que tendría que seguir tomándolo hasta que nos viéramos el día 28.

Ya puedo mover un poco más el brazo, pero no lo puedo levantar. Estoy tranquila y he disfrutado mucho de la compañía de la familia y los sobrinitos lindos que me apapachan y cuidan.

El faraón sigue intentando conseguir boleto, su trabajo lo ha mantenido ocupado pero decidió que siempre sí podrá tomarse las vacaciones. Estoy cansada, mi brazo se siente pesado y este escrito ya se me hizo largo.

Después de estas letras, que he tirado con esfuerzo, les deseo una muy Felíz Navidad y si no escribo antes, un muy Felíz Año Nuevo.

Anubis observa mientras tecleo las últimas letras, se distrajo un poco de su juego para pedirme seguir jugando. Lo más seguro es que ya caminemos a casa. Hasta pronto.

pd. agradezco sus correos y comentarios que ya con calma me daré a la tarea de contestar.

4 comentarios:

babik dijo...

Felices Fiestas para usted también, un abrazo fuerte fuerte.

ex-nordelterror dijo...

felicidades nefer!

que todo siga mejorando. disfruta a los chamacos preciosos!

abrazos y buena vibra!

odette farrell dijo...

Felices fiestas Nefer...

No había leído tu penúltimo post, así que no sabía que tenías problemas con tus senos. Pero ya pasó... y estás bien, me alegro en verdad.

Yo tengo experiencia al respecto, en dos ocasiones me tuvieron que operar, y ya sabes el terrible miedo antes de la cirugía, que si es cancer, que si no...las mamografías tan dolorosas, la ansiedad.
Hace dos años de nuevo me salió otra protuberancia, ENORME, del tamaño de una naranja, y yo la verdad ya estaba harta de la medicina tradicional y no quería volver a los mamogramas, ultrasonidos, cirugía, etc. Fuí con una homeópata, y ella con chochos me deshizo la bola y me dijo que no me preocupe más y que las operaciones son como poda y un negocio muy bueno para los médicos.
Desde que me trató con sus chochos estoy muy muy bien.

ex-nordelterror dijo...

es la homeópata que está en la glorieta de las cibeles, en la roma, no? la que te recomendó moni?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...