jueves, mayo 29, 2008

Telepatía con animalitos?

El martes me siguió este perro de una cuadra de la casa a la parada del autobús...















Esta vez me acompañó un pajarito, en brinquitos hasta la mitad del camino, después en un par de brincos más largos, emprendió el vuelo, esta vez no saqué la cámara.

Viene el autobús... subo "buenos días". La gente cuyos rostros ya me son familiares, me mira con curiosidad. Siempre voy sonriente, sus pláticas intrusas a veces me distraen de mis pensamientos. Hoy una mujer me observa. Ha de pensar que estoy loquita. Mientras que todos los días solo asiento y sonrío, ayer fue diferente.

No sé si fue porque dormí tan sólo tres horas, y reñí con el roomie... las lágrimas me traicionaron, así que permanecí quieta con los ojos cerrados y respirando profundo durante todo el trayecto, enjugando mis lágrimas entre mis dedos, tratando de evitar a toda costa que el ligero maquillaje quedase arruinado.

Hoy más tranquila. Ayer y en días pasados me sentí muy estresada. Los objetivos me parecían irreales (en el trabajo). Apenas 2 semanas, aunque sigo aprendiendo, siento que es poco el tiempo para concluir uno de los dos proyectos para mañana.

En una de las paradas sube una mujer de edad avanzada, me mira con sus ojillos de ratón y se sienta junto a mí. Le doy los buenos días. Sonríe en una mueca y murmura "buenos días", para rápidamente sacar una fotocopia de un artículo de periódico o revista.

No suelo platicar con extraños, sólo observo y si me apetece, sigo sus conversaciones si me invitan a participar.

Caray, qué bien se siente uno después de dormir 10 horas seguidas. Descansada, tranquila.

El sol está bello y refleja en los árboles diferentes tonalidades. Mientras esperaba el transporte, un petirrojo se asomaba después de brincotear por todo un arbusto. Se asomó a dar los buenos días para después internarse en la maleza.

***
Mientras me vestía, pensé que tengo que comprar nueva ropa interior. Suena tonto, pero siempre he pensado en el día en que me muera. No en el sentido mórbido sino más bien frívolo. No me gustaría que si algo me sucede, al quitar mi ropa para asistirme o tratar de "revivirme" no vean ropa interior decente.

¡Demonios! ¿A quién le va a importar eso en esas circunstancias? No a los asustados que traten de asistirme, sino a mí en agonía y con vergüenza de unos posibles "chones" rotos y/o desteñidos.

Las mujeres sentadas a cada lado mío, intrigadas tratan de descifrar mis jeroglíficos mientras escribo. Qué comodidad tener un lenguaje extranjero. Puedo escribir lo que me dé la gana sin que nadie sepa nada. Se me cansó la mano. Luego escribo. (extracto de mi diario "manual")


***

Al roomie se le botó la canica, cuando anda de buenas, dice que éste, es nuestro hijo:
















Se lo regalé hace un par de años...

pd. contestaré a sus comentarios y correos este fin de semana... tengo que darme a la tarea de terminar un proyectito que expondré en una junta la semana entrante... de antemano, gracias :)

2 comentarios:

galgata dijo...

Jajajaj... es cierto que da libertad que la gente no lea lo que uno está escribiendo. Creo que por eso tengo una letra confusa: a propósito y que por eso en clases me siento al fondo... para poder hacer dibujitos con calma y escribir letras de canciones si me aburro :)

odette farrell dijo...

Si los animales te siguen...es que irradias buena vibra :) Bien por ti Nefer

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...