jueves, agosto 16, 2018

Erupción interior

nota a mi misma... editar este rollo, porque estoy tan cansada que esta muy mal redactado y esta computadora me esta haciendo pasar malas jugadas con el teclado latino, pone tildes cuando le da la gana y no me deja ponerlas cuando las necesito....

***

Hace mucho tiempo que no escribo querido lector... tal vez distraída con las actividades cotidianas. Aunque desordenada últimamente, tratando de buscarle caucee a esta vida de casi medio siglo.

Estos últimos años y en especial a raíz de mi partida de la tierra que me vio nacer... mi mente, creencias y convicciones han evolucionado.

Una limpia de vicios aprendidos de los padres, los que de acuerdo a sus tradiciones familiares y creencias inculcaron en mí algunos valores e ideas que al paso de la madurez, no sólo me han hecho reflexionar, sino despertar en mi una descamación de pensamientos, proceso de extinción de prejuicios...

Entre algunas situaciones que ocasionan una profunda introspección es no sólo al vivenciar  situaciones personales, sino movimientos sociales, políticos y culturales...

Recuerdo cuando me mudé de éste lado de la frontera. Mi mente era capitalista, aunque nunca me pronuncié por ningún partido político. Pensaba que el trabajar en una empresa del mundo corporativo era sin duda alguna, el camino al éxito, al lograr una posición ejecutiva, para luego emprender independientemente algún negocio.

Vinieron un par de zacudidas que abrieron mis ojos, desequilibraron el velero y mojada en cubierta trataba de restablecer la quietud de las aguas:

Con la muerte de mi madre y la pérdida de mi "maravilloso empleo corporativo" en casi el mimso momento, abrí los ojos a un par de realidades. Nada importa más que la vida de un ser humano. Desde entonces, mis prioridades cambiaron, enfocándome más en la saludo y la interacción familiar y social.

Con la práctica de la meditación y la observación de las percepciones de la realidad, caí en cuenta durante un breve momento de iluminación en un par de ocasiones, que todos los seres vivos, naturaleza, universo, tiempo, vivencias, todo somos uno. Sé que suena muy "new age", pero el que medite lo entenderá. Fue cuando me dí cuenta de todos los prejuicios que mis padres, abuelos y amistades habían de alguna forma influenciado o moldeado la persona que fui (lo digo en pasado, porque estoy en constante cambio evolutivo y por supuesto, nada es permanente).

No hay separación entre raza, ni color, ni nivel socio-económico, educativo, cultural. Existirán estratos creados por los opresores, pero en realidad, si todos estuviésemos desnudos ante el inminente cataclismo, somos exactamente iguales.

Mi pasado yo era revoltoso, irreverente, con un enojo mal aprendido y hasta a veces, una tremenda falta de respeto hacia ciertas situaciones o personas. De esto me di cuenta a mi partida. En el país en el que radico actualmente se respiraba el ambiente de la tolerancia y se recriminaba lo políticamente incorrecto. Como yo lo veo, es que al menos se intentaba fomentar la decencia en la palabra y los hechos. Con decencia, me refiero a la no agresión, a la mala costumbre de la crítica por criticar, al ponerle sobrenombre a las personas, a la burla, a la discriminación.

Mi padre, un personaje ambivalente, cuyas virtudes a veces eran sobrepasadas por su mal carácter e incómoda conducta neurótica e intolerante, dejó muchas secuelas y malos aprendizajes... Han sido un tanto difíciles, mas no imposibles de desmantelar.

Con el resurgimiento de la intolerancia de este lado de la frontera, todo mi ser exige rebelión... hacia el régimen actual, nunca me había definido ni de derecha, ni de izquierda. Pero si de etiquetarse se trata, tenía antes tendencias derechistas.
Actualmente me considero una persona independiente con una combinación de valores que distan de la administración actual.

Entré en conflicto recientemente, con las elecciones de mi país natal. El personaje que será el sucesor de los dinosaurios, es un dinosaurio más. Aunque los ideales que México necesita son de la igualdad de oportunidades, no tengo la confianza,  ni la certeza de que este señor lo hará funcionar. Tal vez es cuestión de tiempo y darle oportunidad para ver qué sucede en su administración. Lo que me tiene en conflicto, es que al pensar en mi país, remueve el viejo yo, el intolerante a la mediocridad y a la idea de que exista un gobierno paternalista del que los más necesitados sean sobrepasados por los abusivos holgazanes que se adhieran a la ubre de la administración.

Tengo que encontrar por qué estoy en conflicto, estoy a favor de la igualdad social, la tolerancia y a la no discriminación. Sin embargo, estoy totalmente divorciada del abuso, sea de cualquier forma, abuso de poder o de oportunismo poblacional.

Resumen... necesito meditar o me volveré loca...



jueves, marzo 22, 2018

Baches

Como siempre, la vida no es plana y abundan las protuberancias y los baches. Lo mismo en la salud.

Es otra vez una de esas etapas que se dan una vez cada "x" años, en la que todo parece aglomerarse en un punto determinado del tiempo. Estoy en una de esas etapas.

Hace seis meses todo estaba "bien"... Últimamente mi energía literalmente se consume o desgasta con lo siguiente:
  • Anemia: sí, ya me había librado hace seis meses de esta lata... sin embargo, ha vuelto. Con razón me sentía tan cansada todo el tiempo a partir de Noviembre. Raro, en septiembre estaba de forma sorprendente en rangos normales... y como todo, tiene sus consecuencias:
    • a petición de la hematóloga, necesidad de programar visita con gastroenterólogo para encontrar la raíz del problema, o más bien para ir descartando
  • Huevos hinchados: y no  hablo de flojera, literalmente, mis ovarios están agrandados y tendré que pasar for el infortunio de una cirugía más en un futuro cercano
  • Dolores de espalda, pelvis y pierna derivado de lo anterior
Aunado a lo arriba descrito, padecimientos emocionales que tal vez se relacionen a lo físico, pero que conjugado con recientes acontecimientos, han amplificado mi estado físico, emocional y cómo no reconocerlo... mental:

- Overkill y su problema de salud... del cual me hago responsable económicamente a distancia
- La Peque separatista y rabiosa

Resultados:
  • Falta de energía
  • Inhabilidad de disfrutar de las cosas o vivencias de las que antes gozaba... por ejemplo, me desvivía por ir a mis clases de baile... ahora, pienso hasta dos o tres veces si ir o no... (?!)
  • Tristeza
  • Crisis de la media edad? no sé lo que quiero
  • Inseguridad en todos los aspectos
Espero que todo esto sólo sea una racha y se pase pronto. Sé que nada es permanente, pero el tiempo se puede hacer muy lento.

martes, marzo 06, 2018

Semáforos

Conduzco por la avenida principal, con el ocaso del sol. Veo que el semáforo se pondrá en rojo e instintivamente me quito el cinturón de seguridad, abro la puerta y salto del automóvil y comienzo a correr. De pronto escucho a los autos detrás del mío sonando las bocinas. Regreso al auto corriendo al igual que salí de él... subo y comiendo a conducir, me percato oque hay una patrulla y me apresuro a ponerme el cinturón de seguridad. Pasando la patrulla, me vuelvo a quitar el cinturón unas cuantas veces. Decido estacionarme al final de una calle donde hay unas vías. No sé qué me motiva a ansiosamente tratar de llegar a alguna parte.
La calle estaba vacía. Pero al darme la vuelta, una fila de personas detrás de mi para entrar al mercado. Un hombre alto y moreno me pregunta que si soy de por aquí. Le contesto que de Cincinnati y me hace una mueca de incredulidad. Me pregunto porqué trata de coquetear conmigo. Decido regresar a mi auto y al darme la vuelta y caminar, los demás se dirigen en la misma dirección, como si cualquiera de mis movimientos lidereara a aquél grupo.
Veo hacia la calle y despierto.

martes, febrero 27, 2018

Armados

Me encontraba asignada a un proyecto, me encontraba en la Ciudad de México. Rutinariamente iba de la oficina al departamento rentado por la empresa y de regreso. Los días iban sufriendo pequeñas variaciones, hasta que una tarde, regresando de la oficina, notaba que las calles eran de tierra, el departamento una choza, mis compañeros de trabajo guisaban en anafres y se respiraba ansiedad. Comencé a notar la presencia de rebeldes, llegaban con rifles automáticos y merodeaban por todas partes. Tenía llamada con la líder de proyecto en la India, ella me decía que si quería regresar a casa podía hacerlo.
No había vuelos. El país estaba en toque de queda y no había lugar en hoteles. Estaba frita.
Desperté al sonido del despertador, para prepararme para la conferencia de las 7:30 am.


domingo, enero 07, 2018

Pre cataclismo

La ciudad de México sufre de múltiples terremotos de alta intensidad. El Faraón, la progenitora, la tía y yo, nos damos a la tarea de escoger sólo unas prendas a llevarnos. Se viene "el grande" y hay que huir de la ciudad. Desesperada, trato de seleccionar de entre mis pertenencias, indecisa y desesperada sollozo de incredulidad. ¡Cómo es que llegamos a esto!

Los edificios con grietas, nuestra casa con la estructura partida.
Apresurada tomo algunas prendas y comienzo a ponerles plástico. Me dicen que escoja sólo una bolssa de mano. No puedo elegir, quisiera llevármelo todo. Pensamos poner todas nuestras cosas en el piso de abajo, y ya cuando los escombros se levanten, podríamos buscarlas. Sin embargo, se me hace absurdo. Se me ocurre. "Mamá, ¿y si nos vamos a vivir a Tlahuica?", "Hija, esa es una maravillosa idea".

Despierto.´

Me doy cuenta de lo absurdo del sueño. Tlahuica era un fraccionamiento en Cuautla, donde teníamos una casa de fin de semana. Estaba muy cerca del volcán Popocatepetl, lo cuál lo hacía un tanto peligroso después de que el volcán comenzó actividad por 1994...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...