domingo, enero 24, 2016

2016

Recibí éste año con los pies lastimados. Tal vez no calentar apropiadamente antes de bailar, o utilizar zapatos inadecuados.

El caso es que este detalle ha impactado enormemente mi vida. Mi rutina de ejercicios se ha visto severamente afectada, no sólo ocasionando frustraciones físicas, sino emocionales y psicológicas.
Entré en una especie de depresión, aunque he estado evadiendo la situación, es la realidad.

Aunado a que en el trabajo los proyectos se han ido cerrando y la mayoría de los recursos estamos disponibles. A resumidas cuentas, no he tenido proyecto alguno desde la mitad de Noviembre, lo cuál lo hace doblemente depresivo.

Amistades desearían estar en mis zapatos, pero en realidad no es una situación fácil. Tendré que observarme desde fuera para ver qué no estoy aprovechando.

Los días se pasan obscuramente y no quiero perder tiempo, pero cada día siento menor energía y nuevos achaques aparecen.

Ok, esto sólo fue un derroche de palabras que no pienso repetir. Me he propuesto mejorar mi visión sobre el presente y el futuro.

Espero que no sea otra de esas crisis existenciales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...