viernes, enero 24, 2014

Ultima voluntad

Su deseo es que viajemos. Le prometo viajar al mundo. Nos dirigimos a la pista de despegue. Existen unos objetos voladores parecidos a los ovnis. Subimos a uno por un claustrofóbico tobogan. Al salir al otro extremo, es una sala circular enorme, mesas como de cafetería. Nos abrochamos los cinturones y despegan las pequeñas naves. El overkill y yo viajamos hacia Canada. Sin embargo, el objeto volador hace paradas frequentes.

Suena el despertador.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...