viernes, septiembre 27, 2013

Fin de semana reflexivo

El faraón me pidió que lo acompañara este fin de semana y tener una sesión de masaje con un Lama tibetano... mmmhhh sí, eso mismo pensé. Había decidido ir con él. Sin embargo, al saber que el viaje será de 6 horas en auto, casi 7... para luego del masaje tener dos opciones: o turistear en Chicago, o turistear en Milwaukee. Tiene un curso de lunes y martes y sería regresar el martes en la tarde otras 8 horas de regreso.

Como trabajo de forma remota, me hubiese sido "sencillo" ir. Pero, no me gusta la idea de ir sentada más de 3 horas y además con la lata de cada mes. Sí ya sé estimado lector. Ni yo estoy para contarlo, ni tú para leérlo.

En fin.

Este fin de semana será de depuración:
  1. Alimenticia
  2. Espiritual
  3. Mental/Emocional
Mi viaje a México fue cansado, no sólo por la empacada y mudada del overkill a terruños de la peque, sino que emocionalmente aunque en su momento aparentemente no me afectó, sé que el subconsciente juega trucos y las arenas movedizas de la muerte de mamá estaban jalándome los dedos de los pies. Este fin de semana será para fortalecer los músculos y lograr sacarlos de ese mazapán húmedo de la depresión.

Además, está la salud de mi hermano... que sigue sin comprender que si no se alimenta sanamente, su hígado claudicará.

Me siento como anestesiada. Hoy de plano no siento nada.

martes, septiembre 03, 2013

Torreón

Estaba por ir a Torreón a una consultoría. Sabía que el ejecutivo de aquella empresa eras tú. Trataba de comunicarme contigo por texto o correo electrónico, pero mi "tablet" sacaba imágenes pornográficas cada vez que seleccionaba tu usuario.

Finalmente y el mero día de mi llegada, me dicen que acabas de salir de trabajar y que regresarías mañana. Tecleo finalmente el correo en la oficina y te lo envío. Tomo un taxi y aparentemente mi amiga VV está con sus padres en el interior del mismo. Nos saludamos cordiales pero como si ya nos hubiésemos visto antes, con poco entusiasmo.

Me despierta el ruido del faraón en la obscuridad y su pastillero, son las 3.45 de la mañana. Vuelvo a dormir.

La secuencia del sueño brinca, no recuerdo.

Despierto a las 7 sin haber descansado lo necesario, me duele la cadera izquierda y la ingle. No sólo te apareciste en mis sueños el día de tu cumpleaños el 8 del 8... sino que ahora el 2 de septiembre. Qué querrás? recuerdo que cuando te pensaba ahí estaba sonando el teléfono. Tal vez te acordaste de mí brevemente, o tal vez sólo salté a una vida paralela.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...