lunes, mayo 13, 2013

Danza y... feromonas?

Salí con calma y me dirigí hacia mi clase de baile. Hoy mi día no fue muy productivo, ya que estuve falta de concentración.

Tras algunas coreografías, me comenzó a llegar un olor muy fuerte. Me percaté que era yo. No sé si sean los cambios hormonales, pero pareciese que en lugar de axilas (sobacos) tuviese dos gigantescas vaginas.

Durante la sesión de abdominales hice mutis y me fui al baño a lavar y perfumar (no hay regaderas).

Qué situación tan embarazosa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...