miércoles, marzo 27, 2013

Ternura ternera

Mamá se acercó a mi con el refractario pesado con una masa que no podía distinguir.
"Hija, no sé cómo preparar la ternera" -Con cara de preocupación-
"No importa mamá, sólo métela al horno"
Mamá en lugar de meterla al horno, la dejaba en la estufa hirviendo en el refractario. El agua chapoteaba por todas partes y la ternera sin piel se movía llorando y abriendo los ojos, que en lugar de negros estaban blancos.
"¡Mamá!, ¡la ternera sigue viva!, ¡mira!"
Para ese momento, ya había saltado del refractario y estaba entre la pared y la estufa. Al acercarnos, era un adolescente desnudo cubierto en una especie de capa viscosa blanca.

~~~

Estoy en casa de abue, mi tía me pide que las ayude, al parecer estan organizando una reunión. Estamos recorriendo patios que parecen el de una escuela. Caminamos y está lleno por doquier, la gente difícilmente nos deja caminar. Al final de uno de los pasillos y afuera de uno de los salones, veo el rostro de mamá, quien se alegra de haberme encontrado.
"¡Hija! ¡aquí estoy!"
Corro hacia ella, me sonríe. Despierto.

~~~

Vuelvo a dormir y se me acaba de olvidar la última fracción del sueño.

1 comentario:

Carla Fuentes dijo...

Nefer! Hace mucho que no te visitaba, soy Carla, te acuerdas de mi? Te mando un gran abrazo con una sonrisa que me dibujó leer tu emotivo post. Besos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...