viernes, noviembre 08, 2013

Despopoche

Hoy es uno de esos días en que tengo ganas de "despopochar" hasta el cansancio... pero creo que no vale la pena inundar al universo con negatividades provenientes de cambios hormonales. Y no me refiero a menopausia o pre menopausia o como le llamen.

Simplemente que se supone que estos días son los comunes para este tipo de estados de ánimo. He andado sin apetito últimamente, me lleno con poco y me inflo como pelota.

Voy a seguir observando, para seguir con la prevención del innombrable.

Es curioso, al escribir esto, me acuerdo de mi abuelita y de mi mamá,... cuando algo malo iba a salir de mi boca, solían decir: "si no es bueno, no lo digas..." y mi abuelita seguía con el acto de la persignación, pero mamá decía que el poder de las palabras era fuerte y se podría materializar. Claro, esto muchísimo antes de que cumpliera la mayoría de edad. ¿A dónde se les habrá ido esa sabiduría? no... no me refiero al caer en supersticiones.

Las palabras sí dejan huella. Pueden hacer sentir bien a alguien, o pueden destruir. Pero además, pueden generar una especie de reacción en cadena, propagándose como ondas expansivas en el espacio y en el tiempo, a través del universo. Sí ya se, estimad@ lector(a). Si no meditas, no me comprenderás. Pensarás que tú no crees en esas supercherías y vamos, para qué sigues leyendo.

Pero si tienes un poco de curiosidad, cuando caiga la noche (como en estos momentos) y un poco más tarde, pasada la media noche, cuando hay un silencio infinito y la obscuridad te tiende su manto... siéntate sól@. Respira profundo y concéntrate sólo en eso, respirar... hasta que eres un@ con la respiración.

Sin pensamientos, sin emociones... observación... observación...

Si sabes observar, me entenderás.

Me retiro por el momento... un beso a los que transformaron su materia, pero siguen entre nosotros.

jueves, octubre 03, 2013

Arbol de la noche triste

En una de las redes sociales, una amiga de la preparatoria preguntaba sobre árboles. El primer árbol que vino a la mente fue el del tule de Oaxaca.

Sin embargo, el que veía a diario camino a la gimnasia era el "árbol de la noche triste", donde en el 1520 Hernán Cortés lloró su batalla perdida vs. los mexicas y que a principios de los 80s fue incendiado por vándalos.

Recuerdo el camino diario al INDE (Instituto Nacional del Deporte) y papá o mamá haciendo mención al árbol de la noche triste. Antes libre en el camellón, ahora cercado.

Cuánta historia en ese pedazo de lugar. Y pensar que desde los 80s no paso por ahí. En mi próximo viaje al DF creo que tomaré esa ruta y veré su estado y sirve que veo qué pasó con las instalaciones de lo que fue el INDE.

viernes, septiembre 27, 2013

Fin de semana reflexivo

El faraón me pidió que lo acompañara este fin de semana y tener una sesión de masaje con un Lama tibetano... mmmhhh sí, eso mismo pensé. Había decidido ir con él. Sin embargo, al saber que el viaje será de 6 horas en auto, casi 7... para luego del masaje tener dos opciones: o turistear en Chicago, o turistear en Milwaukee. Tiene un curso de lunes y martes y sería regresar el martes en la tarde otras 8 horas de regreso.

Como trabajo de forma remota, me hubiese sido "sencillo" ir. Pero, no me gusta la idea de ir sentada más de 3 horas y además con la lata de cada mes. Sí ya sé estimado lector. Ni yo estoy para contarlo, ni tú para leérlo.

En fin.

Este fin de semana será de depuración:
  1. Alimenticia
  2. Espiritual
  3. Mental/Emocional
Mi viaje a México fue cansado, no sólo por la empacada y mudada del overkill a terruños de la peque, sino que emocionalmente aunque en su momento aparentemente no me afectó, sé que el subconsciente juega trucos y las arenas movedizas de la muerte de mamá estaban jalándome los dedos de los pies. Este fin de semana será para fortalecer los músculos y lograr sacarlos de ese mazapán húmedo de la depresión.

Además, está la salud de mi hermano... que sigue sin comprender que si no se alimenta sanamente, su hígado claudicará.

Me siento como anestesiada. Hoy de plano no siento nada.

martes, septiembre 03, 2013

Torreón

Estaba por ir a Torreón a una consultoría. Sabía que el ejecutivo de aquella empresa eras tú. Trataba de comunicarme contigo por texto o correo electrónico, pero mi "tablet" sacaba imágenes pornográficas cada vez que seleccionaba tu usuario.

Finalmente y el mero día de mi llegada, me dicen que acabas de salir de trabajar y que regresarías mañana. Tecleo finalmente el correo en la oficina y te lo envío. Tomo un taxi y aparentemente mi amiga VV está con sus padres en el interior del mismo. Nos saludamos cordiales pero como si ya nos hubiésemos visto antes, con poco entusiasmo.

Me despierta el ruido del faraón en la obscuridad y su pastillero, son las 3.45 de la mañana. Vuelvo a dormir.

La secuencia del sueño brinca, no recuerdo.

Despierto a las 7 sin haber descansado lo necesario, me duele la cadera izquierda y la ingle. No sólo te apareciste en mis sueños el día de tu cumpleaños el 8 del 8... sino que ahora el 2 de septiembre. Qué querrás? recuerdo que cuando te pensaba ahí estaba sonando el teléfono. Tal vez te acordaste de mí brevemente, o tal vez sólo salté a una vida paralela.

lunes, agosto 26, 2013

Metro

Nos encontrábamos en el metro. Ibamos tarde y los andenes aunque con gente, eran inciertos... se acercaba la hora en que cerrarían las estaciones.

Caminando rápidamente, nos aproximábamos al anden, cuando el tren se acababa de ir. Esperando cautelosamente, frente a nosotros había un contenedor de plástico lleno de piedras preciosas. Sobre ellas, un sujetador estaba sobre puesto y de mi brazo izquierdo salía la mitad de mi sujetador. Mientras tu mano izquierda rozaba mi seno derecho entre los botones de mi blusa... ambos viendo hacia el contenerdo de plástico.

La policía hacía sus rondas y al ver los sujetadores sobre la caja, nos cuestionaban. Nos hacíamos los locos...

Corríamos, los trenes se iban. Nunca lográbamos alcanzarlos. Y como ya es costumbre entre nosotros, con urgencia de estar a solas, no hallábamos cómo frenar esa química... pero los trenes siempre nos dejaban. Estando en público eres distante... a solas en un lugar público, te haces del rogar y yo me siento enojada... sumamente enojada de que los trenes no estén disponibles y que no lleguemos a nuestro desconocido destino.

Suena la alarma. Son las 7am... hace muchísimo tiempo que no soñaba contigo. Te extraño, nuestras pláticas, camadería, caricias, escapadas fugaces, tus labios carnosos sobre los míos, tu alta estatura y tus hermosas manos.

Espero que estés viviendo una vida muy feliz, y que ahí de vez en cuando, pienses en mí. Por que evidentemente, yo sigo pensando en ti (o al menos mi subconsciente).

lunes, julio 08, 2013

Campo Minado

Caminaba por un terreno árido, quería cruzar al otro lado de la avenida pero al parecer había un sitio de construcción. Iba acompañada por alguien a quien no veía su rostro.

De repente, mis zapatos se deslizaban sobre grava y escuchaba las expresiones de los albañiles alrededor "ooohhh" y como que conteniendo el aire.

Como en cámara lenta, volteaba a ver mi pie, hundido en grava y al lado varillas con cables. Sí... estaba por caer en el área de detonación. Parecía que detonarían aquél lugar en cualquier momento para construir los túneles.

Mi amiga me ayudaba a salir con cuidado y teníamos que cruzar aquello sobre una viga de madera. Mi amiga aterrada se asía de mi antebrazo, casi me hizo perder el equilibrio, pero logré sujetarla y sostenerme... cruzábamos al otro lado, pero nos decían que debíamos de practicarlo de nuevo, para poder hacerlo solas durante la noche a nuestro regreso.

Desperté.

domingo, junio 16, 2013

Rumbo a Guatemala

Y yo que pensé que ya no reegresaría a aquellos lugares, estoy montada en el avión, mal dormida y desorientada.
Quisiera unas largas vacaciones u otro sabático...
Creo que tengo que planear mejor el tiempo y poder hacer lo que hacía mientras estaba sin trabajo:
Pintar, dibujar, yoga y meditación. A ver si puedo meditaer estos días que mi mente lo pide a gritos.

lunes, mayo 13, 2013

Danza y... feromonas?

Salí con calma y me dirigí hacia mi clase de baile. Hoy mi día no fue muy productivo, ya que estuve falta de concentración.

Tras algunas coreografías, me comenzó a llegar un olor muy fuerte. Me percaté que era yo. No sé si sean los cambios hormonales, pero pareciese que en lugar de axilas (sobacos) tuviese dos gigantescas vaginas.

Durante la sesión de abdominales hice mutis y me fui al baño a lavar y perfumar (no hay regaderas).

Qué situación tan embarazosa.

sábado, marzo 30, 2013

Volcán

Estoy en la Ave. Lomas Verdes, caminando con amigos, desnuda y segura.Los transeúntes me ven incrédulos, morbosos. En el semáforo, decido echarme una camiseta encima. Al otro lado de la avenida me encuentro en la banqueta donde nos disponemos a trabajar. Le comento a un amigo de la primaria -aún un niño, que hay muchas oportunidades de crecimiento. Sigo caminando...

El faraón, mi peque consentido, mis hermanos y yo, caminamos por las calles de Satélite. Casi llegamos a Justo Sierra. Vemos gente saliendo de sus casas en la obscuridad, corriendo, gotas gigantescas le lava salpicann pordoquier. Tomo al peque de la mano, el Faraón, el overkill, la peque y yo, corremos para alejarnos de la lava.
Cruzamos interiores de las casas para salir al otro lado y seguir corriendo... Al ppareces vamos de Oeste a Este. El cielo está azúl noche con destellos anaranjados.

Mientras cruzamos aquéllas casas, me percato que la decoración es muy similar, una de otra. Mientras corremos, hago el comentario de que han de comprar los muebles en la misma tienda.

Salimos de la última casa. Caminamass calles abajo y llos Oxxos estan bloqueados. Las puertas cubiertas de sacos pesados formando barricadas. Nos damos cuenta hasta ése entonces, que como sólo habíamos salido a caminar, no llevábamos muchas pertenencias.

Comienzael terremoto, sólo se escucha la tiera abriéndose paso. Tomo fuertemente la amno de mi sobrino, mientras a overkill, faraón y peque les digo que se aferren a cualquier pedazo de tierra firme.

Súbitamente como comenzó aquello, terminó. El peque consentido y yo salidos ilesos, mi hermano desconcertado pero vivo, aferradoa la tierra, la peque hundiéndose en la tierra, me dice qie no me preocupe, que sigamos corriendo, que nos alcanza.

El faraón y yo seguimos ya caminando entr las calles con en peque, quien pregunta por su mamá. Las muchedumbres en lo que queda de las calles camina sin sentido, en algún momento nos dispersamos. Me encuentro sola.

Sollozo al ver que los perdí... Overkill, olvidé ayudarlo a levantarse de la tierra! Lo dejé sólo!!... Sigo caminando, en las calles puro anglosajón. Me quejo con una policía de que a los Norteamericanos les importa un pepino la familia... Cruzo ese vecindario y una tortillera me señala el camino: "señito, allá está su hermana" sin darle las gracias, veo cómo la peque hace extraños movimientos con los brazos, mienttras se comunica con su gato que está de mi lado del peñasco.

Sigo al gato y lapeque y yo nos reunimos y nos abrazamos. Le pregunto por mi sobrino y desapegada y despreocupada como siempre, me dice que la última vez que lo había visto, había sido en casa de una de sus amigas y que se había querido quedar.

Yo sollozo y descontroladamente lloro diciéndole que dejamos a Overkill atrás, que no lo había visto desde terminó de desgajarse la tierra.

Despierto.


miércoles, marzo 27, 2013

Ternura ternera

Mamá se acercó a mi con el refractario pesado con una masa que no podía distinguir.
"Hija, no sé cómo preparar la ternera" -Con cara de preocupación-
"No importa mamá, sólo métela al horno"
Mamá en lugar de meterla al horno, la dejaba en la estufa hirviendo en el refractario. El agua chapoteaba por todas partes y la ternera sin piel se movía llorando y abriendo los ojos, que en lugar de negros estaban blancos.
"¡Mamá!, ¡la ternera sigue viva!, ¡mira!"
Para ese momento, ya había saltado del refractario y estaba entre la pared y la estufa. Al acercarnos, era un adolescente desnudo cubierto en una especie de capa viscosa blanca.

~~~

Estoy en casa de abue, mi tía me pide que las ayude, al parecer estan organizando una reunión. Estamos recorriendo patios que parecen el de una escuela. Caminamos y está lleno por doquier, la gente difícilmente nos deja caminar. Al final de uno de los pasillos y afuera de uno de los salones, veo el rostro de mamá, quien se alegra de haberme encontrado.
"¡Hija! ¡aquí estoy!"
Corro hacia ella, me sonríe. Despierto.

~~~

Vuelvo a dormir y se me acaba de olvidar la última fracción del sueño.

viernes, marzo 08, 2013

Loca ansiedad

Comienza poco antes de ir a dormir... como si yo hubiese hecho algo muy malo y mi conciencia me estuviera atacando durante segundos, minutos, horas... sin saber qué es lo que hice mal.

Duermo. Tengo pesadillas o sueños de intensa actividad, de los cuáles, poco recuerdo ya. Resultado: despierto exhausta y empapada de sudor.

A veces siento ganas de pegarme un tiro y ser nada. ¿Será que voy entrando en la tan nefasta etapa femenil que toda mujer alucina? o simplemente tengo ya una depresión crónica de poco más de dos años. No lo sé, pero no me interesa ir a psicólogos que poco hacen por uno y les encanta recibir tajadas de los psiquiatras a los que refieren y éstos últimos, de los medicamentos que recetan.

Estoy cansada. Mental, física y emocionalmente agotada. Pido paz, sólo eso. No quiero más.

viernes, enero 25, 2013

Nonato

Con urgencia de ir al baño, le preguntaba a aquél amigo de muchísima confianza, dónde podría ir, puesto que en aquél edificio no había más que un cuarto en donde existían "camas" de la morgue, que en realidad eran fregaderos tamaño cuerpo humano parecido a los que muestran en las series de CSI.

Tanta era mi urgencia, que me subía las enaguas y bajaba la ropa interior y me sentaba en aquella fría mesa... en lugar de lo esperado, sangre a borbotones corría hacia aquél desagüe.

Salía lleno de burbujas, y cuando éstas cedían, dejaban ver diminutos fetos formando una larga cadena y fusionados a algo parecido a un cordón umbilical. Yo tomaba aquella regadera de mano y mientras me lavaba, lavaba aquéllo que había salido de mi.

Al avisar a los míos, volteábamos a aquella mesa, y en lugar de los diminutos fetos, se había consolidado aquello en un hermoso bebé todavía en aquél pegajoso saco. No se movía.

°-°-°

Triste salía de aquella situación y a la vuelta de la mesa, era un puesto donde vendían cosas diferentes, entre ellas un hermoso y diminuto perro que obedecía órdenes y me miraba profundamente a los ojos, como si me conociese.

Lo voy a tomar, cuando una señora gritando me dice "lo siento, lo acabo de comprar, pero si quieres, lo puedes cargar". Con decepción, lo tomo entre mis manos y me percato que es un robot de baterías, su piel es terciopelo y no estaba vivo.

martes, enero 15, 2013

Zuricalday

Caminaba en aquella ciudad, al parecer iba de trabajo y acompañada por un Hindú, exploraríamos por el fin de semana.
Él insistentemente quería ir a un parque en particular, para ver algún lugar sagrado. Yo, me encontraba con amigos de la infancia al patear calles y les insistía en ir a aquél local comercial que "casualmente" se me había "atravesado" en el camino: Zuricalday, la pastelería vasca cuyos Rusos me volvían loca.
El hindú a regañadientes se sentaba mientras yo ordenaba mis rusos... por error la mesera me trae una natilla que con gusto deleito mientas ella misma se percata de que aquél no era un ruso. Disculpándose corre al mostrador para traer lo propio. Me indica que no coma todo de un jalón, pues es demasiada azúcar.

Yo, mientras ya había terminado la natilla, el choux relleno de chocolate, etc.

El llamado de la naturaleza me despierta.

Tengo ganas de un ruso.


jueves, enero 10, 2013

Distracciones inútiles

Hoy debo confesar, no hice gran cosa de trabajo. Me siento culpable. No pude concentrarme. Pospuse mi examen de la certificación cuatro semanas más... el chistecito salió algo caro pero prefiero eso a tener que pagar otro examen por haber suspendido.

Me siento perdida, insegura, triste, cansada. Los dolores de ovario han vuelto. Tal vez es éste... sólo un día gris. Espero que mañana mi estado de ánimo esté mejor.

No tengo paciencia. Hablo con mi hermano a través del juguete tecnológico y me doy cuenta de que soy un ogro. El pobre ya no verbaliza correctamente sus ideas y eso me pone los pelos de punta, tanto que me exaspero y lo agredo. No me cabe en la cabeza que ésa enfermedad se lo acabe poco a poco.

Estoy triste.

El faraón me apoya en todo, TODO TODO TODO... y me siento como una mal agradecida, pues no hago más que desesperarme de todo. Mamá me lo decía, no valoro lo que tengo. Mamá habría tenido una vida muy feliz de haber conocido a alguien como el faraón.

Creo que caigo en uno de esos terribles clichés, pero bueno. Para qué ahondar en esos temas que no valen la pena.

Estos días en los que me siento cobarde, los detesto. Soy la mujer más cobarde de este planeta. Al menos así me siento en estos momentos... tratando de huir de todo y de todos... de rumiar en mis pensamientos, de olvidarme que el mundo gira.

Quisiera ser niña de nuevo, con la espontaneidad de todo, sin dejar que nadie me diga como pensar.  Por que ése es mi problema... el pensamiento. Recuerdo que aunque me decían que de niña yo era demasiado ingenua, era feliz. Lo pervierten a uno "enseñándolo a analizar todo". De qué sirve analizar si sólo basta con la observación: la experiencia directa.

Es una tortura el pensamiento. Es un matón que te ata a cadenas, saca un cuchillo y te araña el cuerpo mientras cruel ríe y se burla de tu sufrimiento.

Quiero dejar de pensar, para dedicarme de nuevo actuar. Lo bueno es que mañana es una nueva oportunidad de empezar con el cuadernito en blanco. Ah esos cuadernos, como me enloquecen. Para seguir llenándolos de palabras, o coleccionándolos vacíos. Tengo un par de cajas llenas de cuadernos vacíos en el sótano... esperando ser llenados con las inútiles y necias palabras de una loca que no deja de pensar en todo tipo de cosas. He llegado al grado de comenzar a utilizar una herramienta electrónica... www.thebrain.com si... esto ya está llegando a límites impensados.

lunes, enero 07, 2013

Paralelismo

El vuelo no fue sereno. Bolsas de aire interrumpieron mi accidentado sueño. Aterrizamos. Tomo mi pequeña maleta en aquélla gélida puerta y camino por el pasillo.

Este viaje fue como visitar aquella otra vida paralela, en la que la realidad es aún más áspera. Mi hermano, cuyo hígado aún más deteriorado, requiere de mayores cuidados. Solo, en una casa en la que el tiempo se detuvo: artículos de mamá por doquier, fotografías... y por otro lado, el deterioro de aquella casa sin mantenimiento. El techo se cae por humedades y el ambiente lleno de moho.

Mi mente regresa al pasillo mientras camino hacia el área de equipaje. Me parece inaudito que alguien de mi familia viva en semejantes condiciones. Pienso en lo "mejor" que estaría mi hermano viviendo conmigo. Pero también pienso en la dependencia a todo y a todos por su enfermedad.

Él prefiere vivir en Cuernavaca... aunque pensándolo bien, está mucho más cerca del Hospital de Nutrición, que donde reside.

Estoy mental y emocionalmente agotada. Uno de los años en los que renuentemente volví a mi país. Ya sin mamá y con todo este rollo de una enfermedad autoinmune que ataca a mi hermano, todo el panorama se torna de cualquier color menos de los más bellos.

Regreso a la "realidad", la mía... que pinta de un tono más pálido y que a comparación a la de mi hno. soy afortunada aún de contar con una salud estable. Triste, pero empiezo este año con todo lo que implica. La certificación a cuestas y un trabajo que no siento mío.

Comienzo la semana.

Ah!, ... Felíz Año Nuevo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...