jueves, octubre 11, 2012

Agencia central de inteligencia

Foto: internet
Con la creciente ola de desempleo, andaba por la ciudad. Entraba al tour de la CIA y me colaba a la oficina de empleo. Llenaba formatos, entregaba fotografías, para posteriormente darme mi nueva identidad. Un nombre rarísimo y una firma que tendría que aprender a "caligrafear". Me daba cuenta que no me había salido la firma y con temor a "regarla" en futuras asignaciones, pedí que me regresaran mi expediente. "Lo siento Nefer, se tienen que ir para aprobación y para ser ingresados en el sistema de protocolos". Yo ponía mi cara de desesperación y la agradable asistente, me decía que OK. Me dio el folder con mis documentos y me pidió que los entregara antes del anochecer. Corregía la firma y entregaba los documentos.
Después caminaba por donde sería el tour y un estrés y ansiedad me inundaban el alma: "¿por qué entregué mis datos?, ¿quién sabe para qué posición me vayan a dar trabajo!?, ¡me van a investigar hasta las manitas y descubrirán mi blog y tendré que cerrarlo!... tengo que regresar por el expediente, mejor no quiero trabajar aquí...".

Me la pasaba en pasillos, luego me encontraba con mamá, veía situaciones pero no escuchaba voces...

Desperté con el pantalón empapado. No era sudor, me estaba desangrando. Aunque me había preparado la noche anterior, las precauciones fueron insuficientes para esta masacre.
Foto: Internet
Débil de un brinco, pasos largos y en puntitas llegué al baño, hice un striptease, lavé aquél desastre y me metí a bañar.
Me encapuché hasta la nariz y me fui a bailar. Sí. El clima en Octubre no se supone que sea tan gélido. Me fui sin desayunar. Terminé la clase de baile, luego al quiropráctico y acabo de regresar, desayuné tarde, pero ahora me siento un poco mejor. Sigo con dolores extraños por doquier, espero que cedan en los próximos días.

1 comentario:

Anónimo dijo...

espero estes mejor

babik

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...