lunes, marzo 26, 2012

Emociones Volcánicas

Estos últimos días verdaderamente han puesto a prueba mi paciencia. El sábado después de la clase de baile, el Faraón y yo fuimos a comprar la despensa. Después, pasamos al acupunturista. Tras prometer que ayudaría a que fluyera el Qi estancado en la pelvis y decir que el dolor desaparecería, salí de allí molida.
Llegando a casa apenas y me arrastré hasta la cama. Cero energía, dolor sordo en la pelvis izquierda, cansancio, irritabilidad, frustración, etc. El domingo todo el día con ese dolor sordo, que tal vez la acupuntura agudizó. Mi vientre bajo parecía un cubo de hielo, a pesar de la temperatura ambiente, la piel estaba súmamente fria. Mala señal, significa que la endo esta de regreso y de manera sumamente agresiva.

Tantas cosas surgen en mi mente: una operación más, ¿por qué a mi?, no otra vez, ¿habrá alguna cura?, ¿y si degenera en lo de mamá?, ¡ya basta!, ¿y si el faraón se harta de mi?, tengo que encontrar trabajo, ya me imagino los gastos médicos y yo sin trabajo; y yo que quería ver al OK...; falta mucho para el 4 de abril, tengo frío...


Cada pensamiento viene con su derroche de emoción y energía propia de la materia oscura del universo. Trato de ser positiva, pero ese agujero negro me "chupa" hacia el abismo.

Estoy sumamente irritable, siento que a la menor provocación voy a estallar... como el mega-volcán. No sé qué hacer, estoy muy triste, frustrada, me siento insegura y ya ni siquiera puedo llamarte. Mamá no sabes cómo me haces falta. Ya sé que tú me dirías que siguiera las indicaciones de aquél descabellado médico y que procediera con la cirugía completa. La verdad es que no quiero sufrir problemas de huesos a esta edad, todavía no es mi tiempo. Tuve una pequeña muestra de lo que sería el no contar con mis órganos, aquella vez que me dieron el Lupron. No quiero ser un monigote sin emociones, con una vida plana. Necesito sentirme viva, aunque esté histérica y no sepa qué hacer. No sé qué  hacer con mi vida, pero ya no quiero estar en este estado de desasosiego, sin ver la luz al final del túnel, con miedo de todo. Con miedo al miedo.

No me gusta estar emocional, me gusta un término medio... en el que existan emociones pero prudencia. Ni tan alocada, ni tan plana. Sé que he dado al traste a mi salud por no comer a mis horas. Seguro los niveles de estrógeno están por el aire. Ni hablar.

1 comentario:

NORMA ASCENCIO dijo...

te mando un abrazo, y que todo mejore... sobre todo el ánimo :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...