martes, enero 10, 2012

Pesadillas

Anoche no cené... y a pesar de ello, tuve una espantosa pesadilla en la que mi hermano aparecía. Es tan horrible que ni ganas de escribirla. Sólo sé que gracias a todos los cielos, fue sólo una pesadilla. Aún así, tengo la inquietud de llamarle a Overkill, pero es complicado hacer llamadas desde aquí. Ojalá en un futuro cercano, cuente con un teléfono desbloqueado para poder comprar las famosas SIM cards locales mientras viajo.

Extraño a mamá. Hoy amanecí chipil.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...