lunes, mayo 23, 2011

Descarrilada

Y ya que estaba encarrilada con el baile, ejercicio y rutina cotidiana, tuve que dar al traste con todo:

Mientras concluíamos una rutina en la clase, perdí el equilibrio y para proteger el tobillo que me había lastimado hace casi dos años, de alguna forma me enredé con el otro y zas! rodó hacia adentro y luego hacia afuera. Así que tengo un esguince menor, pero no deja de ser doloroso y molesto, además de que el médico indicó no poner peso en el pie afectado y mantenerlo elevado... ahh  si, y utilizar muletas.

Esto sucedió el sábado 21 de mayo a eso de las 11.40am.

A ratos estoy de un humor que ni yo me aguanto... se lo atribuyo a la frustración de no poder hacer gran cosa. Ya había avanzado bastante en casa, para poderme dedicar de lleno a encontrar un empleo.
Ni hablar.

Hoy mi pie amaneció mejor, ya pude apoyar un poco más, me deshice de las muletas, pero aún tengo dolor. Trataré de seguir moviéndolo para que no se quede atrofiado y claro, tenerlo firme con la venda para que haya soporte por el momento y continúe bajando la inflamación...

1 comentario:

Tattvatah dijo...

Hola preciosa, espero que reflexiones por que te pasan con frecuencia accidentes. Creo que seria bueno ver si te saboteas, o si te pones en el lugar y la hora je. No te creas, solo cuidate mucho y espero te sientas mejor pronto porque es muy feo sentirse incapaz de caminar o de apoyarse.
Ypensandolo bien, podría ser algo como ¿La falta de apoyo por la ausencia de tu mami? Bueno te lo dejo de tarea, te quiero, besos.!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...