martes, mayo 10, 2011

10 de mayo

Aunque el 10 de mayo es simbólico, como decíamos tú y yo... lo celebrábamos todos los días, cuando pasábamos largas horas al teléfono.

Puedo afirmar con seguridad que me siento tranquila y hasta un tanto contenta. Pensé que hoy sería un día triste, pero me sorprende que aún con tu ausencia, el vacío no se siente vacío. ¿Será porque te siento cerca?

Recuerdo cuando sentada junto a mí leías mientras posteaba en este blog. Te sorprendían la cantidad de visitas y las monerías de la página, me tenías en la más alta estima. Las cosas que para mi eran tan sencillas, a ti se te hacían una complicación y me atribuías el título de "mi hija la campeona"... que utilizabas en todos los ámbitos.

Era tu campeona cuando:
Estaba en la gimnasia y te emocionabas en las competencias
Regresaba a casa con mi boleta, aunque no era de dieces, me decías para fraseando a papá "tu tenacidad nos sorprendía"
Dudosa y temerosa te pedía consejo cuando estaba perdida, me asegurabas que seguía siendo tu campeona
Batallaba en cualquier ámbito, te encargabas de recordármelo...

Lástima que no fui una campeona en salvarte la vida, pero eso estaba fuera de mis manos... Pero con gusto te digo que agradezco todo lo que me diste y enseñaste, tu cariño, comprensión, amistad, correctivos, gustos, bromas, "picones", me introdujiste a la meditación y por la meditación conocí al Faraón.
Me hiciste reflexionar en momentos de debilidad, sobre todo, me enseñaste a ser honesta conmigo misma, por mucho que doliera. Muchas gracias, te amo con toda mi alma y siempre estás conmigo.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...