jueves, abril 07, 2011

Ahora si, primavera?

Hola Má... apenas volvió a salir el sol, aunque a ratos airoso, te veo en las nubes, te siento en la brisa, te huelo en las flores. Estoy un poco más tranquila. El vacío ya acostumbrado creo que apenas se está empezando a distorsionar. No una distorsión negativa... sólo un garabato de emociones pero ya no de pánico por tu ausencia. Más aceptación.
Sigo con mis clases de baile, masaje una vez al mes y empecé a ir con una psicóloga -según esto muy buena- y pues a ver, apenas tuve mi primera sesión el martes. Creo que he avanzado más yo sola. Pero hay un largo camino por recorrer. Tal vez ya la semana que viene me enfoque a encontrar trabajo ya en forma. Con los cansancios y rarezas en estado de ánimo y salud, no me sentía con la cabeza ni la energía de emprender nada. Hoy mi estado de ánimo me indica que estoy mejor cada día, además de que me he alimentado mejor. Ya no estoy tan obsesionada buscando "curas o medidas preventivas" para tu enfermedad. Sé que eso es una lotería y así como te tocó a ti, tal vez no me toque a mí, o al menos, no necesariamente,... y si así fuera, pues ya será a su tiempo. Hoy, me siento bien dentro de todo, aún tengo energía y hasta un buen humor. Me acuerdo cuando platicábamos horas y horas, reíamos, nos abrazábamos, bailábamos, hacíamos payasadas... y también recuerdo nuestras discusiones tontas que al final siempre acababan en risas...
Aún no supero el ir de compras. No puedo. Tanto te gustaba que cuando entro a un centro comercial me es imposible... pateo pasillos y medio veo tiendas para al final no comprar nada y salir casi corriendo de ahí. Creo que es algo que tomará más tiempo (además de que tampoco estoy para gastar en cosas innecesarias).
Hoy fui a una clase de baile en la mañana, con otra instructora, me gustó mucho. Mientras no tenga trabajo, creo que ya la semana que viene haré la hora y media diaria. Sí... he bajado un poco de peso y algo de volumen. Qué bueno porque ya estaba amorfa.
Hay veces que me quedo con el impulso de contarte cosas... luego recuerdo... y me quedo con el suspiro en la boca. Así que decidí que cuando eso suceda, te seguiré escribiendo aquí. Al menos para no quedarme con la frustración de no platicar contigo.
No he meditado, simplemente he tenido resistencia. La casa ya está más ordenada y tal vez para el fin de semana (¡al fin!) pueda sentirme libre. Sé que a veces el perfeccionismo me atora, aún cuando algo se ve limpio, me obsesiono en pequeñeces y bueno, a veces el faraón me retrasa en mi progreso.
Piano piano, si va lontano... como me decías... a lo mejor soy muy exigente conmigo misma... otras veces pienso que no quiero caer en la auto indulgencia.
Mientras tecleo estas letras, estoy sentada en la cama. Me bañé hace un rato y me tendré que animar a vestirme para continuar con que-haceres domésticos y para su conclusión me premiaré con una hora de piano. Eso, si la energía que tengo me dura más de un par de horas... que últimamente suele durar menos.
Te quiero... mi geppettina hermosa...

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...