jueves, febrero 24, 2011

Flashback...

Estábamos donde el doctor... habías tenido náusea todo el día. El Dr. indicaba que debíamos comprarte una especie de polea para no sé qué tratamiento. La peque, insistía en que te compráramos la música que pedías. Yo indignada le decía a la peque que existían prioridades y que la polea importaba más que la música para continuar con el tratamiento. Bajaba yo entonces desde la oficina del doctor. Ustedes utilizarían el ascensor y mientras tanto yo me trepaba en aquél barandal y bajaba como los bomberos.
Estando abajo, le rogaba a la peque que fuéramos a comprar la polea. Ella insistía en que la tienda estaba cerrada, que mejor mañana. La peque quería ir por la música. Sin comprar ni música ni polea, te llevábamos a a casa. Tu casa, la de Justo Sierra, que curiosamente se encontraba en una colonia totalmente distinta. La casa era la misma fachada, pero como esquinada y en ángulo. La calle era distinta.
Caminábamos hacia la casa... comenzabas a caminar más despacio y a tambalearte... te doblabas hacia el frente y comenzabas a vomitar. El vómito traía consigo un líquido verde. Yo observaba con terror, la peque en lo suyo (?) y tu como podías llegabas hasta el portón de madera, te asías de argolla y empujabas la puerta.
Un sollozo me despierta y un sentimiento de desesperación. Sí... era una pesadilla... pero despierto a otra pesadilla: ya no estás con nosotros.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...