martes, diciembre 20, 2011

Espejismo

Aunque disfruto mucho estando en mi país, ya nada es lo mismo. Lo sé... nada es permanente. Justo al aterrizar, las llantas tocando suelo mexicano... lágrimas corrían por mis mejillas. Emoción de estar de vuelta y mucha tristeza de que mamá no está.

El llegar de nuevo a su casa... esta vez abandonada en la depresión de overkill. Me toca abrir ventanas, limpiar rincones y alzar la vista hacia el infinito. Un largo suspiro y un desasosiego profundo. Ya no estás.

Mañana llega la peque con los pequeñitos, a ver cómo nos va. El 25 llega el faraón y nos iremos a tierras oaxaqueñas a darle el último adiós a mamá. Mientras, abro su armario, veo sus cosas. Como si nunca se hubiese ido. El corazón se me encoge pero entiendo que está en todas partes, aunque invisible ante los ojos...

En fin... venir a México ahora, es como cuando iba en la carretera con papá... que en la carretera se veía el espejismo... agua en la carretera... aunque mamá está en todas partes... no lo está...

lunes, noviembre 28, 2011

Egoista

Me encuentro en casa, papá anda por ahí, la peque comenta sobre papá... yo, de malas. Mamá comentando sobre lo orgullosa que está de mi, al verme tan delgada como siempre lo había sido. Yo con todo el despotismo, le contesto frente a su amiga la "clasista" que es producto de arduo trabajo.

Mientras digo aquello, siento un fastidio inmenso a sus comentarios y reacciono negativamente a las críticas aún siendo constructivas. Con toda la pedantería, volteo a ver a mamá, quien de pronto se encuentra acostada en una cama, junto a un buró lleno de medicinas.

Despierto detestándome a mí misma por la actitud tan prepotente y estúpida con la que traté a mamá en el sueño.

Todo el día estuve de malas. Tal vez aquella copa de vino que tomé en aquella reunión + los chocolates que me atasqué. El azúcar no sólo mata, lo hace a uno estúpido.

Fui a mi clase de baile y estuve súper mareada. Tal vez fue la calefacción que estuvo muy fuerte.


sábado, noviembre 19, 2011

La la land

Con toda la aglomeración de ideas y actividad cerebral, no he podido descansar mentalmente. Hoy, decidí poner todo de lado y largarme a mi clase de baile. Feliz de haberlo hecho.

Mientras conducía, le iba tirando besos al Faraón, quien a unos metros conducía en el otro auto. Él hacia el trabajo, yo hacia el paraíso.

Llegué a clase, aunque no desayuné y dormí como unas cinco horas, tomé una de esas aguas vitaminadas... bastó para hacer algo, pero mi concentración y coordinación fue como la del oso lelo de las caricaturas. Terminando, la mitad de mi rostro derecho colgaba. Me recordó a aquella ocasión en que a mamá le pasó lo mismo en nuestra clase de baile en Arkansas... no pensé más... mi mente totalmente en blanco.

Me cambio y salgo hacia el auto. Todo se ve como es. Bello, tranquilo, aunque nublado y frío, la parvada invernal se ondula por todos los árboles. Los rostros de la gente tranquilos, sonrientes.

El tráfico estaba severo, construcción que se les ocurre hacerla en fin de semana. Sin embargo, pude tratar de relajarme, respirar profundo y concentrarme en llegar a casa, pues me sentía como si mil neuronas se estuviesen auto destruyendo.

Pensé en lo mucho que extraño escribir aquí y decidí hacer eso. I'm back people!

Lots of love :)


Trombo Emocional

Tantas cosas han pasado últimamente, pero no me enfocaré a hablar de trabajo, eso es tema para otra publicación. Aunque parte de mi estado actual se debe a ese tema...

Mi mente ha estado "sobre girada". Fui de un completo extremo de inactividad a la total actividad y ahora no hallo como parar. Creo que me he vuelto adicta a todo, al trabajo, al pensamiento, al análisis, al discernimiento... y quiero hacer un paro por unos momentos. Lo único que logró que hiciera una pausa, fue una tan dichosa cita con un nuevo quiropráctico que utiliza un método llamado Network spinal analysis.

Ya explicaré a detalle como funciona. A resumidas cuentas, es un proceso en el que después de algunas visitas constantes, se desbloquean canales energéticos y emocionales. Traté unas cuatro veces y no sentía nada. Hasta me sentía mal de ser "incopetente", pues observaba a los demás cómo todo fluía etc.

Ayer, después de horas y horas de trabajo con breves lapsos de descanso, me di a la tarea de presentarme a la sesión. Tras una breve charla con el quiropráctico acerca del estado de mi salud actual, nos dirigimos a la mesa de masaje. Boca abajo y respirando profundo mientras el hacía su "magia".

Después de media hora, me hizo sentarme como montando a caballo en aquella mesa. Se puso detrás de mi y me estiró la columna, cabeza, caderas, de tal forma que estaba totalmente espigada. Con los hombros hacia atrás y abriendo el pecho, entonces comenzó a tocar con su índice justo donde empieza el esternón.

De la nada y de forma abrupta, comencé a llorar... no había poder humano que parara aquél llanto, mientras lloraba, el el voz baja y tranquila, me decía... eso es, de eso se trata todo esto, déjate fluir, llora, vive la emoción, respira profundo y déjala fluir, estás en un lugar seguro.

Pasaron unos minutos y me pidió que comenzara a respirar. Lo hice y luego me pidió que me acostara boca arriba para descansar. Las lágrimas no dejaban de fluir y todas las emociones de todos los años, de todas las circunstancias y de la humanidad entera corrieron por el costado de mis ojos escurriendo hacia mis orejas.

Días antes estaba incrédula... no pensaba que esto iría a funcionar. Ahora, estoy sorprendida positivamente, porque un dolor que traía clavado en la espalda del lado derecho, después de aquella sesión, cedió!

Platicándole a Overkill por teléfono, me ilustró con su creatividad, nombrando aquél episodio como que yo tenía un "trombo" emocional y que salió como tapón de sidra.

... pero no, no se me ha quitado el insomnio.

miércoles, noviembre 09, 2011

Volviste

A mis sueños... después de largos meses de ausencia, apareciste de nuevo... como siempre inaccesible, escurridizo... nos vemos con discreción aunque la química traicionera nos atrae como magnetos, nos mantenemos a distancia.

Tenía presente y vívido el sueño... después de todas estas horas, extrañamente lo he olvidado. Te me has venido seguido a la mente, me pregunto cómo estarás en distantes tierras, si ves la misma luna que yo veo, si suspiras por tus sueños y te despreocupas como lo hacías en antaño. Yo tengo presente a aquél de aquellos años, sé que no eres el mismo... ojalá no pierdas tu escencia. Extraño nuestras charlas, nuestra complicidad.

Que la luna te cobije e ilumine tu camino.

martes, noviembre 08, 2011

Luna y fin

El estrés del trabajo me lleva emocionalmente a un torbellino sin salida. Decido salir desesperada a caminar. Salgo por la puerta trasera. La luna en su apogeo. Luna llena, luna hermosa. Luna de mi alma. Misma que veía cuando estaba contigo. Respiro profundo. Sollozo. Las nubes en la claridad del cielo, aunque anocheciendo, borreguitas pasajeras. Me acuerdo de ti cuando decías... "cuando las nubes parecen borreguitos, es que se viene el frio".

Caminé hacia el jardin del frente. Decidí entonces patear las calles. Subí a cuestas por la acera... en cada paso, las lágrimas desesperadas corrian atraídas por la fuerza de gravedad... Cada paso, sentía como cristales caían de mis párpados... sollozaba sin sonido, respirando profundo y sintiendo ese terrible dolor en el pecho. No el dolor físico, sino el del vacío que dejaste. Aunque decías que ya nada importaba y que en realidad trascendiste, me sigues haciendo mucha falta. Sobre todo ahora, que no tengo a quién platicarle mis penurias.

El Faraón aunque es un apoyo fuerte y tierno, no comprende todavía la magnitud de la pérdida de un ser querido. Más aún de una madre... una madre que siempre fue tan querida... tan adorada. Sigo paso a paso. Sin pensar, estamos en las calles de Justo Sierra, transportada en el tiempo y en el espacio, tu yo yo tomadas del brazo, caminando, riendo, viendo las casas... en la noche con las luces de adentro prendidas... pensamos en las miles de familias que hay en este mundo. A su vez, tantos mundos en cada casa. sus cortinas, su decoración... luego nos reímos de bobadas, palabras inventadas, términos locuaces... luego tus desvaríos filosóficos... que en su mayoría terminaban en risotadas con incontinencia "vejigal". Sonrío mientras sigo llorando. Cómo demonios te extraño.

Mi compañera, mi hermana, mi mejor amiga, mi madre. Eras todo en una. Llego a la otra cuadra, donde la acera abruptamente termina y continúa con césped. Me detengo. Curiosamente ese término abrupto coincide con tu partida. Con como me siento. Partida, abruptamente cortada, terminada, en vacío. Perdida.

Decido dar la media vuelta y volverme a casa. Cada paso una lágrima... una respiración profunda, una tristeza y un adiós. Observo las emociones y poco a poco me tranquilizo. Te amo. Te extraño.

sábado, octubre 22, 2011

Diablito Molón

Saliendo de mi clase de pintura en la que no di una, según yo iba a ir a sólo ver chácharas a aquella tienda. Como si un pequeño demonio se introdujera en mi bolsillo, me picaba con el trinchete mientras yo débil y fémina recorría los pasillos de aquella atractiva tienda.
Resultados... dos pares de botas, unos zapatos deportivos para correr, tres faldas, dos pantalones, cuatro blusas, una lámpara para mi buró, tinta dorada para la clase, unas libretas para dibujar, unas cazuelas de cuisine art que estaban a precios impensables (muy por debajo del precio de venta), 3 gorros, un par de guantes.

Después fui a la tienda de productos naturales y compré algo de fruta, comida para mi "lunch" de mañana... que sale mejor llevar comida a la clase para aprovechar el tiempo. Regresé hace casi una hora. Me siento un poco culpable de haber gastado dinero, pero... vamos un año de no gastar y con 11kg menos... ameritaba.

Retretes

Mamá y yo caminamos por las calles de Nueva York, amigos y hermanos a la vez caminan pero nos diseminamos por la ciudad. Mamá y yo seguimos caminando y llegamos a un área que parece rural. En medio de un espacio abierto de suelo de tierra se encuentra algo parecido a un "tíovivo". Al acercarnos vemos que parece una línea que se asemeja a la de producción. La maquinaria es azúl y entre engranes, se encuentran retretes colgados a lo largo y ancho de la maquinaria. El lugar es polvoso. Mamá me pide que no respire esa "porquería". Al parecer nos habíamos topado con un centro de lavado de retretes. Todo parecía indicar que aquellos retretes llegaban en línea desde las viviendas de la gran ciudad, eran destapados (de heces) y lavados automáticamente. Mamá y yo aceleramos el paso. Me percato que mamá está débil. Nos sentamos en un restaurante, al parecer en algunos breves momentos habría variedad.

Viendo hacia el mini escenario, Kristen Stewart maquillada y vestida en su caracter de Bella, comienza a actuar. Al término, le digo a mamá que quiero su autógrafo. Bella, es decir Kristen... comienza a pasar por el pasillo entre las mesas para proporcionar autógrafos. La señora de enfrente le muestra una amplia libreta. Kristen se limita a indicarle que sólo ocupará una esquina de la hoja, puesto que no le gusta desperdiciar papel.
Cuando pasa por nuestra mesa, mientras trato de pasar las hojas de mi block de dibujo para encontrar un buen lugar, ella se limita a escoger una hoja rayada del otro lado y al reverso me extendió su autógrafo. "Esta chica me gusta" dijo mamá, "es de las ahorrativas como yo".

Vemos a los amigos y hermanos entrar el lugar, nosotras vamos de salida. Sin identificar cómo, me encuentro con mamá en un tren, mamá en bata de hospital abierta por la espalda, camina tambaleándose por aquél pasillo. Observo que otra vez se le formaron llagas en los glúteos. Corro hacia ella y veo a mis hermanos. Mi hermana como siempre, distante y ajena. Mi hermano se aproxima a auxiliar a mamá.

"Mami, voy por unas gasas y vengo a curarte", mamá se remolineaba en el asiento y trataba de que los pasajeros no le viesen por entre las tiras de la bata. La señora de al lado ayudaba a reacomodarle la bata. "Hija, no hace falta... que venga, a estas llagas les doy yo y que la muerte venga, que yo le doy".

Un sonido de un objeto muy pesado cayendo al suelo me despertó. Era el faraón, se rodó las escaleras en la obscuridad -al parecer sólo le duele el muslo. Son las 6am. Camino en dirección al baño a depositar karmas. Termino y me dirijo al otro baño a tomar una ducha, que el hindú llamará a las 7am. Al menos eso dijo. No lo creo, puesto que siempre que me dice que llama, lo hace horas después. Esta vez, no le contestaré el teléfono. Mi fin de semana es éso, mío.

Son 7.41, el tío no ha llamado. Perfecto, ahora me puedo enfocar a escribir en mi abandonado blog, en decirte querido lector que te extraño y a prepararme para mi clase de pintura china a base de tinta y agua. Una amiga hondureña de mi clase de baile y yo iremos a dar pincelazos. Ella, de descendencia china pero sin saber el idioma (chino) aunque perfecto inglés, tiene la delicadeza y la energía que yo anhelaría tener. Hacemos buena mancuerna. Tenemos gustos similares y aunque a veces puntos de vista diferentes, no interferimos la una con la otra. Me gusta su presencia.


*Ninguna de las imágenes en este post son mías. Sin intención de violar derechos de autor.

martes, octubre 18, 2011

Desapego

Es curioso cómo después de la ausencia de mamá, no siento apego alguno por personas u objetos. Siento cariño y amor hacia los seres, pero no siento esa necesidad de ser importante a alguien, la necesidad de ser escuchada por terceros... la necesidad de coleccionar objetos, de comprar por comprar, de hablar por hablar.

El depurar el sótano me ha tomado cuatro años... de los cuales 3 y medio estuvo realmente sin depurar... revolvía cosas, reclasificaba, re archivaba... pero no depuraba. Desde el domingo, tras decidir que éste sería mi sitio de trabajo ahora que comience como consultora (sí, trabajaré desde casa, viajaré a donde me manden, pero mi sitio será éste), me he dado a la tarea de triturar papeles, recuerdos, apegos, amistades que no agregan valor (no monetario, sino de escencia espiritual), de objetos que guardaba "por si acaso". Me quedó tan clara la muerte, que para qué dejar tanto tiliche al pobre que quede... basta con el dolor de la ausencia, como para además agregar cuanto objeto de "valor" que en realidad es innecesario y que de todas formas, cuando nos vamos, ni nos llevamos.

Me quedo con los bonitos recuerdos, los vividos... y claro, las fotografías... pero ya no cosas inútiles que sólo ocupan espacio y hacen perder tiempo.

Me duele la espalda... me voy a estirar.


lunes, octubre 17, 2011

Preguntas

Pues resulta que comenzaba a trabajar el día de hoy pero, al parecer necesitan hacer más papeleo de lo previsto y se movió la fecha de comienzo para el miércoles, lo cuál me da tiempo a terminar unos pendientes en casa.

Depurando el sótano, - pues es donde tengo el escritorio que no he usado - encontré una serpiente bebé, unas cuantas arañas y otros bichos (está alfombrado y demás pero por alguna razón los bichos encuentran acogedor este lugar). Organizando algunos artefactos, encontre un cuaderno de espiral, abierto no de par en par, sino como si la página del frente fuera la carátula y con dos hojas arrancadas. Al recogerlas noto en el cuaderno, la letra del faraón, en las otras dos, letra mía y en la tercera, letra de mamá.

Curiosamente son tres preguntas que se ve que son de tiempos o momentos diferentes, con tintas diferentes y que extrañamente las encuentro las tres al mismo tiempo:

Portada (Faraón): "what is the consequence of having the surgery tomorrow for s.a.?
Hoja suelta (mamá): "cuál es el camino en el momento en que ya no hay tanta juventud?
Hoja suelta (Nefer): "qué pasaría si sigo en esta relación a futuro?"

Lo que no me explico ni entiendo es cuándo escribimos esto, no creo que haya sido el mismo día ni al mismo tiempo... extrañamente las hojas vienen del mismo cuaderno. Un cuaderno viejo del faraón... aún más viejo que nuestro matrimonio -será de unos 20 años atrás-.

Yo personalmente no recuerdo haber escrito en este cuaderno, ni tampoco mi mamá!... en fin...

A seguir depurando que ya falta poco, así libre de estorbos, trabajaré en paz a partir del miércoles.

Feliz Lunes.

sábado, octubre 08, 2011

Amiga

Niñas nos vemos, cuando mamá no está
No se va, sólo trasciende
Es parte de ti...
y desde ahí observa.

Estáte tranquila, que en paz está
Ella sabe todo tu amor,
Llora, que el torrente se diluirá.

Tras el diluvio, en las aguas tranquilas
reflejará la luna su faz,
y al fin sentirás paz.

viernes, octubre 07, 2011

Para reflexionar

Después de que alguien muere, uno reconoce el legado del que se fue. Steve Jobs fue una de esas almas que dejaron y dejarán huella por tiempo indefinido.

El ver de nuevo su discurso en Harvard en el 2005, me hizo recordar los viejos sueños jóvenes que dejé en el baúl del olvido. Según yo no sabía lo que me gusta o lo que quiero, pero en realidad siempre lo supe. Me gusta crear. Durante mi carrera, a pesar de dedicarme a lo que "no me gusta", para "darle gusto a papá"... en realidad estuve aplicando lo que me gusta: crear nuevas formas para automatizar procesos administrativos con cuanta herramienta tuviera a la mano.

Me di cuenta de que tengo que tener más fe en mi misma y arriesgar, pues no hay nada que perder. De verdad que no hay nada que perder. Mamá lo decía... infinito de posibilidades, nada importa. Lo mismo que dijo Jobs en su discurso. Vaya, hasta Neo en "The Matrix"... su legendario "there is no spoon". No se debe estar al filo de la muerte para comprender esto... pero normalmente uno lo pasa por desapercibido - al menos yo lo hice, porque tal vez no lo comprendía -

¿Qué me espera el futuro? en realidad ya no me preocupa. Sólo sé que tendré un trabajo, que no sé a ciencia cierta cuanto durará, pero sin duda me servirá como una herramienta para hacer lo que mejor sé hacer y lo que más me gusta. Tomaré los cursos necesarios, las certificaciones necesarias y al fin haré realidad lo que por alguna estupidez dejé en el letargo. Simplemente me distraje de mi camino, pero no importa. Haré lo que mejor esté en mi por vivir mis sueños.

Por alguna extraña razón, desde que comenzó Octubre, siento aires nuevos... renovados en este ser. Espero que este motorcito siga inspirando y empujando.

Hoy recibí una noticia triste. La mamá de una amiga mía falleció. Tristemente no la pudo alcanzar, pues mi amiga vive en Canadá. Ahora se encuentra en México y está destrozada porque no tuvo la oportunidad de despedirse.

Aquí le dejo... la voy a llamar. Me toca echarle todas las porras que ella me echó estos meses. La muerte impresiona cuando viene de imprevisto... aunque todos tenemos esa inevitable sentencia. El duelo es necesario y nada es para siempre. Así que estimado lector, ama con intensidad, emociónate, vive, canta, baila, pinta, toca algún instrumento, platica mucho, dile a tus seres queridos cuanto los quieres, apapáchalos, sonríe, ríe a carcajadas, llora de la risa. Los momentos que más recuerdo de mamá, es cuando hacíamos tonterías y nos reíamos... cuando inventábamos vocabulario para describir objetos o situaciones, cuando hacíamos caras... cuando estaba yo de malas y ella me trataba de alegrar el día haciendo payasadas... cuando platicábamos largas horas, cuando nos mirábamos a los ojos, cuando le decía cuanto la quería y se sonreía tímidamente con sus pestañitas a media asta y me decía "yo también chicuelina". Italia, esto también pasará y llegarás a lo que he llegado, a dejar la tristeza atrás y verás el horizonte limpio y listo para explorar.

Quieres hijos sanos?

No les des azúcar, ni harinas, ni alimentos procesados (salchichas, botanas, etc)...

Recuerda... EL AZÚCAR MATA

Vestida y alborotada

Si lo pienso mejor, todo fue muy loco y muy a la carrera: un tío hindú al teléfono el miércoles, al que casi no pude entender por el pesado acento. Quería que en media hora me entrevistara con uno de los socios de aquella empresa, a la que jamás le comprendí como se llamaba. Tuve la entrevista con otro hindú al que no entendí ni "j" y a lo que entendí contesté, comentándole en repetidas ocasiones que volviese a formular las preguntas, porque definitivamente no entendía nada de lo que hablaba. Momentos después, el anterior tío volvió a llamar para decirme que alguien que se encontraba en India me llamaría para una segunda entrevista.

Como diría mi papá "Lotería!" éste tío tenía un inglés decente, aún no comprendí el nombre de la empresa, me dijo que se ubicaba en la India, pero que tenía gente laborando desde Europa y que yo sería su segundo contacto en los Estados Unidos. Que trabajaban con "varios" clientes estadounidenses y que me necesitaban para un proyecto en Latino América. Me dijo la naturaleza del proyecto y que visitaríamos tres países: Argentina, Venezuela y Colombia.

Me dio las gracias por haber contestado a sus múltiples llamadas en tan poco tiempo, me preguntó si estaría interesada en una posición permanente en la ciudad local, trabajando de forma remota y reportándole de forma virtual. Todo se me hizo muy extraño, pero con tantos meses sin chamba, la Nefer está llegando a niveles de desesperación.

El tío dijo que investigaría si requiero de visas, etc. y que pronto alguien se pondría en contacto conmigo. El primer tío me llamó para saber cómo había estado la entrevista. Al comentarle lo anterior, me dijo que investigara si requiero de visa y que le mandara la respuesta via correo electrónico.

Le comenté no tenía su correo, que me lo diese. "Te enviaré un correo para que lo tengas"... desde entonces, no he recibido correo alguno, ni llamada alguna. Una forma muy desorganizada y extraña de trabajar, la de estas personas. Cómo es que sabiendo que tienen un proyecto en LA no tienen la decencia de con tiempo entrevistar a las personas y cumpliendo su palabra. En fin, es todo un enigma, un misterio. Ni siquiera sé el nombre de la empresa que me entrevistó, ni correo electrónico, ni teléfonos, ni el nombre de los susodichos, me lo dijeron en repetidas ocasiones y aunque lo deletreaban, no entendí ni jota. No sé quién es más pelma, si ellos o yo.

No, no tengo identificador de llamadas y desafortunadamente las llamadas las recibí en teléfono casero y no celular. Ni hablar, eso me enseña una vez más que no importa qué tanta atención ponga a éstos tíos... tendré que tener más cautela la próxima vez.

El proyecto comenzaba la siguiente semana. Sin duda no creo que me consigan visa para aquél país en un día. Así que no creo que me vuelvan a contactar.

*** post scriptum... pues que siempre sí... empiezo el 17 de éste.

miércoles, octubre 05, 2011

Resoluciones

Se resolvió lo del seguro de desempleo... debí tener el nervio de resolverlo antes. Y bueno, eso fue el lunes. Hoy, me acaba de llamar un caza-cabezas. Al parecer existe una oportunidad en un proyecto temporal que requiere viaje a sudamérica. A ver qué sale.

Ayer fue un día extraño, me dolía la espalda... sentía que la columna se torcía y que cada músculo me hacía una tortura china. Desde anoche el tendón del tobillo y la articulación me han estado doliendo.

Me siento sola, me hace mucha falta mamá. Su presencia física, sus consejos, sus pláticas, sus disertaciones filosóficas.

El día está soleado, está menos frío. Tal vez salga a continuar podando el pasto.

El teléfono acaba de interrumpir el tecleo de este post. Segunda mini entrevista telefónica minutos. Estará por verse aún si me entrevistan en persona. De ser así, posiblemente salga de viaje la siguiente semana.

El entrevistador hindú... me costó un enorme trabajo comprender sus preguntas (su inglés muy pobre). Espero haber respondido de la mejor forma.

En fin. A comer y luego a podar pasto.

martes, septiembre 27, 2011

Descuadrada

Seguramente por echarme en el sillón ayer por la tarde a ver películas, mi espina se desacomodó por completo... dos costillas derechas, una izquierda, cadera y columna lumbar, totalmente rotadas. Fui con el quiropráctico, quien me "ajustó". Me tronó el cuello y estaba bien, hasta que hace una hora más o menos que comencé con un ligero dolor de cabeza y sensación de sumo cansancio en el hombro derecho.

En fin... me siento como los perros callejeros, esos que después de pedradas y patadas, caminan de ladito (como que la cadera se les va de lado).

Estado de ánimo bastante X... he andado como cuando uno no despierta completamente, es una sensación rara. Tal vez es el clima, ojalá para mañana me sienta mucho mejor. ¡Que quiero más acción!...

Sigo teniendo sueños extraños, esta vez, no recordé a detalle. Ni hablar.

lunes, septiembre 26, 2011

Camioneta

Estamos haciendo fila para alguna actividad, parece un campamento. Aquél compañero de la preparatoria parece ser alguien muy cercano.

Subimos y bajamos sobre lo que parecen caracoles de metal. Llegamos a la cima y luego bajamos. Por una extraña razón me siento atraída a ése compañero.

Bajando, decido saber qué anda haciendo Overkill. Él se encuentra tratando de sacar el coche de aquél estacionamiento mecánico... en donde suben y bajan autos con sólo apretar botones.Overkill es impaciente, así que sube al segundo piso y enciende el auto. En una maniobra descuidada, el auto sale por la borda y al caer, golpea una pick up que se encuentra en el nivel de abajo. De alguna forma, el auto quedó casi dentro de la puerta derecha de aquella camioneta.

Corriendo mis amigos y yo, vamos, cuando me percato de que el dueño de la camioneta había aprisionado a mi hermano, pues producto de la ira por haber destrozado su camioneta, había levantado los asientos de su auto y puesto a mi hermano debajo, para de nuevo ponerlos en su sitio y sentarse sobre mi hermano tratando de matarlo. Llegué corriendo y con la fuerza descomunal de la adrenalina, levanto el asiento y logro con los pies resistir los empujones del tío. Digo una letanía de leperadas, cuando mi compañero del que me siento atraída, me ayuda a sacar a mi hermano.

Afortunadamente nada le había sucedido. Caminando todos de regreso a aquellos caracoles (pues al parecer era un hotel), Overkill se adelanta y mientas mi compañero me abraza lentamente. Sus brazos rodean mi cintura, los míos alrededor de su cuello. Mi piel se eriza y mientras me habla al oído su aliento despierta placeres indescriptibles.

Escucho la maquinilla de afeitar del faraón. Son las 6am.

Me pregunto porqué estoy soñando con aquél compañero de la universidad. Nunca lo había encontrado atractivo. Los sueños sí que salen con cada cosa...

Me recuerda que tengo que llamarle a Overkill.

jueves, septiembre 22, 2011

Danzando

Otra semana en pausa. He intentado bailar por lo menos dos o tres veces por semana. El faraón y yo nos inscribimos a un curso en la universidad de la ciudad. Promete integrar conciencia y fortalezas personales para mejorar la vida aquí y ahora.

Mi mente y voluntad siguen en pausa. Mi mente perdida en internet o televisión. En ocasiones "descansa" durmiendo, en otras se distrae por llamadas de reclutadores (muy pocas) y en ocasiones sigue la danza de los ojos sobre libros diversos, sin consistencia y con poca concentración.

Mi voluntad anda de revoltosa... Logré rescatar una inversión, pagar unas cuentas, pedir informes sobre la certificación. La voluntad se resiste, pero este zombie ha logrado mantener consistencia en las labores hogareñas. No tanto en la buena alimentación.

Hay días mejores que otros. Ayer la imagen de mamá yaciendo en aquella plancha antes de la cremación saltó a mi mente. Desde entonces tengo lagunas mentales. Me cuesta trabajo concentrarme. Algunas necias lágrimas saltan de los lacrimales sin previo aviso y a intervalos irregulares. No logro sostener un continuo llanto. Sólo pequeños arrebatos.

Olvidé lo que escribiría después de lo anterior. No lo recuerdo. Mi mente baila... en el vaivén del pasado y presente. Se detiene en este momento. Recuerda la experiencia del todo. Me doy cuenta de que sigo atrapada entre aquella dimensión y ésta. Quisiera estar por completo en la otra y no en esta. A ratos, mis emociones danzan con los recuerdos... danzando con la culpa y recordando lo que mamá decía... "Nietzsche decía que la culpa era una porquería, así que hija... no hay reproches, no tiene caso, no sientas culpa de ningún tipo. Tu me lo has dado todo, has sido todo. No hay reproches".

La imagen de mamá y yo abrazadas bailando en aquéllas clases de baile en el 2005, en "el cinturón de la biblia". Sus guisos, sus apapachos, sus regaños. Escucho su voz en la contestadora de mi teléfono de casa. No siento nada, sé que esa voz ya no existe y sin embargo no siento NADA. Ni tristeza, ni añoranza. Muy extraño. Tal vez mi cerebro está evadiendo el vacío. O tal vez, mi cerebro lo asimiló desde aquél último suspiro.

Así que aquí y ahora, danzando en la nada... danzando en el vacío... desconectada del mundo terrenal y esperando tener un propósito terrenal, algo que me conecte a éste mundo en el que ya no quiero estar.

¿Hay vida después de la iluminación? ¿qué es la vida?, ¿qué sentido tiene si ya conocí la eternidad?, ¿qué sentido tiene ya si la probé y me encantó?

miércoles, septiembre 14, 2011

Volvió a casa

Después de la iluminación de hace un par de semanas, las cosas volvieron a la "normalidad"... que más que normalidad es una rutina sin rutina, de la que hoy me escapé: desperté a las 6am, salí a correr con el Faraón, regresé a hacer postraciones y a meditar por media hora. El partió a sus labores y yo me quedé a desayunar y empezar los que-haceres domésticos.

Ayer entré a mi cuenta bancaria en línea, los números se encogen y yo sigo sin trabajo. Los caza-cabezas sólo prometen y no ha habido ningún tipo de acción, no entrevistas, no nada. Decidí que tendré que trabajar en aquella certificación que postergué eternamente. No habrá alternativa, sin esa certificación, no hay trabajo.

Anoche me enteré que un compañero de la universidad falleció de cáncer de páncreas. Conocí de su caso en cuanto diagnosticaron a mamá hace poco más de un año. El había decidido ir a Cuba para un tratamiento experimental en el que por medio de veneno de alacrán o escorpión, lograban matar células cancerígenas. A estas alturas sólo me quedó pensar en lo siguiente:

Una vez que la persona se diagnostica con esta terrible enfermedad, es como recibir una sentencia de muerte. Aunque todos estamos sentenciados a morir, sabemos que vamos a morir, pero no sabemos cuándo. El que padece de cáncer, sólo sabe que le queda poco tiempo, tal vez menor al de una persona sana... y tal vez no (cuánta gente fallece en accidentes, etc?). El cuerpo se deteriora y depende del estado de ánimo del paciente, así como de sus fuerzas corporales, el cómo vive el resto de sus días. No se puede saber qué le depare el destino. Una amiga de mamá tuvo cáncer cervico-uterino, eso fue hace más de 30 años. La señora sigue aquí. Yo lo atribuyo a sus deseos de vivir y a su profunda espiritualidad. Antes de casarse, fue monja. Así que estoy convencida de que la fe en esos momentos tiene que ser como un roble. Tener fe y esperanza de que todo estará bien.

Él tuvo la suerte de vivir un año más que mamá. No sé sobre su calidad de vida, pero me imagino que con tanto sufrir en estadios terminales, inevitablemente la muerte es la mejor opción. Tal vez digo cosas sin sentido.

Pienso en prevención. Prevención. Prevención. No lo sabemos, ni siquiera si es genético o no. Los médicos dicen que es así, pero viendo la historia de mamá, nadie en la familia... vamos, mi abuelita vivió hasta los 93 y sólo tuvo un mínimo roce con el cáncer de piel que en realidad no le alteró la vida, detectado a tiempo y tratado de inmediato, no hizo daño.

Lo único que he leído y que me hace pensar que es cierto, es que el cáncer vive en ambientes poco oxigenados y ácidos. Así que a hacer ejercicio, respirar profundamente lo más que se pueda y comer una dieta alcalina. Eliminar las carnes rojas, azúcares, harinas (alimentos procesados)... Comer muchas frutas, verduras, granos, etc. Omitir la comida chatarra, los químicos en artículos de tocador y de limpieza. Que nuestro medio ambiente esté limpio de químicos. Espiritualmente desarrollar fe. No importa la religión o dogma, tener fe en que todo estará bien (ésto último me queda clarísimo después de la iluminación). Vivir con desapego material, desapego personal, amando profundamente en cada momento, aquí y ahora. Dicen que el amor cura. Un amor profundo y sin temor.

Pienso en los días en que estuve con mamá. Yo viví aterrada. Cada nuevo síntoma, cada efecto secundario. Aunque lo disimulaba, sabía lo que se acercaba. Aunque con profundo amor, también experimenté profundo enojo reprimido. Enojo de la "injusticia" por lo que mamá estaba viviendo. Ese amor mezclado con enojo y miedo no es buena combinación. Pero es difícil manejarlo en el momento. Más cuando uno no ha vivido ese tipo de situación y no sabe qué es lo que sigue.

Mamá ya se había derrotado años antes. Sin saber que estaba muy enferma y tras haber vivido momentos muy difíciles con la muerte de su hermana y mi abuelita, el diagnóstico de Overkill... no le encontraba sentido a la vida, con todos sus hijos desperdigados y ella viviendo sola (se negaba a vivir cerca de alguno de sus hijos), se distanció de sus amistades. Decidió que ya no quería estar. Cuando fue diagnosticada, se dio cuenta de muchas cosas... se arrepintió de otras tantas. Cuando comenzó a tener fe, ya era demasiado tarde (días antes de morir).

Estimado lector, si tienes a un familiar o ser muy querido con cáncer, no tengas miedo. El miedo lo percibe el enfermo. No sólo el miedo propio de su enfermedad, sino el miedo de aquellos que lo rodean. Hay que estar... estar al 100%, escuchar 100%. Dejar los pensamientos aterradores que sólo pasen y fluyan, que no se queden con uno. Esos pensamientos aterradores distraen, roban tiempo precioso. Apoyar a la persona en todo momento, motivar a que tengan fe a pesar de que se nieguen a escuchar (ésto último es lo más difícil).

En fin. En estos momentos pienso en CV... pienso en lo mucho que habrás sufrido, en tu familia... sólo te puedo asegurar algo. Estás de regreso en casa y estás mucho mejor. En paz descanses.

miércoles, agosto 31, 2011

Todo y nada

Sábado 27 de agosto del 2011. Aproximadamente once y treinta y tantos de la noche.

El faraón durmiendo en la otra habitación. Yo, clavadísima leyendo sobre el Dhammapada en línea. Como siempre últimamente ya se me hizo la costumbre de tener la laptop encendida hasta que me da sueño. Ví la hora, 11:34pm. Pienso en lo mal habituada por no dormir a mis horas. Continúo con la lectura recostada de lado en "cucharita" o más bien en posición fetal, al filo de la cama con la laptop en mis manos apoyada de lado sobre mis piernas.

Mi lectura de suma concentración me llevó a una especie de trance. Un trance en el que me perdí. El tiempo no existe. En la obscuridad, mi mente penetró en la nada. Mis sentidos completamente alertas pero sin pensamiento, sin sabores, ni olores, sin sonidos, sin sensaciones. Mis músculos seguramente se relajaron completamente y en aquél instante, sentí que la laptop se deslizaba por entre mis dedos, tuve la reacción de asirme a ella, pues conscientemente sabía que caería al piso.

Al momento de tener contacto con la laptop, regresé del trance y en ése instante, sin pensar... llegó una tonelada de información.
Yo no era yo. El YO no existe. Simplemente soy. Soy uno con el todo y paradógicamente, todo es nada. La nada es un vacío y en ese vacío de conceptos llegó la confirmación. Pasado, presente y futuro, todo en este instante.

Comprendí mi misión en esta vida, comprendí la asociación de experiencias pasadas. El por qué conocí a la gente que ha cruzado mi camino, el por qué papá murió, por qué me relacioné con ciertas personas. Todas y cada una de ellas, derivarían en un sendero. Mamá preparó el camino con su muerte, todo "tenía" que suceder así.

Al faraón tenía que conocerlo, como a todas las personas con las que me relacioné en el pasado, él era una pieza clave en este rompe-cabezas. Todo para éste despertar. Mi misión no incluye el tener hijos, porque madre ya lo fui. Comprendí que mamá no se fue, simplemente trascendió y está en "casa", donde me encontré en esa fracción de segundos, en el TODO. No hay nacimiento, así que no hay muerte. Es sólo éste instante.

Sentí una enorme felicidad, una paz infinita y un amor elevado a la "N-ésima" potencia. Veo el reloj. 11:35PM. Todo éso sucedió justo cuando cambió del 4 al 5. El faraón despertó para hacer una escala técnica.

Nefer: "Faraón! me iluminé!"
Faraón: "si?, qué paso?"
Nefer: "Soy todo... y soy nada"  - en el tono en el que mamá nos había explicado satisfecha y extremadamente feliz aquélla realización
Faraón: " buenas noches"
Nefer: "no hay nacimiento!!! no hay muerte!!!"
Faraón: "buenas noches" (seguramente pensaba que sólo repetía lo que escuchamos constantemente durante los retiros) y continuó caminando de regreso a aquella otra habitación.

Salté de la cama y caminé hacia la otra habitación

Nefer: "que te digo que alcancé la iluminación!!" - exhaltada y firme
Faraón: "dime!" - ya a estas alturas, el faraón se dio cuenta de que no era broma

Le comenté todo lo que arriba menciono (que no es ni la tercera parte de todo lo que me llegó en ese lapso después del trance). Era tanta mi emoción de la comprensión absoluta de todo, que comencé a llorar descontroladamente.

Nefer: "comprendí todo!, no tenía que ser madre... te tenía que conocer a ti, mamá tenía que trascender... todo!!! lo comprendí todo!!! el por qué estoy aquí!!! y... y... ahora qué hago con todo ésto????"
Faraón: "tranquila, respira profundo" - pensó que lloraba de tristeza y me abrazaba fuertemente. Su corazón parecía un conejo. Brincaba fuertemente bajo esa piel.
Nefer: "NOOOO, si no estoy triste, estoy FELIZ!!!!! no tienes idea de la cantidad de AMOR que siento en éste momento, SOY FELIZ, mamá tenía razón!!!!! NADA IMPORTA!!! todo va a estar bien!!!!
Faraón: "luego le llamas a Sunim"
Nefer: "vamos a dormir"

Nos encaminamos a aquella habitación. Como es la costumbre, el faraón recostado del lado derecho... y yo detrás de él. Lo abracé fuertemente. Era como abrazarme a mi misma. Como abrazar a mamá... Como abrazar a toda la humanidad. Tenía sensaciones extrañas en los oídos y la pelvis (no sé qué significado tenga ésto). Era tanto el amor... un amor que salía de dentro de mí como un río interminable y lo inundaba todo. Mi ser era un torrente de amor y felicidad.

Esto... todo duró por varias horas. La sensación de infinita paz, infinito amor e infinita felicidad. Fue entonces cuando comprendí el nombre que Sunim me dio en mi primera toma de preceptos. El nombre budista, significa "alegría y felicidad del Dharma". Comprendí el nombre que Sunim había dado a mamá, cuyo significado era "100%".

Kasina = 100%. Sí, mamá alcanzó la iluminación antes de ir de regreso a "casa".

Ése sábado, estuve brevemente "en casa" por menos de un minuto.

Las explicaciones aquí descritas son insuficientes para presentar lo que significa el llegar a la iluminación. Por que en la iluminación, no hay conceptos... sólo la certeza de saber que soy todo. Somos todo.

¿Lo cotidiano y mundano? sólo una ilusión, una construcción de la mente.

Al menos...

*** deliberadamente sin tildes ***

...no estoy loca, no soy la unica que se hace la misma pregunta. Despues de la iluminacion, que sigue? que sentido tiene la "vida ilusoria"?... encontre un buen articulo al respecto y me ha tranquilizado.

Me parece una idea excelente la de crear como todo un artista, cada dia... un dia maravilloso... en lugar de vivir como en la pelicula de la marmota...

Tendre que enfocarme en los pincelazos de la nueva creacion y mientras tanto, ocuparme de pegar ojo que se me ha hecho costumbre otra vez el desvelarme... que no me hace nada bien.

martes, agosto 30, 2011

...iluminación

Tal vez ésto pueda verbalizar lo que yo lo pude, con referencia a mi post anterior.


domingo, agosto 28, 2011

Nirvāṇa

Anoche, alrededor de las once treinta y tantos, alcancé la iluminación. Tal vez después postée o trate de verbalizar lo que me fue revelado. Anoté lo más que pude, pero no creo que sea ni la tercera parte de lo que vi.

Nada importa :)

lunes, agosto 22, 2011

Lunes indeseado

Siempre me han impuesto los domingos. No me gustan. Peor los lunes, sobre todo cuando sé que mi porvenir depende de lo que yo decida hacer. Decidí no llamar a aquella mujer que quiere que trabaje como consultora. No lo sé, como que por ahí no me late. Tal vez cambie de idea y mañana la llame. Hoy tenía muchas cosas que hacer: llamar a la compañía de autos para hacer cita para el servicio del nefermovil. Averiguar si mi membresía en esa asociación profesional sigue vigente, para.... -si... ya sé...- registrarme para la certificación, aquella a la que le he dado la vuelta.

Aunque no hice lo mencionado, me desperté relativamente temprano, hice Tai Chi... un DVD que encontré abandonado por ahí... para seguir con mi rutina de la serpiente.

Confieso que no he comido muy bien que digamos, la semana pasada no comí verduras y mis entrañas lo resintieron. Están protestando estirándose como chicle en el interior, haciéndome pasar unos momentos sumamente incómodos.

Vino el de la compañía de internet. Cambió no se qué cosas o filtros fuera de la casa y en el sótano. Así que antes de que llegara, me di a la tarea de escombrar y aspirar aquél área que le rehuía. Sí, todavía hay cajas y papeles, pero ya menos, tal vez mañana le dé otras dos horas a la talacha allá abajo. Poco a poco y quizás para el viernes el sótano esté impecable. Al menos el internet dejará de fallar (ojalá).

Malas noticias: encontré una cucaracha bebé en el sótano. Así que esto tiene que quedar esta semana, ojalá sólo sea una pasajera y que no se estén colando por la coladera del área de máquinas.

Me siento triste. Triste porque perdí contacto con un amigo muy querido, con el que podía hablar horas y de diversos temas, trabajábamos hasta altas horas de la noche, viajábamos juntos, negreábamos juntos, mentábamos mandarinas juntos, etc. El caso es que le perdí la pista.

El no es muy asiduo de las computadoras. Nunca escribía correos, pero hablábamos por teléfono o cuando iba a México, nos quedábamos de ver para el café. La última vez que lo vi fue en el otoño del 2007. La última vez que escuché su voz fue en el otoño del 2008. Aquél otoño hablé con él mientras la anestesia general iba poco a poco disipándose en mi ajetreado cuerpo tras aquella cirugía. Después... perdimos contacto. Su teléfono no es el mismo y al parecer ya no vive donde solía hacerlo.

Cuando pasó lo de mamá, traté de buscarlo... sin suerte. El había conocido a mamá... de las tantas veces que me llevó a casa después del trabajo. El y su esposa conocieron a mamá en una situación curiosa muchos años atrás. El había dado al hospital y yo también por circunstancias diferentes. Nos encontramos en urgencias. El esperaba ser atendido, sentado con su esposa e hijas. Yo, sentada con mamá. En aquél entonces era sólo un compañero más de trabajo, no nos conocíamos del todo y sobrevivíamos al difícil ambiente laboral de aquella empresa.

Hace un par de meses, sabiendo que nunca abre sus correos, le escribí una carta y se la envié por correo convencional, pero con acuse de recibo. Así me aseguraría que recibía las malas nuevas sobre mamá. El sábado, recibí del correo una notificación para recoger un sobre.

Hoy fui a la oficina postal y para mi tristeza, aquél sobre sellado y estampado llegó de nuevo a mis manos. Cerrado. Unas notas en español por todas partes en aquél sello: "no se encontró al destinatario". Al parecer hicieron un par de visitas, para en la tercera (la vencida), sellaron el sobre como "devolución de acuerdo a la ley" y lo enviaron de regreso.

Cometí el grave error de abrir ese sobre y leer su contenido. Fue como revivir de nuevo todo aquello. Todos esos meses de angustia y terror, confrontarme con la muerte una vez más... sentir este vacío infinito que corroe todo mi ser. Recordar sus bellos ojos a media asta. Su aliento ausente después de una expiración. Un envase vacío. Un cuerpo sin alma. Una familia sin madre. Una hija perdida en un llanto ahogado... sin poder respirar. Respiro profundo y en mi mente sólo un par de frases: no principio, no fin... no nacimiento, no muerte. Tal vez es un consuelo. Al menos, quiero engañarme un ratito, hasta que este dolor que me taladra el pecho ceda.

domingo, agosto 21, 2011

Ventanas

Me encontraba en una habitación en penumbras, el faraón  yo estábamos de pie charlando... cuando a lo lejos se escuchaban ruidos... después se iban acercando. Una silueta se veía através de la ventana... y unos golpes sordos sobre las ventanas... como si un ánima tratase de materializar el toquido pero apenas rozase el cristal "Nefer?!, Nefertiti Totonaca?!"... La voz de mamá...

Desperté y el faraón dormía, junto con aquella grabación de hipnosis para poderse mantener en sueño.

Tomé mi almohada y me mudé a la otra habitación... aquella grabación aturdía hasta el tuétano.

jueves, agosto 18, 2011

Bomba

Me encontraba en un humilde rancho, la sequía se dejaba ver en sus tierras. Habían dos cabañas separadas por metros y metros de campo seco. Mi tarea era llevarle jabón para cabello y cuerpo a un grupo de personas para que lograran bañarse. Todo era a escondidas. Salía de la primera casa, corriendo de puntillas para no ser notada. Recorría parte de aquél campo seco y me dirigía hacia el centro del pueblo. En el camino, una señora me advertía "no vaya señorita, está muy peligroso, matan gente".

Cambiaba mi rumbo... Llegaba a la otra casa. Entraba a un baño principal, que para mi sorpresa tenía artículos de lujo: un tapete persa sobre aquél azulejo. El tapete tenía una figura... mientras recorría aquél baño, notaba su amplitud. La figura era la Meca.

En ése momento, me había dado cuenta de que estábamos en tierra peligrosa. Recorro aquella cortina para sacar los jabones. Entra un hombre con turbante. Me escondo en la regadera. Tomo lo que puedo, como puedo y mientras se descuida, salgo corriendo hacia la otra cabaña.

Me toma mucho tiempo, llego al otro lado, cuando la peque me pregunta por qué tardé tanto. Sin poder explicarle todo lo que vi, me percato de que no tengo el jabón. Olvidamos el baño, me avisa la peque que nos tenemos que ir, que habrá una detonación. Esto último, me lo avisa de forma telepática mientras señala una manada de diversos animales que se dirigían hacia un granero. "Hay que ir detrás de los animales, ellos van hacia la salvación, no hay tiempo que perder". Ella ya había organizado el plan, todos correríamos en cuclillas hasta el granero, mezclándonos entre cabras, borregos, vacas y otro tipo de ganado.

Se abrían las puertas del granero y había una enorme prensa. Los animales aterrados observaban y automáticamente desviaban su destino. La peque gritaba: "atrás!!! va a explotar, vámonos!!!". Corriendo lo más rápido que podíamos, nos alejábamos de aquél lugar, una detonación estaba por ocurrir.

Una onda expansiva nos suspendía en el aire mientras una luz nos cegaba. Desperté segundos antes del despertador.

Hoy me tocaba temprano ir al especialista del tobillo. Al parecer estoy al 90%. Tal vez en cuatro semanas más, esté lista. Me sugirió seguir con mis ejercicios terapéuticos en casa.

miércoles, agosto 17, 2011

Borracho anónimo

Hoy me la he pasado de huevona, no hice nada en todo el día más que estar en internet, comer y hacer mis necesidades fisiológicas. Lo sé estimado lector, no tengo para qué dar detalles. Pero sí, si me bañé.

Hace unos minutos, sonó el celular (aleluya que funciona, llegó la nueva pila hace un par de días). Era un tal Stephano. En la pantalla vi el número del faraón, pero la voz era muy distinta y era un gringo intentando hablar en español, me decía con su pobre lengua, que el faraón era un hombre bueno, que no tomaba... que él sin embargo, se había echado unos cuantos tragos. Quiso hablar en italiano, le contesté en italiano y me dijo que no, que hablaba más español que italiano. Para mi forma de escuchar, para mí que ni uno ni otro. Me dio risa, le dije que mucho gusto y me pasó al faraón.

Resulta que es compañero suyo de trabajo, se puso "pedo" (suena muy feo, pero no hallo otro sinónimo que supere al de borracho) y apenas es miércoles. Están todos en alguna ciudad lejana haciendo una auditoria. Tienen que regresar a la oficina después de la cena y el tío no promete, pues al parecer ni conducir puede. En fin, me imagino que su auditoria será de lo más feliz.

Esta entrada, de lo más inútil. Sólo para plasmar el jocoso e inesperado momento.

martes, agosto 16, 2011

Delgada y de blanco

Hace diez años vivía con mamá en su bella casa de Justo Sierra.

Una mañana desperté llorando, con el pecho adolorido y buscando a mamá. "Los sueños, sueños son Nefer" dijo mamá con su dócil y dulce voz, mientras yo desesperada le contaba...

En mi sueño, mamá estaba sentada en la cabecera de la cama, muy jóven y muy delgada, vestida en un camisón largo, mangas largas, de color blanco. En el sueño le decía que qué hacía sentada ahí... ella, abrazando sus rodillas me decía que no temiera, que ya se había muerto pero que velaba por mí. Yo comenzaba a sollozar en el sueño y con un dolor profundo en el pecho le decía que no lo podía creer, que no podría vivir sin ella. En sollozo y el dolor de pecho fue el que de forma abrupta me despertó.

Hace diez años, ni siquiera pensaba que algo terrible estaría por ocurrir.

Postergar...

... siempre he pensado que cuando uno está en cierto estado emocional, es el mejor momento para expresarse...

Hoy es uno de esos días... pero no muy positivo... hoy es uno de esos días en que sé que tengo cosas que hacer, lo pienso demasiado, le doy la vuelta... lo sigo pensando y aún no lo hago.

Si sólo fuese a la acción como una persona "Zen", me estaría ahorrando estas letras. Pero no, aquí estoy... postergándolo todo. El rugir de mi estómago a pesar de gritar a alaridos que tiene hambre, sigo tecleando estas líneas.

Ayer tuve entrevista con otro "caza-cabezas", dice que hay una buena posibilidad en aquélla empresa que fabrica autos. Para ello, tengo que hacer un escrito explicando cómo mi experiencia es compatible con el puesto. Sé que una vez que me siente en calma y con la mente clara, ese escrito estará listo en lo que canta un gallo. Analizando en este caso la manía de postergar... lo más probable es que esté fundada en el temor:

Temor a que se dé el trabajo
Temor a que no se dé
Temor de que si se da, mi decisión me lleve por el camino que ya no es el mío
Temor a que si no se da, mi decisión me lleve a la perdición...

Y bueno, en lugar de estar "guajoloteando", mejor me voy a desayunar, a hacer QiGong, echarse un baño y sentarse a redactar la carta.

Bien lo dice el dicho Zen "no desperdicies tu vida".

domingo, agosto 14, 2011

Compañero de viaje

Un chapulín verde limón y con enormes antenas se aferró a mi parabrisas. Sucedió justo cuando me percaté que me había pasado la salida para llegar a la ciudad. Como si el pequeño insecto me dijera que no me preocupase, me acompañó todo el camino desde aquél semáforo hasta el centro de la ciudad. Después, desapareció misteriosamente.



sábado, agosto 13, 2011

Desconocida

Es increíble cómo sólo una fotografía, pudiese traer tantos "des recuerdos", emociones encontradas e inseguridades juntas. Una compañera de la prepa/universidad plasmó en el "cara-libro" un momento que no recordaba.

Mil cosas pasaron por mi mente al ver aquél rostro que ni yo misma reconocí, ni su peinado, ni su maquillaje, ni su ropa... lo único que reconocí, fue el colguije egipcio en aquél delgado cuello. La niña guapa, de mirada triste e infraganti. Traté de hacer memoria, no me hallaba. Vi el contexto, las demás fotos en el álbum...

En aquél entonces, en casa se vivía una dictadura. Problemas con overkill por su adolescente comportamiento, la violencia física y psicológica de papá y su controlitis incontrolable, el temor de mamá, la inocencia de la peque... la eternamente triste Nefer. Se venían muchos cambios, en verano del año siguiente nos mudaríamos a Italia. No tenía ni idea de que unos pocos meses después, papá no estaría entre nosotros.

Mi tristeza era profunda, venía desde la infancia. Un padre egocéntrico, macho y controlador. Su familia criticona. Celoso extremista, en cada oportunidad hacía ver mis defectos físicos: dientes chuecos, "nariz de tu madre", boca de "piquito de pájaro", "nada por aquí, nada por allá", "pobre de mijita la feita". Más tarde me enteré que lo hacía para que yo no me ilusionara con el sexo opuesto y no tuviese novio, para no darle a papá preocupaciones.

Insegura y poco sociable deambulaba por aquellas aulas, a veces comportándome con la pedantería aprendida de mi padre, tratando de probar no se qué cosas. Enamorada platónicamente de uno de mis mejores amigos, vivía eternamente en drama por que "no me pelaba".

Mi mejor amiga de aquella época, exasperada, me decía que viera más allá de aquél crío, que no todo era eso. Ella sin embargo, " tenía problemas": sus padres le daban demasiada libertad y se sentía sola, con tanta libertad que no sabía qué hacer con ella. Nada sabía ella del encierro al que papá nos tenía sometidos. Mi escape y felicidad era estar en las aulas, rodeada de conocidos/desconocidos/amigos, etc., haciendo todo tipo de actividades extra curriculares, para estar el menor tiempo posible en casa.

En esa época, mi mejor amiga se la vivía en mi casa... después de clases y "granero" (donde hacíamos aerobicos o jazz en la escuela) venía a comer y nos la pasábamos toda la tarde platicando de mil cosas, moda, peinados, chismes, cómo sería nuestro futuro, qué tíos nos gustaban. Claro, todo esto, cuando papá no estaba. Y si papá llegaba, siempre vió su lado coquetón y simpático, como cuando estaba de buenas. Nunca vio su lado obscuro. Nunca hice nada por aclararle a ella la visión. Nadie tenía por qué saber cómo estaban las cosas en casa. Se supone que éramos cinco... "los cinco dedos de una mano que unidos en un puño, podrían vencer cualquier cosa" - como solía decirlo papá.

Hoy vi esa fotografía e incrédula, comenté que esa no era yo. Un par de amigos respondieron "claro que eres tú". Me di cuenta y reconocí algo que nunca hice: mi auto-estima en aquél entonces, estaba por los suelos. Joven y bella, con toda la vida por delante. Sin todas esas inseguridades tal vez mi vida sería otra. No puedo imaginar, pero pienso que de no haber vivido todo lo que viví, no habría aprendido tanto. Por algo pasan las cosas.

Después de todos estos recuerdos y sentimientos, veo la foto y me digo: que hermosa chica.

martes, agosto 09, 2011

La vida es un suspiro...

Inhalamos al nacer...
exhalamos al morir...

°C y humedad a la alza, bolsa de NY a la baja

Y con estos calores y lluvias, es imposible no andar haciendo striptease por toda la casa... y ni si quiera invertir neuronas en la crisis económica, como todo, pasará...

El tobillo aún dolorido, hice nueva cita porque no he sentido mejoría en las dos últimas semanas. El mercado laboral está sumamente flojo y el Faraón y yo estamos contemplando la posibilidad de mudarnos. Aún no sabemos a dónde. Hay posibilidad de ir hacia la tierra de los exiliados en la Florida. Detesto el calor y la humedad, pero a estas alturas, creo que está así en todas partes :(

Hoy acompañé al Faraón a una reunión post conferencias de su chamba. Buena comida, buena compañía. Se le ocurrió invitar a un compañero a pasar dos noches en casa, porque al tío se le ocurrió no reservar hotel y por supuesto, no encontró alojamiento. Así que mañana por la noche y pasado mañana estará en territorio piramidal. Lo unico bueno es que lo postergable lo tendré que hacer mañana: depurar esa habitación. Lo imposible: andar en pelotas.

En pelotas en estos momentos para variar, con este calor me es imposible pegar ojo. Ya veremos, dijo un ciego -como decía papá-

sábado, agosto 06, 2011

El Armario

Recorro los pasillos de aquél lujoso hotel. Frenética voy al comedor, donde busco granola y un poco de leche. Overkill no se siente bien y tengo que ayudarlo.

Regreso al cuarto y veo a Overkill hablando con alguien que se encuentra dentro del armario.

Desde el armario: ya vino, shhh
Overkill: házte visible con ella
Armario: no, todavía no...
Nefer: qué pasa? con quién hablas?
Overkill: con mamá!
Nefer:  !?!?!? (mentalmente contestando que está en el más allá)
Armario: (una risita nerviosa) hola Nefer -con el rostro risueño de cuando contaba chistes o hacía travesuras-
Nefer: MAMÁ?!?!?!?!?!?!
Mamá: (saliendo del clóset) sí mi reyna, no quería que me vieras, no todavía... hay que ayudar a Overkill
Nefer: sí, ya fui a la cocina y al restaurante, traje granola
Mamá: bien! -acercándose al lavabo del cuarto para remojar la cara de overkill

Despierto enredada en la sábana y queriendo seguir soñando!

martes, agosto 02, 2011

Aguas Serenas

El haber ido a la cueva del "lobo" sin expectativas y con mente abierta me trajo muchas sorpresas. Fui recibida de buena gana, tratada como toda una Faraona. La vida no deja de sorprenderme. Sin tener que decir nada, las cosas quedaron bien. Al menos el canal de comunicación se abrió con los suegros de nuevo.

Cuando uno presencia la muerte frente a frente, con todos sus colores y sabores, muchas cosas dejan de tener importancia. Una de tantas, eran las antiguas rencillas que había con la madre del faraón. Aunque especial, uno aprende a aceptar a las personas como son, sin esperar nada. Hoy, aquí y ahora, aseguro que todo está bien.

Después de 10 o un poco más de horas de manejo, al fin regresamos a casa, estoy exhausta y ya al menos comencé el movimiento. El viernes tengo cita con otro "head hunger hunter", creo que tengo demasiada hambre, porque ya el subconsciente me revela.

Sólo me quedan dos círculos por cerrar:


  • La hermana de mi padre
  • Aquél primer novio, quien tras fallidos intentos de abrir comunicación, mejor quedan las cosas como están. Tal vez no tenga nada que cerrar... tal vez aquello se cerró "solo" hace muchos años. Ya era hora de madurar.


Esto no debe ser impedimento para continuar por este camino espiritual que ya me llama a gritos. Sucesos continúan, sólo espero que todo lo que venga, tenga correlación con experiencias superiores.

No me cabe duda alguna, todo sucede por una razón específica, aunque muchas veces se presente ante los ojos y no la veamos, o no la queramos ver.

Envío mis mejores vibras, mucha paz... mucho amor.

jueves, julio 28, 2011

Monster in law

Sé que no debo "decretar", sólo quería un título para esta entrada.

Después de tres años y ocho meses de no ver a los suegros, acordé a acompañar al faraón al cumpleaños de su padre quien cumple 75.

No sé qué esperar. De hecho, no espero nada de su parte, pues ni siquiera recibí disculpa alguna en este largo tiempo. Lo que sí pido es paz. Mucha paz, que las cosas fluyan y el tiempo pase rápido para que las situaciones no se compliquen. Siempre que había presencia de aquella señora, traía problemas.

Ojalá que todo salga bien, cuando al fin encuentro un poco de paz, me gustaría seguir conservándola.

Energías

Hoy antes de que saliera el sol, salí de nuevo a hacer la rutina de la serpiente. Casi dos horas después, concluí. Sin embargo, durante mi práctica, hoy hice algo diferente. Pedí al universo todas las energías sanadoras para ayudarme a sanar, sanar a mi hermano y tal vez ayudar a otras personas.

Horas después, antes del medio día, me azotó una oleada de sueño. Antes de cerrar los ojos, un sin número de imágenes cayeron sobre mis ojos, la primera es la que recuerdo, una moneda o botón blanco con el rostro de Mao y con rayos rojos. Después una tras otra mil imágenes que no recuerdo, como si de repente el universo me estuviese enviando mensajes sin parar.

Quedóme dormida. Comencé a soñar que estaba en una especie de sala, parecida a las que había en Kripalu. Mamá estaba sentada en un sillón. Una doctora de qigong la tenía esperando, había ido a comprar alcohol a la farmacia (?). Mamá estaba como niña, no quería estar sola y todo el tiempo quería estar conmigo. En un momento, se supone que me tratarían a mi y nos separaron.

Aunque en la misma área, la ponían a otro nivel donde habían unas escaleras. Ella, intentando siempre estar conmigo, se bajaba gateando y arrastrándose, estaba muy débil para ponerse en pie, casi caía. Yo le pedí que no se moviera, que ya iba por ella. Dejé plantada a la de qigong porque además, no nos hacía caso. Corrí donde mamá.

La cargué y aunque hinchada y gordita, podía sostenerla en mis brazos. La cargaba con mucho amor, sin preocupación y le decía que todo estaría bien.

Cambia el escenario y me hallo en casa esperando al faraón. Ansiosa, quiero contarle sobre los símbolos que había recibido antes de dormir. Le comentaba que hoy al hacer mi práctica, había pedido al universo todas las energías sanadoras para ayudarme a sanar y ayudar a Overkill. Después había pedido ayudar a otras personas. Era tal la sensación de todas estas energías, que no sabía que hacer con ellas. Traté de canalizarlas hacia mi hermano para sanar su hígado. El resto, eran oleadas que entraban y salían de mi cuerpo. Sensaciones muy extrañas. Recordaba a mamá diciendo "recuerda que tú eres dueña de tu cuerpo y de tu mente, ten las riendas de tu mente".

Desperté sintiendo las oleadas de energía y aterrada porque no sabía que hacer con ellas. Corrí a la ducha. Tomé una ducha y repetí las palabras de mamá "soy la dueña de mi mente y de mi cuerpo". Ya que baje un poco el sol, saldré a hacer un poco más de QiGong y regresaré al universo aquellas energías que tomé prestadas. La próxima vez, una vez que concluya mi práctica, las mandaré de regreso.

miércoles, julio 27, 2011

Same time, next year

Esta película la vi una sola vez hace muchísimos años en algún canal a altas horas de la noche, me la acabo de encontrar. Una pareja se enamora y aunque cada quien tiene su vida, se reunen cada año en el mismo lugar, a compartir sus vivencias. Lo curioso es que la versión que yo vi en televisión, tenía un final distinto.



Es maravilloso tener a alguien con quien poder platicar de cualquier cosa y saber que esa persona siempre estará ahí, sin importar lo que suceda. Ja! yo tonta idealista, tal vez esta persona ni si quiera opine lo mismo. Pero no me importa, siempre me quedo con lo mejor.

Puedes encontrar el resto de la película en youtube.

Striptease

Luis Royo (internet)
Estos últimos días, como el calor es insoportable, me he dado a la tarea de andar "encueratriz" por casa. Anoche dejé remojando unos frijoles y luego los puse a cocinar. Le pedí al faraón que apagara las hornillas y sólo apagó la del mijo.

A las tres de la mañana, me despertó la resequedad del ambiente y el olor a quemado. Ya él se había levantado a apagar el desastre. Abrimos todas las ventanas. El faraón tiene una mente curiosa, cuando le digo "abre la ventana" creo que asume que las cortinas deben también estar abiertas. 

Así que me encuentro en la habitación trasera, escondida... el frente de la casa tiene todas las ventanas y cortinas abiertas...

Sí... yo sigo en pelotas.

Dimensiones des(?)conocidas

Desde que llegué, he estado practicando rigurosamente Qigong por las mañanas a la intemperie, antes de que el sol comience a quemar con todo su esplendor veraniego. Sin fortuna, hoy me levanté tarde y ya el sol estaba presumiendo su destello. Tendré que esperar a que éste comience a esconderse para salir y llenarme de toda esa energía sanadora.

Ayer, mientras practicaba la serpiente, venías constantemente a mis pensamientos. Aunque fugaces y esta vez sin el afán de no dejarlos ir, se iban en oleadas de energía a lejanas tierras.

La rutina de la serpiente se practica para desestancar ciertos bloqueos energéticos en el cuerpo femenino, que según los chinos, puede ocasionar diferentes malestares o enfermedades. Dado que en repetidas ocasiones y diferentes acupunturistas / naturistas han coincidido en que mi pelvis está "congelada" (palabra que le robé al buen ginecólogo mexicano), practico con fervor las ondulaciones repetidamente. En una ocasión, sentí tal energía que en mi mente no había más que éso. Mi cabeza se había convertido en la de una cobra. Al continuar con la rutina de otras variaciones, logré energizar todo el cuerpo.

Concluí enviando a Overkill energía sanadora para su hígado y algunas otras visualizaciones.

Horas más tarde, mi cuerpo andaba travieso, sensaciones diversas me perseguían y como toda una adolescente en un loco frenesí tuve que canalizar toda esa energía. Resultado... una explosión de ideas y sensaciones descontroladas, como si hubiese entrado en otra dimensión. Mariposas en el estómago, en el corazón, una sensación de infinita excitación, amor universal, algo que no sé ni puedo describir con palabras. Se sentía algo así como cuando alguien que te atrae horrores, está por darte un lindo beso y sin rozarte los labios ya te ha robado todo el aliento.

Qué bonito es estar vivo.

domingo, julio 24, 2011

Lo bueno de lo malo

Me refiero a la secuencia de eventos que suceden después de una tragedia. Indiscutiblemente todo es para mejorar.

Hace dos años, el faraón me regaló un par de libros de QiGong en mi cumpleaños. Por alguna razón, no me dio interés alguno (ni los abrí) y los arrumbé en algún lugar. En aquél momento me pareció algo absurdo.

Mamá enfermó y murió. Regresando a casa, me sumergí en la danza y el día que lastimé mi tobillo no tuve más remedio que adaptarme a las circunstancias: me dediqué a leer. No sólo en "la interné", sino que me rodeé de todos aquellos libros que tenía en casa para prevenir enfermedades. Entre ellos, se encontraba uno de esos libros que el faraón me había regalado: "Women's Qigong for Health and Longevity". Lo leí completo y me dí de topes cuando en una de sus secciones hablaba sobre ejercicios para prevenir o tratar el cáncer de ovario/seno.

Al concluir, había una dirección de internet. Busqué aquella página y encontré que había cursos. Al seguir las ligas a esas páginas, di con el retiro que tomé. El resto es historia.

Es curioso todo lo bueno que puede salir de una mala situación y curiosamente, es una frase que había en una de las paredes de aquél lugar -decía algo así como "after a tragedy, I can't wait to see what good comes out of this"

QiGong y Sincronicidad

Aunque enfocado a la auto sanación, también lo vi como meditación en movimiento y definitivamente sí que se siente la energía.

Curiosamente regresaba al aeropuerto de Albany, NY... tendría que esperar de 3 a 4 horas antes de tomar mi vuelo con escala en Chicago y destino final a casa. Paseaba por aquél pequeño aeropuerto y me detuve en una tienda de revistas y souveniers. Desde la estantería, la revista "The New Yorker" saltó a mi vista. Nunca había comprado una de estas revistas, ni las había ojeado, pero algo me hizo tomarla. En la portada, había una caricatura de dos mujeres tomadas de la mano, vestidas en trajes de novia y caminando por uno de los puentes neoyorquinos cruzando hacia el otro lado.

No fue la portada la que llamó mi atención, lo curioso es que no sé qué lo hizo. Sin abrirla, la compré. Después de hacer una escala técnica rigurosa, me encaminé al cuarto de meditación. Sí... éste aeropuerto cuenta con este maravilloso espacio silencioso.

Después de casi una hora en aquella sala de meditación, me dirigí a la cafetería a tomar algo y mientras abría la revista, vi una caricatura de un Buda en la vitrina de un edificio neoyorquino. Comienzo a leer el artículo, que hablaba de los negocios y restaurantes que habían estado en la que ahora era la nueva dirección del recién abierto templo de Sunim en Nueva York.

Quedé perpleja. También fue como un recordatorio del donativo que tengo que enviarle!

miércoles, julio 13, 2011

Totalmente Palacio

Dormía una siesta y comencé a soñar.

Me encontraba en alguna especie de establo. Unos me correteaban para que me vistiera, otros para peinarme. Uno de ellos, me esperaba junto a un auto que estaba a punto de caer verticalmente. El auto se deslizaba poco a poco hacia abajo, amenazando apachurrarme. Yo no tenía miedo. Procedía con cautela a escalar la paja para estar hasta arriba. Unos momentos después, el auto cayó de trompa. Curiosamente no recuerdo el color del auto.

Me llaman, que tengo que estar lista para la boda. Me siento prisionera. Estoy como en un palacio y es día de la independencia de Francia (?). Uno de los lacayos está por prender el televisor para ver su celebración. Mientras tanto, las doncellas tienen que hacer las manicuras de las presentes:

Llegan, se sientan frente a una larga mesa de madera chaparra, se levantan las enaguas y colocan un objeto de madera en sus orificios, sin que fuera este hecho visible a los presentes (yo perpleja sólo observaba). Bajan las enaguas. Al otro extremo de la madera, los lacayos del palacio, descubren parte de su vestimenta y sin que nadie vea sus partes, conectan aquellos objetos de madera a sus cuerpos. Al ritmo de sus cuerpos -me imagino que copulando- tallan madera, mientras leche de cabra cae en cubetas amplias de madera.

Yo molesta porque soy parte de la realeza y me siento prisionera, estoy excitada y ansiosa por "twittear" lo mal que me tratan la servidumbre y la Reina. Logro coordinar unas frases espectaculares cuando de repente, me hallo en otra época, con un científico frente a mi, abriendo sus ojos desmesuradamente y diciendo:

Yes my dear, you can prolong life. It is just a matter of the mind. You see, that last kick is just, the state of mind.

Y me desperté.

lunes, julio 11, 2011

Recomenzando

El viernes el de la terapia física del tobillo me dijo que ya podría regresar a mis clases de baile y hacerlo con cautela. Así que me iré a la clase de las 6.30pm. Eso me hace un poco más feliz.

He estado en preparativos para mi viaje que comenzará este viernes rumbo a Massachusetts, a un retiro de Qi Gong -creo que ya lo había mencionado-.

En casa he estado más activa, ya sólo me queda aún el sótano por continuar depurando. Anoche me desvelé... no dormí sino hasta ésta mañana a eso de las 2am. Contenta por que por primera vez, unos chamacos de 17 años son campeones del mundo en football. No es que sea muy fanática de este deporte, pero me dio mucho gusto. Ya era hora.

He seguido tratando de encontrar mi camino. Pienso que ese retiro me hará mucho bien. Quiero recuperar la confianza y la fe. Quiero tener ese sentimiento que sin importar nada, todo saldrá bien.

Sigo extrañando a mamá, sobre todo los fines de semana que era cuando nos extendíamos con las llamadas, nos contábamos chismes viejos, anécdotas recientes, nos echábamos porras, nos decíamos guerreras. A últimas fechas le caía mal que le dijera "somos guerreras". Decía que mejor hacer la paz y no la guerra. Nunca lo había visto desde esa perspectiva, siempre lo decíamos más bien por luchonas en la vida, pero tiene razón. Hacer la paz en todos los aspectos.

Ojalá viviéramos en un mundo en el que fuera el más pacífico quien ganase la "guerra". Pero bueno, sólo en mi loco mundo ilusorio.

Me duele el espinazo. Creo que me tomaré una siesta antes de irme a bailar.

miércoles, julio 06, 2011

Italia

Hoy fue un día curioso, aún no termina y sigo impresionada de ciertas cosas.

Estaba en la bañera, cepillando mi cuerpo en dirección al corazón, luego enjabonando y enjuagando. El teléfono sonaba desesperadamente. Sonó no uno, dos, tres intentos. Pensé que sería una emergencia, salí en pelotas, era el faraón, para cantarme una canción. Regresé a terminar de enjuagarme.

Salí de la regadera y miré al espejo. El reflejo de aquél me veía con indiferencia y luego fruncía el seño admirado por la mancha roja en aquél pómulo. Parecía una roncha, que con los minutos, se iba transformando en una mancha que se iría expandiendo hacia toda la mejilla.

Tal vez fue lo que comí ayer: tuve que ir a una cita con un herbalista de renombre, a casi dos horas de casa. Desayuno y comida en lugar nefasto -el de los mac tríos y esas cosas-. Tenía meses de no comer esas porquerías. Tal vez mi cuerpo tuvo una reacción alérgica.

Inundada de pronto por un sentimiento de desasosiego, mi ánimo se nubló. Mi corazón palpitaba y lágrimas patinaban con la ayuda de la fuerza de gravedad. De la nada, tenía un dolor en el pecho. No era físico, venía tal vez de otra dimensión.

Reñí con el faraón por teléfono: puras tonterías, para después repetidamente disculparme.

Aturdida por los sentimientos encontrados, desesperada busqué la forma de recargar la tarjeta telefónica para llamarle a overkill. No logré recargarla, extrañamente, el sistema telefónico de aquella tarjeta me estaba haciendo una mala jugada.

Ni cinco minutos más tarde, el overkill llamó. Charlamos un rato. Me alegra que no haya sido una emergencia, no sé si mi alma podría con otra.

Prendí el "skype" con la esperanza de ver si mi hermana estaría conectada. Nada. A los pocos minutos, enviaste mensaje, pediste teléfono. Llamaste. Amiga, no sabes qué alegría me dio saber que las cosas para ti estan fluyendo y bien. Me hacía falta alguien que recordara quién era yo. Por que yo, ya no lo sé.

Hace unos días te habías cruzado en mi mente, en mis ondas cerebrales. Curiosamente, aquí estabas, en voz.

Tus palabras de aliento, tus porras. Has sido la única que ha tenido la amabilidad de dar en el clavo. A todo, en todo. Antes, tenía nociones preconcebidas hacia tu amistad. Dudaba que fuera real. Ahora lo sé. Nunca te supe apreciar. Quiero que sepas que en mi corazón ocupas un lugar grande, muy grande. Tal vez es hora de ir haciendo más espacio en el corazón y echar a l@s que ya no tienen cabida. Darle espacio a la gente que verdaderamente vale la pena.

Mil gracias, te quiero mucho.

lunes, julio 04, 2011

Cinta métrica

Te encontrabas en aquella habitación. Tus trajes estaban acomodados sobre la cama. Tú, junto a ellos, acostado boca arriba, con una mano deteniendo el largo del saco y con la otra, desenrollando la cinta métrica. Parecía que estabas midiendo tus sacos para depurar los que ya no te harían falta.

Te pregunté si extrañabas a mamá... te levantaste, enrollaste la cinta con sumo cuidado y asentiste a mi pregunta. Decías que te sentías solo. Yo empezaba a charlar contigo, te decía sobre mi padecimiento y de mi renuencia a hacerle caso a los médicos. Tú parecías ausente de la conversación, aunque entendías lo que te decía y sentías que estuviese pasando por estos momentos, pero tu mirada era triste y nostálgica.

Papá, yo también la extraño.

martes, junio 28, 2011

700

Anoche soñé con mamá, estábamos con ella en su enfermedad, la procurábamos, la cuidábamos.

Me acercaba a un mueble donde una estatuilla de Buda estaba ubicada frente a mí dándome la espalda. Había un gran espejo y curiosamente, al mirarme al espejo, sólo me veía a mí misma, el Buda aunque en materia estaba frente a mis ojos, en el espejo su imagen no se reflejaba, no existía.

viernes, junio 24, 2011

Qi Gong Retreat

... y me inscribí al retiro que se llevará a cabo a mediados de Julio en Massachusetts... ya postearé en su momento. Por lo pronto, de baja energía, cansada y con estado de ánimo un poco bajo.

Tuve mi tercera sesión de rehabilitaición para el tobillo latoso y espero en un par de semanas más, regresar a las andadas: bailar.

Mientras, voy a preparar la cena e ir a por agua, que nuestras provisiones se agotaron.

jueves, junio 23, 2011

...endo...

y... qué he estado haciendo...?

Tal vez nada importante dentro de tu escala de prioridades, pero en la mía la salud ha sido la principal. Trabajando internamente y con la ayuda de lecturas, masajes, terapia cognitiva, alimentación y ejercicio (por la extremidad izquierda, tuve que suspenderlo temporalmente).

Algo que me aqueja desde hace ya casi tres años es la Endometriosis. Si quieres saber más sobre este tema, visítame aquí.
He leído varios libros que en algunos conceptos se contradicen. Pero he experimentado y he encontrado algunas cosas interesantes.

Estoy pensando seriamente ir a un retiro de Qi Gong enfocado a la salud femenina. Tal vez el día de hoy elabore un plan y tome una decisión.

La situación laboral la dejé de lado, para concentrarme en la salud, primero debo estar sana para poder aportar en el intelecto y en lo económico. Sin salud, no hay nada.

Entre los libros que he "manoseado":

Tú puedes sanar tu vida ¬ Louise L. Hay
The Anti-Estrogenic Diet ¬ Ori Hofmekler, Rick Osborn
The Endometriosis Natural Treatment Program ¬ Valerie Ann Worwood & Julia Stonehouse
Yoga for a healthy menstrual cycle ¬ Linda Sparrowe, Patricia Walden
The Infertility Cure ¬ Randine Lewis
The Tao of Fertility ¬ Daoshing Ni
Recipes for the Endometriosis Diet ¬ Carolyn Levett
Earth Qi Gong for Women ¬ Tina Chunna Zhang
Women's Qigong for Health & Longevity ¬ Deborah Davis

Arpa


El volcán (Popo) comenzaba su actividad, explotaba y cenizas junto con material incandescente eran proyectados en la atmósfera...

El Dalai Lama, afuera de una cabaña cortaba leña. Cada hachazo al golpear la madera, emitía un acorde de arpa, el sonido era celestial.

(sueño extraído de diario manual de algún día del 2005)

martes, junio 21, 2011

Sí, para ti...

Alma rebelde

Rebelada ante todo y todos, mi alma no quiere sentirse presionada... que si buscar trabajo, que si buscar cura para mis padecimientos, estar al pendiente del dolor y padecimiento fraterno...

Diez kilos menos, pero si el ánimo se midiera en voltios, serían diez toneladas de kilovoltios menos (sé que no tiene ningún sentido lo que digo). Me he sentido extremadamente cansada y con la reciente noticia de la minada salud del Overkill, me sigo preguntando estos últimos días...: ¿qué sentido tiene aterrizar en esta vida, si de todos modos vamos a morir?

Creo que ahora sí estoy tocando las profundidades del agujero negro, o la materia obscura me está arrastrando cual vil agua de retrete al tirar de la manija.

lunes, junio 13, 2011

Flor arácnida

Me encontraba en casa, aunque desconocida para mí, era mi hogar. En alguna parte andaba mamá... mientras, yo caminaba por el jardín con algún familiar, tal vez un sobrino o mi hermana. Tenía como mascotas una tarántula ojona, peluda y patona. También, un cangrejo al que en el sueño llamaba yo tarántula cangrejo.
Observando con temor a la tarántula peluda, sus veinte mil ojos se posaban sobre mí. En ese momento me dio compasión y decidí soltar a ambas criaturas, las dejé libres en la jardinera.

El cangrejo se lanzó a mi pierna salvajemente y mi reacción fue arrancarle un pedazo de cascarón. La tarántula patuda sin embargo, tornó su pelaje y patas en pétalos negros aterciopelados que oleaban con la brisa.

Desperté. Dado que siempre tuve una extraña repulsión y temor a los arácnidos, aquél peludo bicho había despertado en mi un amor infinito. Sigo incrédula.

martes, junio 07, 2011

No hallo palabras para describir este post... son las letras desparramadas de una mente extraviada, con un cuerpo vacío y un alma dolorida.

Este ser perdió toda estructura, toda ilusión, todo sueño. No hay interés alguno, los días pasan y se pierden en el abismo de la nada.

Se le podría culpar a la cojera temporal, a la falta de movimiento corporal, al desempleo, a la tristeza, al vacío. Pero no existe excusa alguna. Sólo una tremenda apatía que se cuaja como una gelatina densa en el frigorífico.

No sólo es la apatía, sino el envase que contiene a esta alma. Este envase que se empeña en jugar inmaduras rencillas para ocasionar problemas. Podría recordar que tendría que haber armonía, mente-cuerpo-espíritu. La mente está de holgazana perdiéndose en cuanta estulticia encuentra para no pensar, el cuerpo protesta y el espíritu ya ni llora... sólo se contonea al vaivén del diminuto oleaje de un movimiento casi nulo.

Es un triángulo que no tiene nombre, una trinidad desatendida, desconectada.

¿Tienes algún nombre para esta entrada?

jueves, junio 02, 2011

Suspendida

Hace tiempo que no escribo. La verdad es que no tengo inspiración. Los días caminan despacio. Cada día es un universo diferente.

Fui a aquél especialista del tobillo, quien enfatizó que no podré bailar ni hacer ejercicio en 6 semanas :(

Regresé al desasosiego inicial. "Back to square one" como dicen por aquí. El haberme lastimado el tobillo, el no poder hacer gran cosa, abrió de nuevo esa puerta al agujero negro. Hastiada del internet y la televisión, con pasitos de aquí para allá, anoche apagué todo a las 10pm y decidí ir a dormir.

No logré conciliar el sueño, así que tomé un libro: "Cómo crecer cuando ya has crecido". Creo que me sirve más que la misma terapia que "tomo", que en realidad sólo voy a hablar con una tía que sólo escucha y observa. Para eso mejor escribo. Tal vez el escucharme en voz alta haga que me de cuenta de las cosas. O tal vez las reacciones en su rostro a las ideas que verbalizo. No lo sé. Pero no he tenido grandes logros con ella. Quizás lo prudente es que deje de ir y ahorre ése dinero, que el estar desempleada, lo complica todo.

No he tenido ganas de gran cosa, estancada con esta extremidad adolorida, sigo con el problema digestivo aquél. El médico advirtió que si no mejoro en dos semanas, hará una colonoscopía.

Mientras estoy suspendida, entre la abulia, la evasión y la tristeza. A veces regreso a los ataques de pánico, pero no les hago caso, trato de respirar profundo y continuar. El calor no ayuda.

No me gusta este estado en el que me encuentro, pues las quejas me dan flojera, sin embargo, héme aquí, quejumbrosa y sosa.

Estoy triste, sin ganas de nada. Ayer mientras conducía hacia la farmacia, pasé el cementerio. Tal vez me dé una ducha y deje todo como está: un desastre. No he movido dedo alguno en los últimos días, la casa está desordenada.

Tal vez la ducha fría me refresque y aclare mi mente. Iré al cementerio. No hay familiar alguno en este pueblo ni país... pero algo me dice que vaya. Así que le haré caso a mi voz. Tal vez encuentre respuestas a las "no-preguntas".

lunes, mayo 23, 2011

Descarrilada

Y ya que estaba encarrilada con el baile, ejercicio y rutina cotidiana, tuve que dar al traste con todo:

Mientras concluíamos una rutina en la clase, perdí el equilibrio y para proteger el tobillo que me había lastimado hace casi dos años, de alguna forma me enredé con el otro y zas! rodó hacia adentro y luego hacia afuera. Así que tengo un esguince menor, pero no deja de ser doloroso y molesto, además de que el médico indicó no poner peso en el pie afectado y mantenerlo elevado... ahh  si, y utilizar muletas.

Esto sucedió el sábado 21 de mayo a eso de las 11.40am.

A ratos estoy de un humor que ni yo me aguanto... se lo atribuyo a la frustración de no poder hacer gran cosa. Ya había avanzado bastante en casa, para poderme dedicar de lleno a encontrar un empleo.
Ni hablar.

Hoy mi pie amaneció mejor, ya pude apoyar un poco más, me deshice de las muletas, pero aún tengo dolor. Trataré de seguir moviéndolo para que no se quede atrofiado y claro, tenerlo firme con la venda para que haya soporte por el momento y continúe bajando la inflamación...

jueves, mayo 19, 2011

Desvelada...

Anoche por andar con el ordenador hasta altas horas de la noche, apagué todo a eso de las casi 3 de la mañana.  Desperté a eso de las 9... agotada, bajé a lavar la cocina para cocinar mi rico desayuno. Terminé el proceso a eso de las 11.30am.

Como mi jardín ya parecía selva, me tocó hacerla de jardinera... no terminé todo el jardín de atrás, pero ya mañana será otro día... mientras tanto me quedan aún otras tareas hogareñas para cubrir el resto del día. Me siento cansada y más porque no dormí a mis horas.

Hoy pesé 143 libras. Me emocioné, ya hacía falta soltar y mandar esos kilitos a la China.

Hablé con un cazador de cabezas y al parecer hay una oportunidad. No diré mucho hasta que se consolide el asunto.

martes, mayo 17, 2011

Sueñito

Antes de dormir, sólo un resumen...
Incrementé ejercicio dramáticamente en las últimas semanas
El estado de ánimo está mucho mejor
He soñado a mamá en situaciones y circunstancias muy extrañas, vívidas y casi reales...

...

buenas noches...

martes, mayo 10, 2011

10 de mayo

Aunque el 10 de mayo es simbólico, como decíamos tú y yo... lo celebrábamos todos los días, cuando pasábamos largas horas al teléfono.

Puedo afirmar con seguridad que me siento tranquila y hasta un tanto contenta. Pensé que hoy sería un día triste, pero me sorprende que aún con tu ausencia, el vacío no se siente vacío. ¿Será porque te siento cerca?

Recuerdo cuando sentada junto a mí leías mientras posteaba en este blog. Te sorprendían la cantidad de visitas y las monerías de la página, me tenías en la más alta estima. Las cosas que para mi eran tan sencillas, a ti se te hacían una complicación y me atribuías el título de "mi hija la campeona"... que utilizabas en todos los ámbitos.

Era tu campeona cuando:
Estaba en la gimnasia y te emocionabas en las competencias
Regresaba a casa con mi boleta, aunque no era de dieces, me decías para fraseando a papá "tu tenacidad nos sorprendía"
Dudosa y temerosa te pedía consejo cuando estaba perdida, me asegurabas que seguía siendo tu campeona
Batallaba en cualquier ámbito, te encargabas de recordármelo...

Lástima que no fui una campeona en salvarte la vida, pero eso estaba fuera de mis manos... Pero con gusto te digo que agradezco todo lo que me diste y enseñaste, tu cariño, comprensión, amistad, correctivos, gustos, bromas, "picones", me introdujiste a la meditación y por la meditación conocí al Faraón.
Me hiciste reflexionar en momentos de debilidad, sobre todo, me enseñaste a ser honesta conmigo misma, por mucho que doliera. Muchas gracias, te amo con toda mi alma y siempre estás conmigo.

domingo, mayo 08, 2011

Serenidad

A pesar de algunos achaquitos, me siento serena...

Poco a poco recuperando la energía y muy pronto estaré a mi 100% tanto física como emocionalmente.

El Faraón y yo echados viendo tele, comiendo y leyendo en las respectivas computadoras... nunca me había sentido tan en paz.

jueves, mayo 05, 2011

I kick you out...

Anoche contestaba correos. No tenía sueño, mi cerebro estaba a todo lo que daba, mi cuerpo pedía a gritos reposo. Una clase de baile perfecta. Un cuerpo exhausto.

Llorando mientras tecleaba un correo a un amigo, al momento de darle "click" al "enviar", la pila de la computadora se terminó. El aparato se murió. Lo tomé como una señal para apagar todo e irme a la cama.

A obscuras subo las escaleras. El faraón ya estaba durmiendo a pierna suelta. Tan a pierna suelta, que se enrolló en todas las sábanas, cobijas y cobertor. Así que sigilosamente comienzo a jalar el cobertor, luego las cobijas y la sábana, tratando de desenrollar esa maraña sin despertar al tío.

F: huh? un monstruo
N: (con cara de interrogación)
Acto seguido, el faraón se voltea en escuadra ocupando toda la cama, con una pierna estirada y la otra doblada, como formando un triángulo.
N: move over (en voz muy baja), I can't get in...
F: I kick you out
N: seriously? you don't want me to sleep with you?
F: sí. I kick you out.

Tras semejantes palabras, viniendo de un tío en el octavo velo de Morfeo y sabiendo que tiene problemas para dormir, sin rechistar me fui al otro cuarto. La cama es más amplia y más cómoda, pero hace más frío.

Siete de la mañana, tío en la regadera:
N: you kicked me out of bed last night
F: mentirosa (en tono gringo)
N: seriously
Narré los hechos. El tío lo negó! estaba tan dopado con pastillas para dormir que me aseguró que no recuerda nada, nada.

Sí, no dormí bien y estoy cansada. Acupuntura y quiropráctico. Espero que sucedan las dos el día de hoy.

Coliflor

Días peculiares últimamente... altas, bajas. Hoy tenía cita con la "grief" consejera (pocheando un poco). Según yo era a las 9am y resulta que era a las 8. Así que apenas llegué. Como el faraón y yo compartimos auto el día de hoy para ahorrar en gasolina, me botó en aquél edificio en una de las zonas más peligrosas de la ciudad. Saliendo, caminé hasta donde el tío dejó el auto, muy cerca de su oficina (unas 10 cuadras).

Tomé el auto y quise buscar un Starbucks, para a parte de echarme un café que no lo he hecho en un largo tiempo, para checar unos datos, hacer llamadas y esperar otras citas. No, no de trabajo.

Así que estaba manejando por aquí y por allá... y según yo tenía que dar vuelta en una avenida a la derecha. En automático doy vuelta. La calle estaba casi vacía, pero me percaté casi dando la vuelta, que era sentido contrario. Una mujer afroamericana me hizo la "balona" y con su camionetota bloqueó el tráfico para que yo pudiese enderezar el rumbo. Es una de esas cosas inesperadas con las que se encuentra uno en el país del caracol (ahora me dio por llamarlo así, nomás... por el humor del día).

Logro llegar a donde quería. Pido un "Decaf Tall Latte" y un panqué de mármol... uno de mis favoritos. Hace tiempo que no comía uno y hoy rompí todas las reglas: azúcar, café. Bueno. Sólo por hoy.

Me siento en la diminuta mesa, conecto el ordenador portátil y aplasto las asentaderas en la incómoda silla. Si... todavía tengo las condenadas "uvas" como solía decir mi padre cuando se refería a sus hemorroides. Ya sé estimado lector, no estas para leer ésto, ni yo para contarlo, pero vamos. Es mi blog y escribo lo que me pega la gana. Gracias.

Jajaja... pues volviendo al tema, llevo más de 3 semanas con la molestia y sangrados. Creo que se acerca la hora de consultar a un "matasanos".

Ahora, volviendo al local éste en donde me encuentro. De pronto me inspiró a escribir. Veo a los norteamericanos todos o la mayoría, con sus "laptops" sobre las dimiutas mesas, unos al teléfono celular mientras teclean, otros con sus audífonos. ¿Y yo? de repente me sentí como Agatha Christie.

Mientras pateaba calles en aquél barrio de miedo, veía terrenos baldíos y algunas secciones de bosque. Los arbustos crecían desordenadamente y entre basura y objetos me imaginaba encontrando un cadáver humano tirado por ahí. Luego mi mente viajó a lugares en los que ya había estado en el pasado. Como podría ser tan sencillo desaparecer en este país... tan sólo sumergirse en una zona de éstas, exponerse a cualquier tío que se acerque y tan tan... secuestro, asesinato, CSI, etc. No me hagas caso, estoy alucinando. Sí... no dormí gran cosa anoche.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...