jueves, julio 29, 2010

Viva el presente

Y... paso a dejar una pequeña huella...
 
Conduzco el auto hacia el trabajo, escucho música. No compulsivamente como acostumbraba cambiar piezas cada 3 o 4 segundos, las dejo fluir y con ellas mi mente sin pensar.
Aunque me transportan a lugares y épocas añejas, con gusto me doy cuenta de que ya no añoro el pasado. Me gustan las canciones por lo que son y no por lo que representaban para mí... y aunque sí recuerdo situaciones, personas y vivencias, sólo sonrío y continúo apretando el acelerador.
 
Creo que me he curado del pesado pasado... a continuar viviendo el presente!
 
No prometo nada pero tal vez vuelva a venir a danzar en algunos días...

miércoles, julio 14, 2010

Sonrisas

Hoy fue uno de ésos días en los que sin pensar o sin querer me la pasé sonriendo... a veces con el recuerdo de alguna situación chistosa, de gente con la que he convivido que me ha hecho reír, no sé...


Me dirigía hacia el Soho Sushi a la hora del "lunch" cuando mientras caminaba por los pasillos de aquél mall que recorro todos los días para llegar a la oficina, en forma aleatoria mientras sonreía casi riendo, mi mirada se cruzó con la de algún señor que iba pasando. Su reacción fue curiosa. Tal pareciese que fuera yo la coqueta del siglo 22 tirándole la ropa interior. Aceleró el paso, miró al piso, etc. Ha de saber señor, que cuando Nefer quiere tirar el "calzoncín", no se anda con pequeñeces y se quita toda la ropa, así que no se emocione, que no... sonreía a mis recuerdos, no a Usted.

De regreso del sushi, en el ascensor me topé con algún otro desconocido... y curiosamente, la misma reacción. O todos los hombres en esta ciudad se creen muy galanes o son muy neuróticos, o de plano tengo que dejar de sonreír.

jueves, julio 08, 2010

martes, julio 06, 2010

Diosa...

Me despierto y salgo de la habitación... no quiero que el faraón se despierte todavía.
Me acerco al espejo... pienso en todos los kilos que tengo que bajar. No me había entrado la conciencia de ello hasta que me ví ayer en aquél salón, con el gigantesco espejo, entre mujeres y jóvenes tomando aquella clase de "Rythm & Motion". Entre aquella muchedumbre de cuerpos ejercitados, a pesar de que otras personas no tan ejercitadas estaban a mi alrededor, me sentí como aquellas antiguas estatuillas de barro representando a la Diosa de la fertilidad.
Decidí no pensar en ello y avocarme a la clase, que la verdad me agradó mucho. Saliendo de allí, decidí que volveré al fin a mi rutina de ejercicios y que seré la nueva Nefer. La mejorada.

Siempre me había gustado aparecer en fotografías, con amigos, frente a monumentos, plasmando recuerdos en pixeles de aquellos lugares que visito. Hoy, rehuyo a las cámaras. No porque piense que me robarán en alma, sino por la vergüenza de haber llegado a lo que he llegado. Nunca había estado de semejantes proporciones. Podría echarle la culpa a aquél tratamiento hormonal, que no dudo haya contribuído... pero debo aceptar que he descuidado mi alimentación. En fin.

domingo, julio 04, 2010

4 de julio

Tras un par de semanas del otro lado del charco, me encuentro echada en el sillon de la sala viendo television mientras tecleo este holgazan post.

No tengo ganas de mucho, estoy cansada y lo mas seguro es que me vaya a dormir en un par de horas. El faraon y yo pensabamos salir e ir a los fuegos artificiales, pero a como veo la tarde, va a estar de flojera y seguramente nos quedaremos encerrados por hoy.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...