lunes, octubre 11, 2010

Reflexiones luneras

Los días pasan lentamente, aunque el tiempo vuela... ésta frase que estoy viviendo me recordó a aquella película "WIT" con Emma Thompson, en el minuto 8:56...

In truth, it is like this:
You cannot imagine... how time can be so still.
It hangs. It weighs.
An yet there is so little of it.
It goes so slowly
And yet it is so scarce.
Not to worry: "Brevity is the soul of wit"

Tanto tiempo ha logrado que mi cerebro haya regresado a los antiguos patrones... el condenado pensamiento, el enemigo de la mente. No sólo pienso en lo que vivimos día a día en nuestro pequeño núcleo familiar: mi marido involuntariamente abandonado,mi hermana ausente, mi hermano presente pero enfermo y mi madre en estado grave.
A veces mi mente viaja a otros temas... el seguro de desempleo, en el cuál, no he llenado aplicaciones para un nuevo trabajo debido a esta incertidumbre; el faraón, los lejanos suegros...
Y mi mente se detiene en los suegros... tan sencillas que podrían ser las cosas y ya pasaron más de dos años y ni siquiera son para pedir disculpas o propiciar un acercamiento. No porque los necesite, que en realidad así en la pequeña familia nos hemos apoyado mucho. Pero es triste ver que incluso en este tipo de situaciones, tengan esas lamentables reacciones. Ni hablar. Luego el pensamiento baila hacia lo cómodo "a los suegros, mientras más lejos, mejor".
Estando en la situación en la que estoy, no le deseo a nadie lo que vivo... así que me gustaría que los suegros visitaran a su hijo, que olvidaran antiguas rencillas y sólo fuera todo tan sencillo, que se disfrutaran así mismos. En fin, su lejanía no fue desde aquél altercado, ya antes de yo conocer al faraón, él ya tenía sus distanciamientos -que ahora comprendo perfectamente-. Pero a estas alturas de las cosas... NADA tiene sentido, NADA tiene importancia...
No hay dinero que devuelva la salud, no hay amor que cure la enfermedad, sólo la hace llevadera... lo que en recientes momentos he descubierto, es que personas que no imaginaba me han dado todo su apoyo moral... amigos que tengo décadas de no verlos, se ofrecen a venir desde la ciudad para estar conmigo, se ofrecen a llamar, ofrecen remedios caseros, remedios naturistas, oraciones, porras, etc. Eso me ha dado un poco de consuelo.
Siempre he pensado con temor, que el día que muera mi madre, ése día quedaré seca, quedaré muerta... seré una muerta en vida. No imagino una vida sin ella. En años anteriores y en diferentes ocasiones tenía pesadillas, en las que mamá por alguna razón moría o que me hablaba siendo un fantasma. Corría a contarle a mamá y ella con una sonrisa afable me decía "los sueños, sueños son..."
Ésta vez, estoy en una pesadilla de la que no puedo despertar. En ella, mamá cada semana está más delgada, más débil y más triste. No hay poder humano que le levante el ánimo, ni alimento que la nutra... ni amor que la reconforte... éste maldito cáncer la está consumiendo... mientras, aunque trato de permanecer en el aquí y el ahora, tengo una dosis diaria azotándome: la triste realidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...