jueves, enero 14, 2010

Cavernicolas




Estábamos en familia en casa prestada, listos para cenar en Navidad. La dueña de la casa era una prominente socialité que había dejado sobras de la cena.

Nos sentábamos alrededor de la mesa, tratando de "cortar" el pavo... lanzábamos las piezas al piso de madera y tomábamos la carne suelta para darnos el festín.



Mientras entraba la dueña, nos apresurábamos a barrer el tiradero mientras seguíamos tragando como trogloditas.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...