jueves, diciembre 23, 2010

Vacío en la nada...

Y como bien lo decías... ya nada importa.

Amanecí con un resfriado. Overkill y yo bajamos a algún doctorcillo a que nos recetara, para poder sobrevivir el retiro que se aproxima a pasos agigantados.

No sé cómo explicar por lo que estoy pasando. Es una mezcla de certeza que todo va a estar bien y la sensación de que todo esto que acaba de pasar, pasó hace años. Te extraño pero no te pienso con dolor. Es tan extraño y tan diferente a lo que sentí con la muerte de papá. Tal vez porque tuve la oportunidad de estar contigo las 24 horas, atenderte como te merecías, darte toda mi atención, amor y apoyo. Te dí todo... y todo se fue contigo. Así que me quedé sin nada.

Siento como si mi ser fuera un envase vacío al que ahora tendré la oportunidad de llenar con nuevas experiencias, sentimientos, recuerdos.

Descansa en paz y feliz, que ese cosmos del que hablabas, ya te está abrigando. Te quiero mucho y siempre estas conmigo, en mi mente y mi corazón... pero es hora de partir... partir hacia lo nuevo y desconocido, sin miedo.

Mi percepción de la muerte cambió totalmente. No hay nada que temer, porque ya nada importa.

domingo, diciembre 19, 2010

Iluminación...

Tras estar hospitalizada, el jueves pediste que adelantáramos la Navidad. Con una logística un tanto desordenada, nos vimos a la tarea de prepararte tu reunión.

El viernes, envolvimos juntos los regalos y horas más tarde la ambulancia te llevaba de regreso al departamento.

Acercamos el árbol a tu cama, así como la mesa y con la ayuda de los niños, decoramos tu cuarto.
Cenamos, abrimos regalos y estuviste muy contenta, pero muy débil.

El sábado el faraón se fue. Lo dejé en el aeropuerto. Debí mandarlo en taxi, habría estado más tiempo contigo.

La tarde pasó tranquila, aunque un poco aterrante para ti. Muy cansada pero aceptabas y pedías alimentos. La peque avisó que se quedaría por la noche.

Domingo... nos levantaste a las 5am, exigiendo que te pusiéramos de pie, que ya podrías caminar... me preguntaste si quería ir contigo. Asentí y te pregunté que si de parranda... "no estoy jugando" me respondiste. Nos apresuramos a vestirte.

Mamá: vámonos, no hay tiempo, nos esperan, no vamos a llegar (con voz emotiva aunque débil)
Peque, Nefer: sí, sólo te tapamos bien...
Mamá: ya vamos, no hay tiempo!

Salimos a la calle en pijamas y pantuflas, envueltas en cobijas, mamá con mi chamarra y en silla de ruedas. La madrugada estaba estrellada, silenciosa y bella. Mágica.

Mamá: vámonos, no hay tiempo, más rápido!
Peque: mira mamá! nos encontramos dinero!!! (a nuestro paso, alguien tiró monedas de diez pesos en lo que parecía haber sido un paquete envuelto en masking tape)
Mamá: eso no importa!!!! se nos hace tarde!!! no hay tiempo que perder!!!!
Mamá: (a overkill que venía detrás de nosotros) no!! tu regresa, no estás preparado.

Overkill con tristeza en la mirada, recogió las monedas de la calle y regresó al departamento. La peque y yo nos fuimos siguiendo sus indicaciones... "derecha!", "izquierda"... cuadras y tiempo transcurrieron...

Mamá: un árbol! busquen un árbol! donde no haya gente ni coches, ya que aquí no hay montañas... tengo que compartirles esta experiencia!!!!

Te acomodamos frente a unos lindos árboles, pero volteaste y dijiste que había un Oxxo feo y que mejor a la vuelta. La peque y yo, cada una a tu lado, nos apresuramos y cruzamos la calle, torcimos a la derecha y un auto tenía una calcomanía de Jesucristo con las palabras "búscame".
Dimos la vuelta a la izquierda y nos apuntaste a un árbol de amplias raíces.

Mamá: esto no es lo que yo esperaba, pero bueno, no importa. Ya nada importa... vieron?
Peque y Nefer: no má... que?
Mamá: (con una sonrisa débil y mirada en éxtasis) Me iluminé!!!! me iluminé!!!! vi el Cosmos!!!!, vi el universo en expansión!!! en el no pensamiento me llegó!!!, llegué a la unidad!!! lo positivo de la humanidad!!! la vida es lo mismo que la muerte!!!! ya nada importa!!!!, lo vieron?????
Peque y Nefer: no mamá,
Mamá: eso es lo que les quería compartir!, no lo olviden, busquen la iluminación! ya nada importa!, eso es todo lo que quería compartir.

Te diste cuenta de que la peque y yo no estábamos tan cubiertas en aquélla gélida madrugada, así que nos pediste regresar a dormir. Recorrimos todas aquellas cuadras potosinas en la obscuridad hasta que llegamos al departamento. Te cargamos y pusimos en la cama.

Dormimos todos hasta las once de la mañana. Después, ya estabas muy débil. Balbuceabas palabras que no podíamos distinguir, pedías irte, ya no querías estar. Cansada, decías que ya nada importaba, que había el trabajo que quisiéramos, los negocios que quisiéramos, que el universo era maravilloso.

Horas más tarde, pediste comida. Mientras nos turnábamos para bañarnos, nos pedías que desayunáramos, que comiéramos, que durmiéramos... no te dejamos sola. Tenías miedo a la obscuridad, a estar sola.

Te tomamos la presión a intervalos regulares. Tu presión y respiración eran cada vez más lentos.
Mientras la peque se bañaba, el overkill y yo estabamos contigo. El tomaba tu mano mientras preocupado me indicaba el decenso en tus vitales. Posaste tu vista en él. Yo, con la computadora en mano, le pedí que te dejara descansar. En ese momento, tu mirada se fijó en la mía... diste un leve suspiro, como que algo te bloqueaba la respiración, como si hubiéses dado un trago por el lugar equivocado... corrí hacia ti.

Nefer: mami, te acomodo?
Overkill: má, te acomodamos...

Era demasiado tarde, en aquél momento, con tu mirada fija en la mía, expiraste con un leve sonido, que parecía un grito que se ahogó en aquella debilidad. En ese momento te nos fuiste.

Tu cuerpo, un envase vacío... yacía ante nosotros... ya no eras tú, era sólo materia. Te fuiste así sin más.

viernes, diciembre 10, 2010

Navidad adelantada...

Y mamá, tras las palabras necias de un negativo doctor, decidió adelantar la Navidad, así que la peque y yo nos dimos a la tarea de comprar cuanta cosa se nos ocurrió: desde árbol de Navidad, hasta utilería para cenar... encargamos un pavo que estará listo para antes de la  noche de manaña y estaremos envolviendo regalos a la brevedad.
Piensa que su tiempo se acaba, que no hay que perderlo y aprovechando que estamos todos con todo y faraón (quien se va el sábado) para aprovechar la oportunidad y hacer el pachangón.

Yo me encuentro al borde de un ataque de nervios y sé que todo esto se viene muy pronto. Su piel supura agua, lo cual parece indicar (aunque los médicos le quieren adornar y no decir gran cosa) que sus riñones no están funcionando tan bien que digamos. Estoy histérica. Tengo pánico... pierdo a mi madre y no hay cosa que pueda hacer al respecto, ya no puedo más...

domingo, diciembre 05, 2010

Tren...

El sonido del tren ha sido uno de mis favoritos desde niña. Cada que lo escucho, me recuerda cuando en la niñez viajábamos en él a Guadalajara a visitar a la linda abuelita materna. Salíamos por la noche en diciembre cada año antes de Navidad, a eso de las 8 y llegábamos por la mañana, tal vez a las 9 ó 10. Normalmente teníamos camarote con literas y desayunábamos en el restaurante a bordo. Los clásicos "hot cakes" con miel de maple o de abeja, café con leche y jugo de naranja.

Nos encantaba saltar de vagón en vagón, aunque a veces me producía temor... ver aquél suelo en movimiento que se asomaba entre las orillas de los vagones conectados.

Hoy escucho el sonido del tren mientras tecleo estas letras... sentada en esta incómoda cama, de este no tan cómodo departamento arrendado en el corazón de la ciudad potosina. Mamá está recostada frente a mi en la otra cama. Su sueño es profundo, su rostro terso pero sumamente delgado, la piel ya casi pegada al hueso.

Le sugiero apagar la luz. Me mira con ojos de súplica y me dice "todavía no hija", a pesar de que ya está con Morfeo. El overkill se enfermó, así que lo mandé a cuarentena a casa de la peque. El faraón llegó ayer y estará por una semana. Aunque me dio un inmenso gusto verlo después de cuatro largos meses de ausencia, no dejo de sentirme presionada por la situación.

Mamá ya es casi un 100% dependiente en todo. Bañarla, vestirla, cambiarla, alimentarla (cuando se deja) y apapacharla (también cuando se deja). De ser una dama sumamente independiente, física y emocionalmente fuerte... ahora no logra detenerse de pie por mucho tiempo y tiene muchos temores. Cuando le hacen preguntas, ya no contesta, me mira con preocupación y como sabe que sé sus respuestas, con una mirada sé que me pide que conteste por ella.

A veces me pregunto que pasará por su mente. Habla dormida (susurra) y cuando le pregunto qué sucede, ella me dice que no le haga caso, que habla dormida. Anoche preguntaba por el barandal (?)

Estoy emocionalmente hecha talco, aunque en su presencia finjo fortaleza. En silencio sollozo mientras me baño y me muerdo el puño para que no me escuche. Riño a diario con Overkill, no porque no lo quiera. Creo que mi temor se canaliza en furia y a veces no logro evitarlo. A menudo me encuentro disculpándome. No quiero convertirme en un monstruo.

Los quistes de ovario ya han de estar del tamaño de un dinosaurio, así que me tendré que ver en la necesidad de acudir al médico antes de la quimio de mamá. Tengo miedo. Siento desesperanza. No encuentro consuelo. Lo único que me mantiene a flote es el mantenerme inmersa en una rutina auto impuesta, en la que hago de todo. Aunque hay una señora que hace la limpieza tres veces por semana, cuando ella no viene hago lo propio. Últimamente se me ha agudizado la costumbre de lavarme las manos "n" veces durante el día, desinfectar "n" veces el baño. Empiezo a pensar que estoy desarrollando alguna especie de manía.

Tal vez la obsesión del "perfeccionismo" anda por regresar. La dejé en alguna parte después de la muerte de papá.

sábado, diciembre 04, 2010

En blanco...

Iba a escribir un montón de palabras y pensamientos... extrañamente, al encontrarme frente al computador, se me fueron... cual vil palomas de plaza cuando alguien se acerca... abur...

viernes, noviembre 26, 2010

Enseñanzas...

En la vida, siempre hay primeras veces. Lo que nunca imaginé que experimentaría o viviría, me ha sucedido.
A veces tiene uno la boca muy grande. De haber sabido el poder de las palabras, me habría callado algunas cosas desde pequeña.

La primera insensatez que llegué a decir en repetidas ocasiones es que yo no quería tener hijos. -Concedido.
La segunda estupidez que dije, que no quería vivir más de 40 años. -Estoy a tiempo para enmendar esta barbaridad.
La constante que dije durante mucho tiempo, que no valía la pena vivir. -Al igual que la segunda, a tiempo de no retar al destino.

Mamá en ocasiones durante nuestra corta vida también decía similares tonterías.
Cuando las situaciones se ponían difíciles y en repetidas ocasiones, una de las cosas que decía era que así reptara, no necesitaría de la ayuda de nadie. Como latigazo, el destino le dio muy duro. Ahora, tan débil que literalmente tiene que reptar, nos necesita más que nunca.

Hace muchos años, cuando era yo una puberta, mi tía yeyé me contaba sobre la metafísica. Sobre los decretos y esas cosas. Años más tarde, leí y vi el "Secreto". En fin, tantos avisos, a veces la novedad me animaba... pero al final... hice caso omiso.

Tras vivir la enfermedad de mamá, ahora me queda clarísimo que hay que tener cuidado con lo que uno piensa y aún más cauteloso con lo que uno dice en voz alta. También extremadamente consciente de lo que a uno le tiene miedo, porque seguramente eso sucederá.

En mi caso, a veces hablo por hablar... sobre todo cuando me dejo llevar por la ira y la estupidez. He dicho muchas cosas sin sentido, pero con la fuerza de la ira se ha logrado materializar. Tal vez las cosas no se dan en el momento, pero más tarde suceden.

No me queda más que perdonar mis estupideces, perdonarme a mi misma y pido perdón a cualquier persona que consciente o inconscientemente le haya hecho daño por mi insensata verborrea.

jueves, noviembre 25, 2010

Aquí no se celebra...

pero a lo único que puedo contribuir en el famoso día de "Thanksgiving" es... que agradezco tener la oportunidad de convivir con mi madre y familia en mi país.

He dicho.

domingo, noviembre 21, 2010

Ilusión ilusoria

Sé que el título tal vez lo haya tomado de alguna frase muy utilizada por algún escritor de libros de superación personal... pero en realidad... el título de este post le va como anillo al dedo a lo que vivo últimamente.

No sé si ya soy un zombie ambulante... pero el caso es que últimamente ya hago todo en automático y existen momentos en que no recuerdo lo que pensabe en instantes anteriores. Trato de llevar una rutina, que se rompe cuando salimos al hospital o cuando voy a comprar víveres.

He tan llegado al grado de no querer pensar en mi presente, que me ausento de él... a veces sólo mi mente está en blanco, en otras ocasiones, mi mente se pierde en tonterías como el día de hoy. El Dr. O. es algo así como un héroe para mí. No sólo fue él quien recibió la penúltima vez a mamá en urgencias, sino el tío que se esmeró en presionar a aquél directivo para que le autorizasen el tratamiento que le negaban, intentando convencernos de ir a otras ciudades a conseguirlo.

Después de eso, una vez más cuando la dra. aquella no estuvo, él se encargo de darle seguimiento a sus dolencias. Ayer se apareció casualmente por los pasillos del hospital mientras estaba fuera de la habitación de mamá hablando de no sé qué cosas con hermano y tía. Tímido (como antes no lo había percibido), los ignoró y me saludó mientras se sonrojaba. En ese momento sentí algo extraño que no había sentido en un largo tiempo. No sé describirlo... pero recordé como cuando a los trece años, mientras holgazaneaba en la cama antes de levantarme por las mañanas, fantaseaba por horas de "n" estupideces.

Lo recordaba hace algunas horas mientras le preparaba un jugo a mamá en la cocina... y surgió un diálogo interno y un tanto absurdo y sarcástico en mi ya tonta cabeza:

(Recordando la conversación de hace horas)
Dr. O: Hola Nefer, tu mamá en quimio?
Nefer: Hola Dr, como está?, no... la quimio la tuvo hace un par de días... está en transfusión
Dr. O: ah, sí, entonces la estan transfundiendo... ok... (titubeo)... por favor, salúdala de mi parte
Nefer: gracias dr, de su parte...

(Luego, mi mente creativa se dió a la fuga, continuando con el absurdo en mi cabeza)
Dr. O: -viendo que no llevo anillo en el anular izquierdo, sonríe tímidamente y se acerca-
Nefer: Dr... no le apetecería echarse un brinco?
Dr. O: mmmhh tengo guardia esta noche
Nefer: no hay problema, está el edificio de enfrente. Tal vez consigamos el arnés y las ligas
Dr. O: por qué no, claro. Hay que programarlo

(En mi mente cansada y sólo pensando incoherencias, substituyo lo del brinco al vacío por una noche pasional. No porque me haya gustado el tío, en realidad como lo dije anteriormente es un tanto extraño. No me parece atractivo, ni habría motivo para pensar en ello. A qué loca se le ocurre en semejantes circunstancias -madre en problemas de salud, yo una mujer casada- estar pensando en tanto disparate. No sé cómo, ayer aquél doctor despertó en mí algo que estaba muerto por tanto tiempo. No sé describir la sensación ni el sentimiento. Tal vez el hecho de verlo nervioso y tímido sólo hizo que mi corazón sintiera un pequeño pellizco).

No sé ni lo que escribo, ya estoy desvariando, son las casi dos de la mañana y yo tecleando necedades y estupideces. Tal vez ya estoy perdiendo la razón... creo que necesito darme un respiro, tomarme unas pastillas para dormir y hacerlo por tres días seguidos. Tal vez así, despierte de nuevo a la triste realidad que me espera y vuelva al cabal juicio.

Lo sé, estoy perdiendo la razón.

sábado, noviembre 20, 2010

Labor Altruista

Estimado lector, requerimos de un paquete de sangre el día de hoy para mi mamá, ya sólo falta un paquete de dos... aquí los datos. San Luis Potosí.

domingo, octubre 31, 2010

Domingo tedioso

Los domingos siempre me han parecido una tortura china... desde niña:
Levantarse temprano, bañarse, vestirse bien porque iríamos a donde la abuela paterna. Una mujer súmamente crítica y de mala leche.
Estar sentados como estatuas en aquellos sillones ridículos forrados de plástico, escuchando a mi padre cantar ópera mientras que la tía (igual que la madre de mala leche) tocaba el piano a disgusto.
Papá parecía disfrutarlo... yo disfrutaba de su canto, pero no de la compañía. Mamá al igual que nosotros, como muñeca de porcelana, sentada sin moverse mucho, ya que cualquier movimiento o sonido sería severamente juzgado.
Después de comer aquella comida y escuchar las mismas conversaciones, subíamos al estudio del abuelo a hacer la tarea. La casa era tenebrosa. Había mala vibra.
Sólo se hablaba de ópera, de las grandezas de los miembros de la familia, de egos, de críticas de otras personas (las dos mala leche masticándo a media humanidad) y fastidiando a mi mamá.
"Pobrecitos, mira cómo su madre no los cuida", decía aquella anciana, con toda la envidia en su mirada.
- mentirosa - me decía yo mentalmente... ella qué sabría del trato de mi madre.
Ya fallecido mi padre, los domingos eran un agujero negro... nada lo podía llenar. Me levantaba tarde, prendía el televisor y me embrutecía con series de televisión hasta que hastiada la apagaba. A veces salía con amigos, pero no dejaba de sentir ése enorme vacío.
Hubo épocas en las que salía con amistades del trabajo o de la universidad y los domingos los utilizaba para cargar baterías o curar las crudas (hubo tres significativas borracheras y la última, la que me hizo jurar no tomar ni una gota más en lo que restara de mi existencia).
Sólo me gustaban los domingos cuando la pasaba con personas que robaron un pedazo de mi corazón... y otros que me robaron hasta la razón.
A veces acompañaba a mi abuelita - la buena, la materna - a misa... papá detestaba que desde niña, mi abuelita a escondidas me llevaba. Debo confesar que a mi me gustaba... me parecía todo un misterio, ya que en casa, papá imponía el ateísmo.
Ya casada, los domingos pasaban sin ton ni son, haciendo labores hogareñas, preparándo cosas para la semana por comenzar. Pero el vacío siempre estuvo ahí.
Hoy, me encuentro en un sillón de hospital tecleando estas abúlicas letras, observando a mi madre dormitar. Cada hora ayudándola con sus masajes, sus ejercicios respiratorios y cuanta cosa suceda en el instante. Aún así, en los periodos de silencio y dormitación, siento un boquete en el corazón. No sólo aquél agujero negro que me chupaba desde niña, sino ahora un tornado invertido que me sigue succionando y que no le veo fin.
Este boquete me está consumiento el corazón y la razón.

jueves, octubre 28, 2010

Día Cero

"¿Cómo llegué aquí?" - me preguntó con su tierno rostro afilado y con una expresión de desconcierto y preocupación...
"Má, me pediste que te trajera", "¿qué tienes hija, estás enferma?", "no má, no he dormido nada... sólo estoy cansada".
La encamino de regreso del baño a la cama. Ésta parece incomodarle, como si fuese su enemigo y me enfatiza con la mirada que mejor la acomode en aquél sofá para las visitas.
Acomodo la sábana, sus cojines y la ayudo a sentarse en el sofá.
"Apaga la luz hija". Momentos más tarde, se queda mirando fíjamente hacia la ventana. "Hija, ¿cómo llegué aquí?", "Cómo mamá... no te entiendo" - le contesté agotada... ya dos noches sin dormir, me está empezando a convertir en una especie de zombie.
"¿Qué hacemos en casa de tu tía Conchita?" - desorientada, "Má, estamos en el hospital..." - desconcertada...- "¿por qué hija? ¿estás enferma?" - viéndome con ternura y preocupación. Pensé que su sentido del humor había despertado cuando el ausente sueño danzaba en la noche, pero yo ya desesperada de no dormir, le recordé "Má... estás malita, estamos en el hospital. Hoy te pusieron tu primera quimio".
Sollozando me pidió que prendiera la luz, que no sabía dónde estaba, que tenía miedo.

Prendí la luz, la abracé y le dije que todo estaría mejor. "Ya llevamos dos noches sin dormir má... por eso nos sentimos como en Saturno. No te preocupes, vamos a dormir".

sábado, octubre 16, 2010

Reflexiones Saturninas

Los fines de semana en estas circunstancias se hacen mucho muy pesados. Más que entre semana... que siquiera partimos la rutina al salir a citas con médicos o a comprar la despensa.

Los sábados son leeentos... rutinarios... levantarse, bañarse, bañar a la tierna y adorable mamá, vestirla, peinarla, prepararle el desayuno, acomodarla con sus almohadas favoritas y prenderle el televisor, que ella misma apaga a los cinco minutos.

En silencio, el overkill (el enemigo aliado - hermano)acomoda no sé qué cosas... A veces invade mi espacio vital. Está aterrado... lo malo de su estado, es que necesitando de un trasplante de hígado, todo le es más pesado... respirar, caminar, pensar... pero se ha vuelto muy sensible.

Es apapachón, pero en estos momentos lo que menos quiero es apapacho. Tengo un humor de perros, no me calienta ni el sol y a veces nos la pasamos discutiendo en silencio. Esto tiene que terminar. Basta de discusiones. Creo que necesitamos a alguien que nos dé un par de cachetadas guajoloteras y poner la bandera de tregua.

Lo quiero mucho, pero debo aceptar que a veces no lo soporto. Desde niños siempre fue así... rivales sin motivo aparente, aliados en travesuras o castigos... y en esta ocasión, sólo dos almas perdidas que se encuentran en asfixia.

Asfixia del encierro, de esta complicada complicidad... de este hastío. Hastío de la tristeza, hastío de la incredulidad, hastío de esta realidad.

Para romper este hastío, esperamos a los sobrinos. Hoy vienen de visita para alegrar a la abuelita. En lo que a mí me toca, me comprometí a hacerles unas hamburguesas y a darles helado... ah... sí... y a prestarles el internet.

lunes, octubre 11, 2010

Reflexiones luneras

Los días pasan lentamente, aunque el tiempo vuela... ésta frase que estoy viviendo me recordó a aquella película "WIT" con Emma Thompson, en el minuto 8:56...

In truth, it is like this:
You cannot imagine... how time can be so still.
It hangs. It weighs.
An yet there is so little of it.
It goes so slowly
And yet it is so scarce.
Not to worry: "Brevity is the soul of wit"

Tanto tiempo ha logrado que mi cerebro haya regresado a los antiguos patrones... el condenado pensamiento, el enemigo de la mente. No sólo pienso en lo que vivimos día a día en nuestro pequeño núcleo familiar: mi marido involuntariamente abandonado,mi hermana ausente, mi hermano presente pero enfermo y mi madre en estado grave.
A veces mi mente viaja a otros temas... el seguro de desempleo, en el cuál, no he llenado aplicaciones para un nuevo trabajo debido a esta incertidumbre; el faraón, los lejanos suegros...
Y mi mente se detiene en los suegros... tan sencillas que podrían ser las cosas y ya pasaron más de dos años y ni siquiera son para pedir disculpas o propiciar un acercamiento. No porque los necesite, que en realidad así en la pequeña familia nos hemos apoyado mucho. Pero es triste ver que incluso en este tipo de situaciones, tengan esas lamentables reacciones. Ni hablar. Luego el pensamiento baila hacia lo cómodo "a los suegros, mientras más lejos, mejor".
Estando en la situación en la que estoy, no le deseo a nadie lo que vivo... así que me gustaría que los suegros visitaran a su hijo, que olvidaran antiguas rencillas y sólo fuera todo tan sencillo, que se disfrutaran así mismos. En fin, su lejanía no fue desde aquél altercado, ya antes de yo conocer al faraón, él ya tenía sus distanciamientos -que ahora comprendo perfectamente-. Pero a estas alturas de las cosas... NADA tiene sentido, NADA tiene importancia...
No hay dinero que devuelva la salud, no hay amor que cure la enfermedad, sólo la hace llevadera... lo que en recientes momentos he descubierto, es que personas que no imaginaba me han dado todo su apoyo moral... amigos que tengo décadas de no verlos, se ofrecen a venir desde la ciudad para estar conmigo, se ofrecen a llamar, ofrecen remedios caseros, remedios naturistas, oraciones, porras, etc. Eso me ha dado un poco de consuelo.
Siempre he pensado con temor, que el día que muera mi madre, ése día quedaré seca, quedaré muerta... seré una muerta en vida. No imagino una vida sin ella. En años anteriores y en diferentes ocasiones tenía pesadillas, en las que mamá por alguna razón moría o que me hablaba siendo un fantasma. Corría a contarle a mamá y ella con una sonrisa afable me decía "los sueños, sueños son..."
Ésta vez, estoy en una pesadilla de la que no puedo despertar. En ella, mamá cada semana está más delgada, más débil y más triste. No hay poder humano que le levante el ánimo, ni alimento que la nutra... ni amor que la reconforte... éste maldito cáncer la está consumiendo... mientras, aunque trato de permanecer en el aquí y el ahora, tengo una dosis diaria azotándome: la triste realidad.

domingo, octubre 03, 2010

Reflexiones domingueras

"El sufrimiento es opcional"

Pensando en las dos posibilidades...

La primera, no seguir el tratamiento
La segunda, tomas aquella "criptonita" que es la quimio...
La pregunta sería... ¿es el sufrimiento realmente opcional?

Ambas opciones me parecen descabelladas de cualquier forma. Las dos ocasionan sufrimiento, a ver budistas, que alguien me responda!!!!!

viernes, septiembre 24, 2010

Medidas Preventivas

Bueno, al menos después de las torturas de éstos últimos días (picotiza para sacar muestras de sangre e introducir líquidos de contraste por mis correosas venas, tomografías, etc.), todo salío normal. Y me refiero a normal en lo que se refiere a que no tengo cáncer de ovario o algo serio. Lo único, que como era de esperarse, tengo un nuevo quiste ovárico endometriosico de regulares proporciones que tendré que atender.

Por lo pronto, en la larga espera. Ojalá te decidas por algún tratamiento.

jueves, septiembre 23, 2010

Pocas series...

o películas me habían hecho llorar... hasta la fecha, veo esto y estoy peor que la "Magdalena"

lunes, septiembre 20, 2010

@#%¬*~! Cáncer...

A estas alturas no sé si estoy furiosa o extremadamente frustrada.
Entiendo que te sientas mal, que no tengas ganas de nada, pero de eso a darte por vencida... Bueno, quién soy yo para juzgar.
El caso es que ya me cansé de buscar "n" número de posibles tratamientos, médicos, clínicas, hospitales... estar esperando y esperando... para que lo único que escuche de tí es el famoso "...y éso, si es que funciona"... al menos trata algo! demonios!
De qué sirve que esté yo aquí?????? de qué demonios sirve?!?!?!?! si NO PUEDO HACER NADA!!!!!

En fin.

Chicas... si tienen síntomas de vientre inflamado, fatiga extrema, lenta digestión, dolores extraños en cavidad pélvica, problemas de pesadez en la zona pélvica o intestinos que no permitan desalojar... no le hagan caso al médico si sólo les dice que es depresión, cólon irritable, gastritis, etc...

Háganse un ultrasonido abdominal, exámenes de sangre con marcadores tumorales CA125... porque pueden estar alojando al enemigo en casa. Sí... hablo del estúpido cáncer de ovario que se puede colar al hígado y a cuanto órgano lo alimente de sangre.

Mientras tanto, mañana tengo cita con el médico de diagnóstico difícil para hacerme pruebas congénitas entre otros estudios para prevenir esta canija enfermedad.

viernes, septiembre 10, 2010

...

Sigues bajando de peso, comes como pajarito y te encorvas cada día más...
Aún así, tus hermosos y grandes ojos tienen luz y tu sonrisa emana ternura, aunque sé que sufres... la incomodidad y el cansancio te hacen bailar toda la noche, no hallas tu lugar.

Mañana es tu cumpleaños... y quiero que sea inolvidable, quiero que el tiempo se detenga y nunca perderte. ¿Recuerdas hace apenas un par de semanas que decías que no llegarías a tu cumpleaños? lo lograste... así como lograrás día a día estar un poquito más fuerte. Me entristece cuando en un lapso de fatiga pierdes la esperanza y prefieres ver el final. Quisiera más momentos de dicha, cuando te sientes bien y descansada, que es cuando recuperas la fé y la confianza.

No quiero que sufras ma... mientras, estoy contigo aquí y ahora.

sábado, agosto 28, 2010

Lagrimas correosas...

Pues lo que se sospechaba, el enemigo silencioso invadió tus órganos en muy poco tiempo. Cuando vine hace tres meses no estabas así...

Tengo una mezcla de incredulidad, de impotencia, tristeza... esto es una pesadilla. Nunca me imagine que viviríamos una situación así y menos tan intempestiva. Ya te resignaste y eso me asusta, pero por otro lado percibo la realidad y no me queda más que aceptarla. Sólo deseo de todo corazón que no sufras dolor.

A veces pienso que vivo una vida paralela, de alguien que se empecina en darme una lección. Apenas llegué para ver que era lo que pasaba, una semana más tarde nos dan el horrible diagnóstico y para colmo me despiden vía telefónica del trabajo (ésto último la mínima de mis preocupaciones) pero todo se juntó y me siento como una bomba atómica a punto de detonar.

No quiero pensar en mañana, quiero estar contigo todo el tiempo. A veces maldigo la hora en que me fui del país... haberte dejado sola. Sé que me dices que no sienta culpa por algo que no tiene sentido, que no tiene caso. Nada tiene caso más que poder verte sonreír una vez más, verte caminar y respirar.

Te miro mientras duermes, tus bellos y enormes ojos... a pesar de esta situación eres mi ejemplo... tienes una infinita paz. Quisiera tomarte en mis brazos y arrullarte como tu lo hacías cuando yo era pequeña. Acariciar tus mejillas y decirte que todo va a estar bien. Mi dulce mamita.

¿Ya qué tiene sentido?

martes, agosto 24, 2010

No puedo más...

No, no es la canción de Caló.

Me duele el corazón de tener el llanto atravesado y no poder llorar. No quiero llorar enfrente de tí, por que no quiero que entres en pánico. Pánico de saber lo que todavía no sabemos, para qué adelantarnos. Sí, tengo miedo y mucho. No me imagino mi vida sin tí pero lo que más me da miedo es que sufras más de lo que ya has sufrido.

Te veo ahora tan delgada, tan frágil... duermes sentada o de rodillas porque ya no te hallas. Tus mejillas caidas y vacías, tus bellos ojos grandes, aún más grandes. Tus brazos caen como hilachos a tus costados.

Trato de dormir pero no puedo, te observo al pie de la cama de rodillas en aquella colchoneta, reposando tu cabeza sobre tus brazos recargados sobre el colchón de la cama. Me duele, por que no puedo hacer nada, ni hierbas chinas, ni copitas de succión, ni acupuntura, ni reposo. Ni modo, intentamos todas las alternativas que deseabas y teníamos que finalizar con lo occidental.

Pido que los médicos tengan la sabiduría para darte un buen diagnóstico y que elijan el tratamiento adecuado. Estás muy jóven aún, tanto que ver, que vivir, que viajar. Aún no hacemos ese viaje a Grecia... pídele a tu cuerpo paciencia... paciencia para aguantar, fortalecerse y sanar. Por una vez en esta vida pido un milagro y éste... que te cures pronto mamá...

domingo, agosto 08, 2010

jueves, julio 29, 2010

Viva el presente

Y... paso a dejar una pequeña huella...
 
Conduzco el auto hacia el trabajo, escucho música. No compulsivamente como acostumbraba cambiar piezas cada 3 o 4 segundos, las dejo fluir y con ellas mi mente sin pensar.
Aunque me transportan a lugares y épocas añejas, con gusto me doy cuenta de que ya no añoro el pasado. Me gustan las canciones por lo que son y no por lo que representaban para mí... y aunque sí recuerdo situaciones, personas y vivencias, sólo sonrío y continúo apretando el acelerador.
 
Creo que me he curado del pesado pasado... a continuar viviendo el presente!
 
No prometo nada pero tal vez vuelva a venir a danzar en algunos días...

miércoles, julio 14, 2010

Sonrisas

Hoy fue uno de ésos días en los que sin pensar o sin querer me la pasé sonriendo... a veces con el recuerdo de alguna situación chistosa, de gente con la que he convivido que me ha hecho reír, no sé...


Me dirigía hacia el Soho Sushi a la hora del "lunch" cuando mientras caminaba por los pasillos de aquél mall que recorro todos los días para llegar a la oficina, en forma aleatoria mientras sonreía casi riendo, mi mirada se cruzó con la de algún señor que iba pasando. Su reacción fue curiosa. Tal pareciese que fuera yo la coqueta del siglo 22 tirándole la ropa interior. Aceleró el paso, miró al piso, etc. Ha de saber señor, que cuando Nefer quiere tirar el "calzoncín", no se anda con pequeñeces y se quita toda la ropa, así que no se emocione, que no... sonreía a mis recuerdos, no a Usted.

De regreso del sushi, en el ascensor me topé con algún otro desconocido... y curiosamente, la misma reacción. O todos los hombres en esta ciudad se creen muy galanes o son muy neuróticos, o de plano tengo que dejar de sonreír.

jueves, julio 08, 2010

martes, julio 06, 2010

Diosa...

Me despierto y salgo de la habitación... no quiero que el faraón se despierte todavía.
Me acerco al espejo... pienso en todos los kilos que tengo que bajar. No me había entrado la conciencia de ello hasta que me ví ayer en aquél salón, con el gigantesco espejo, entre mujeres y jóvenes tomando aquella clase de "Rythm & Motion". Entre aquella muchedumbre de cuerpos ejercitados, a pesar de que otras personas no tan ejercitadas estaban a mi alrededor, me sentí como aquellas antiguas estatuillas de barro representando a la Diosa de la fertilidad.
Decidí no pensar en ello y avocarme a la clase, que la verdad me agradó mucho. Saliendo de allí, decidí que volveré al fin a mi rutina de ejercicios y que seré la nueva Nefer. La mejorada.

Siempre me había gustado aparecer en fotografías, con amigos, frente a monumentos, plasmando recuerdos en pixeles de aquellos lugares que visito. Hoy, rehuyo a las cámaras. No porque piense que me robarán en alma, sino por la vergüenza de haber llegado a lo que he llegado. Nunca había estado de semejantes proporciones. Podría echarle la culpa a aquél tratamiento hormonal, que no dudo haya contribuído... pero debo aceptar que he descuidado mi alimentación. En fin.

domingo, julio 04, 2010

4 de julio

Tras un par de semanas del otro lado del charco, me encuentro echada en el sillon de la sala viendo television mientras tecleo este holgazan post.

No tengo ganas de mucho, estoy cansada y lo mas seguro es que me vaya a dormir en un par de horas. El faraon y yo pensabamos salir e ir a los fuegos artificiales, pero a como veo la tarde, va a estar de flojera y seguramente nos quedaremos encerrados por hoy.

viernes, junio 18, 2010

"Lo correcto"


En el sueño, eras mi hermana. Habías tenido alguna historia de amor con el tío de la foto (Luke Wilson -quien en mi sueño no tenía nombre, o al menos nunca lo llamé o llamaste por su nombre-) y por alguna razón no había funcionado.
El y yo simplemente estábamos locos el uno por el otro, como un amor adolescente, obsesivo, que me hacia sentir mariposas en el estómago, él me amaba intensamente y yo a él.
Yo como siempre, me sentía culpable de estar con él, puesto que no era "lo correcto", puesto que eras mi hermana y él había sido alguien importante en tu vida. Pero en la mía, lo era todo. El era mi vida.
Mi amiga (quien en la vida real es mi hermana), la hacía de Celestina, facilitándome y encubriendo mis escapadas con él. Un amor puro, una química infinita. Nos veíamos a escondidas. Mi amiga me decía que tú algún día te enterarías. Y llegó el día en que te enteraste. Yo traté de ser lo más franca posible, al fin y al cabo, tu ya habías re hecho tu vida. Aún así, me hacías una escena. Yo me sentía culpable. Ví a mi amado y le dije que no tenía caso seguir juntos. El insistente y desesperado me pedía que siguiéramos, que ya lo de ustedes era pasado. Que hoy yo era su presente y él el mío y que me amaba con todo lo que existe en este mundo.
Así que cuando estuve dispuesta a dejar "lo correcto" para seguir lo que siento, decidí hablar contigo. Para cuando llegué a verte, tu ya te habías hecho a la idea, me pedías disculpas. Decías que ya no importaba porque lo de él contigo estaba en el pasado y que ya tenías otra vida.
El tío de la foto y yo, nos reunimos con alivio y amor en una banca en alguna avenida. Tomándonos las manos nos mirábamos a los ojos, nos levantamos y nos fuimos del lugar.

jueves, junio 17, 2010

Touchdown Jesus


Y por estos lugares el clima está tan loco, que en una tormenta eléctrica, el Jesús que recibía a los cristianos a brazos abiertos fue fulminado por un rayo.

Entre otras cosas, me dio gusto saber que la selección del "chicharito" metió dos golecitos a los francecitos...

Nada nuevo bajo el sol, el sábado parto hacia Munich por una semana para cerrar la segunda semana en tierras de la reina.

jueves, junio 10, 2010

Se abre el telon

Se que he andado un tanto desaparecida, no por gusto ni por disgusto. Simplemente he tenido conciencia del valor del tiempo y calidad de vida.
 
El verano pinta hermoso, mucho trabajo y unos cuantos viajes. Por el momento preparandome para dos de ellos.
 
Visita fugaz a la tierra que me dio vida, no me dio tiempo de mucho pero como siempre es un gusto.

jueves, mayo 13, 2010

:(

Me chocaron mi coche nuevo y arrancaron todo el frente :(

miércoles, abril 28, 2010

Moksha Yoga

Hoy el faraón y yo nos aventuramos después de cenar en algún lugar, a ir a un estudio de Yoga al que le traía ganas, ya lo había encontrado en internet, pero quería ver con mis propios ojos si esta sería una buena opción para mí y continuar con esta recuperación.

Le llaman Bikram Yoga y se practica en un salón cuya temperatura es aproximadamente 108ºF, equivalente a aproximadamente 42.2ºC y un cierto nivel de humedad.

Algunos de los beneficios que ofrecen es desintoxicación/purificación. Charlamos con la dueña quien es una de las instructoras, sólo de verla, es evidente que este tipo de yoga funciona. Su piel se ve de una jovenzuela (ella estará en sus entrados 40s, sin embargo se ve muy joven), además de su esbelta figura y me imagino que ha de ser vegetariana.

Así que sólo pase esta semana en la que cumpliré 3 tras la última cirugía, para poder hacer uso del pase de 7 días de clases ilimitadas por 20 dolarucos. Ya postearé cuando eso suceda para describir la experiencia.

sábado, abril 17, 2010

Silencio

Hace ya un buen  rato que desperté... el faraón sigue en los brazos de Morfeo. Yo, deleitada por el silencio de una mañana que pinta luminosa. El silencio es bello, enigmático. Me recuerda a cuando me despertaba de muy niña cuando mis padres y hermanos seguían dormidos, me escurría hacia abajo de la cama y en calcetines o "mameluco" me bajaba las escaleras aquellas de madera obscura con mosaicos, asida del barandal de herrería y madera. A veces me deslizaba por el barandal hasta abajo. Me gustaba el olor de la madera.
Ya en la cocina, observaba la puerta de la cocina que daba a un patio. Sin abrirla, veía las telarañas que a diario se formaban y las activas arañas bailaban en sus redes. En la cocina, la mesa impecable, con un frutero lleno de frutas frescas que mamá habría traído del mercado.
En el silencio me decía a mis pocos años, que yo sola podría calentar la leche. Así que tomé una silla y con cuidado de no hacer ruido, arrastré la silla hacia la estufa. Abrí la estantería, saqué un vaso de plástico, lo puse sobre la mesa. Abrí el refrigerador, saqué la leche y la vertí en el vaso. Regresé la botella al frigorífico.
Vi la lata de polvo de chocolate. La observé, tenía a un super niño en la etiqueta y al estarla atentamente analizando, me dio la impresión de que la lata se movía sola.
De puntitas y con cuidado de no derramar el contenido en el piso, desplacé el vaso hacia el quemador de la estufa, me trepé a la silla y giré la llave del gas de la estufa.
"Bluff" se escuchó mientras observaba la flama azul calentando mi leche. Con lo que no contaba a tierna edad, era que el plástico se fundiría al contacto con la flama.
El olor debió de haber despertado a papá y mamá... quien bajó corriendo a ver qué pasaba.
Al principio molesta me reprendió y luego se percató que sólo quería leche. Tiernamente me explicó que el plástico nunca se pone sobre la lumbre.

viernes, abril 16, 2010

Pequeñas Iluminaciones

Aunque por lo que has leído últimamente estimado lector, creas que mi vida es una desgracia, puedo enfatizar que este duro proceso ha sido una de las mejores cosas que me ha pasado en toda la vida. Sé que suena medio macabro el asunto, pero esto lo digo en términos mundanos vamos.

No sólo reverdeció mi relación con el faraón, a quien ahora le conozco muchas otras cualidades, sino que en los momentos más difíciles, ha aparecido gente muy valiosa en mi camino. Gente que lejos de criticar y burlona o sarcásticamente decir "ay qué flojera", "ay hazte una limpia", "ay que achaques", etc. en respuesta a un "cómo estás?", me han dado herramientas para seguir con el auto-conocimiento y desarrollo de técnicas se sanación física, espiritual y emocional.

Durante este momento ermitaño forzoso en convalecencia, me han caído un sin fin de veintes de personas, situaciones, he descubierto quien verdaderamente son amigos, o digamos no superficiales como los que sólo quieren saber el chisme y no se vuelven a comunicar, etc. y decidí depurar, sacar de mi vida a las personas arriba mencionadas.

Esta mañana tuve una epifanía durante un sueño y me desperté con estas palabras:
"Soy el universo, el universo es amor y viene de dentro de mí"

Y no... no fue la Morfina.

ER, Morfina: (Crónica 3a. Parte)

El traslado a la habitación no se dió sino hasta las cinco de la mañana y dos horas después llegó el aparecido dr.
Se disculpó conmigo y comentó que durante la cirugía habían detectado una posible infección y mandaron cultivos, -el dr me habló y dejó mensaje en celular informándome de esto el mismo día que ingrese a urgencias- pero que nunca se había imaginado que llegaría a esto. Resultado: inflamación de colon e infección de riñón. Ya se me había hecho muy raro que después de la cirugía no me hubiese recetado antibiótico alguno.
Permanecí todo el día hasta casi las siete pm con suero y antibióticos. Afortunadamente en el CT Scan no había indicios de intestinos perforados, que era lo que el tío anticipaba.
Ya estoy de vuelta a casa, lo bien que me sentía después de la cirugía se convirtió en un pequeño tropezón que me ha mantenido un poco en la lona. Pero no... aquí estoy y con el lema de mi hermosa madre, "SOMOS GUERRERAS!"

miércoles, abril 14, 2010

ER, Morfina: (Crónica 2a. Parte)

Para tal estudio, le hacen a uno beber un líquido de sabor entre amargo y dulce, que huele a químico. "Líquido de contraste" que puede ser de bario o yodo y durante el estudio, inyectan otro de yodo.
Inicialmente, la bestia de la enfermera me dijo que sólo tomara dos vasos de un botellón, que si podía, que tomara un poco más. Me limité a sólo tomar 2 vasos, que de por sí ya era una tortura siquiera tener esa substancia en la boca.
Noventa minutos después me llevaron a la sección de radiología. Después de algunas instrucciones y de que aquella "dona" me escaneaba, la técnica me pidió que elevara los brazos sobre mi cabeza, que sentiría calor y que me relajara, que siguiera las instrucciones de aquella máquina, quien a intervalos me decía "aguante la respiración"... "respire", mientras aquella cama se deslizaba en el centro de la dona.
Al inyectar el líquido de contraste, sentí como si me hubiesen metido a un horno microondas, todos mis órganos en cabeza, pecho y abdomen estaban hirviendo.

Después de algunas tomas, se acaba el suplicio y regresando a aquel cuarto de emergencias, la técnica me preguntó que porqué no me había tomado el líquido, que veía la botella todavía medio llena. Le dije que la enfermera indicó sólo dos vasos. Se la puso como chancla vieja, pues dijo que el colon no se vería si no me acababa el líquido. Resultados: CT scan inconcluso.
El médico llamó y decidió mantenerme hospitalizada por esa noche (ya eran las 4 horas de la mañana siguiente).

ER, Morfina: (Crónica 1a. Parte)

Recuento de los hechos:
Jueves 8 de éste, me tasajearon de nuevo por la endo, todo iba bien... sábado 10 escalofríos, domingo 11 pesadez en piernas y baja espalda, lunes 12 aparato digestivo completamente paralizado, pesadez en parte baja del abdomen, dolor de ingle derecha proyectándose hacia pierna derecha, dolor de espalda baja lado derecho con proyección hacia pierna derecha, calambres en ambas piernas, escalofrío y fiebre.
El faraón se comunicó con el médico el lunes por la noche y éste le recomendó llevarme a emergencias, le indicó que él llamaría para que nos atendieran rápido.
9pm arribo a ER.
Toman datos, vitales, muestras de sangre y fluidos, canalizan y esperan. Después de un rato, llega el médico en turno, quien decide que me pongan morfina para el dolor en lo que espero los estudios.
Nunca había tenido experiencia con ese tipo de substancia, la enfermera indicó que me sentiría un poco mareada y que luego pasaría. Inyectó la morfina en el canal del suero e inmediatamente sentí como si las meninjes se fueran a apagar, una sensación horrible, le indiqué que me sentía muy mal mientras el faraón me veía con consternación. "No te preocupes, sólo dura unos minutos y luego estarás más tranquila".
Tranquila y la ostia. El dolor abdominal seguía ahí, sólo que mi cabeza no le daba importancia. La inflamación ahí seguía y sentía todo. La cabeza era la que estaba de viaje, pero aburridamente de viaje en el presente.
Con sana resignación me dediqué a esperar. Aquél médico en turno había ordenado por sugerencia del médico que me operó, que me hicieran un CT Scan de abdomen.

jueves, abril 01, 2010

Una vez más...

... otra cirugía... espero que esta sea la última...

Ni hablar, creo que esto de ser mujer, nomás no se me da.

jueves, marzo 25, 2010

Metiendo la nariz...

Un tanto entretenida últimamente. Tan no quiero caer en lo de hace dos años, que me he estado informando y sigo sorprendiéndome de lo poco que le queda al ser humano...

Me refiero a la madre naturaleza... a lo que hemos contaminado este pobre planeta, envenenado aguas, alimentos, aire...

Ya había leído algo en el pasado, siendo que mi problema se origina por un exceso de producción de estrógenos que me han causado muchos pesares, me he estado informando más acerca de los xenoestrógenos. Estos son los que se derivan de procesos químicos y que ahora se encuentran en diferentes formas y productos, como los conservadores, agua "potable", ropa, etc.

Echa un buen vistazo a tus productos. Cualquier crema para piel, perfume, artículos de limpieza, jabón para la ropa etc... los contienen de una forma u otra. La más común es el conservador "parabeno" o "paraben", así que cualquier terminación en eso, es carcinógeno y xenoestrógeno.

El xenoestrógeno produce entre otros problemas, desórdenes endocrinos, entre ellos en casos extremos el riesgo de deformidades sexuales en niños y animales, además de problemas de endometrio etc.

También se encuentran en carnes procesadas, frutas y verduras con pesticidas, agua de la llave (aquí en la tierra del nuevo color, las tías se dan a la tarea de echar al retrete las pastillas anticonceptivas que a final de cuentas van al drenaje y de alguna forma se recircula).

En fin, estoy anonadada de todo lo que he encontrado y bueno, sólo pienso en los pequeñines... qué mutaciones habrá. Ni hablar.

Por lo pronto voy a tomar agua, últimamente tengo mucha sed (diría como camello, pero sería toda una contradicción, pues los camellos almacenan el agua, jeje... lo peor del caso es que retengo líquidos, pero bueno, ése es otro rollo).

Ya con calma y en forma escribiré a detalle sobre los contaminantes hormonales acá.

martes, marzo 23, 2010

Conciencia Política

Hoy hace 16 años me encontraba en Toluca, estaba asignada a un proyecto por un mes y regresaba los fines de semana a casa.
En aquél entonces como toda jovenzuela sobre protegida y frívola, la política me importaba un pepino. Vivía en mi pequeño mundo, una burbuja en la que importaba mi familia, mis amigos y mi estrenada carrera.
No fue hasta que precisamente hoy hace todos esos años, asesinaron a Luis Donaldo Colosio. Había seguido su campaña por los medios televisivos, no tanto por la política, sino que me ilusionaba que un ex alumno de la misma universidad que la mía, fuera el candidato a la Presidencia.
Su asesinato no sólo me indignó sobremanera, sino que despertó en mi la conciencia de lo que estaba pasando a mi alrededor. Esa burbuja que tenía que romperse como una pompa de jabón al fin había llegado a su término.
Entonces fue que me interesé por leer el periódico, ver las noticias, escuchar el radio noticiero y no sólo la música ponchis-ponchis de la época.

Poco tiempo después y por azares del destino, acompañé a mamá a la misa de un mes de fallecido de Colosio. No sé como terminé ahí, ese día estreché la mano de su viuda y la experiencia me zacudió. Una dama inteligente, que desafortunadamente tenía los días contados, dos niños pequeños y desconcertada por todo lo que había sucedido. Un futuro abruptamente interrumpido.

Hasta la fecha aunque mucho se rumora, poco se sabe de los verdaderos hechos. Hoy, me siento en mi rutinario cubo una vez mas echando ojeada al periódico en línea.
Se me viene a la mente el viejito gruñón. Murió justo por empezar el sexenio del que inspiró los chupacabras que se vendían en las esquinas... y pensar que llegó a colaborar con el "pelón". Me pregunto que pasaría por su mente si estuviese vivo...
Yo sigo expectante, aquel tío sigue entrando y saliendo del país como le viene en gana...
Suspiro, mi mente se detiene un momento... qué tendrá que pasar para que se acabe la delincuencia y corrupción en mi país...?

jueves, marzo 18, 2010

Investigando el agujero negro

Y ya que tuve un destello de iluminación en el que me di cuenta de mis pesares... me daré a la tarea de inspeccionar el agujero negro y ver hacia donde da el otro extremo.

No se a ciencia cierta hacia dónde me lleve el auto conocimiento, pero suena interesante. Algún buen amigo me hablaba en varias ocasiones de "la conspiración del universo para que juegue a mi favor"... trataré de volver al experimento que dejé en el olvido hace ya tiempo...

Dejando a un lado los malos hábitos recientes, por primera vez desde la última cirugía, boté la laptop del faraón y vine al sótano a teclear en la vieja computadora de escritorio. A mi derecha, detrás del biombo, se encuentra un pseudo piano (teclado que el faraón entusiasmado me regaló en mi primer cumpleaños juntos).

Todo lo que he dejado de hacer por el retiro obligado y des obligado. Tendré que comenzar a cultivar mi espíritu de nueva cuenta. Es tiempo de dejar, de continuar fluyendo y emprender el vuelo. Pequeños pasos... "piano piano si va lontano"... diría mi mamá... sabias palabras.

Ya casi convertida en una ermitaña y un tanto desconectada de varias cosas -a pesar de mis largas horas de evasión en aplicaciones, juegos y rutinas cotidianas- decidí asomar de nuevo la nariz... coincidiendo con el bello clima que se ha dejado ver los últimos días.

No veo mas que la profundidad de ese cono que me chupa, pero tengo curiosidad de ver qué me espera.

Insight...

I don't know why but today I feel like writing in the language I usually run away from.

After my massage session with the nice lady, and the speak/touch technique, I came to realize that what has been bothering me for such a long time is the fact of being disregarded by people.

Everything started when I told her I felt tired most of the time, and that I was tired of feeling tired. Then the conversation -or should I say monologue- went on and on... (from domestic situations, work and health related issues, etc) until she asked me how my body was feeling about it, while she was massaging and aligning my energy...

Not only did I end up in tears... but she made me realize from my own answers to my own conversation, that it is not anger, it is not fear nor frustration, it is just the fact of not being heard, being disregarded.

From now on, I will disregard all the people who disregard me. Igual-a-igual... and as she told me... give them all the boot!

He dicho!

martes, marzo 16, 2010

Lost

No me había enganchado con esta serie televisiva hasta hace dos años... así que hoy religiosamente me encuentro sentada en el sofá atenta... te preguntas y porque tecleo??? dichosos comerciales que duran un buen rato.

Rutina de costumbre, chamba, cita ajusta-huesos y pie, cena, una "jugadita" en facebook y ... ok regreso al rato...

lunes, marzo 15, 2010

Mejor Clima

Y ahora que el clima esta mejorando, decidi volver a las andadas y tomar el camion. No solo para usar los boletitos que me quedan, sino para ahorrar gasolina.
Subo al camion y me informan que esos boletos ya no son validos. Lo bueno es que aun puedo canjearlos por lo que sea nuevo.

Me levante a las dos y media de la maniana. Me dormi como a las seis de la tarde pues estaba muy cansada y de dos a seis fui muy productiva, lave la cocina, mi ropa, hice yoga, desayune rico, me banie, arregle y como loca frenetica busque mi credencial del trabajo, sin suerte.

En estos momentos estoy en el camion a unos minutos de llegar al edificio. Tendre que subir al piso ejecutivo a recoger un pase temporal, pues no podre abrir la puerta a nuestro departamento.

Sigo sin inspiracion, pero empezare a escribir un post diario para volverme a hacer el habitode escribir.

Buen inicio de semana

sábado, marzo 13, 2010

Sin titulo

Nada nuevo bajo el sol, malos hábitos: estar en la computadora casi todo el día. No sólo 8 horas en el trabajo, pero últimamente en casa me enchufo al ordenador hasta que me extravío en el universo de basura de información.
Perdí mis buenos hábitos en el camino. Resultado: insomnio.
Empecé hace unos días mi rutina de ejercicios, pero con el reciente mal hábito, me estoy auto-boicoteando.
Estoy viendo un programa de la PBS "Diet Free" un recordatorio de toda la información que ya sabía por mi endocino, pero es bueno refrescarse la memoria de los malos hábitos a los que a veces nos acostumbramos.

Curiosidades...

Y pensar que el bajista en este video (lentes obscuros) fue mi compañero en la secundaria!
Interesante...



no me llamas más
y te nublas en un pensamiento
ya no queda más
que un baúl tan lleno de recuerdos

esta soledad que se ha vuelto una rutina
en mi vida, que le voy hacer
yo con mi guitarra y tu en cada cantina

soy sólo un secreto que tu llevas dentro,
a cada momento te nombro en silencio
y esto no se termina

sabes como amar, pero también sabes salir corriendo
en la tempestad, a mi sola me golpea el viento
no voy esperar que otra vez llueve
en mi cuerpo, el deseo
electricidad que se funde a fuego y se va, se termina

soy sólo un secreto que tu llevas dentro,
en cada momento te nombro en silencio,
a cada momento te nombro en silencio

soy sólo un secreto que tu llevas dentro
en cada momento te nombro en silencio
y esto no se termina

y me voy como he llegado tus mensajes ya he borrado
y no no no
me arrepiento ya te di bastante tiempo
se que no voy a parar hasta encontrar
el amor de verdad sin ser sin ser

soy sólo un secreto que tu llevas dentro
en cada momento te nombro en silencio
y esto no se termina (bis)

jueves, febrero 25, 2010

Vivo

Ok, después de la resonancia magnética de la patrulla derecha, el lunes al fin sabré mi suerte. Si es cosa sencilla ya empezaré mi ejercicio!!!!!!...

Situaciones curiosas sucediendo en el trabajo, lo mismo de siempre, personas que pensé serían de confianza, no lo son. La misma de siempre, te ponen la zanahoria en la geturria y nomás te dan atole con el dedo.

Queriendo entender por qué personas improductivas siguen ahí y uno que se friega el lomo... en fin. Anunciaron recortes de nuevo a pesar de su anuncio anterior. Espero que la guadaña se pase de largo por aquí.

Estoy cansada, a pesar del masaje me duele el espinazo.

sábado, febrero 20, 2010

Echando raíces

No me queda otra que echar raíces... me volví a lastimar el pie, sigo en recuperación de la penúltima cirugía y el primer achaque también anda de regreso. Así que este fin de semana, echada en el sillón, escribiendo tarugadas y visitando el ya tan conocido fb. Leyendo noticias en periódicos en línea encontré este video de la bella ciudad de México. Lástima que se haya tomado con tanta rapidez, pero me hace recordar buenos tiempos y añorar la tierra que dejé atrás.


martes, febrero 16, 2010

Una década más...

Despierto pensando en que me siento igual que ayer, un poco menos de energía pero la misma cara en el espejo. Pienso en lo bien que voy a estar, mejorando de achaques y de la rutina que me impondré de ejercicios para hacer aquella frase cierta: los xxtas son los nuevos 20s.

Entro a la regadera y dejo que el agua tibia recorra cada milímetro de mi piel, resbalando y depurando cualquier pensamiento. Salgo de la regadera, me preparo.

Salgo hacia la recámara y el faraón me recibe con su "Feliz Cumplaños" totalmente modificado, cantado en tonadita gringa, agradezco la intención y me río.

Llego a aquél edificio. Me saluda el portero y me pregunta que como estoy. Me limito a decir "bien gracias", pensando "por cierto, es mi xtavo cumpleaños".

Entro a la oficina y mi pupilo me felicita "Nefer, felíz cumpleaños"... le agradezco. Salgo a comer, dejo de pensar en la fecha. Llego de regreso y nos llaman a junta. Entro y me reciben con pastelote de chocolatote. Le entro con singular alegría.

Salgo de la "junta", encuentro llamada perdida de la progenitora en el celular, le llamo. Sobrinos me felicitan emocionados y muy cariñosos, mamá me manda todo su amor y mieles por el teléfono. Correspondo. Trabajo.

Salgo, mientras espero al faraón entro a una tienda y me autoregalo un par de bolsas de oferta que según yo hacen que me vea bien. Entro al auto y decidimos no ir a cenar, las calles siguen nevadas y peligrosas.
Llegamos a casa a apalear nieve. No debo, la cirugía aún reciente pero tanta nieve no nos deja entrar a la cochera. Unos cinco centrímetros de hielo, la nieve me llega a la rodilla.

Entro a casa, enciendo el ordenador. Facebook el ya vicioso lugar donde entro más seguido y me encuentro con agradables sorpresas.

Cierro FB. Leo correos, envío correos.

Aquí estoy, con pensamientos en redefinición, metas por reformular, hábitos y personas por depurar. Me sonrío en silencio y me burlo de Nefer. No la de hoy, la de ayer... y con una mueca y sonrisa retorcida le digo... "no, no morí antes de los xta y tú, ya no estás aquí".

sábado, febrero 13, 2010

Hace friiiiooo!!!!

Y bueno, amenazan con mas nevadas... hace unos días tuve que trabajar desde casa, imposible sacar el coche y en estos lugares no tienen organizacion o equipo para manipular las grandes cantidades de niee que se acumularon.

Sigo en lenta recuperación, con ansias de empezar mi rutina de ejercicios, pero el cuerpo me pide a gritos reposo. Mucho trabajo y espero que buena evaluación. La compañía re instaurará algunos beneficios/prestaciones que nos quitaron el año pasado, lo cuál me hace pensar que las cosas empiezan a mejorar.

Mientras, veo por la ventana un día azul, limpio y soleado, con un jardín brilloso y nevado. Criaturas se pasean alegremente, venados, gatos entre otros.

jueves, febrero 04, 2010

Inútil

Y por andar queriendo renovar este tan trillado blog, perdí una que otra de mis entradas... en fin, ni modo, vuelvo a este lugar, me sale muy complicado mudarme a otro nuevo, mejor así la dejo.
Regresaré a las andadas de seguir escribiendo cuando tenga ganas, últimamente me ha dado la fiebre del facebook, que la verdad es una pérdida de tiempo, pero como juego con mi sobrino a cuanta aplicación me subscribe, ha sido una tremenda distracción.

La inspiración sigue de paseo y agradezco estimado lector los comentarios dejados en una entrada de despedida que fue una de las que también se perdieron. Es una señal... ni modo, no se han podido librar de mi.

Por el momento estoy sumamente agotada, he tenido insomnio las 3 últimas noches, voy a tomar agua y si no me da sueño me daré un baño de burbujas con agua caliente a ver si así pego párpados. Ya me daré a la tarea de visitar mis blogs favoritos.

jueves, enero 14, 2010

Cavernícolas


Estábamos en familia en casa prestada, listos para cenar en Navidad. La dueña de la casa era una prominente socialité que había dejado sobras de la cena.
Nos sentábamos alrededor de la mesa, tratando de "cortar" el pavo... lanzábamos las piezas al piso de madera y tomábamos la carne suelta para darnos el festín.

Mientras entraba la dueña, nos apresurábamos a barrer el tiradero mientras seguíamos tragando como trogloditas.

Cavernicolas




Estábamos en familia en casa prestada, listos para cenar en Navidad. La dueña de la casa era una prominente socialité que había dejado sobras de la cena.

Nos sentábamos alrededor de la mesa, tratando de "cortar" el pavo... lanzábamos las piezas al piso de madera y tomábamos la carne suelta para darnos el festín.



Mientras entraba la dueña, nos apresurábamos a barrer el tiradero mientras seguíamos tragando como trogloditas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...