martes, diciembre 22, 2009

De a dedito

Antes que nada les deseo felices fiestas, no sé cuándo me vuelva a conectar, la progenitora aún no se decide a poner internet en su casita. En fin.

Reportando desde la ciudad nopalera, nublado azulado... en las noches hace mucho frío. A dos cuadras de donde he estado recluída los últimos días... junto a mi sobrinito quien quiere llamarse por ahora Anubis, (porque no recuerda el nombre del dios gatito), así que muy obediente le digo que de ahora en adelante lo llamaré Anubis. El asiente, sonríe con su ya coquetona y adorada sonrisa. Tiene carisma el chiquillo, es mi adoración... ok ok ok sisterna, ya sé que te pones roñosa, los quiero mucho a los tres, pero por lo pronto estoy con Anubis, el pequeñito adorado.

Nos estamos pasando un rato bonito, jugando en el ya-convertido-en-vicio facebook plantando arbolitos, cosechando y recolectando de las vaquitas y diversos animalitos que ahí se aparecen...
El faraón siempre me ha dicho que es una pérdida de tiempo. Yo le contesto que sería pérdida de tiempo si lo hiciera por mi y no por jugar con mi sobrino a cuanta aplicación me invita.

Puede que me tarde una eternidad en teclear esta entrada, pues después de la cirujía no puedo mover mucho el brazo izquierdo.

El jueves vi al doc quien sugirió una biopsia y extracción inmediata, así que me programó para el viernes en la mañana. Duró una hora, anestesia general, estancia en el hospital hasta las 5pm, a que pasaran los efectos de la anestesia y asegurándose de que mis vitales estuvieran estables y normales. Comí una deliciosa comida de hospital -tenía hambre, no porque estuviera deliciosa- después del ayuno obligado para el procedimiento.

Afortunadamente todo salió bien, no vi al dr más que justo antes de la anestesia, porque se la pasó el día en cirugías, pero su socio se apareció en mi habitación:

"Nefer, encontramos dos enormes protuberancias, una compleja, una combinación de líquido chocolatoso con fibroadenomas sólidos. Todo hasta el momento se ve benigno y será confirmado en cinco días hábiles tras los resultados de patología."

Firmó mi salida, me dio receta para sedantes y antibióticos y me preparé para salir. La amorosa progenitora me estuvo transportando y procurando.

Ya en casa el viernes por la noche, me fui directo a dormir. Por la mañana sonó el teléfono. Mi médico al otro lado del auricular, se disculpó de no pasar a verme o darle nuevas a la progenitora debido a su loca agenda de cirugías. Preguntó cómo me sentía e indicó que encontró una hiperplasia por sobre producción de hormonas y pus, que hizo un cultivo para además de analizar aquellas protuberancias, saber qué bicho me había atacado y poder erradicarlo. Preguntó que antibiótico estoy tomando y afirmó que tendría que seguir tomándolo hasta que nos viéramos el día 28.

Ya puedo mover un poco más el brazo, pero no lo puedo levantar. Estoy tranquila y he disfrutado mucho de la compañía de la familia y los sobrinitos lindos que me apapachan y cuidan.

El faraón sigue intentando conseguir boleto, su trabajo lo ha mantenido ocupado pero decidió que siempre sí podrá tomarse las vacaciones. Estoy cansada, mi brazo se siente pesado y este escrito ya se me hizo largo.

Después de estas letras, que he tirado con esfuerzo, les deseo una muy Felíz Navidad y si no escribo antes, un muy Felíz Año Nuevo.

Anubis observa mientras tecleo las últimas letras, se distrajo un poco de su juego para pedirme seguir jugando. Lo más seguro es que ya caminemos a casa. Hasta pronto.

pd. agradezco sus correos y comentarios que ya con calma me daré a la tarea de contestar.

domingo, diciembre 06, 2009

Oncologo confundido

Y bueno, esto va para los/las malinchistas que se vienen de México a ver medicos y operaciones, etc. Que les quede bien clarito: los médicos de este lado son inútiles:

1) No tienen mentalidad de servicio al ser humano, sólo le ven a uno cara de billete.
2) No se quieren involucrar/comprometer cuando hay algo grave, tienen miedo a las demandas.
3) Te dan antibióticos para todo aunque no tengas bichos, para según ellos "curar cualquier cosa"
4) Te dan citas hasta para dentro de un mes o dos, cuando puede ser demasiado tarde.

Ok, todo empezo una mañana a principios de noviembre. Saliendo de la regadera me vi al espejo y noté una mancha roja en la aerola izquierda. Sin dolor, hice la famosa auto exploración y no sentí ningún bulto extraño, sólo el cambio de color y al levantar el brazo, la areola de roja se tornó café y comenzó a arrugarse. Ahí me asusté.

Le llamé al médico que me proporcionó aquél tratamiento de fertilidad, previo a la inseminación. El tío nunca contestó, así que me dí a la diligencia de caerle en su consultorio a primera hora al día siguiente.

Le comenté a la recepcionista que no tenía cita, pero que quería hablar con el doctor. Después de media hora de espera, salió el doctor y me hizo entrar por otra puerta hacia una cocineta. Me pareció extraño que no me recibiera en su oficina.

Dr. -le dije- vengo a verlo porque pasa algo con uno de mis senos y necesito saber qué es...
La sonrisa superficial de su saludo se opacó por una mirada de consternación, su mirada no hacia mi, sino hacia los documentos que tenía en sus manos (seguramente de otra paciente).
Me pidió que continuara... le comenté lo observado y esperé a que me dijera que pasara inmediatamente a su consultorio o que dijera algo.

Me preguntó lo clásico de una visita al ginecólogo y al saber que su procedimiento no funcionó y que evidentemente mi vientre no creció como él esperaba, sólo se limitó a decir "lo siento, no sabía". Después sin verme a los ojos, viendo los papeles que tenía en sus manos, me dijo que me iba a turnar con un especialista para que analizara mi caso.

Especialista -pensé-, éste tarugo me atiborró de hormonas y ahora traigo un problema de senos, porque ambos inflamados y adoloridos, aunque el izq presentó los otros síntomas. Y sí, se está lavando las manos.

Me pidió que esperara, que contactaría a la especialista para que me viera lo más pronto posible. Escuché que le dejó un mensaje a alguien. Salió y me indicó que la persona no se encontraba, pero que había dejado un mensaje. Me dio la tarjeta de la susodicha y me pidió que diera seguimiento para sacar una cita.

Salí de ahí molesta porque el tío ni siquiera fue para ver qué era lo que pasaba, sino un tío cobarde que bien que sabe que me saturó de porquerías. Sí, dirás estimado lector, di consentimiento para recibir tratamiento para un ciclo de inseminación. Molesta, porque aún así que di consentimiento, tiene obligación de dar seguimiento a sus pacientes, no dárse la media vuelta y aventarme como pelotita a otra persona.

Ok, me manda con una oncóloga "muy buena", que estaba fuera de la ciudad y no regresaría hasta quién-sabe-qué fecha. Así que andaban viendo quién me atendería. Esto sucedió un lunes hace 4 semanas.

El viernes de esa semana me recibio el "chairman" de oncología de la universidad de cincinnati. Un tío que le encanta el coqueteo, dizque oncólogo especializado en senos y otras cosas. Acompañado de su estudiante, ambos trataron de dar un diagnóstico, se hablaban entre ellos en términos médicos, señalando lugares y ambas caras completamente encimadas en mi persona. Me sentí sumamanete incómoda, el estudiante guardaba distancia, pero el médico, se acercaba demasiado.

En uno de sus términos, los interrumpí y les dije, ¿y eso es grave? -no- me interrumpió el dr. "eso significa que está rojo". Después se retiraron unos pasos y seguían hablando entre ellos, como si yo estuviese pintada. Me senté, cubrí con la bata y le dije, OK. ¿Qué pasa?
Ah, pues que tienes una mastitis por sobre producción de hormonas, infección seguramente de uno de los ductos y con antibióticos estarás bien. Así que 10 días y no creo que regreses. Si algo notas después de eso, regresa.

Seguí las indicaciones, me fui de viaje de trabajo a tierras viejas y terminé el antibiótico. Regresando, seguía lo rojo y todo se sentía más pesado. Llamé para hacer cita, el dr no me vería sino hasta el viernes. Pregunté si había forma de que alguien más me viera. Me mandaron con la enfermera asistente. Para el que no sepa como funcionan en gringolandia, a las enfermeras les dan poder... algunas estudian unas cuantas horas mas y reciben permiso para recetar medicamentos. Esa tía fue la que me atendió y decidió que requería de un mamograma, un ultrasonido y compresas de agua caliente en el área afectada, me recetó bactrim y no creía que fuera necesario ver al doctor.

Le comenté que no cancelara la cita, que de todas formas quería verlo. Se molestó ante mi respuesta pero dejó la cita hecha. Le dije que no quería radiación hasta no saber qué tenía. "Un mamograma tiene muy baja radiación, recibes más radiación cuando vuelas de aquí a california"... dijo.

"Lo pensaré", le dije. Ya varias personas me habían comentado que era mejor un ultrasonido, da mejores vistas, y no hay radiación. Total. Antibióticos no funcionan, el dolor se convirtió en comezón, el sitio sigue rojo e inflamado.

Miércoles - recibo llamada de la enfermera que vi el martes... me comenta que discutió mi caso con el oncólogo y que es necesario que me haga ambos, mamografía y ultrasonido antes de verlo. Me citan a las 7.45am el viernes.

Esperando, el viernes llega con lentitud... más espera en las salitas después del registro. Sale la técnica muy sonriente. Le indico que estoy muy adolorida, que si va a doler el proceso. "Generalmente no duele, pero como tienes mastitis, seguramente te va a doler". Total, me hicieron no se cuantas tomas, apachurrando ambos senos de diferentes ángulos y lados, exprimiendo como si fuera una naranja pocha.

Después de semejantes apretujones, el izq quedó sumamente adolorido, y el dolor se extendía hasta debajo de la axila. Un calor invadió mi pecho.

Parada, otra media hora, fue a que el dr viera las placas y regresó. "El doctor pidió ahora de frente y otros ángulos, pero sólo del izquierdo". Así que otra dosis de tortura por otra media hora y finalmente me sentaron en otra salita para esperar el ultrasonido. Le pregunté a la técnica si era grave... "muy denso, pero ya el dr. hablará contigo".

Escuché mi nombre y me encaminaron a la sala de ultrasonido. Otra manoseadera pero ahora con el aparato deslizándose sobre aquél gel caliente. Las técnicas, un tanto sorprendidas fueron por la radióloga quien me formuló demasiadas preguntas:
¿Diabética? ¿cuándo empezó esto? ¿dolor? ¿comezón? ¿se retrae?, etc...
Una vez que contesté y que estuvo conduciendo aquél aparato sobre mi pecho, me dijo que me podía sentar. Pasó una vez más aquél aparatillo sobre mi pecho y concluyó:
"Definitivamente tienes quistes complejos y fibromas, no hay abcesos, y bueno... no es cáncer, pero tienes síntomas de cancer, lo cuál lo hace un tanto confuso, pero el que da el diagnóstico es el doctor.

Salí de ahí y ahora escoltada a la oficina del dr, quien me hizo esperar otros 20 minutos. Entró con su estudiante y lo primero que dijo:
"cómo se llaman esas cosas que las avientas y regresan?" su estudiante interno y yo nos queramos mirando... "boomerang" le dijo el interno... "nonono -dijo el dr.- Bueno, a lo que me refiero es que insistes en regresar".

Volvió a toquetear mi ya magullado seno y concluyó: "mmmhhh así que antibiótico no funcionó... mmmhhh pero si tienes infección... no he visto casos como el tuyo. Vamos a esperar, continúa con el bacrim y nos vemos en enero". Oiga pero como que hasta enero, ¿y si empeora? "si no funciona, tendremos que abrir, drenar y dejar abierto por 3 semanas, y la próxima vez que no hagan mamograma porque si es infección, se te puede propagar a todo el seno". Un largo silencio, la mirada del doctor perdida en el espacio, el estudiante y yo viéndolo, esperándo a que dijera algo más. Le preguntó al estudiante su opinión. Un chariman de oncología de primer mundo preguntándole a un estudiante qué hacer con mi caso... insólito.

Salí de ahí definitivamente frustrada con el sistema médico, se dicen los del primer mundo y dan servicio de quinta.

Decidí llamarle a mi médico en México, quien se alarmó ante los síntomas e indicó que es necesaria una biopsia de inmediato. Así que las vacaciones que tenía planeadas en México, ahora serán para una visita más al médico y saber por fin mi suerte. Lo que aquí no le dieron importancia, puede ser muy agresivo.

Como voy a México hasta el 16, el faraón habló a la clínica especializada en cancer inflamatorio de seno en Houston, donde le dijeron que para una cita, tendría que esperar 10 días hábiles. Así que pues para entonces voy a estar en México... a ver dime ¿de qué sirve el primer mundo? espero no tener algo grave, pero de ser así... se puede propagar en poco tiempo y para cuando me vean qué!

En fin... sí, tengo miedo, si, aunque suene cobarde... más cuando me miro al espejo y se ve peor la cosa, y está más pesado, caliente y ahora con comezón. No hay lesiones, ni pus, ni secresiones, sólo se ve rojo. No tolero el roce de la ropa, ni del agua. De una cosa si estoy segura, el sistema médico de este país apesta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...