jueves, septiembre 24, 2009

Masoquista

Si... masoquista, después de no verte por casi un año, sin dolor alguno y pasmada en el tiempo, 10 meses!!!
Al fin estás de regreso. Aunque me dueles mucho condenada, no sabes qué gusto me da que estés otra vez conmigo y en las próximas lunas.

miércoles, septiembre 23, 2009

Cobardía...

"Falta de ánimo y valor"... definición que da la Real Academia de la Lengua Española...

cobarde
.

(Del fr. couard).

1. adj. Pusilánime, sin valor ni espíritu. U. t. c. s.

2. adj. Hecho con cobardía.


Si hay algo en esta vida que me molesta y a veces me da flojera, es que la gente cometa hechos o tenga actitudes cobardes. Estos pueden ser desde los más mínimos y estúpidos, hasta los graves y enredosos.

Un ejemplo de un acto mínimo de cobardía y que además raya en lo estúpido y a veces hasta sin importancia sucedió esta mañana:
Uno de los ejecutivos/consultores con quienes trabajo, aparentemente está de regreso en la ciudad. El tío vive en Florida y al parecer se hospeda en el hotel que se encuentra en el edificio.
Entré por la puerta revolvente al inmueble y nos encontramos de frente, en un momento me vio y titubeó en saludar y se hizo como que la virgen le hablaba, era tan obvio que me vio y aún así hizo como que no me conocía o que no me había visto y se siguió de largo. Un simple hecho/actitud que puede parecer una nimiedad y yo sólo me pregunto, ¿por qué es la gente así? pudo sólo decir buenos días y punto. O bueno, si no le daba la gana saludar, hay otras formas de hacerlo mediante gestos. Pero bueno.

En otras ocasiones y me ha pasado con infinidad de gente, en algunos casos con personas que eran muy cercanas, si sucedía algo se limitaban a decir lo contrario a los hechos o por quedar bien con alguien o por temor a meterse en problemas, sin importar si yo salía afectada. Claro, dirás tú estimado lector, "las actitudes humanas"... sí... pero hay algo que se aprende y desde niño, o al menos eso lo aprendí y me lo inculcaron: cuando estás en un aprieto, lo mejor es decir la verdad y hay que asumir las consecuencias y responsabilidades relacionadas con los hechos que se presentan y no hacerse el loco, bailar la macarena, platicar con la virgencita o echarse a correr.

No digo que yo soy la mujer perfecta, yo cometí la más grave de las cobardías: correr de mí misma. Y claro, las consecuencias ya las he vivido y poco a poco trascendido. No hay de otra, como diría un muy buen amigo mío y mentor "hay que echar pa'lante" me decía mientras trabajábamos a altas horas de la noche en aquella oficina de negreros.

Pero al menos me doy a la tarea de aprender y asumir mis responsabilidades cuando situaciones sencillas o graves se presentan. Al toro por los cuernos, no hay de otra.

Otra de las situaciones que me dan flojera son los tíos que le tienen "miedo" a las mujeres, en el sentido personal, profesional, económico... Los que dicen verdades a medias para que uno "no se enoje" o simplemente mentiras "para que no se sienta mal". Prefiero una cruda verdad a una cobardía insultante, como si uno no se diése cuenta de las cosas.

¿Y a qué viene todo esto? - ni idea, pero me han pasado tantos detallitos en tan poco tiempo que me traen a la mente otras tantas cosas, como el que te dice que no te vio cuando estabas en sus narices.

Ahora que si me pongo a filosofar y a aplicar algo del Zen, no me deberían molestar este tipo de situaciones, por lo que seguro el Ego está interfiriendo. - ¿Qué no sería más fácil que la gente fuera sencilla y directa y falta de complicaciones?

¿O qué... soy yo la complicada?

domingo, septiembre 20, 2009

Un perro!

Me encontraba en una cama de hospital esperando ver a la criatura con emocion y amor. La acomodaban en mi hombro y se movia y retorcia... parecia una ratita pelona. Era un perro recien nacido. Me quitan el suero y agujas, me visto, me sientan en una silla de ruedas. Al llegar a la entrada, esta mama y el faraon esperando. Me quise levantar y todos los presentes gritaron en precaucion dirigiendose al faraon "no dejes que camine, se puede desangrar".
Salimos del hospital con aquel "bebe" envuelto en una cobijita.

Me despierto en la orillita de la cama, una rodada mas y me caigo al suelo.

Clandestina e inconclusa...

*** Deliberadamente sin tildes ***

El: Nefer, vamos a comer unos tacos

N: En un ratito vamos (Nefer tomandolo de las manos y jalandolo hacia ella... se abrazan y besan apasionadamente)

Progenitora: Nefer? estas con la peque?? o con quien hablas?

N: si, la peque, que necesitas

P: no, nada... solo escuchaba ruidos
(El y Nefer besandose apasionadamente, acariciandose el uno al otro mientras se quitaban la ropa)
El: esos ojos... (mientras la mira intensamente y acaricia su mejilla... los arrumacos continuan a punto de consumar en...)

P: Nefer, vamos a cenar que ya es tarde, trae el auto y avisale a la peque
(Pasos de la progenitora aproximandose a aquel cuarto en el que ambos a medias ropas, correteando y aventando trapos vistiendose desesperadamente. Parece juego del gato y el raton, la progenitora abre puerta, el corre por la parte de atras por la otra puerta, se va hacia otra habitacion, la peque entra y dice "que pasa"?, Nefer le explica en voz baja que el esta aqui, que la progenitora no debe verlo... mientras el hace tiempo en el otro cuarto esperando a que todas salgamos al jardin)

N: mira las estrellas, te acuerdas cuando ibamos en el auto a altas horas de la noche a buscar ovnis con tu ex?

Peque: (con un largo suspiro) siii...
(Tras bambalinas el ya se habia vestido, estaba cansado pues para variar habia regresado de un largo viaje y hambreado y bello esperaba afuera. La progenitora salio y al verlo puso cara, como siempre que conocia a algun potencial prospecto).

N: no te preocupes, asi ve a los tios, se pone celosilla...

El: vamos que tengo hambre (rodeando a Nefer por el cuello con su largo brazo. Su larga estatura como siempre, le provocaba torticolis)

(Todos llegan a algun lugar, donde Overkill los espera. Es un puesto de pollos rostizados. Raro, pues Overkill odia todo tipo de ave).

El: mira Nefer (haciendo un gesto con la cabeza, como mostrando discretamente algo)

N: que? (voltea y se da cuenta que no solo los pollos, sino las crias son rostizadas)

Un ardor en el estomago y esofago me despiertan... y como siempre, todo queda a medias...

viernes, septiembre 18, 2009

Desequilibrio

El clima es bello en estos momentos, amanecí algo desequilibrada... tal vez la desvelada de anoche, comiendo como troglodita, leyendo libros para mejorar la alimentación y salud, viendo televisión maratónicamente... todo resultó en un severo desequilibrio mañanero. Me siento agotada, el cuerpo tembloroso, emocionalmente abrumada y para colmo tuve un sueño bastante extraño.

En él se encontraban el primer novio que tuve hace una tonelada de años, un buen amigo, varios de la prepa/carrera y se supone que yo tenía acceso a algún como gimnasio con gradas, cuya puerta se abría sólo al enchufar un USB...

En un momento dado, tenía una escopeta conmigo y mi deber en aquél momento era dispararle a quemarropa a una tía que fue compañera mía de la carrera en materias de "área común"... mi mente en el momento de verla es concentrada, como matón con objetivo. Al momento de acercarme, voltea para verme de frente y no tuve el nervio de apretar el gatillo.

Me desperté con el sonido de la alarma de aquél reloj refleja la hora en el techo. Hice un striptease, me bañé, vestí, arreglé y apresuré al Faraón para llegar a tiempo a mi junta de las 8.

Llego y la junta: pospuesta y sigo en espera. No es de gran importancia, pero mi estado emocional en estos momentos no está para juntas. Creo que es la cruda de haber dejado aquella medicina.

miércoles, septiembre 09, 2009

De regreso

Nuevamente en la tierra del nuevo y discriminado color, con el corazón pulverizado después de tres semanotas en el país del nopal. No me había pegado tanto la nostalgia al regresar... la ansiedad y desesperación me invadieron al llegar al aeropuerto para partir. Quise disimular, me despedí, leí el libro del yoga del sueño que compré en Nalanda... pero por más que quise, me tuve que tragar el hueso atorado que sentí en el cogote.

Tras bellos días con los peques y la peque, con la bella progenitora, entre visitas médicas y bajas de moral, aunque triste me siento un poco más fuerte. Siguen diciendo que lo que no te mata te hace más fuerte...

Tras mentadas de cebollazos silenciosos al último médico insensible, me di a la tarea de ignorarlo y probar mi suerte. NO estoy vieja para tener hijos, así lo sigan diciendo los mentados idiotas, misóginos. Ya a éste sope lo fui a ver por no dejar, mamá dijo que se lo recomendaba mucho una de sus amigas que fue maestra mía en la primaria, que dizque investigador genetista, endocrino-ginecólogo.

El tío se limitó a destruir en lugar de instruir, cuestionándome cosas que a él no le importan, como decía mi buen ginecólogo el Dr. MV, los médicos no deben ser jueces, deben de hacer su trabajo.

Con sonrisa cínica y burlona y sin siquiera haberse interesado por mi historial clínico ni haberme revisado: "para qué quieres tener hijos si dan tantos problemas?, por qué te esperaste tanto?, ya es demasiado tarde, no sé cómo ayudarte"

Mejor me hubiese dicho que no le daba la gana atenderme, que no recibiría nuevos pacientes o qué se yo. Todavía le digo al idiota que cuanto fue de consulta y me contesta "pues para haber hablado, no tiene caso", yo insisto en que me cobre la consulta... "está bien, no te cobraré lo de primera visita, son 800 pero no te doy recibo"... El faraón pasa la lana en efectivo mientras yo callada le paso los billetes y le pinto un violín mental.

Me gana la canija y despiadada emoción y me muerdo el labio, me doy la media vuelta, mientras mamá me quiere presentar a la escritora que acaba de conocer quien me dedicaría un libro... tomo mis cosas y brevemente la saludo. La escritora se levanta al ver al médico, se mete al consultorio.

Mamá emocionada me dice que es toda una sincronicidad, la tía ésta había escrito sobre el secreto y venía a entregarle su nuevo ejemplar al idiota que me sacudió hasta los cimientos.

Yo distraída le doy el avión mientras lágrimas corren por mi rostro, el faraón llega a abrazarme mientras le pido que por favor no lo haga. No me gustan los espectáculos y me choca la gente mirona. Apresurada cojeando por las calles de la Condesa.

Mamá me pidió que caminara más despacio, consciente de mi aún adolorido pie y me preguntó que qué había pasado. Le comenté una letanía de la cuál no postearé detalles, de todo lo que sucedió en aquella consulta. Mamá perpleja y apenada, me pidió disculpas por haberme dado su recomendación, pues ella ni lo conocía y tenía fe en aquella otra persona que se lo recomendó. Le dije que no era culpa suya. El tío es sólo un nefasto. Si ya mi médico me dio indicaciones, no sé para qué le hago caso a este otro.

Lo bueno que por recomendación de mi buen doc, dejé aquella medicina que me traía rara, tendré que hacer cita con el médico local para dar seguimiento y proceder a lo que viene y que pase lo que tenga que pasar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...