lunes, agosto 24, 2009

Vientos huracanados del Estado de México

Caray!!!! está duro el viento!!!!

Acabo de regresar de la chamba, sentada sobre la cama de la habitación del hotel acá en el Norte de la Ciudad...

Muchas cosas por hacer en la oficina, a 10 minutos a pie pero hoy nos recogieron - al colega y a mi - ... Lástima que se desató la tormenta y los vientos tremendos, si no, nos hubiésemos regresado a pie, que buena falta le hace a la "patrulla" para recuperarse del torsión y fractura.

No tengo hambre, pero me tengo que reunir con el colega despistado en media hora para ir a cenar.

Es bueno estar en mis terruños, la gente me trata con mucha simpatía -al menos por ahora- :)

No tengo nada que decir, así que aquí le corto...

viernes, agosto 21, 2009

Mexico del nopal...

Tan bello y tan caótico, tan desordenado y cambiante...

No cabe duda, y hay cosas que siguen igual... y ahora peor porque regresó el PRI!!!!!!!

Ni hablar...

A unos días de trabajar en las oficinas nopaleras, disfrutando de otro rato de vacaciones no pagadas... pero lo rico es que después de una semana de trabajo -la que viene- tendré otra semanota de vacaciones :)

Lo único malo es que tendré que ajustar a horas de visitas médicas y también darle seguimiento a la salud. Pero bueno, no me quejo, vi a la peque y a los pecos, tan bellos como siempre y tan enormes...

En días pasados fui a que me hicieran otra radiografía del pie, pues sigo sintiendo molestias. Ya no tanto pero sigo con la espinita de una posible fractura oculta. Según las nuevas placas, no hay de qué preocuparse, así que bueno... ya procuro apoyar lo más normal posible y seguir con ejercicios de rehabilitación.

En fin... no tengo inspiración, sólo una profunda nostalgia y cruda -no la de los alcohólicos- pero emocional, de haber dejado a los chiquitines en tan corto tiempo. Ni hablar.

Los quiero mucho.

sábado, agosto 08, 2009

Los leo

y no los creo...

Los sueño y a veces los alucino.

Me besaba furtivamente con uno, aquél que, apenas sonaba el teléfono y sabía que era él, no importaba si estaba en la regadera, viendo una interesantísima película, ése sexto sentido me decía... "es él".
En el sueño era yo quien tomaba la iniciativa, el beso en realidad, no era tan bueno y la situación era curiosa. Ambos casados, él como siempre, jugando sus juegos de "me interesas y me gustas, pero no te lo voy a decir o demostrar", coqueteando hasta el extremo. Yo, como siempre disponible, porque cuando estoy con alguien, estoy con ése alguien y no me ando con rodeos. No me gustan los juegos, nunca me han gustado.
Hasta mi padre los jugaba:
La peque Nefer: ¿papá?
Papá: sí mija
LpN: (emocionada y cariñosa en tono meloso) ¿me quieres?
P: (con una sonrisa quisquillosa y burlona) mija, se quiere lo que no se
tiene
Siempre repelaba cuando mamá o abue decían "a los hombres, no se les telefonea, que éllos lo hagan... no se les busca, que ellos te busquen..." y no sólo mensaje familiar, que yo muy obediente seguía al pie de la letra, sino también anunciado en los famosos 11 pasos del cortejo. Habladurías, me digo yo, mientras me sigo besando con el tío. Cuando su atención se enfoca totalmente hacia mi, noto que su beso es insignificante, que su rostro no es tan terso, que su humanidad es arrogante.
Por alguna razón estamos en algún lugar de descanso, en el que organizan actividades grupales. Hay alguna especie de pantalla que nos dice a todos los presentes que nos sentemos en posicion de flor de loto. Yo elástica, la hago sin problemas, él... se ve incómodo. No le gusta que alguien pueda hacer lo que él no puede.
Despierto. Mucha sed... me pregunto "porqué demonios sueño con éste cabrón", si tenía años que no me venía a la mente y como diría yo en mis años mozos "como el ombligo... ni me sirve, ni me estorba"... pero he ahí... de la nada lo soñé.
Tambaleándome todavía "somnoleada" con el pie todavía medio hinchado y adolorido, camino hacia el baño, con la latosa mente de siempre analizando todo y desmenuzando los detalles. "Por qué demonios soñé con ése cabrón", mi mente se sigue preguntando, mientras el sonido chapoteador inunda aquél cuarto.
Aaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhh... hoy es ocho de agosto... es su canijo cumpleaños, pero y ¿¿¿¿¿porqué un sueño me lo tiene que recordar?????...
Luego me quedé un rato en blanco, y de la nada me vino la idea... siempre estuvimos conectados a cierto nivel, sonaba el teléfono y sabía que era él... tal vez -que lo dudo- me le haya pasado por su laberinta mente, donde sus jueguitos siguen elaborándose. ¿Cómo bloquear ése canal? por que sí... a estas alturas no quiero -al menos conscientemente y despierta- saber un gramo de tu vida.
Ok, está bien... feliz cumpleaños.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...