martes, febrero 24, 2009

Auto Luto?

Leyendo por ahí en lo que corre un reporte, los japoneses crearán nuevo auto en honor al Oscar por "Departures"...
Ya me imagino, todo el que compre tal auto, trairá consigo el karma. Todos morirán.

sábado, febrero 21, 2009

y... nada...

Nada nuevo... mamá me pasó hoy una receta de un pastel de verduras, a ver si mañana compro los ingredientes, ya que el que vive conmigo me dejó sin auto. El jeep no funciona, tal vez la batería se murió por tanto frío.

Sorbo unos pequeños tragos de vino tinto orgánico de california cosecha 2007, segurito me da dolor de cabeza. Está nefasto.

Hace mucho que no tomaba alcohol, habíamos comprado esta botella para guisar, pero a falta de agua, la sed me condujo a la cocina, directo al cajón, saqué el saca-corchos, abrí la botella a jalones y estirones y... me serví un poquitito en un vaso (sí, ni copas tengo)...

Sigo con mucho trabajo, llego exhausta y aunque tenga ideas en la chirimoya, cuando llego el tiempo y la cotidianeidad las evapora, así que se quedan en alguna parte del universo, en algún momento en el tiempo y cuando me siento frente al ordenador... puff! ya no hay nada. Lo siento.

Asimilando la realidad aún, no sé hacia a dónde me guíe el huarache. Mientras estoy invernando todavía, compraré el power90x y a ver si en 3 meses mi cuerpo hermoso vuelve a tomar la forma anterior, ya que al fin me estoy deshaciendo de aquella toxicidad "medicamentosa".

Extraño sentirme en forma, sin lonjas y que la ropa me quede holgada.

Hace unos pocos días fue mi cumpleaños. No hice nada en especial, en la oficina me recibieron con un enorme pastel de chocolate, que después de repartirlo a los colegas, me quedó la mitad, que tuve que dejar en la cocineta, donde gracias a todos los cielos, desapareció en 15 minutos.

Sí, es algo que tengo vetado de aquí a la eternidad, el chocolate... azúcar en general, para variar... así que pues ya ni llorar es bueno :)

He tenido sueños extraños... sueño a personas que no he visto desde la primaria o secundaria, los sueño a esta edad, en reuniones misteriosas.

No he meditado. Algo me llama a hacerlo, sin embargo necesito primero hacer ejercicio para lograr una buena oxigenación. En fin, voy a comprar mi sistema de entrenamiento y ya iré posteando. 

Abur.

viernes, febrero 06, 2009

El buen samaritano

Y la ciudad sigue fría... ayer amaneció a -22°C, todo el mundo tiene un resfriado (el mío me dejó el fin de semana)... todo aparentemente tranquilo.
Hoy me levanté lagañosa y con flojerita, de esa rica que te hace permanecer 10 minutos más bajo las tibias sábanas de la gélida mañana.
Me doy una ducha tibia y me enjabono con la nueva esponja rica pero rasposa... al lavarme los pies no pude evitar soltar la carcajada... sí, rara vez me hago cosquillas yo sola, este zacatín hizo lo suyo... generó endorfinas mañaneras.
Salgo, me seco, seco el cabello con "la airosa" y me visto. Es día de "vaqueros" (pantalones)...
El que vive conmigo y yo, nos encaminamos al auto, todavía hay nieve afuera de la cochera, me toca hoy a mí deslizar el coche, mientras él saca la basura.
Mientras él dormita en el asiento copiloto, yo manejo concentrada para llegar rápido a la oficina, el que se me pegasen las sábanas, ocasionó una demora prevista. Durante el trayecto, el copiloto me indica que tiene efectivo, que si quiero. Le sugiero que sí... saca uno de $100, le digo que es mucho, que menos... saca otros 2 de $20 y hace un rollo con los tres y me los dá. Sin mirar, lo meto en el bolsillo del abrigo.
Llegando a la avenida, me orillo y salgo del coche, tomo mi bolso etc., el se mueve al otro asiento y subo a la oficina. Prendo el ordenador, me quito el abrigo, la chamarra y al vaciar mis bolsillos, me percato que el dinero recién enrolladito no está. Le hablo rápidamente al bello durmiente y me dice que la pasta no está en el auto. Despreocupada bajo con la certeza de encontrarlo. NADA. Camino a la esquina a comprarme un Starbucks descafeinado (que no debo), un par de panecillos y me voy de regreso al cubo.
Comentando despreocupada con los colegas, me insisten que le diga al guardia del edificio sobre mi pérdida.
Obedientemente, bajo y le comento al poli que perdí $140 dólares. Que si llegase a recibir o sabe de alguien que los haya encontrado, que por favor me avise.
Regreso a mi lugar y le marco a mamá... le platico mi hazaña mañanera y le digo de que siento la certeza de que no lo perdí.
Mientras trabajo con un colega resolviendo asuntos, llega una comitiva compuesta por el guardia del edificio y 2 señoras, olvidé decirle mi nombre, sólo le dije el piso en el que trabajo y mi extensión (la cual no anotó). Se la pasaron de oficina en oficina preguntando quién era yo y que había perdido mi dinero. Cuando finalmente dan conmigo, me informa el guardia que momentos después de que le avisé de mi pérdida, un extraño se aproximó a entregarle el dinero al poli. No dió su nombre, sólo entregó el rollito envuelto en un sobrecito de papel.
"Que Dios te bendiga" me dijo el guardia mientras me daba un fuerte abrazo... "alguien te cuida desde allá arriba"... le agradecí su labor y se fue.
No cabe duda que todavía hay gente buena en este mundo.
Tal vez debería tener más de estas mañanas. Mmmhhh el alto mando me sugirió ir a comprar un boleto de la lotería, tal vez me gane algo, jajaja...
Feliz Viernes.

martes, febrero 03, 2009

He said...

"Look at our lives"...

She said

"Look at your life... this is your life I'm living... this is not my life"...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...