jueves, enero 29, 2009

Colibrí

En el proceso de la mudanza, mamá me ayuda a meter los triques en el diminuto departamento. Compré un montón de casitas para pajarillos que están por todas partes, colgadas en la pared, sobre mesitas, y un sobre de semillitas.
Al abrir el sobre de semillitas, salieron volando "n" número de diminutos colobríes del tamaño de mosquitos, apresuré a mamá a que cerrara todas las ventanas, pues quería poblar todas mis casitas.

Siento que me asfixio, despierto. Son las 2 de la mañana otra vez. Tengo un catarro que me atacó desde el lunes, tras las nevadas trabajé desde casa. Hoy, voy a descansar. Me reporto enferma y espero que pronto pase esta terrible congestión, no me gustaría tomar medicamentos que me alarguen esta condición o compliquen los efectos secundarios que ya tengo del famoso Lupron.

martes, enero 06, 2009

Dolor de cabeza

Este día estuvo movidito y fue sumamente productivo. Lo que no me gusta es revisar el trabajo de los demás... porque a veces me parece que es re-hacer lo que el o la tí@ no hizo bien.

Me duele el cuello, no sé si es el colchón en el que duermo, o es algún bicho intestinal que ataca. Generalmente me duele el cuello cuando hay problemas de esa índole. Y para variar... dolor de cabeza desde anoche. Ni agua, ni aspirina... tal vez verdaderamente necesito un ajuste de cuello. A lo mejor otra vez alguno de los músculos está contracturado y me trae jugando judo (yudo o como demonios se escriba).

Nada nuevo bajo el sol. Este año no hice propósitos, los propósitos me los he puesto al día... y por la noche hago el recuento de lo logrado. Hasta el momento todo bien excepto por el ejercicio... he estado tan cansada, que mi cuerpo aún no da para ejercitar el envejecido harapo.

Es increíble cómo un medicamento puede lograr en tres meses, lo que a la pobre mujer de edad avanzada le lleva un largo proceso de envejecimiento... caída de la retaguardia (aka -nalga de aspirina), disminución del tamaño del busto, acumulación de grasa en las caderas y "pancita", osteoporosis, dolores de cabeza, piel seca, cambio de estado de ánimo como de ropa interior, etc.

Espero que cuando concluya el tratamiento, ésto sea reversible... Una cochina inyección más y termina... (en un par de semanas).

Mientras, he andado como andrajo escondido, sin ganas de hacer mucho y sin sentimiento alguno, ni bueno, ni malo. Creo que ahora sé lo que me espera cuando verdaderamente entre a la menopausia natural en unos 20 años...

Ni hablar. Ya me cansé de decir sandeces. Me voy a hacer algunos que-haceres domésticos, para luego sacar el pollo del horno y cenar... ver un rato la tele e ir a memerrrr (dormir).

lunes, enero 05, 2009

Disertación Insomniaca

Con esto de los medicamentos locos, a parte de bochornitos y cambios de humor, me ha dado también insomnio.
Se me ha hecho la costumbre de despertar a las 3am con sabe cuánta tontería en el cerebro...
A veces me paro, camino, hago escala técnica y vuelvo al lecho calientito.

Esta mañana mi mente latosa entre sueños y despierta comenzó a disertar sobre la amistad y los besos.

Clasifiqué al beso de esta manera:

- inesperado
- asqueroso
- manipulador
- traicionero
- borracho/olvidadizo
- sincero
- impulsivo
- intenso
- desesperado
- escurridizo
- tierno
- platónico
- esperado
- "X"
- de la apuesta - sí... ése también me tocó desafortunadamente
- amoroso
- apasionado
- desinteresado
- indiferente
- discapacitado - que me provocó tortícolis
- enojado
- arrebatado

No necesariamente una persona entra en cada clasificación, sino una sola persona pudo haber logrado "n" número de las de arriba.

Sobre la amistad... mi padre solía decir que la amistad entre un hombre y una mujer es inexistente. Que siempre habrá algún deseo oculto en una o ambas partes. Yo siempre le refutaba, pues en aquél entonces yo contaba con muchos amigos (más amigos hombres que amigas, curiosamente) y según yo, ninguno de mis amigos tenían motivos ocultos, ni yo sentía algo más que una amistad hacia ellos.

Y recordando sobre amistades muy cercanas por las que por alguna razón cambió la relación se encontraron las siguientes características:

El tío era un buen amigo y al confesar su sentir, lo vi diferente (contrario a su sentir)
El que se acercaba demasiado mientras jugábamos "básquet" (no me la acababa con las amigas)
El que cuando estábamos sólos era muy querendón y en público se hacía como el "tío lolo" (loquito)
El que descaradamente me "tiraba los perros" mientras su novia lo abrazaba
El que se colaba "cariñosamente" para acercarse a alguna amiga mía que le interesaba
El que se flameaba (emborrachaba) en las pachangas y buscaba cariño
El platónico, cuyo mal carácter me sorprendió
El popular, que después de soportarme por un par de horas de charla, se dió a la fuga (sí, tengo tendencias cotorrescas a veces... a veces me da por hablar, hablar, hablar y hablar)

En fin, dicen que esto es una interminable cadena. Uno quiere el otro quiere a otro, etc. Pero no me desvío... esta disertación matutina insomniaca fue específicamente sobre el beso y sus consecuencias sobre la amistad.

A veces se prestaba la amistad a un poco de coqueteo y cariño intenso... y la amistad seguía, en otras ocasiones, bastaba un beso para dar al traste con todo.

Pensé en los sapitos que rechacé sin que siquiera se atreviesen a besar estos labios...
en los otros que lograron su objetivo (beso) y que en realidad no era correspondida, sino víctima de alguna de sus fechorías o no merecían tal privilegio...
Pocos besos fueron los sinceros y que definitivamente dejaron huella.

Conclusión a la que llegue a eso de las 5am...:

Si la amistad es sincera y alguna de las partes inicia el acercamiento y la otra persona cede, puede pasar a un segundo plano... le llamaría a un "limbo" temporal, en lo que las cosas se aclaran... puede permanecer eternamente en ese limbo sin explicaciones y una pasioncilla por ahí latosa, mientras alguna de las partes no se decida a saber qué hay más... a veces este estado es cómodo, pero a la larga trae consecuencias devastadoras si no se aclara... en otras... la suerte de que se desarrolle en un noviazgo o algo serio.

Si la amistad no era sincera, había un interés detrás (de cualquier tipo), o no interés, sino sólo ganas o soledad y una de las partes se ve sorprendida por un beso, es motivo de desastre... un desencantamiento, cae ese pedestal y esa amistad, nunca será igual.

Total... que me quedé rascándome la mollera y recordando a papá... ¿será realmente que no existe la verdadera amistad entre hombre y mujer?... sigo teniendo amigos hombres que definitivamente ni ellos ni yo tuvimos algún impulso de besarnos... mmmhhh....

domingo, enero 04, 2009

Levitando

Un día de árduo trabajo. Estoy con el alto mando en la oficina cuando tu enorme presencia se aparece en la puerta.

-¡Ándale vámonos!

-¿No deberías bajar a mi nivel? me va a dar tortícolis.

Me tomas de la mano y caminamos hacia la salida del edificio charlando, aquella que conecta a través de túneles elevados todos aquellos edificios de la ciudad. Vas acompañado por aquél inseparable de siempre y vamos cruzando calles por aquellos recobecos de cristal. En una de esas, los cristales desaparecen, aún así, la gente sigue caminando. Me da miedo pisar donde no hay nada. Veo la calle a mis pies a unos metros de altura.

- ¡ándale Nefer, cierra los ojos, confía... sólo sigue caminando!...

- está bien, pero ¡no me sueltes!

Te adelantas unos pasos y yo confío... cierro los ojos y estoy flotando mientras camino. Pasamos ese tramo sin cristales para luego llegar a una banda móvil transparente que nos sigue guiando. No sé a dónde vamos, pero como siempre, yo te sigo. Estás de buenas y al parecer, disfrutas de mi presencia.

Siento que me ahogo, despierto. Son las 6 y otra vez, se me olvidó bajarle al termostato, me estoy rostizando.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...