sábado, octubre 03, 2009

mmm...

Tengo una boda hoy, un compañero de trabajo... tengo una flojera inmensa, tengo que salir a comprar algo porque no tengo nada que ponerme y para colmo, no me hacen gracia las bodas. Ni la mia. Está bien socializar, pero el hecho de ser el centro de atención en un evento es algo incómodo, esto es, en el caso de la novia. Con respecto a las bodas en general, nunca me gustó ir a tales eventos. Creo que lo único que disfruté era bailar.

La mayoría de las bodas a las que fui, lo hice sola. Es decir, a veces con familia pero no con pareja. La única boda a la que fui con pareja fue a la mía, ah bueno, y a una pseudo boda en Arkansas, de una compañera de trabajo, a la cuál el faraón me acompañó por segunda vez. Y bueno, se puede decir que ésta, será mi tercera (acompañada de pareja como tal).

Recuerdo que cuando iba sola a las bodas -tuviera o no novio en turno-, no faltaba el que me quería presentar a alguien... o el primo lejano, o la amiga a su mejor amigo, mi propia progenitora tratando de hacerla de cupido.
Llegué a odiar estos acontecimientos no por lo que representan, sino la lata de que siempre siempre alguien me intentaría presentar a algún prospecto.
Ahora las bodas me dan flojera, o mejor dicho, tienden ya a la indiferencia. O será que sólo tengo flojera el día de hoy, o de plano ya estoy vieja...

En fin, una sarta de babosadas que tengo en la cabeza, ni se lo que digo, ya me voy a ver si encuentro algo.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...