martes, enero 06, 2009

Dolor de cabeza

Este día estuvo movidito y fue sumamente productivo. Lo que no me gusta es revisar el trabajo de los demás... porque a veces me parece que es re-hacer lo que el o la tí@ no hizo bien.

Me duele el cuello, no sé si es el colchón en el que duermo, o es algún bicho intestinal que ataca. Generalmente me duele el cuello cuando hay problemas de esa índole. Y para variar... dolor de cabeza desde anoche. Ni agua, ni aspirina... tal vez verdaderamente necesito un ajuste de cuello. A lo mejor otra vez alguno de los músculos está contracturado y me trae jugando judo (yudo o como demonios se escriba).

Nada nuevo bajo el sol. Este año no hice propósitos, los propósitos me los he puesto al día... y por la noche hago el recuento de lo logrado. Hasta el momento todo bien excepto por el ejercicio... he estado tan cansada, que mi cuerpo aún no da para ejercitar el envejecido harapo.

Es increíble cómo un medicamento puede lograr en tres meses, lo que a la pobre mujer de edad avanzada le lleva un largo proceso de envejecimiento... caída de la retaguardia (aka -nalga de aspirina), disminución del tamaño del busto, acumulación de grasa en las caderas y "pancita", osteoporosis, dolores de cabeza, piel seca, cambio de estado de ánimo como de ropa interior, etc.

Espero que cuando concluya el tratamiento, ésto sea reversible... Una cochina inyección más y termina... (en un par de semanas).

Mientras, he andado como andrajo escondido, sin ganas de hacer mucho y sin sentimiento alguno, ni bueno, ni malo. Creo que ahora sé lo que me espera cuando verdaderamente entre a la menopausia natural en unos 20 años...

Ni hablar. Ya me cansé de decir sandeces. Me voy a hacer algunos que-haceres domésticos, para luego sacar el pollo del horno y cenar... ver un rato la tele e ir a memerrrr (dormir).

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...