domingo, julio 27, 2008

Tu palomita

¿Sabes? hoy me desperté muy triste... y la verdad no sabía por qué, traté de agradecer lo que tengo, deambulando por casa, observaba por la ventana los árboles. Como sonámbula, desesperanzada. Me dije una vez más que no me voy a permitir sentirme así. Tomé un tazón y me serví cereal. "Tengo que llamarle a mamá", brotó en mi mente... "al rato..." yo misma me contesté...

Me puse a ver la película "la vida es bella"... qué ironía.

Te me viniste a la mente, "siempre estaremos conectadas"... una vez más me dije que llamaría a mamá. Recordé que mi celular no tiene pila y maldita sea, la flojera y desgano logró que olvidara conectar el teléfono.

Aburrida, mientras el que vive conmigo limpiaba la cocina, me puse a ver alguna otra, ésta vez una verdaderamente fea. Hastiada, al final, apagué la televisión. Bajé al sótano. Leía noticias de farándula, cuando sonó el teléfono:

"Malas noticias mijita... ..." con eso tuve para entender el por qué me sentía tan ... tan... no encuentro ni siquiera un adjetivo para describir este malestar del alma... como que ya lo sabía y sólo faltaba confirmarlo. ¿Por qué, si ya estabas tan bien? ...

Diablos, y yo tan lejos. Mamá me implora que no vaya a tu funeral. Estoy totalmente desarmada, impotente. Debí haber ido y no hacerle caso a mamá hace casi un mes...

Pero bueno. Dirán que ya estabas muy grande -aunque tenías mucha fuerza-, que ya "descansaste"... y ¿ellos qué saben? si tú no estabas cansada. De hecho, esta mañana le pediste a mamá que te sacara de ahí. Sólo que tu cuerpecito delator y necio, le pidió a tu corazón que estuviera quieto... Dice mamá que te fuiste sin darte cuenta.

Si de por si siempre te extraño, tenía la esperanza de verte cada año. Ahora, estoy hueca, completamente vacía. Ya no tendré tu consejo, ni tu lectura de alfileres, ni tus "te quiero palomita", ni tus "¿te acuerdas mijita?", tu perfume rico, tus manos temblorosas y dulces.

Recuerdo bien cuando sujeté por última vez aquella cabecita ya casi calva. Tus cabellos plateados, tus enormes ojos y pestañas largas, a través de los gordos cristales de tus anteojos... te tomé de la nuca, te miré a los ojos y te dije "te quiero mucho mi abuelita consentida"... "ay mijita, eres mi alegría", siempre contestabas, con tu enorme sonrisa.

Te digo que no me gustan los días nones.

Mi abuelita yeyé, mi confidente, mi alcahueta, mi dulce viejecita... contigo se va mi alma y me quedo con un dolor muy grande, un hueco enorme. Te quiero mucho abuelita, como siempre.

Tu palomita.

sábado, julio 26, 2008

Atiéndeme...

quiero decirte algo... que quizás no esperes, doloroso tal vez...

Esta es una de las canciones "nosotros" que te acuerdas en aquél entonces no entendíamos, no comprendíamos por qué si una pareja se quería tanto se tenían que separar. Estas cuestiones del amor jamás las podré entender...



Pero bueno, ánimo chamaca que hombres sobran. Tal vez le faltaron los tompiates para decir lo inevitable, lo doloroso... un "ya no te quiero" y se inventan esa de que "te quiero mucho, no es falta de amor"... y en realidad no tienen huevos para encarar la realidad.

***

Tengo la maldita costumbre de escribir como si en realidad la persona interesada me leyera. No tengo todavía yo los tantos para salir del anonimato :D ... así que tras bambalinas seguiré echando porras y buena vibra... quién sabe, tal vez viaje en las extrañas ondas de este universo y se propague.

***

Después de un breve lapso de distracción (o evasión), hoy el dolor regresó y me autohipnoticé para convencerme de que es sólo un restirón, no es nada. Estoy sana, estoy sana... sana sana, colita de rana,... si no sanas hoy, sanarás mañana...

viernes, julio 25, 2008

Helado

Recuerdo que de niña, me daba por desear el helado del prójimo, sin importar la causa, que en la mayoría de las ocasiones, era prescripción médica y lloriqueaba y deseaba enfermarme como aquél para tener acceso a tan delicioso postrecito en la infancia.

Ahora, ya no me importa tanto, se me sigue antojando y si me da la gana voy y lo compro y me lo zampo. El caso es que el roomie tuvo cirugía y tendrá que comer heladas por al menos dos semanas -mismas que estará fuera de circulación-. Se me antojan, pero ya no es aquél deseo de lo prohibido, del "se lo tengo que quitar a escondidas" que le resta todo el chiste al asunto.

jueves, julio 24, 2008

Cómplice

...de muchas fechorías, insistes en que te llamen "Overkill". No sé por qué, si tras la fachada de niño "duro" que quisiste dar, yo sé perfectamente que hay un corazón enorme y una gentileza infitinos.

Incomprendido desde pequeño, enemigo-aliado, pasamos buenas y malas... y a pesar de todo y de todos (sí, aquella familia fea que tanto te hizo -nos hizo- daño) eres muy valioso, querido, extrañado, vaya... siempre estás en mi mente y corazón.

No se me olvida la vez que las chicas de Puebla te corretearon porque pensaban que eras Luis Miguel, JAJAJAJA...

Felíz cumpleaños y que la pases muy a gusto con tu nueva chica, que te mereces el amor más grande de este universo.


Te quiero mucho.

Overkill

Vaya manía que siempre has tenido de ponerte motes, pero bueno :) eso te hace feliz, nunca te conformas con ser tú, sino que logras hacer de tu vida siempre algo espectacular.

Te acuerdas de esta foto????

martes, julio 22, 2008

Mundo futuro...

No estamos tan lejos...

Esta mañana decidí hacer mi recorrido matutino con música... ésta se me quedó embarradísima toooodo el día. Sobre todo el 3er. estribillo después del coro... dicen que el que hambre tiene, en pan piensa, pero en realidad no es el caso jejejeje...
Por cierto Nor, quite el video, está muy chafa por cierto, pero bueno, andaba de ociosa el fin de semana, aporreando! con decirte que ya hoy que quise tocar esa melodía y la olvidé por completo! (Me cuesta tanto... de Mecano)
Tiene fácil casi 4 años que no practico el piano.

Gracias por sus comentarios y porras, mi abuelita salió bien de la operación hasta el momento se encuentra estable. Bienvenido Space Panda.



Deme una habitación... con vistas al ascensor...
que con la polución, me cuesta el aire de la ciudad...
mándame un fax... de pasión...

cuando se acueste el sol, te llevare a bailar
a la disco virtual, y sobre el mar te voy a enseñar
un paso o dos, de... flamenco trans...

...
y aquí seguimos con las mismas ganas de soñar
plantando flores sobre hierba artificial,
pariendo clones... suplicando amor, paseando al perro del balcón al salón
y aquí seguimos con las mismas ganas de soñar...
...

véndame ud. un condón, con luces y algún sabor
quiero que tenga zoom, y algún sistema para aumentar...
mi potencial... de semental...

...

domingo, julio 20, 2008

Campaña

Leyendo noticias y paseando por youtube, encontré como siempre interesante y chistoso un video de JibJab sobre la campaña presidencial acá en el todavía país del arbustín.

Está chistosísimo :)
Buen fin de semana.

sábado, julio 19, 2008

Extraño a Mecano!!!!!

Falta de práctica

La ociosidad, un poco sucia, incompleta, pero la iré perfeccionando:

Palabra

Un conjunto de letras que definitivamente no logran expresar lo que uno siente o piensa. Se describen cosas, sentimientos y pensamientos con palabras... éstas pueden ser engañosas.

Muchas veces escuché a mi madre mencionar que la palabra no es la cosa. Nunca entendí y tal vez nunca lo entienda. Lo acomodo para mí... la palabra, definitivamente no es la cosa. Es sólo la pobre descripción de lo que la cosa es, considerando la cosa como un objeto/sentimiento/pensamiento/idea...

Así se dan las interpretaciones, que pueden no ser las correctas. A veces las personas le huyen a las palabras, a las que les dan alguna interpretación propia, -que más bien, le huyen a su propia interpretación, no a las palabras ni al verdadero significado del que las "emanó"- poner realmente atención a lo que verdaderamente hay detrás de esas palabras, la comprensión precisa de lo que el interlocutor trata de decir.

Me estoy ahogando en palabras sin sentido. Creo que hoy amanecí rollera. Las malditas palabras a veces me sacan de quicio. Tantas veces que quiero expresar lo que siento, lo que pienso y la mayoría de las veces, no encuentro las apropiadas, las correctas.

Tal vez soy yo, la que nunca se da a entender, o tal vez casualmente hay el que siempre malinterpreta lo que digo. Me canso una vez más de las mentadas palabras. Pero ah! cómo me gusta generarlas...

La incomprendida.

She & Him

viernes, julio 18, 2008

Esta rola rifa!

Me latió la versión... acabo de descubrir la combinación de estos dos grupos. CHIDO CHIDO

miércoles, julio 16, 2008

...Viga

No puedo dormir, así que me puse a ver fotos de la niñez, de la familia, etc. Siempre que paso por estas fotos, en particular aquellas en las que tuve una etapa muy activa en mi vida, me entra una extraña emoción y me inyectan energía.

No suelo postear imágenes propias, pero no puedo evitar sonreír cuando veo esta:



La niña intrépida que desde que vió a su hermano batallando con la gimnasia, no pidió... exigió que se le metiera en este deporte. Me trajo muchas satisfacciones, lo que comenzó como simple hobby saliendo del kinder, se convirtió en 6 horas diarias de entrenamiento, competencias de fin de semana, locales, estatales y un viaje de premio por el mejor equipo a nivel nacional: un verano en Rumania.

Con dos medallas, algunos reconocimientos y diplomas, recuerdo que sólo me importaba brincotear, no los premios. La viga de equilibrio fue mi fuerte al igual que manos libres (piso). Creo que desde ahí comenzó mi pasión por la bailada, la música... y el apodo que me quedó de por vida con el que me bautizaron mis hermanos... con mi nombre de pila, seguido de "brincolina", pues hacía buena rima.

Mamá era mi entrenadora personal en casa, se pasaba horas en el gimnasio observando a mis entrenadores y papá consiguió una viga que me instaló en el jardín. Practicaba en mis horas de juego. Mientras los vecinos andaban en bici, yo practicaba mis rutinas en el jardín.

Papá era mi fotógrafo y camarógrafo oficial. Ansío recoger aquellas antiguas películas para pasarlas a formato de video. La última vez que vi una, mamá quedó sorprendida porque tarareé la música de aquella muda imágen y marqué los movimientos de la rutina. Es como andar en bici, esas cosas, no se olvidan.

No sólo recuerdo aquellas actividades, sino a las compañeras que tuve, amigas de aquella época, tanto del equipo como de la escuela... algunas personas dirán que las que nos dedicamos en algún momento a la gimnasia no tuvimos infancia... les digo lo siguiente:

Un deporte como éste, más cuando se hace por pasión que por complacer a nadie, es la mejor infancia que uno pueda tener. Cuando tuve que dejarlo, me quedé un poco vacía... el hueco lo llené con ballet y otras actividades que jamás me dieron lo que me dio la gimnasia... sensación de infinita libertad.

Pasé mucho tiempo añorando regresar y claro, cuando se llega a la adolescencia es casi el fin.
4 años... intensos, pero de los más felices de mi vida.

Matón desinhibido

Asegura la NPR que en México ya se descararon los matones a sueldo, así que basta con que lo busques en intenet, le dés unas leves instrucciones y te asegure que el trabajito estará hecho en menos de un "santiamén".

No cabe duda que curiosas noticias que pasan en esta buena estación de radio me siguen dando sorpresas.

En lugar de que hubiese noticias sobresalientes y positivas sobre el país... siempre hay algo como ésto.

Rojos

Nunca he sido muy apasionada por el beisbol, pero la empresa nos regaló boletos a los del departamento para el partido de mañana. No sé ni quién juega contra los Reds, pero vamos a ir en bola -aprovechando que el roomie está una vez más ausente por una semana empezando por hoy-

Cabe mencionar que en mi nuevo trabajo me siento muy a gusto, trabajo con gente de mi edad y más joven así que está alivianado el ambiente.

Cenaremos los famosos hot-dogs que hay en todos los estadios. Ya postearé fotos...

Por cierto, nunca posteé aquellas con los Chicago Cubs en aquellos recientes años.

Creo que de ahora en adelante incluiré una imagen en cada post (mientras no postée por correo electrónico)

Aquí una imágen de los Cubs...

Recordatorio

Photobucket



Abuelita en bicicleta

Hace tiempo que no tomaba el autobús, tanto, que pareciese que aquellos desconocidos ya familiares, me recibieran con entusiasmo: ¡buenos días!...
Tambaleándome por el movimiento del vehículo, fui a dar junto a aquella dama. Una simpática parlanchina que pasará de los 65. Notaba en semanas anteriores que se hacía amiga de un ciclista, un muchachón de mi edad apróx. que es atleta y que cada mañana baja 6 paradas antes de la mía, se coloca el casco y baja su bici de la "chunche" sujeta-bicis para encaminarse al trabajo. De regreso, no toma el autobús, sino que se avienta las 15 millas de regreso a casa en su bici con sus subidas y bajadas.

Cuando me senté junto a ella, me saludó cálidamente. Ya sostenía conversación con el ciclista quien estaba sentado en el asiento detrás de ella, ella como en diagonal y ambos charlando de cualquier cosa. Quise voltear, pero como amanecí con tortícolis, decidí cerrar los ojales y sólo escuchar la conversación.
Alguna vez platiqué con ella felicitándola por la decisión que había tomado: seguir los pasos del ciclista y tomar su bici todas las mañanas y en lugar de esperar aquél otro autobús que la conectaba a su trabajo, darse a la pedaleada.

Hablaban de la forma en que el gobierno siempre saca dinero, como por ejemplo, el sistema de transporte. Si no das la cantidad exacta, no te regresan el cambio, y cosas por el estilo. Después narró que por incongruencias del gobierno, su novio (¡¿?!) -sí!!! la sra. tiene novio!!!- terminó pasando la noche en el tambo (cárcel). Su novio, administra antros y por alguna razón, la policía lo detuvo en la noche y el tío andaba medio flameado. Así que lo arrestaron. Su ex, fue a sacarlo del bote y en días siguientes, le informaron vía correo convencional, que su licencia estaba suspendida. Al parecer, su licencia pertenecía al estado de Ohio y estaba en algún tipo de plan viejo, en el que aquéllas expirarían y tendría que sacar una nueva -situación que según aquella dama, nunca le hicieron saber-... etc... así que tendría que pagar la multa y después de aquello, sólo le darían una nueva licencia y podría volver a conducir.

Llegó la parada del ciclista, cordialmente se despidió, se puso su casco y descendió para emprender su ya rutinario trayecto.

Las dos lo observamos en silencio. Después, quiso hacer algún tipo de conversación conmigo, le comenté que no podía voltear a verla pues tenía tortícolis, pero hice el esfuerzo y terminé sentada en diagonal viendo hacia ella. Algo comentaba sobre alguien que no conozco y en realidad no entendí palabra de lo que me dijo, solo sonreí y asentí. Después saludó a otra persona del otro lado del pasillo y al llegar su parada, me levanté para que saliera del asiento. Danzando con el movimiento, cordialmente nos deseamos buen día y bajó para desenganchar su bici... paradas antes, ya se había colocado el casco.

La vi, con su backpack al hombro, en bermudas y camiseta, montando su bici y alejándose ágilmente por aquella avenida. Me recordó a mi abuelita en años mozos. Aunque sedentaria, siempre fue ha sido muy parlanchina.

Si el autobús no me dejase a la puerta del edificio más alto de la ciudad, haría lo mismo que ellos. Un gran ejemplo el de los holandeses.

***

Estoy decepcionada... Bon Jovi ahora toca música country :((((

lunes, julio 14, 2008

Pintando violines

Estoy por pintarle 1000 violines a los médicos zoquetes, tanto los que atienden a mi abuelita -a la que han tenido en cama por más de dos semanas con la cadera fracturada en dos y sin operar aún- y a los otros tantos que me traen dando vueltas sin solucionarme nada: Váyanse todos a freir espárragos
***
Me estoy atrasando en el trabajo... la concentración es nula a parte de las escapadas por el punto anterior y sólo espero poder concluir mis proyectos antes de las fechas límite. Espero que después de la cita de mañana tenga una pronta resolución, de no ser así, a palabras necias, oídos sordos y que pase lo que tenga que pasar.
***

viernes, julio 11, 2008

Conciencia

Sólo cosas fuertes logran zacudir y hacer despertar a una persona del letargo mundano, de la comodidad y la inconsciencia. Hace a uno valorar lo más sencillo, lo más pequeño, a lo que uno, no da importancia.

Nunca le he tenido miedo a la muerte. De hecho, en años anteriores siempre dije que moriría antes de los cuarenta. Ahora, es una de las cosas que lamento haber dicho, porque como si lo hubiese programado, el universo ha orquestrado una secuencia de hechos que me han dado una muy grande, dura y buena lección.

Aprende, estimado lector. Ten cuidado con lo que desées, pues es muy probable que te sea dado.

Por mi parte, aún me queda mucho que dar, mucho que hacer, mucho que aprender... sólo éste enmarañado universo en su órden del caos, será el que dicte hasta cuando. Estoy aprendiendo en curso intensivo la paciencia. Misma que a fuerzas la estoy tragando porque no me queda de otra. Esperar.

Esperar hasta que el dichoso sistema médico estadounidense le dé la gana desenmarañar este enredo, que me ha traido como zombie estos últimos días. En un estado catatónico, en el que las emociones son un coctel peligroso.

Tengo la necesidad de retirarme de este espacio. Las percepciones que tuve y que anteriormente posteé, no estaban en mi cabeza, estaban en esta realidad tan cruda, en la que en una misteriosa forma se manifestaba, logré accesar a esa dimensión, a la que pocos tienen acceso... la percepción profunda de la realidad. No había sabido interpretarla, me jugaba trucos en forma de ruidos, extraños sucesos... sólo eran avisos.

Alejarse era lo más pertinente, porque no es justo propagar un río de extraña energía. Energía, de la que tú querido lector, no querrás saber jamás.

Mientras, comparto un buen escrito que encontré por ahí, en un lapso enorme de desconcentración en el trabajo y que descubrí por casualidad.

Por el momento, tengo una certeza: amar, sin importar si se es correspondido, es lo más bello que hay en esta vida. No dejes de amar. Nunca.

jueves, julio 03, 2008

Expectante

Hoy logré hablar con mi abue. Se le oye la vocecita quebrada pero me aseguró que con la medicina que le dieron para el dolor, está bien, aunque no se puede mover. Luego dió gracias a Dios que tiene buenos hijos y buenos nietos, me mandó sus bendiciones, me dijo que pidiera por ella y le mandaba besos al roomie.

Me preguntó que yo cómo estaba. ¿Qué le puedo decir? me limité a decirle que bien pero que lo importante en este momento era saber como estaba ella y como se sentía. Me preguntó que ahora donde andaba, le dije y repitió mientras le decía el lugar, lo mismo que yo decía, como queriendo memorizar.

Luego nos mandamos besos y se apuró a pasarle el teléfono a mamá, que por que le preocupaba que era larga distancia. Le dije que no importaba, que eso no importaba. Pero como siempre, me dió la bendición y le pasó el teléfono a mamá. Me recomendó no apresurarnos y que con calma siguieramos comunicándonos. De todas formas, imposible encontrar vuelos, pues a parte de temporada alta, es puente del 4 de julio. Así que todo está saturado.

La operan el martes. Deseo de toditito corazón que salga bien... es más si se pudiera, intercambiaría mi vida por la suya. Así, de fuerte.

***

Hoy llegó el roomie de su viaje. Llegó antes que yo, en la oficina me entretuvo de más una junta -últimamente les da por juntitis, a distancia, en presencia, casi casi en el baño-...
Llegué a casa y para mi sorpresa preparó cena. Agradecí y cenamos. Mientras el veía la tele a lo lejos desde la cocina, yo sentada en la pequeña mesa que tenemos en la cocina junto al ventanal... observaba los árboles sin pensamiento, ida. De repente, dos cuervos cruzaron el jardín y volaron muy cerca de la ventana. Sin pensar, sólo dije en voz alta "ay no!!!!" y como si me hubiesen prendido un "switch", me salió un sollozo tan aterrador como extraño, no pude evitar llorar a moco tendido. El roomie, se apresuró a apagar la televisión y se limitó a decirme sereno "tranquila, los cuervos no son de mal agüero, son los protectores del Dalái-Lama"...

Lo curioso es que no me considero supersticiosa, pero sin pensar, aquello que traía dentro sólo salió.

miércoles, julio 02, 2008

Instrucción Religiosa

Buscando y escarbando en mis entradas, no puedo creer que no haya posteado lo que me sucedió el año pasado.

Me encontraba en aquél departamento que utilizaba entre semana en aquella pequeñísima ciudad. Mientras estudiaba para la materia de la maestría, de repente me dió por buscar un pequeño libro... ansiosa me paré y ni siquiera tuve que buscar mucho, como hipnotizada, algo me llevó hacia aquél librero -ni me acordaba de aquél libro, ni de dónde lo había puesto-

Lo tomé entre mis manos y como si alguien me guiara, lo abrí en la página 21 "lo que se ha de creer... la fé".

Es curioso por que en aquél entonces, mi fé estaba de paseo. No soy católica, ni lo era, pero el concepto de fé es algo con lo que crecí gracias a mi abue... siempre la observaba... rezaba con fervor y todo se le cumplía...

Después de leer unas cuantas páginas del pequeño libro, cuyo título dice "instrucción religiosa" por el Pbro. Galo Moret, se lée al dorso de sus páginas en letra temblorosa y tierna:

"Para mi niña adorada, esta nos acerca, te quiere tu abue Ana Ma. N"

Después, me percaté que yo no leo estas cosas y me sorprendí mucho. Cerré el pequeño libro y le marqué a mamá, era noche, pero quería saber si abue estaba bien. Eran las 11pm lo recuerdo bien. Mamá aseguró que habló con ella horas antes y que estaba bien, sorprendida por mi relato, me dijo que le llamara la mañana siguiente.

Al día siguiente, le llamé... y lo primero que me dijo fue, "hija, fíjate que tu primo anda muy desorientado y te quería preguntar... tienes tú el librito de la instrucción religiosa?, porque fíjate que tenía yo otra copia para dársela a este muchacho..." me fui de bruces, le expliqué lo que había pasado la noche anterior y me comentó que estuvo pensando mucho en mí, y se preguntaba en donde podría estar aquella otra copia del librito que me dio. Me aseguró: "hijita, tu y yo estamos y estaremos siempre conectadas".

*sigo buscando el post, estoy segura de que lo postee en alguna parte*

Limpia o qué

Había mencionado en un post anterior sobre ruidos extraños en casa. En estos momentos posteo desde casa, en el sótano. Olvidé por completo lo sucedido esta mañana y mientras leía/comentaba en mis blogs favoritos, escuché ruidos arriba, como si alguien golpeara la puerta de la entrada, como cuando alguien se recarga en una puerta sin querer antes de caer. Me asomé sigilosamente y nada. Salí al jardín en tan bella y soleada tarde y rodeé la casa por si las dudas. NADA.

Regreso a mi sitio y de nuevo escucho ruidos... estaba disfrutando tanto de mi soledad y ahora me siento inquieta.

Y ansiosa al saber que mi abuelita está inquieta. Me llamó mamá hace una hora. Abue le pidió que fuera, que tal vez no la libre. Le comenté a mamá que compraré boleto para verla, me pide que espere a que ella llegue a aquella ciudad norteña para valorar la situación. Lo que me temo es que mientras ella llega (hasta mañana a medio día), no haya tiempo. Debí lanzarme desde que me enteré de su caída.

Mientras, trato de respirar profundo, distraerme, hacer más quehaceres para ocupar la mente y ver si puedo dormir tranquila. No me gusta esta sensación, ni la extraña energía que ronda la casa. Prenderé unos inciensos y velas, pondré un poco de música tranquila, unas pequeñas flores y agua... a ver si puedo concentrarme y meditar por un largo rato.

***

Juro que había posteado sobre una situación que se dió con mi abuelita el año pasado... pero bueno, seguiré buscando.

Remedio contra el frio

Con eso de que comienza el verano, hasta en los autobuses ponen aire acondicionado. Subo y me percato que una vez más, olvidé mi chaqueta. Veía por la ventana luego enfoqué la vista en un punto dentro del autobús para continuar con mi meditación. En la última parada antes de la vía rápida, subió una dama de alto tonelaje y en un breve momento deseé que no se sentara junto a mí (aclaro que no discrimino el sobrepeso, sólo cuestiones prácticas y espacio vital), pues eran 3 asientos de lado, ambos extremos ocupados por otra persona y por mí y quedaba el sillón central.
 
No pude evitar hacer un cálculo mental de aquellas dimensiones y las de aquél sillón, todo fue un fugaz pensamiento... se aproxima... 
 
¡puuum! ... se deja caer entre aquella señora y yo. Alcanzó a pellizcar mi muslo izquierdo y discretamente me moví hacia la derecha, quedando un poco en ángulo porque había como un taburete o algo, que no tengo idea qué función tenga.
 
El aire acondicionado estaba a todo lo que daba... en breves minutos noté una emanación de calor. Era la dama sentada a mi izquierda, comencé a sentir el abrigo de aquellos kilitos de más. Dos paradas antes de la mía, se bajó. El resto del trayecto, me convertí en un hielito.
 
Moraleja: no menosprecies a un gordito, no sabes cómo te pueda salvar de un resfrío.

Spooky

Y siguen pasando cosas extrañas... cuando medito, cosas suceden. A veces son sincronicidades, esta vez cosas muy extrañas y tengo que aprender a manejar esto, el temor puede nublar el juicio. Sólo recuerdo lo que mamá me dice cuando a ella le suceden cosas en la meditación: tú eres dueño de tu mente, cuando lo tienes claro, las cosas pasan y luego regresa el equilibrio (energías, etc).
Ayer medité muy temprano en la mañana. El día comenzó con buena vibra, pero poco a poco comencé a tener una percepción muy obscura. No me refiero a algún tipo de depresión, sino más bien como la certeza de que algo va a suceder y que no es bueno. Por la tarde, tuve la misma sensación del día y hora en que murió papá, sentí opresión en el pecho, me costaba respirar y de repente un infinito cansancio me invadió.
Respiré profundo y traté de aclarar la mente con unas cuantas respiraciones y luego le dí el avión a esa sensación, me eché una película, hice un poco de limpieza y quise postear anoche, pero nuevamente ese terrible y agobiante cansancio (que nunca había sentido) nuevamente me tomó presa. Decidí ir a dormir...
Esta mañana de repente abrí los ojos, el reloj indicaba 3.55am. Los cerré brevemente y a las 4, una luz me alertó... mi celular prendió su pantallita. Normalmente, el celular si marco un número, o la batería está baja, prende la pantalla o hace ruido. En este caso, ni batería baja, se prendió exactamente a las 4 de la mañana. Cabe mencionar que tengo despertador y que el celular lo utilizo únicamente para hacer y recibir llamadas. Lo dejé prendido por si había nuevas sobre mi abuelita.
Decidí levantarme, en lugar de esperar hasta las 4.45am. Me puse a hacer limpieza y de nuevo, los ruidos extraños en casa volvieron. Después de un rato de labores chachescos, hice unas cuantas postraciones y me puse a meditar. Logré un buen estado de concentración. Bajé la sala y noté que la luz del sótano estaba prendida. Apagué el sótano y subí de nuevo para bañarme. Hice el ritual mañanero y al bajar para tomar mis cosas para dirigirme hacia el "park & ride", noté que la luz del sótano estaba nuevamente prendida y había ruidos, como cuando alguien busca algo y se caen cosas.
Bajé unos cuantos escalones, eché un vistazo y todo tranquilo... no me atreví a cruzar la habitación, "Kwan-seum Posal*" me repetí unas tres veces, cerré los ojos, respiré profundo, apagué la luz, subí los escalones respirando profundo. No puedo negar que tuve una sensación muy desagradable en la nuca, pero no me atreví a voltear.
Tomé mis cosas y me dirigí al auto.
Espero que mi abuelita no ande haciendo de las suyas... (ya con tiempo encontraré el link a un post donde hablo al respecto), el poder de sus oraciones es fuerte.


*Es el Bodhisattva de la compasión (en coreano) - algunas personas, sobre todo en estados unidos lo pronuncian con B en lugar de P. "Kwan Seum Bosal"

martes, julio 01, 2008

Agotada...

...

¿Alguna vez has sentido que algo (o todo) está muy mal?, una muy extraña percepción... tal vez sea el cansancio...

...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...