miércoles, abril 30, 2008

martes, abril 29, 2008

Ya casi

Estos son los últimos días de mi período sabático... el próximo lunes, estaré conociendo a nuevas personas, llevando a cabo nuevas y diferentes actividades y tal vez -porque me conozco- empiece a añorar el no estar trabajando, en cierta forma. Más que nada por el tiempo...

Ésto último por el tictac del reloj, que me sigue recordando que la vida no perdona un segundo, que sigue y sigue a paso veloz... y esta impermanencia en todos los aspectos, como roedor ha dejado canales por su enmarañado laberinto, cual vil queso "gruyer", en los que los huecos son los momentos impermanentes que ya no están y el remanente queso, los recuerdos.

Ayer hacía ciertos pendientes hogareños que consideré prudente concluir antes de volver a las andadas laborales. Quise mantener mi práctica de no distracción, estar presente... lo logré en ciertas ocasiones, pero como siempre, me invadieron los pensamientos en emboscada y a ratos las emociones me tomaron presa. Decidí que como no podía hacerme presente de nuevo, escucharía música... la música, aunque me hizo viajar a diferentes épocas de mi vida, logró distraerme de los pensamientos y por la tarde, mi mente otra vez estaba presente.

De verdad que es difícil permanecer presente y a la vez paradójico, porque esa permanencia es difícil de lograr en la constante impermanencia. En fin, creo que yo sola me entiendo, porque hasta el momento sigo descifrando paradojas.

Cuando mi mente voluntariosa intenta largarse a donde le da la gana, repito el koan que me dio Sunim. Logra traerme de vuelta. Pero es difícil... la costumbre a veces me orilla a prender el televisor para embrutecer al ser. Afortunadamente no lo prendí hasta que llegó la hora de Medium, 10pm. No sólo me tengo que disciplinar con la práctica, sino alinearme a un buen horario para que cuando empiece a trabajar, no me pegue la rutina cotidiana.

lunes, abril 28, 2008

Sin querer...

Cuando echo un vistazo a finales de los noventas, me llegan muy buenos recuerdos y sobre todo una de estas canciones con la que entro en otra dimensión y me pierdo en aquél recuerdo noventero de deliciosas compañías y buena pachanga... buenos escapes, aunque uno que otro peregrino corrió peligro (je!)

Ésta, me hace entrar en un extraño trance.

(se escucha mejor aquí, porque el video es de baja calidad)





Sin querer, todo lo que pasa va pasando sin querer
Llévame... como el agua va en las nubes dentro llévame
oh... sin pensar, todo va pasando simplemente por pasar
nunca has pensado que tal vez

abajo de este inmenso sol, de esta infinita explosión
en medio de este enorme caos, sólo existimos tú y yo

abajo de este inmenso sol, de esta infinita expansión
el universo se formó, para encontrarnos tú y yo

sin querer... todo lo que hablamos lo decimos sin querer
oh... lléname, lléname de sueños de consuelos y de fe
nunca has pensado que tal vez...

abajo de este inmenso sol, de esta infinita explosión
en medio de este enorme caos, solo existimos tú y yo

abajo de este inmenso sol, de esta infinita expansión
el universo se formó, para encontrarnos tú y yo


llévame...
sin querer...

¿Sabes?

Tengo ganas de echarme un cafecito... ¿te lo echas conmigo?

sábado, abril 26, 2008

viernes, abril 25, 2008

Abrazo del universo

Hoy después de la podada de pasto y algunas otras cosas... cuando obscureció me tumbé en la rampa de la cochera a ver las estrellas... puse los brazos abiertos y respiré profundo, cerré los ojos... sentí que el universo me abrazaba.

jueves, abril 24, 2008

martes, abril 22, 2008

Acepté

Y bueno, las negociaciones llegaron a su fin. Llegamos a un número razonable para ambas partes y en realidad todo fluyó bien desde el principio con esta empresa, cuyo campo me es totalmente nuevo. Comenzaré mis labores el día cinco de mayo...

°-|-°

Anoche tuve un altercado con el roomie, la ya desgastada retórica y me agotó física, emocional y mentalmente. No dormí bien y amanecí cansada, insegura y triste. Es difícil de aceptar el saber que uno no cuenta con nadie y que se está absolutamente sola. Aunque tenga apoyo incondicional familiar a distancia, la sensación de vacío es cruda.

A veces pienso que las cosas tienen remedio sin llegar a extremos, que la cordialidad puede ser "cómoda" o por lo menos llevadera, pero además de situaciones que no puedo comentar en este espacio, siempre hay hechos que continúan abriéndome los ojos y me recuerdan el por qué tengo que ser persistente, tomada esta decisión sólo queda sostenerla hasta el final y aceptar lo que no puedo cambiar. Acepto por ende, que esta situación no va a cambiar. Acepto que me equivoqué en toda la extensión de la palabra y lo único que me queda es aferrarme a lo que tengo: mi carrera y mi práctica... estar en buena salud y prepararme para el despegue.

Cinco años, siete meses, trece días, once horas, cincuenta y siete minutos y sus respectivos segundos y contando... (ay nanita! puros nones!... por cierto, tengo la tendencia de considerar los números pares de mejor augurio), de haberme permitido estar en un limbo mediocre en todos los aspectos, viviendo la vida de un extraño con costumbres, valores y metas muy diferentes a las mías y sin estructura. Extraño la estructura y la disciplina... y es hacia lo que me enfocaré de aquí hacia adelante.

Retomar mis abandonadas metas, gozar de una buena salud, para poder hacer de mi vida un papalote. Y hacerme a la idea de una vez por todas, que todo es un bastón psicológico... no necesito de una persona para sentirme "protegida", de una relación que no enriquece en ninguna forma (un enriquecimiento interno y recíproco, nada que ver con lo material).

Me tengo a mí misma y finalmente me he hecho compañía en éstos 5.7131157 años... incluyendo los años que llevo viva... aunque a veces quiero darme un par de castañazos... como si fuese una hermana que a veces me saca de quicio por su espíritu "fregativo". ...Sí... hay días que no me soporto.

Feliz cumple pequeñuela

:) te mando un abrazote y un besote.

lunes, abril 21, 2008

Todo se acomoda

Sabía que una vez que yo comenzara a moverme, todo alrededor se movería... la semana pasada estuvo movidita (valga la redundancia) y tuve una segunda entrevista con aquélla empresa el miércoles...

El viernes recibí una propuesta formal de chamba con esta empresa... aún quiero ver si puedo negociar un poco y bueno, les notifiqué que tenía un par de entrevistas más con otra empresa, por lo que necesitaría tiempo para analizar y definir.

Ese día por la tarde, me presenté en aquella otra empresa, con el vice presidente del departamento y después de hacerme esperar un breve rato, me recibió muy informal, preguntándome si el cazador no me había informado que no habría nadie más que me entrevistara.

Le respondí que no me habían dicho nada y procedió a darme explicaciones... la gente de su departamento estaba en viaje de negocios y no habría forma de proceder a las varias entrevistas que el cazador proponía. Así que comenzó a explicarme la estructura de la empresa, del departamento, los proyectos, viajes, etc. Después me hizo algunas muy breves preguntas que en realidad no tenían mucho que ver con mi experiencia, más bien de índole personal. Me preguntó si normalmente tenía contacto con las personas que había trabajado en empresas anteriores. Le comenté que dependía, pero que en la mayoría de los trabajos, tenía referencias y no tenía ningún problema de que de ser así, contactara al guajo...

Después "salió el peine": me dijo que una persona que trabajaba para él, se fue a trabajar a la empresa en la que trabajé recientemente, que si lo conocía. Afirmativamente le dije que sí, que incluso trabajamos juntos en un par de proyectos. Después como incómodo, comenzó a dar explicaciones de todo tipo "aaaah... es que fulanito y yo trabajábamos juntos, él me reportaba y bueno, nuestro CEO estaba loco, nos traía como locos y pues creo que le transmití mi estrés a fulanito y dejó la compañía... claro, después yo también me salí... (breve silencio)" ...

Momentos después, continuó la conversación... me preguntó sobre mi estancia en España y lugares, para luego comentarme que estaba en el programa un proyecto en España. Continuamos, yo con miles de preguntas y entre ellas el nivel de rotación del departamento. Muy cínicamente me dijo que recientemente mucha gente se le fue. Le pregunté si había alguna razón específica, si era por los viajes o si habían sido absorbidos hacia otras áreas. Me dijo que por diferentes razones, unas por que habían recibido mejores oportunidades en otra parte, otros que se movieron dentro de la empresa a otros puestos y uno que otro por los viajes.

Concluyó diciéndome con toda franqueza que en realidad ya le había ofrecido el puesto a otro mexicano, quien esperaba visa. La empresa lo patrocinó y estaban en el proceso. Pero dijo que tenía mi currículo y a insistencia del cazador, decidió recibirme "por si acaso el tío que realmente le había gustado, no conseguía la visa" y que además "posiblemente abriera otra posición, porque por el momento utilizaba recursos de la misma compañía de otros departamentos"... le comenté que cuánto tiempo le tomaría en saber y se apresuró a decirme "tal vez nos lleve otras 2 o 3 semanas y aún estamos analizando si contrataremos para un puesto adicional o no, así que puede ser unos 3 o 6 meses..."... así que sin pelos en la lengua le agradecí, puesto que había recibido una propuesta esa misma mañana y tenía que decidir para el martes, pero que me había interesado mucho la posición en esta compañía y quería ver de qué se trataba (y bueno, yo no sabía que la insistencia del cazador lo había casi casi obligado a recibirme, aún sabiendo que ya le habían ofrecido el puesto a otra persona).

Me dijo que no me detuviera, que de todas formas, de abrirse una vacante, definitivamente me contactaría por que en realidad considera "muy valiosa" mi experiencia y que hablo español. Nos despedimos amablemente, me acompañó hasta la puerta y partí.

Después me quedé con el gusanito, en realidad desde el principio ese cazador fue muy agresivo y claramente se vio que este señor me recibió "por no dejar"... además luego analicé, para qué querría saber si estaría en contacto con ... posiblemente el tío que trabajó para él? para qué se justificaba? tal vez él es la razón por la que hay alta rotación de personal en el departamento... en fin, ya es ver cosas que a lo mejor no existen... el caso es que queda claro que "le encantó" aquél otro tío y yo de todas formas, ya tengo una propuesta segura.

Sólo falta ver si ahora que hable con la otra cazadora, podemos negociar un poco con la oferta.

domingo, abril 20, 2008

Che fai...

Oggi è uno di questi giorni che mi sento nostalgica... ma...

En fin... dormía una siesta como las que acostumbraba en la pubertad... en fin, después de soñar con mis sobrinitos y jugaba con ellos, me desperté con un coro de La Traviata en la que la fiesta del primer acto concluye (justo después de "Un di felice, eterea").

("Si ridesta in ciel l'aurora, e n'è forza di partir; Mercé a voi, gentil signora,Di si splendido gioir.
La città di feste e' piena, Volge il tempo dei piacer; Nel riposo ancor la lena... Si ritempri per goder...,")


Todavía entre dormida y despierta, bajé cantando el coro y al llegar al sótano, el roomie apoderado de la computadora... tuve que esperar a que la desocupara, mientras, continuaba terminando de armar los cajones del escritorio, murmurando la letra de La Traviata...

Los domingos eran de ópera en casa. Papá cantaba su repertorio... de niña lo complacía cantando con él, yo se lo pedía, de adolescente era él quien me pedía que lo acompañara. Entre varias arias y duetos cantábamos "Un di felice, eterea..."... a veces nos echábamos La Traviata completita... alrededor de 3 horas.

No sé por qué, pero ésta que acontinuación pongo "Dami tu forza, o cielo!"(versión moderna) es un dueto que siempre me llegó, desde los 5 años... tal vez mi tierno corazón no entendía lo que el sacrificio de una mujer por renunciar a su amor significaba... tal vez por la pasión o desesperación con que Violetta le pide a Alfredo que la ame como ella lo ama, justo antes de dejarlo.

Lo sé, soy una romántica incorregible... ésta parte logra sacarme lágrimas hacia el final de esta pequeña escena...




Y aquí, la misma con La Callas... (mi cantante favorita, además de que no tiene comparación... solía tener en acetato la ópera en vivo que se presentó en Lisboa en 1958)...



ALFREDO
(entrando)
Che fai?

VIOLETTA
(nascondendo la lettera)
Nulla.

ALFREDO
Scrivevi?

VIOLETTA
(confusa)
Si' no

ALFREDO
Qual turbamento! a chi scrivevi?

VIOLETTA
A te

ALFREDO
Dammi quel foglio.

VIOLETTA
No, per ora

ALFREDO
Mi perdona son io preoccupato.

VIOLETTA
(alzandosi)
Che fu?

ALFREDO
Giunse mio padre

VIOLETTA
Lo vedesti?

ALFREDO
Ah no: severo scritto mi lasciava
Pero' l'attendo, t'amera' in vederti.

VIOLETTA
(molto agitata)
Ch'ei qui non mi sorprenda
Lascia che m'allontani tu lo calma
(mal frenato il pianto)
Ai piedi suoi mi gettero' divisi
Ei piu' non ne vorra' sarem felici
Perche' tu m'ami, Alfredo, non e' vero?

ALFREDO
O, quanto Perche' piangi?

VIOLETTA
Di lagrime avea d'uopo or son tranquilla
(sforzandosi)
Lo vedi? ti sorrido
Saro' la', tra quei fior presso a te sempre.
Amami, Alfredo, quant'io t'amo Addio.
(Corre in giardino.)

Las cosas se acomodan

O al menos así se han venido dando...

La semana pasada estuvo movidita... una entrevista más con el vp de aquella empresa, que me fue bien y una entrevista en persona con otro vp de otra empresa, que fue bien pero él ya le había ofrecido la chamba a un tío paisano que está esperando la visa y además, como que sólo me recibió "por no dejar" ante insistencia del caza-cabezas. "Me gustó tu perfil, pero ya le ofrecí el empleo a otra persona... tal vez en un futuro próximo... "


miércoles, abril 16, 2008

Rebatinga

Y bueno, supuestamente hoy a la 1.30pm tenía la segunda entrevista, ésta vez telefónica con el vp de aquél depto y de aquella compañía. Anoche me dormí tarde porque se conectaron mis hermanos y estuvimos en conferencia "chateando" hasta altas horas de la noche.

Desperté a las 6am, muy cansada, tomé unos tragos de agua, ingerí algunos pedazos de manzana y pan tostado y me puse mi ropa de ejercicio. Troté una media hora para seguir con la disciplina a la que me habituaron en el retiro. Regresé a meditar y luego decidí regresar a la cama para descansar bien y estar lista para la entrevista.

Erré en no verificar mi correo temprano, pues hasta la hora en la que tenía la entrevista y al ver que no sonaba el teléfono, decidí primero ver el correo y luego llamar en caso de no ver nada. Efectivamente, había un correo enviado hoy a las 7 am en el que me pedían que moviéramos la entrevista para las 9am mañana jueves. Me sentí liberada, porque no estaba en mi máximo.

Mientras posteaba la anterior entrada, recibí otra llamada, ésta vez del primer cazador, que me informó que al fin la mega empresa fulana que había adquirido a una venezolana quería verme y si las dos entrevistas este viernes y la del lunes van bien, me contratarían de inmediato. Viajes 30-40% vs. 25% (en teoría) de la de hoy. Viajes a Latinoamérica vs. Europa...

Lo que no me gustó mucho y no sé hasta qué punto sea sólo una artimaña del cazador, que me comentó que la empresa para la que entrevistaría hoy por segunda ocasión (con otro cazador) no dijeron el porcentaje real de viajes y que además, él acababa de entrevistar a una persona que trabajó en el puesto para el que tendré la entrevista. Cuando le pregunté el motivo por el que la persona dejaba la posición, hubo un largo y absoluto silencio, seguido de un tartamudeo indicando que se manejaba con confidencialidad con sus clientes. Así que sólo ensartó la daga, pero no dio mucho como para saber a ciencia cierta la causa de su renuncia. Ni hablar... quedará sólo observar y ver cómo va la entrevista mañana y luego ver la del viernes y lunes.

Mientras, estoy tranquila, porque en la carrerita de hoy al pensar que llamarían puntuales, repasé todas mis posibles preguntas y respuestas, lista de fortalezas y debilidades, y hoy ya podré dormir tranquila.

Ayer compré algunas plantas, dos árboles aromáticos, jazmín, gardenia y otra cuyo nombre no ruecuerdo y me dediqué a podar el césped y a arreglar un poco el frente de la casa... puse unas lamparitas solares y algunas plantitas... algunas de mis flores ya comenzaron a despertar.




Chicago después del retiro

Cuando concluyó el retiro, Sunim me preguntó que cuándo me iría, le comenté que más tarde... en ese momento preguntaron quién se quedaría a desayunar. Todos in excepción levantamos la mano. Nos comentaron que mientras preparaban el desayuno, cada quién hiciera ciertas actividades de limpieza.

Finalizando esas labores, nos enfilamos a servirnos y a sentarnos. Yo me iba a sentar desbalagada en cualquiera de las dos mesas, pero Sunim me llamó y me pidió que me sentara a su derecha. Nos tenía cerca a los que íbamos de lejos. A su izquierda estaba una señora que venía del templo de Michigan y a mi derecha una chica como de unos veinti-tantos también de aquél lugar. El resto de la mesa, otras personas unos voluntarios del templo y algunos nuevos. Entre ellos se encontraba una profesora de arte de alguna universidad de Chicago. Fue tan inmersa mi conversación con Sunim respondiendo a sus preguntas sobre mi familia y otras cosas... plática que no me dio tiempo de saber de qué se trataba aquella interesante charla sobre pintura y arte al otro extremo de la mesa.

Comentó S. que abrió un nuevo templo en NY en China Town., en los próximos meses se mudarán a algún lugar de Brooklin. Concluyó el desayuno, lavamos platos y S. me pidió que me quedara a los servicios de meditación de los domingos que comenzaría las 10:00am. Me "chuté" otra hora de meditación y luego dio una conmovedora plática expresando su profunda desilusión en la situación de China vs. Tíbet... nos comentó que el budismo en Asia había fracasado y pude observar cómo su barbilla comenzaba a temblar y su voz a cortar. Comentó que éste país (el del arbusto) era ejemplar y brevemente comentó sobre sus experiencias al llegar hace 40 años desde Corea en pleno movimiento hippy.

Describió la forma tan positiva en que vió cómo la juventud de aquél entonces luchaba por los ideales sin violencia. Entonces dijo, "éste, es un gran país". Luego comentó la importancia de propagar el Dharma (la práctica) para que la gente despertara a la conciencia de la no violencia, difícil cuando se vive en un mundo material y de intereses varios.

Instó a los presentes a comentar sobre el tema o hacer preguntas. Nadie quiso hacer comentarios. Luego, un hombre le cuestionó si no estaba ya politizando la práctica. Por que según él, los budistas toman un voto de desapego y en este caso le preguntaba si él estaba apegado a esa causa. S. le respondió, si lo ves así, entonces sí, apégame a la causa.

Luego comentó que él es un monje que vive en el mundo de constante cambio, es decir, en occidente y en la ciudad. Es su labor participar en él, porque dijo, "no soy un monje de montaña que renuncia al mundo y se vuelve hermitaño, yo soy doble monje, porque tengo esa parte hermitaña, pero participo activamente en este mundo para promover la paz, la no violencia. Por eso entiendo el predicamento del Dalai Lama, su preocupación por su pueblo-su apego, y vivir en paz en tiempos de guerra, no promovemos guerra, vemos por la no violencia".

Y después de alguna que otra pregunta no tan controvertida, concluyó la sesión. Eramos más de 30 personas.

Mientras caminábamos hacia afuera, S. me alcanzó y me dijo que no me fuera, que había junta de miembros y que era importante que participara. He sido miembro de su Sangha desde el 97, antes en México, ahora en Chicago.

Mientras esperábamos (pues sería a las 11:30am, la sesión de meditación y plática dominical duró una hora), conocí a algunas personas nuevas y otras no nuevas que no conocía. Entre ellas la directora de los servicios de inmigración de una sociedad no lucrativa (no recuerdo exactamente la organización), una maestra de la universidad de Michigan, estudiantes, etc.

Después pasó rápidamente S. y me dijo "M-Nefer en mi nombre budista"..."la junta se cambió para mañana porque nadie podía quedarse hoy, así que si quieres, puedes partir", luego siguió con su paso veloz hacia otro lugar y personas.

Yo quise esperar para poder hablar con él. Así que merodeé observando al grupo de niños en su sesión de pintura y lectura, donde pintaban una cartulina con flores de loto y un Buda al centro. Luego estuve inmersa en una conversación con algún estudiante de Chicago y luego volvió a pasar S. para invitarme a comer, que no me fuera todavía. En el ínter, fui a la tienda naturista a comprar algunas cosas como donativo y de regreso ya sólo quedaban pocas personas.

Cuando sólo quedábamos los estudiantes Dharma y yo, S. nos dijo que lo acompañáramos a comer. Así que nos fuimos en la camioneta de una de ellas (la foto de la entrada) y nos dirigimos a un restaurante coreano.

Ví a S. como cuando yo voy a un restaurante mexicano, hablando en su lengua natal y sumamente feliz. Comí un platillo que contenía arroz y diversos vegetales con una salsa un poco picante. S. ordenó unos platillos para picar, en los que se encontraba una verdura que parece gelatina. Olvidé su nombre. Todo me pareció muy sabroso y bueno, las otras tres personas no quisieron participar mucho en la prueba de alimentos.

Tuvimos charlas varias, en las que comenté sobre los ruidos de casa. Pensé que reirían o lo tomarían a broma, pero al contrario, recibí dos sugerencias: investigar si la casa que compramos de reciente construcción está en antiguo territorio indio y si estamos bajo una placa tectónica. Cosa que me pareció sumamente interesante, porque aquella vez que sentí que la casa se venía abajo, correspondió a la misma sensación que tuve en la nariz, de un temblor que presencié en Mexicali -trepidatorio-. Y sobre los ruidos de objetos que se caen etc, recomendaron investigar si estoy en antiguo territorio indio para proceder a hacer algún tipo de meditación o sesión especial.

Después de comer, regresamos al templo donde tuve una cálida despedida e incluso S. se paró a media calle en un crucero para que me cedieran el paso jajajaja... fue un bello fin de semana.

martes, abril 15, 2008

Chicago Fotos

 
A la entrada del templo

 
Sala principal, altar que me tocó limpiar...
Posted by Picasa

lunes, abril 14, 2008

Chicago Parte 5

* esta entrada es un poco larga, tómate tu tiempo, léela o reléela cuando quieras *

(continúa del anterior)

Regreso a meditar y cuando me siento, suenan la campanilla indicando que concluyó esa sesión. Hay descanso, suspenden entrevistas y procedemos con 10 minutos de descanso para continuar al comedor.

Sirven quinoa con kale -no sé traducciones, es como una especie de grano minúsculo con una especie de col verde obscura que más parece acelga o espinaca, sopa de verduras y té.

Al limpiar el plato con el té y beberlo, piden que llevemos los platos a la cocina. Si el plato no está limpio, no lo recibirán (no se puede limpiar ni con servilleta, tiene que consumirse todo, esto es, mezclar los residuos con el té y tomárselo).

Entrego mis platos y procedo a descansar. Tenemos una hora de descanso físico, pero la mente sigue concentrada. Sigo con la nueva práctica que me dio S. Ahora no son las palabras koreanas. Son los cinco conceptos que me hizo repetir durante la entrevista. Me cuesta mucho trabajo concentrarme por el simple hecho de tratar de recordarlos todos. Batallé con los dos últimos. En automático me salían los tres primeros -que ya sabía de antes, sólo que al momento de la entrevista me quedé en blanco- ... los dos últimos me costaron un trabajo...

Después de la hora de descanso, subimos a correr a la sala del enorme Buda. La calefacción no funcionó en esa enorme sala con doble altura. Corriendo en calcetines en aquella hielera me ocasionó dolor de huesos. Me dije que no permitiría enfermarme y seguí concentrada. Me dolían los talones, las plantas, los dedos, tobillos, muñecas, empeines, corvas, rodillas (éstas en demasía al igual que la coyuntura de las piernas con la cadera)... la cadera, en especial el huesito de la nalga izquierda. Después de correr por un largo tiempo, caminamos rápidamente para ir disminuyendo la velocidad... una vez que disminuimos, regresamos a la sala de la planta baja, donde sí había calefacción y procedimos a caminar muy lentamente. Todos en fila india dando pasos con el mismo pie que el de enfrente. Llega un momento en que la concentración es tal, que sientes un hilo de energía que te une de las piernas hacia la persona de enfrente y la de atrás. Hay comunión con el suelo, con las piernas de terceros.

Llegamos al destino: el área de meditación. Otras sesiones más en las que no pude concentrarme para nada. La espalda me mataba, muñecas, rodillas y cadera con hueso "nalguíneo" izquierdo hecho talco.

A las 10 de la noche a dormir. Tuve sueños. No los recuerdo.

Domingo, cinco de la mañana y hago la rutina del sábado, bajo y soy igual que el día anterior, la primera en bajar (claro, para mí mentalmente eran las seis). Ejercitamos al igual que el sábado y comenzamos con las postraciones, meditación y cantos.

Llegó el final. Siete treinta y por primera vez en mucho tiempo sentí que apenas hasta entonces estaba en paz con mi cuerpo, sentada sin dolores y sin pensamientos. Y tristemente, concluyó.

S dio su última plática y después de hacer una sesión de preguntas y respuestas sólo dijo... "eso es todo". Nos quedamos a desayunar, para luego limpiar. Me tocó esta vez lavar mi baño y aspirar mi cuarto. Tan diminuto que lo hice muy rápido.

Chicago Parte 4

* anticipo que esta entrada es larga, así que tómate tu tiempo y léela cuando quieras *

(sigue del anterior)

La entrevista

Nos alineamos en la puerta. Uno a uno esperamos turnos el sonido de la campana indica que suba uno. Cuando termina con uno, suena por segunda vez la campana y el siguiente sube. Corro al segundo piso a la oficina de S. quien me espera sentado en loto sobre su cojín. Cierro silenciosamente la puerta y me siento frente a él en el cojín correspondiente.

S: Nefer -en mi nombre busdista- dime cuál es tu práctica...
N: hana... hasta kon. (Es una lista de palabras que él me dió en koreano... después de algún tiempo me hizo saber que eran los números del uno al cinco, pero que no era necesario que supiera el significado porque la mente lo sabría de todos modos).
S: A ver... Hanaaaaaaa (respirando profundo y esperando a que lo hiciéramos juntos)... ... kon...

S: Nefer! (en tono energético y fuerte) ¡Qué es meditación!
N: CONCENTRACIÓN
S: ¡Qué es concentración!
N: ( me quedé en blanco y lo miré con cara de boba)
S: ¡¿ya lo olvidaste?!... concentración es unidad... a ver otra vez... ¿qué es meditación?
N: concentración...
S: qué es concentración?
N: unidad...
S: qué es unidad?
N: no principio, no fin
S: ¡NO! no nacimiento, no muerte... a ver otra vez... ¿qué es meditación?...
(me hizo repetir hasta esto último para proseguir...) ¿qué es no nacimiento, no muerte?
N: (en blanco)
S: el verdadero ser, experiencia del propio ser, de la propia presencia (true suchness, es el término más aproximado que encontré en español)... a ver de nuevo...

Repetí todo hasta ese momento y concluyó... -lo pondré en inglés para no perder en interpretación-

"M... (nefer budista), this will be your practice... in two parts. Meditation is your practice to gain concentration. There are two parts as well... the inner part, and the external part. The inner part must remain intact, no matter what the circumstances, remember that the external part will always change, nothing is permanent... Once you are concentrated, that is, no thoughts, you will gain oneness. This three things are the most important. The rest will follow. Keep your practice, meditate on this five aspects.

Whenever you feel angry or upset, remember that you have to accept what you cannot change.

Therefore, meditation is concentration, concentration is oneness, oneness is no birth, no death and no birth no death is true suchness".

Nos hacemos reverencia mutua, toca la campana y me pide que deje la puerta abierta. Toca por segunda vez, sube la otra persona.

Chicago Parte 3

* anticipo que esta entrada es larga, así que tómate tu tiempo y léela cuando quieras *

Caminamos en silencio y en fila. En la barra de la cocina que da hacia el comedor, hay diversos platones con cereales, arroz con frijoles y manzana, yogurth natural, leche de soya, naranja, plátano y té.

Cada quién toma un pequeño tazón, se sirve uno libremente lo que gusta siempre y cuando no deje sobras. Es recomendable, servirse una porción pequeña y después repetir... porque una vez que te sirves, te tienes que acabar todo.

Antes de comer, esperamos a que todos estén sentados y se toca una campanilla. Hacemos reverencia y tomamos el platón entre las manos y reconocemos los alimentos. Implícitamente se considera a todo ser humano o animal que contribuyó al alimento que está en nuestras manos, agradeciendo.

Comenzamos a comer tranquilamente. Saboreando cada alimento y continuando con la práctica. La práctica está conformada a parte de la respiración y ecuanimidad, por una frase o pequeñas palabras que mantienen la mente concentrada y no haya pensamientos intrusos.

Una vez que se termina de comer, se sirve té en el tazón y se limpia sin hacer ruido con la cuchara, cualquier partícula de comida, para que todo se vaya al tomar el té. No desperdiciar.

Tuvimos una sesión de descanso y comenzó la sesión de trabajo. Habían papelitos con las actividades que se tenían que hacer.
Tomé el primer papelito que decía "zacudir el altar del segundo piso, zacudir el piano que por cierto, está muy sucio".

Subí y me dí a la tarea y comencé por el altar, pero como un tío andaba aspirando, decidí hacer una pausa para mejor zacudir el piano. No hay tarea más bella que la de limpiar un piano. Para mi sorpresa, en la caja de las cuerdas se encontraba una muñeca de tela muy vieja. Yo creo que ni los del templo sabían de la existencia de la muñeca. La saqué y continué con mi labor.

Después de limpiar, inició otra sesión de meditación. Tres postraciones y luego cada quien a su lugar. No me pude concentrar. Me concentraba por algunos minutos y luego mi mente se dio a la vagancia para luego retornar de vez en cuando.

Entre meditaciones, también hacíamos carreras en el salón del segundo piso, con el enorme Buda al fondo, luego caminatas, hasta reducir la velocidad y caminar sumamente despacio continuando con la práctica.

Mientras meditábamos, llamaron a entrevistas.

Chicago Parte 2

* anticipo que esta entrada es larga, así que tómate tu tiempo y léela cuando quieras *

(ver anterior)...

Bx Comenzó a tocar el Moktak y todos comenzaron a bajar las escaleras. Nos pusimos los zapatos deportivos, las chamarras y salimos a estirarnos a la banqueta. Después de unos 5 minutos de estiramientos, comenzamos a trotar alrededor de la manzana.

Pensé que después de dos meses de hacer ejercicios regularmente, estaría lista para el retiro. Otra vez, me equivoqué. A media manzana mis pulmones no daban para más y tuve que bajar el ritmo. Llegué caminando rápidamente... la última.

Nos quitamos los zapatos, colgamos chamarras y nos dirigimos a la sala, cruzamos hacia la barra de la cocina para tomar té caliente de maíz o agua al tiempo. Descansamos unos 10 minutos y nos dirigieron a la sección de meditación. Sunim se nos unió y comenzamos con las postraciones, otra vez 36 -no 108!-... (a estos gringos Sunim los tiene muy consentidos)...

Terminando las postraciones, comenzaron los 30 minutos en Zazen (sentados). La mente está fresca y viva después de semejante corrida, los pulmones y cerebro oxigenados. En lo personal, es mi mejor momento para meditar. Comienzo con las respiraciones profundas y comienza la concentración.

Pasó la media hora -que pareció una eternidad- y 10 minutos de descanso. Otra sesión de 30 minutos, en la que ahora, pensamientos iban y venían. Venía todo lo que sucedió desde Noviembre, las mentiras, las traiciones, y sólo lo observé sin analizar y lo dejé ir. A veces, mi mente necia volvía con sus sandeces.

Llegó el fin de la primera parte (las 2 sesiones matutinas de meditación) y S dió su plática.


"Fuego, humo, agua, luna...
Los pensamientos se queman y el humo son los pensamientos que se van dispersando, para ver con claridad el reflejo de la luna sobre el agua... es una frase que utilizó un monje hace más de mil años...

Sentarse tranquila y quietamente, es estar en unidad con la naturaleza, con la tierra, los árboles, las piedras... el inhalar y exhalar nos pone en unidad con todos los seres vivos...

-dirigiéndose a mí, sin siquiera haberle dicho nada acerca de mi situación, dijo-

... tal vez pases por momentos difíciles... una separación, un divorcio... te quedaste sin trabajo... o estás deprimido, -dirigiéndose a los demás- o simplemente necesitas retirarte de lo mundano... este momento es ahora... aquí, está contigo mismo, deja todo lo que traigas fuera. Este es el momento para estar contigo mismo.

Noto que la mayoría cierra los ojos al meditar, meditación con ojos cerrados es soñar despierto. Los ojos deben permanecer a media asta. Con el cuerpo herguido, la cabeza al frente, los ojos van en dirección hacia la punta de la nariz y hacia abajo mirando al suelo. -esto ya lo sabía, solo que, a veces se cansan y automáticamente se cierran-.

Algunos de ustedes tendrán muchos pensamientos. Este proceso es duro. No se desanimen, el estar en silencio es difícil para algunos y el no pensamiento muy duro. Duro porque la mente divaga y los pensamientos perturban. Déjalos ir, está bien tenerlos, sólo obsérvalos y déjalos ir.

La meditación es terapia gratuita. Un monje decía "hay que saber cruzar el agua, cuando el puente ha caído, hay que saber siempre regresar a casa"... no importa por lo que estés pasando, tú estás intacto, tu naturaleza está intacta, lo externo siempre cambia. Pase lo que pase, confía en ti mismo y sabrás siempre regresar a casa.

Meditación es auto ayuda. Ayúdate a ti mismo. Eso, es lo que vas a aprender, a ayudarte a ti mismo".


Concluyó con una reverencia, arreglamos cojines y colchonetas, hicimos las 3 postraciones de rigor y nos encaminamos al comedor para tomar el desayuno.

Chicago Parte I

* anticipo que esta entrada es larga, así que tómate tu tiempo y léela cuando quieras *

El jueves por la noche al fin me habló una persona del templo para contestar mi ansiada pregunta de los varios mensajes que dejé en la contestadora... "todavía alcanzo lugar para el retiro?", hicieron el cargo a mi tarjeta y aquella simpática voz me dijo que llevara un "sleeping bag" y una pequeña toalla, así como ropa cómoda. Luego me preguntó si era la primera vez que iba a un retiro. Le comenté que no y brevemente que conocía a Sunim desde el 97 -la gente que permanece en el templo no es siempre la misma, así que hay que estarse presentando cada vez-.

Así que rompí mi viciada rutina y me escapé el viernes al retiro de meditación Zen en el corazón de Chicago.

Seis horas manejando que me dejaron los huesitos de la retaguardia en callo. Salí a la 1:30pm hora del este. Amenazaban en aquél lugar de internet que nevaría en el camino. Afortunadamente no. Mucho viento, pero un bello cielo azul con nubes pasajeras.

En esta ocasión, no prendí el radio, ni el cd, ni el cassette. Preparándome desde el inicio del día, procuré comenzar a entrar en un estado aunque no metitativo aún, al menos silencioso y tranquilo.

Debo admitir que en algún lugar en Indiana, le menté unas cuantas a alguien que venía encimando su auto al mío. Sí, reaccioné pronto, respiré profundo y dejé ir el exabrupto.

Llegando a Chicago, cantaba victoria porque había hecho 5 horas. Nunca hay que cantar victoria y hay que recordar que los factores externos siempre cambian. Nada es permanente. Así que hay que ir mejor sin expectativas. Yo llevaba una: llegar al templo en 5 horas y 8 minutos, hora estimada de mapquest.

En la 94 Oeste, me topé con tráfico. Cerraron las vías veloces porque hubo un aparatoso accidente. Al entrar a Ilinois, empezó a llover, así que seguramente hubo un resbalón y un par de coches quedaron hechos acordeón.

Llegué cerca del templo a las 6:30pm hora local, hice una parada en la tienda naturista para hacerle un pequeño obsequio a Sunim, pero entré y la distribución de la tienda muy diferente a las de la misma cadena en los lugares conocidos. Sentí ansiedad porque no llegaría a tiempo, así que decidí partir hacia el Templo.

Llegué encarrerada y quise abrir la puerta intempestivamente, olvidaba que mantienen la puerta cerrada por dentro. El timbre, tiene una etiqueta que dice "Be patient". Así que sólo toqué una vez y sin dejar el dedo presionando el botoncito.

Una dulce damicela me abrió la puerta y me recibió con una reverencia, con las manos en "japchang" unidas las palmas frente a la cara. La reverencia fue recíproca.

Me quité los zapatos y los puse cuidadosamente en el zapatero izquierdo, que es destinado para las mujeres. Hay uno a la derecha para el sexo opuesto.

Inmediatamente llegó la profesora Dharma en turno y tomó mis pertenencias, sin dejar que cargara yo nada. Le agradecí el gesto y subimos las escaleras hasta el cuarto piso. Allí, observé que habían colchonetas alineadas en el suelo. Yo esperaba ser asignada una de ellas, pero esta vez me sorprendí. Al fondo, había una pequeña habitación con su baño incluido, un pedazo de privacidad. La profesora Dharma puso mis cosas a un lado del pequeño y viejo ropero y me indicó que ésta sería mi alcoba.

Le agradecí con una reverencia y me dijo que el retiro comenzaría a las 7pm. Mientras, tenía tiempo para hacer lo que quisiera.

Es importante aclarar, que ya había estado en un retiro. No de dos días, pero de 5. Normalmente te asignan un lugar para dormir y hay un baño común. Hacemos voto de silencio. Los días empiezan a las 5am, sale uno a la intemperie a lavarse con agua fría y luego se viste uno y hace ejercicios, para luego continuar con la sesión de meditación. Así que iba preparada para todo ello.

Acomodé mis cosas en el ropero y me dirigí a la planta baja, donde sólo había unas tres o cuatro personas. Recuerdo que mientras subíamos las largas escaleras, le pregunté a K1 si había mucha gente. Me dijo "heavens no!". Y yo que pensaba que era la última en llegar y que aquello estaría saturadísimo (en México, normalmente los retiros se saturan).

Procedí a la sala y comencé a caminar en silencio. Miraba hacia la puerta y en un momento inesperado, entró Sunim en su ropa hermitaña y con una voz muy alta y emocionada: "Nefer!!!" -en mi nombre budista-, qué gusto verte. Me dijeron que venías y me dió un gustazo. Estaba por llamarte y qué alegría, aquí estás.

Es difícil evitarlo. Pero la gente me llega por el corazón. Soy una corazón de alcachofa. Me dió mucho gusto también y nos dimos un cálido abrazo. Luego me dijo que después hablaríamos, con su ágil y animado paso, se retiró hacia la cocina.

Un poco después de las siete, nos encaminamos hacia el área de meditación en la misma sala, pero en otra sección. Pusieron un pequeño altar y habían 15 zafus y zafutones acomodados alrededor de la sección y algunas sillas al fondo.

Sunim cruzó la sala y desapareció en la obscuridad. La profesora Dharma (a quién de ahora en adelante nombraré como Kx, dió las instrucciones del retiro y preguntó si había dudas. Al dar por hecho todo, no puse completa atención, así que asumí que todo sería igual.

Kx asignó los lugares. Cuando en México voy al retiro, siempre quedaba lejos del altar, junto a la puerta o en el lugar más lejano. Se les daba prioridad a los que meditaban con regularidad o a los estudiantes Dharma que Sunim preparaba. No soy estudiante Dharma y aunque medito con regularidad o al menos trato, lo hago en casa. Estoy muy lejos del templo y hacía un año que visité Chicago y sólo por un par de días.

Las colchonetas y cojines de meditación son color café y sólo los de Sunim son azules. Kx me pidió que tomara el tercer lugar al lado izquierdo de Sunim, así que él y yo quedaríamos casi rodilla a rodilla a contra esquina, a un par de pasos. Dos personas a mi derecha (estudiantes Dharma) y los demás hacia la izquierda en escuadra formando un cuadro.

Comenzamos con postraciones. Para mi sorpresa sólo fueron 36, no 108. Nos sentamos por sesiones de media hora, con descansos de 10 minutos y nos retiramos a dormir a las 10pm.

La práctica de meditación no termina a las 10pm. Mientras uno se prepara para dormir, continúa con la práctica y se duerme con la práctica. Por primera vez en mucho tiempo, no soñé.

Mi cuerpo me despertó a las 4.50am hora de Chicago, me senté en la cama e hice la reverencia de rigor. Doblé mis cobijas, acomodé mi almohada y me preparé psicológicamente para las restregadas de agua fría. La temperatura en Chicago el fin de semana fue de 32°F, 0°C. Como imaginé que no saldríamos a la calle desnudos, me desvestí y dirigí a la regadera. Para mi sorpresa, el agua estaba tibia. En México, cuando hay regaderas, quitan el calentador y el agua es helada, por si algún vivo se quiere bañar, lo haga de todas formas con agua fría.

Me sentí un poco perturbada, porque sabía que no debía usar agua caliente, así que al agua tibia, aproveché unos breves instantes para entrar gradualmente a lo frío. Al final, rápidamente abrí la fría y me dí las frotaciones de rigor.

Salí hecha un témpano y me vestí. Bajé a la sala poco antes de las 6. Era la única persona y Bx una estudiante Dharma que se preparaba para tocar el Moktak, para despertar a los demás.

jueves, abril 10, 2008

Me desperté cantando...

Debo confesar que me vengo enterando que ésta, es una canción de Ignacio (Nacho) Cano. Bella. Era una de mis favoritas en el '88.



La curva era muy cerrada, volvías de trabajar
estabas medio cansado y te olvidaste de frenar.

Yo que estaba esperando, me tuve que conformar
con la foto del periódico, un accidente mortal.

Parece que desde entonces me empiezan a suceder
algunas cosas extrañas que me van a enloquecer.

Y sueño que tienes alas, y que vienes hacia mí
los dos vamos volando por el cielo en que te ví.

La Noche es Mágica cuando sueño contigo
algunas cosas extrañas que me van a enloquecer
La Noche es Mágica cuando sueño contigo
los dos vamos volando por el cielo en que te ví

Despierta por la mañana tratando de recordar
si eso fue sólo un sueño y si los sueños son verdad.
El brillo de la persiana, y con mi curiosidad
temblando como una tonta me acerqué hasta el ventanal.

Era una pluma de plata, no era una pluma normal,
era la pluma de un ángel que cayó al despegar.

La Noche es Mágica cuando sueño contigo
temblando como una tonta me acerqué hasta el ventanal.
La Noche es Mágica cuando sueño contigo
era la pluma de un ángel que cayó al despegar.

La Noche es Mágica cuando sueño contigo
algunas cosas extrañas que me van a enloquecer.
La Noche es Mágica cuando sueño contigo
los dos vamos volando por el cielo en que te ví.

miércoles, abril 09, 2008

En órbita...

Tras una mala noche de pesadilla con los suegros, en la que me juzgaban por haber tenido un "affair" con algún tío desconocido, propagaban mi mala reputación y no conseguía trabajo. El faraón no me dirigía la palabra y yo furibunda durante todo el sueño, defendiéndome de un par de alacranes metiches y un tío sin huevos.

Agitada y sudando desperté a las 5am. Escuché la tormenta y corrí despavorida a meter mi auto a la cochera. Resulta que tiene tiempo que el agua se le cuela por las orillas del parabrisas o por alguna parte y se apestó a moho. Los días soleados lo dejé afuera con las ventanas y quema-coco abiertas para que se "aireara". Cerré el garaje y corrí de regreso a la cama.

Dormí plácidamente durante una hora.

Me desperté a imprimir cartas de recomendación y otra información solicitada por recursos humanos de aquella compañía y corriendo me subí a bañar, maquillar/peinar y vestir.

Antes me quejaba porque no entraba en la ropa, ahora se me caen los pantalones.

Me encaminé a la ciudad donde tuve la entrevista. Después de subir al estacionamiento chupirul (para el que no sepa que es un chupirul, ver la pequeña fotografía a la izq.), llegué hasta la cima, pues no había lugar.

Bajé al centro comercial y tendría que cruzar un puentecillo arriba de la calle. Ascensores divididos... del 1 al 21, del 22 al 30 pisos. Tomo el que me llevaría al piso 22.

Después de llenar solicitud de empleo, me recibe la de rh por 5 ó 10 minutos, dándome información de prestaciones etc, en caso de que fuera contratada.

Permanezco en aquella sala de juntas, llega la directora de finanzas. El ambiente parece relajado y amable, comienza la entrevista en la que más parecía una charla e intercambio de información. Al parecer le pareció mi repertorio y habilidades... comentó que había que entrevistar aún a "n" personas esta semana y la que viene. Que fuera paciente.

Saliendo de allí me sentí segura y feliz. Olvidé que me brinqué el desayuno y ya comenzaba a sentir la cabeza hueca. Pasé donde el roomie y comimos en la cafetería de su trabajo. Le comenté la vivencia.

Después me fui a hacer compras, la despensa en casa está vacía y el refrigerador también. Pasé a las dos tiendas orgánicas... todo muy caro, lo único bueno que encontré fueron naranjas. La verdura y demás fruta por los cielos. Llené el carrillo de cuanta cosa consumimos + los encargos del roomie y me vine de regreso.

En el camino comenzó la neurosis... "tal vez no debí haber mencionado aquello... mmmmhhhh debí haber dicho esto otro, a qué se habrá referido realmente...? seguro hay mensajes ocultos en sus preguntas..." ...

Llegué agotada a casa, tanto de las pezuñas (los zapatos nuevos me aprietan levemente y anduve caminando como perico espinado después de la entrevista) y mi mente totalmente atrofiada. Mi cerebro exprimido, más que por la entrevista, el estrés al que yo sola me sometí antes y después y dándole en la torre con mi neurosis ambulante.

Ahora, escribo estas líneas por inercia y me espera una linda tina con tibias burbujas, una cama muy cómoda y un televisor que me dice a gritos que vea las películas que saqué de la biblioteca. Por hoy, no moveré un dedo más... Sigo muerta.

Odette: gracias pro la sugerencia, aquella postura me ayudó mucho... la haré de nuevo después del bañito.

martes, abril 08, 2008

Todo se lo toman DEMASIADO en serio




JAJAJAJA y siguen pensando que hay un "compló" para recuperar o "reconquistar" el territorio... de verdad que son neuróticos. Y cómo acá los consumidores del arbusto se explayan para justificar su racismo, incultura y falta de conocimiento de la historia.

Déme el de hormiga

Pásale al diario del difuntito...

Viendo el menú de la cafetería, le digo a la que despacha que me de una ensalada con el pastito y las hormigas con huevecillos rojos. Parece ensalada de lechuga diminuta con hormigas vivas y en el lomo llevan diminutos tomatitos.

°~°~°~°~°

Camino unos pasos saliendo de la cafetería (tal pareciese la continuación) y llego donde el guajolote. Le pido una carta de recomendación. Me la niega. Veo cómo el entrevistador le pregunta sobre mi rendimiento y productividad y sólo se limita a decir. Lamento decirlo, pero no la puedo recomendar.

Una araña ojona (como 8 o más ojos) peluda y fea, se me pega a la pierna... su telaraña parece un chicloso peludo y se da impulso enredándose alrededor de mi pierna. Tomo por un extremo su hilo pegajoso y trato de quitármela, me ve con sus miles de ojos y comienza a saltar de un lado a otro, evitando a toda costa que me la desenrede.

°~°~°~°~°

Visito una especie de fábrica... es un edificio moderno negro, en el que hay "líneas de producción"... son como rieles negros en los que hay un escáner de láser para huellas digitales... niños se ponen a ambos lados del riel y se les dan instrucciones. Deben poner el dedo índice y el láser hará pequeñas rebanadas muy finas de sus digitales, que luego serán transferidos a otra área. Deben permanecer quietos, hasta que el láser haya efectuado 15 rebanadas micro finas. Después deberán proceder con el otro índice.

Continúo por las líneas de producción y llego casi al final. Existen hileras de acero con picos. En los picos van ensartando a los pollitos, gallinas, gallos, pavos todos desplumados y sin cabeza, puercos y vacas. Una hilera con cada especie y son introducidos a enormes hornos. Quiero tomar fotos con el celular y la mesera (porque justo frente a las hileras, hay mesas para sentarse a comer, como si fuese una de esas fondas baratas) me pide que vaya a la caja a registrar mi celular. Una vez registrado, puedo tomar las fotos que yo quiera. De regreso a la mesa, me pregunta la mesera que si quiero el platillo con chabacano y crema. Mamá me dice que esa mezcla es peligrosa.

domingo, abril 06, 2008

Domingo Azul...

y bello... me di a la tarea de podar por primera vez en este año el césped y poco tiempo después de comer, a continuar con la armada del nuevo escritorio. Está pesadísimo, pero bueno... ya casi.

Estoy A...G...O...T...A...D...A...

Eso sí, ni tiempo me dio de pensar en idioteces.

jueves, abril 03, 2008

♫ tururu ♪ turutuuuu

psssttt, psssttttt! dáte la vuelta por el diario de don pepón

Vaya título para este "poste"... la verdad es que mi inspiración es nula. He abusado del azúcar esta semana y mi estado de ánimo ha sido un caos. La semana pasada me malpasé a gusto y ésta... engullí de la forma más cavernícola puras porquerías... desde algunas galletillas, helado, barras de granola con "less sugar" que en realidad... a quién quiero engañar...

Hoy el roomie no fue a trabajar, según que por que no se sentía bien. Así que no pude hacer mi post matutino como es la costumbre... lo bueno es que se fue a dormir a las 7.30pm y me quedo libre para aporrear el teclado a mi antojo.

Recibí un correo de uno de los caza cabezas diciendo que la entrevista telefónica que tuve ayer fue un éxito y que a más tardar mañana recibiré una llamada para concertar una entrevista en persona con "n" almas en pena.

Al leer el correo tuve sentimientos encontrados... "al fin... podré comenzar mi nuevo camino...", "chispas... voy a trabajar de nuevo, viajar, andar de aquí para allá...", "eso significa que tendré que llevar a cabo lo que me prometí a mi misma: afrontar la triste realidad y prepararme para el trago amargo del papeleo legal para conseguir mi libertad conyugal..."

Pensé que estaría brincando de felicidad, pero me inundé de consternación.

Recibí otro correo. Samu Sunim tendrá un mini retiro de 2 días en Chicago... creo que esta vez, si me voy a lanzar... necesito hablar con él... después de todo fue el primero en predecir mi futuro... Sí... con su fábula indirecta "Nefer... hay una pareja que viene a meditar... ambos son mexicanos, uno nacido en México, una nacida aquí... ambos muy buenas personas, pero con metas muy diferentes. Se divorciaron... él quería el éxito... ella sólo meditar..."

Ésto después de cuestionarme qué era lo que le gustaba al faraón y qué me gustaba a mí. No el balde hay una diferencia de 11 años entre los dos y no importaría la diferencia de edad, si la diferencia en comunicación, costumbres, cultura y metas no fuera abismal.

En fin... y si a eso le agregamos otras cuestiones de valores... se hundió el barco y mi ánimo con él.

Pues sí... así está la cosa y... sólo me pregunto cómo me voy a reencontrar conmigo misma, con quella Nefer sin miedo, atrevida y audaz, renegada y luchona... por el momento sólo queda un fantasmita merodeante que podría pasar por la llorona de noche. En lugar de llorar por los hijos... "ayyyy mi Neeeeeefeeeerrrr".

Ya, prometo dejar las estupideces... a parte de quejumbrona, simplona y tonta. Bueno, a veces es bueno burlarse de uno y sonreír... o almenos, hacer una maldita mueca.

miércoles, abril 02, 2008

I'm not Jesus Christ!

El día está azul, bello, soleado...
Mi alma está nublada y en llanto...
Mis ojos llorosos, trato de soltar el llanto para liberar al alma
por más que intento... no puedo...

¿Por qué siento éste dolor intenso? Como si trajera el dolor de toda la humanidad en mi pecho...

¡NO SOY JESUCRISTO!

Rara

Ayer me habló una persona de recursos humanos de una compañía, para hacer una cita para una entrevista telefónica. La entrevista sería hoy a las 8.30am hora del este.

Anoche para variar, batallé para dormir. Estuve con pensamientos obsesivos leyendo la página de internet de aquella compañía, imaginando los posibles escenarios y preguntas que incluirían en la entrevista. Releí mi currículo e hice algunas anotaciones para dar énfasis en mi experiencia en ciertos puntos.

A eso de las 11 de la noche, estaba en la cama, pero sólo dando vueltas... hasta que al fin, pegué ojo.

Comencé a tener la pesadilla de rigor (ya se está haciendo costumbre tener pesadillas cada noche coma o no coma):

Estaba con mi primer novio, con el que en el sueño, aparentemente me había casado. Me había enterado de que él no podía tener hijos y había decidido separarme. En el inter, aparece un amigo con el que siempre hubo química (en el sueño un desconocido), con el que me lío cachondamente y al final del caso, me quedo como "el perro de las dos tortas"... ni con uno, ni con el otro. Claro, un mega drama, porque la suegra, madre del marido, llorando al saber que le era infiel al tío y cuando le decía el por qué, lloraba y me entendía perfectamente, sin disculpar a su hijo por no haberme dicho que no podía tener hijos.

Me despierto antes del despertador, 6.30... agotada, temblorosa, exhausta. Pongo el despertador a las 7.30am.

Continúo cabeceando... duermo ligero y finalmente me levanto poco antes de que sonara el despertador.

Me lavo la cara, como unas nueces, me lavo los dientes... el roomie me desea suerte, sabe que es mi entrevista... me recomienda que medite un ratillo, pues faltan 7 minutos para la entrevista se va.

Ocho treinta... estoy en el sótano. Observo el teléfono como si fuese éste un perro rabioso, ansioso por morder. Mientras, organizo fechas exactas por si preguntan duración en cada empleo, releo lo que busca la empresa y adapto mi historia a sus necesidades.

Nada... 8.32... suena... lo dejo sonar un par de veces, contesto.

"Nefertiti Totocaca"... y comienza aquello... muy lenta en responder al principio, pero de alguna forma respiro profundo y me concentro. La conversación fluye y después de una sesión de preguntas y respuestas por ambas partes, se me da una breve descripción de la posición y me informan que mi currículo será enviado a la persona que hará las contrataciones. Si esa persona decide que mi historial es lo que buscan, seré contactada en los próximos días para una entrevista en persona.

Cosas que me agradaron de esta oportunidad: viajes 20-25% al extranjero, viajes mínimos dentro del arbusto, un día a la semana al menos, trabajar desde casa. Cosas que no me agradaron del todo, tendría de jefe a una mujer.
No tiene nada que ver con sexismos ni discriminación. Sólo que por experiencia, suelo trabajar mejor con hombres. A ver qué pasa.

Cuelgo el teléfono y sigo temblorosa... no de nervios, sino de lo mal que dormí... letárgica pero ansiosa, rara. Al menos ya lo que me tenía neuras, pasó.

No dejes de pasar a leer las líneas del viejito gruñón.

martes, abril 01, 2008

NTPS

Vaya, hasta que al fin rompí la viciada rutina. Levantada un poco más temprano, tiendo camas, plancho camisa. Parte a su oficina y me quedo a mis anchas en mi territorio, cual gato triunfante merodeando erguida y disfrutando del sonido del silencio. Esta vez, no prendí el televisor.
Re-amasé la mezcla de harina de maíz que tenía de ayer, eché unas tortillas en aquél sartén cuadrado simulando el comal, cociné un par de huevos estrellados y volteados, un poco de salsa verde y ahhhhhh qué feliz está mi estómago.

NTPS... nadie tiene porqué saberlo... pero llegó a mi mente y ni modo.

Mientras saboreo la yema casi líquida sobre esa tortilla, mi mente viaja y por algún motivo aterriza en la pubertad. Sí, era de las que al despertar, holgazaneaba unos minutos en la cama fantaseando de cualquier tontería. Recuerdo que mi fantasía de rigor era con Superman -a veces era Robin el de Batman-. No era una fantasía erótica o romántica, sino más bien, gozaba viéndolo en tortura y yo airosa salvándole.

Luego viajó mi mente a la niñez, y en cómo mi -en aquél entonces- pequeño enemigo aliado (hermano mayor) y yo nos escondíamos tras la puerta para ver "sufrir" a la abuela "mala", que le tocaba su inyección. Nos daba risa y a la vez un sentimiento de complicidad. Nos daba curiosidad cómo la aguja entraba en la piel y claro, ver la reacción de la viejita criticona.

Qué ociosidad... me sigue brincando el párpado izquierdo. Bajo las escaleras del sótano y recuerdo el pequeño diario de papá que encontré entre las cosas que me trajo mamá en su última visita.

Mi mente divaga, mis dedos quietos sobre el teclado. Ya no hay más que decir por el momento.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...