martes, diciembre 02, 2008

De vuelta a la rutina

Aterricé el sábado a las 2 y pico de la tarde.

Los 10 días se resumieron en mucho trabajo, un fin de semana compartido, en el que la mayoría votó por ir de compras al nuevo centro comercial en Londres (sábado 22). Las desventajas de la globalización: las tiendas ya en todas partes son las mismas, los mismos productos (y marcas), pero más caros - y curiosamente casi todo hecho en China-. Ya no hay las tiendas locales que había en los 80s donde podías elegir algo que verdaderamente no había en alguna otra parte. La única sería Harrods, en donde los precios por cosas muy sencillas, son prohibitivos.

El domingo y porque el clima no colaboró mucho, decidimos ir al Palacio de Kengsinton, donde se expusieron algunos vestidos que algún día portó Lady Di. Algunas otras frivolidades (videos en los que te enseñaban a hacer reverencias a la reina, y pasos de baile marcados en el piso con pegatinas). La exposición y un poco de "historia" sobre las debutantes en sociedad, cómo acomodar los platos, vasos, copas y cubiertos en una mesa y al final una tienda de recuerditos.

De ahí nos fuimos a un Pub a comer, para encaminarnos al hotel, pues el taxi nos llevaría de regreso a Camberley para el lunes comenzar la semana laboral. El sábado anduvimos en metro y buses, pero el domingo el frío era tal, que calaba los huesos. Decidimos pues, andar en taxi.

Trabajo árduo toda la semana, dejándonos sin tiempo para hacer nada por las tardes. Regresamos este pasado fin de semana.

El clima ya tiende a helar, hoy amaneció nevando un poquito a 14°F, que será a unos -10°C...
Hoy me puse mis botas descarapeladas (desde soltera no las usaba porque no me cerraban!) y el abrigo setentero de mamá. Yo creo que si los de protección de animales me ven, me dejan en pelotas... una qué puede hacer, una madre que quiere que su hija conserve algo, no piensa en esas cosas (además creo que en los 70s no había muchas opciones).

Así que incrédula, me puse aquél abrigo y para mi sorpresa... quedó a la perfección. Hace algunos meses, había un espacio entre extremo y extremo, como de unos 7cm y no cerraba. En fin... aún así, necesito comenzar a ejercitar los músculos, para lograr una completa recuperación.

Me dispongo de concluir mi reporte de gastos, que con su nuevo sistema vía "interné", es toda una complicación... (me estaré haciendo vieja y resistiendo al cambio???? -algo que siempre critiqué).

2 comentarios:

el mangos dijo...

en los 70´s los animales no estaban tan extintos asi que no importaba tanto de que estuviera hecha la ropa. jojo

Animal de Fondo dijo...

Saludos, Nefer. Que sepas que te leo, pero con los líos de mi casa no suele quedarme energía mental para decir algo atinado.
Pero con energía o sin energía, siempre para ti todo mi cariño y mis mejores deseos.
Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...