viernes, octubre 24, 2008

Tormento Momentáneo

Y... después de días de espera para una cita, al fin... me sacaron el latoso punto de las profundidades umbilicales. La Doc no pudo sacarlo completo porque estaba cicatrizado el asunto, pero al menos logró sacar un 98%. Un poco de molestia, más tentación que dolor, pues para mí el ombligo siempre ha sido un punto muy sensible en mi cuerpecillo.

Ya de regreso a la chamba esta semana, con muchísimo trabajo pero ya con mayor concentración y energía. Ahora sí irme a los cuernos de la luna :) (cualquiera que ellos sean). Me siento tranquila y feliz a pesar de todo. No cabe duda que me había hecho falta semejante sacudida para poner todo en perspectiva y darle importancia a lo que sí lo requiere.

Últimamente he tenido sueños muy extraños. En ellos converso con personas que no conozco, vivo con desconocidos que en el sueño son familiares. He soñado a papá y ahora ya me habla. Antes permanecía mudo y distante.

Una semana antes de volver al trabajo, comenzaron construcción simultánea en los terrenos de al lado y frente a la casa. Lo bueno, que en verano el sol no quemará mis flores, lo malo... vecinos que espero no sean latosos, la cerrada se llenará de autos y posiblemente chamaquines.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...