miércoles, agosto 06, 2008

Quiero un House!!


Después de un dolorón de cabeza que casi me dio el tiro de gracia anoche, hoy por la mañana después de desayunar y tomarme las nuevas vitaminas, tuve un día bastante productivo.

Ojalá hubiese tenido como éste muchos días así. Hoy fue mi evaluación de 3 meses en la chamba. Mi amable j.e.f.a. hizo buenos comentarios aunque no dejó de mencionar mis recientes y trágicas distracciones, que en cierta forma han afectado mi rendimiento y que ambas esperamos que pasen pronto.

Tuve cita con aquella primera médico -o médica??- quien me ha hecho esperar tanto... sólo para tener un seguimiento a mi perfil sanguíneo que hace un mes estaba en límites bajos aterradores en hierro. Me regañó por no tomarme las pastillas y por no cuidarme (peor de lo que me regañaría mi mamá), al tiempo que sumergía la canija aguja en mi brazo izquierdo para otra muestra de la que los vampiros consumen.

En realidad, no sabe que en realidad perdí su receta a propósito. Sé que el tomar hierro en pastillas es malo para el hígado y que al no absorberse de manera correcta, puede ocasionar otro tipo de problemas. Así que decidí de ahora en adelante, comprar las de popeye (que siempre se me olvida su maldito nombre) e hígado...

Se molestó porque le mencioné que me aventuré a ver otros médicos (hernia descartada), porque el proceso es muy lento e insistió que hay que descartar cosa por cosa, que no me adelante, puesto que pueden ser infinidad de cosas... sacando mis propias conclusiones (tal vez un gas atravesado) ... necesito un doctor tan sexy como House, tan inteligente y tan loco, aunque no me gustarían las punciones en la columna para "atinarle" a lo que tengo.

Ojalá de verdad se hayan equivocado en el diagnóstico y de todas formas, después de todo lo que he pasado de un mes para acá, ya nada me asusta ni sorprende. Si he de colgar los mocasines, que así sea.

Y sigo esperando... 22 días en decremento para el siguiente estudio.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...