martes, agosto 05, 2008

Ambivalencias y otras cosas

Tras una semana (trabajo) y fin de semana (viaje fugaz) pesados, regresé ayer pasada la media noche.

Muy triste -aunque tranquila- por la partida de abue, pero muy feliz de ver a los míos. Suena muy contradictorio, pero fueron emociones revueltas que de igual manera tuve que penetrar y trascender.

No es fácil regresar a una rutina especialmente cuando se cuestiona uno si verdaderamente vale la pena estar aquí... aquí tan lejos de todo y de todos, cuando en cualquier momento, se cuelgan los zapatos.

Sigo aprendiendo de estas situaciones:

No importa las instrucciones que reciba uno de alguien antes de morir, normalmente, los deseos de esa persona no se llevan a cabo...

Inevitablemente los que quedan, se reparten lo poco o mucho de valor sentimental/material de la persona que partió...

La vida sigue y sigue, sin importarle a los demás las emociones con las que uno pueda andar danzando...

Más de una ceremonia ya es estar sobre lo mismo, ya dejen ir a la persona...

***

Lo más lindo del fin de semana:
varios abrazos y besitos de mi sobrinito consentido diciéndome que me quiere mucho y que me va a extrañar...
los balbuceos del más pequeñín que fue la sensación y la danza de la pequeña bailarina

Lo que no sabía:
tengo familia en Chicago... y otros n mil primos que no conocía...

***

Me atacó un horrible dolor de cabeza, me voy a dormir.

4 comentarios:

Rafael dijo...

ah... sentimientos encontrados despues de ir a Mexico y regresar?... i've been there...

ojala el dolor de cabeza ceda! (por cierto, sigue vivo tu blog antiazucar? jeje que por ahi fue que di contigo)

saludos!

Nefer dijo...

Rafael, gracias por tu visita, agregué tu espacio a mi lista de favoritos, el dolor cedió después de la media noche, gracias por la buena vibra, saludos y bienvenido!!! el blog antiazucar sigue vivo, ya postearé cuando me organice un poco mejor

NORMA ASCENCIO dijo...

es lo agridulce de estos eventos, tristemente es en ellos en los que se logra reunir a las familias. bueno, seria mastriste que ni en ellos se reunieran.

en la mia asi es, en bodas y funerales es que nos hemos visto mas las ultimas veces... aunque estamos tratando de corregir, yo ya hasta arme un blog familiar, pero tengo pocos seguidores. ni hablar.

animo!

Nefer dijo...

Así es Nor, ya cada quién con su vida... ni hablar, como se van tejiendo los destinos... muchas gracias por tus lindas palabras, un abrazo virtual

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...