sábado, julio 26, 2008

Atiéndeme...

quiero decirte algo... que quizás no esperes, doloroso tal vez...

Esta es una de las canciones "nosotros" que te acuerdas en aquél entonces no entendíamos, no comprendíamos por qué si una pareja se quería tanto se tenían que separar. Estas cuestiones del amor jamás las podré entender...



Pero bueno, ánimo chamaca que hombres sobran. Tal vez le faltaron los tompiates para decir lo inevitable, lo doloroso... un "ya no te quiero" y se inventan esa de que "te quiero mucho, no es falta de amor"... y en realidad no tienen huevos para encarar la realidad.

***

Tengo la maldita costumbre de escribir como si en realidad la persona interesada me leyera. No tengo todavía yo los tantos para salir del anonimato :D ... así que tras bambalinas seguiré echando porras y buena vibra... quién sabe, tal vez viaje en las extrañas ondas de este universo y se propague.

***

Después de un breve lapso de distracción (o evasión), hoy el dolor regresó y me autohipnoticé para convencerme de que es sólo un restirón, no es nada. Estoy sana, estoy sana... sana sana, colita de rana,... si no sanas hoy, sanarás mañana...

3 comentarios:

Agridulce dijo...

ajaja... dónde he oído eso de "no es falta de amor" Lo hay o no lo hay, listo. Nadamás que nos encanta hacerla de emoción.

Athos dijo...

La canción tiene un trasfondo diferente, el autor tenía una enfermedad terminal, moriría pronto y prefirió irse a dejar a su amor con el dolor terrible de saberlo morir, con la esperanza de que ella encontrara a alguién más, primero hay que conocer el contexto antes de aventurarse a emitir un juicio, a decir vulgarmente que nos encanta hacerla de emoción.

Nefer dijo...

Athos, gracias por tu aportación... interesante el contexto del autor, pero para efectos de este post, es de interpretación en un determinado tiempo y en una determinada situación a la que las mujeres a veces acomodamos las letras de las canciones. Cada cabeza es un mundo, saludos y bienvenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...