domingo, junio 29, 2008

No one...

Últimamente yo creo que el cansancio ha sido la causa por la cual cualquier canción pegajosa y buena que se toque y esté yo en ese estado medio extraño de embobamiento, se quede grabada en mi chirimoya.

Así pasó ayer que dejé el hotel de Utrecht, cuando el auto de la compañía que nos dejaba en el aeropuerto de Amsterdam, tocaba en la radio:

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...