miércoles, mayo 07, 2008

En friega

Aaaaaaaaaahhhhhhhhhh... pero la niña quería trabajar!!!!... no, la verdad es que estoy muy contenta porque creo que tomé una buena decisión al elegir esta chamba. Tal vez a la persona que dejó este puesto le dio miedo el crecimiento descomunal y el constante cambio y reajustes.

No voy a decir que soy wonder-woman (aka mujer maravilla), pero entré con actitud positiva y me doy una palmadita en la espalda y un "vientos!" por este estado de ánimo tan dinámico y casual hasta el momento.

Desde que me entrevistó la Dir. del depto (mi jefa), hubo buena vibra... hice énfasis en la importancia de la constante comunicación (algo que absolutamente no hubo con el guajo, puesto que era más bien un monólogo mío contra un muro de concreto) y éso es precisamente lo que ella buscaba. Además, está abierta a nuevas ideas y aunque desde el primer día me trajo del tingo al tango después de la inducción (duro de las 8.30am a 4pm junto con otros dos incautos), la alcancé en su oficina pasaditas las cuatro, pues luego luego que me dieron mi laptop en la sesión de la tarde para enseñarme los "n" sistemas con los que la empresa trabaja para diferentes asuntos, recibí un mensajito de chat interno de ella, pidiendo que nos reuniéramos antes de irme.

Después de darme la bienvenida y decirme algunas cosas que no me había comentado a la hora de la comida (sí, me invitó a comer -la empresa pagó, claro- pero estuvo rico el asunto, mientras comíamos, rompimos el hielo -si es que lo hubo, no lo creo-) me llevó de tour por los "n" pisos de la organización... por cierto en el piso 12 fue la inducción, pero en este caso estoy en otro piso, en el que además de tener una tarjeta de acceso restringido, de los "n" elevadores, sólo un par de ellos llegan a ese piso... sí... estoy en el piso "privilegiado" o más bien "confidencial"... por el tipo de giro de la empresa.

Me presentó a un sin fin de personajes y a pesar de que hice el mejor de los esfuerzos por memorizar nombres, al final del día quedé en blanco. Además de que me dio una carpeta con un peso equivalente a una tonelada imaginaria -qué exageración la mía, pero digo imaginaria porque una tonelada sería imposible que yo la cargara, pero de peso generoso- y otro montón de papeles por leer, políticas, procedimientos, plan de trabajo, lista de cursos, etc.

Ayer, entré a las 8... (sigo probando horarios, porque como es flexible el asunto, me piden que pruebe y decida para fijar un horario... puede variar de 7am a 3:30pm con media hora de comida, de 8am a 5pm, 8:30am a 5:30pm y me comentaron que podrían irse así hasta las 11am, con tal de que uno cumpla sus 8 horas. Yo en lo personal, prefiero ir tempranito para concluir tempranito y tener la tarde para hacer otras cosas.
Hoy, como el roomie tenía junta temprano, me fui con el y no tomé el autobús,... llegué a las 7am. Pienso que es la mejor hora porque no hay tráfico y la oficina a pesar de que la gente comienza a llegar a esa hora, no hay tanto escándalo y me puedo concentrar mejor.

Volviendo a ayer... llegué y en mi correo habían más de 30 mensajes de diferentes departamentos informándome sobre los n-mil accesos a los diferentes sistemas, diferentes procedimientos, regulaciones, leyes, etc. Llegó un consultor que cubría mi puesto en lo que yo llegaba y se sentó a mi lado para darme una breve -e insuficiente- explicación sobre uno de los sistemas. Después, toneladas más por leer. Salí a las 5.40pm y me dirigí a la parada... llegué a casa a eso de las 6.30pm. El día estaba tan bello, que a pesar de mi cansancio, podé el frente de la casa mientras el roomie cocinaba, cenamos, me bañé, meditamos y me fui a dormir.

Por la mañana hoy, me levanté a arreglar el dobladillo a un pantalón, pues había olvidado hacerlo el día anterior. Me tomó algún tiempo, luego me di un bañazo, retoqué y salí corriendo... andaba estresada porque a la hora de la hora, el pantalón todavía me queda ajustado y se veía fatal, así que tuve que hacer un desfile de modas hasta dar con el que finalmente me puse. Le atiné al clima sin saberlo, puesto que me puse pantalones de invierno, una blusa de vestir y un saco delgado de lana... saliendo de la oficina, llegó una brisita helada.

El roomie me botó en aquella esquina... es la misma calle que lo lleva hasta su oficina pero n cuadras al norte. Hay un Starbucks justo ahí... así que me compré un descafeinado con leche espumosa y me dirigí al edificio. Dejé mis cosas en mi lugar y fui al tocador. Me dieron una llave para el baño de aquél piso. Abrí la puerta y me lavé las manos, para regresar a mi lugar a tomar mi cafecito. Llegué a mi escritorio y me di cuenta de que no tenía la llave... la dejé adentro del baño.

Había una sra. rondando por mi pasillo así que le pregunté si tenía llave y que sólo me tomaría unos minutos para recoger mi llave... me acompañó, abrió la puerta y oh-no!... la llave ya no estaba. Alguien tomó mi llave, no sé si para reportarla extraviada o quedársela... segundo día y pierdo una llave... menos mal que fue para el baño y no para un lugar ultra-confhisteri-den-cial...

Al no hallarla, tomé mi bolso para bajar a comprar un emparedado de algo para comenzar bien mi día.

A las 9.30am tendríamos una sesión vía internet en vivo con el dueño de la compañía quien anunciaba los resultados del primer trimestre... después de la sesión de preguntas y respuestas en las que varios de los accionistas casi casi le mientan la progenitora al dueño por los resultados, me entró un poco de sorpresa... bueno, tal vez no sorpresa, sino un estado de alerta. Tal vez después de todo, aunque es una compañía de crecimiento acelerado, también al parecer un poco descontrolado y poco planeado.

Concluyó aquello y tuve junta con mi jefa para explicarme a detalle mis actividades, metas, plan de trabajo y oh-oh... metas de crecimiento personal... sí, aquí es donde a uno le pican el hombro y como que le dan a uno el empujón para ver hasta donde quieres llegar y que estás dispuesto a sacrificar... me dijo que pensara bien, diera al menos 3 y con calma lo veíamos después... ya sé por donde va el asunto... aquella certificación en el área que no me interesa, pero ni modo, la tendré que hacer y ya de una vez por todas quitármela del camino. Además de eso, me pidió otras dos de las que a mi me gustaría, por ejemplo, para trabajar en el futuro a lo mejor de otra área. Eso me gustó.

De buenas a primeras, me dejó caer un proyecto de sopetón, pero lo recibí con agrado porque veo que medio se complican la existencia y ya mi cerebro está calibrando infinitas posibilidades y aplicar mis habilidades creativas para la solución. No sé cuanto tiempo me tome, pero con estar concentrada y organizada, puede estar hecho en un "santiamén". Después me pidió que si quería definir de una vez mi horario, podríamos hacerlo, o si quería pensarlo. No lo pensé dos veces, sugerí entrar a las 7am. Así que saldré a las 3.30, pero el autobús no sale sino hasta las 4.15, así que ya me las ingeniaré o tal vez vaya a algún museo saliendo y tomar el último camión a las 5.50 de regreso a casa, o a ver qué. Se aceptan sugerencias.

Como llegué a las 7, me tocaba salir a las 3.30, salí a las 4.. se supone que el camión llegaría a las 4.15, pero llegó casi a la media, pues estaba lloviendo. Llegué a la parada de la casa a las 5.07 y a casa, 8 minutos después.

Siento el cerebro sobre trabajado y estoy agotada, pues me he estado levantando diario a las 5am, ejercicio brincolino con Shaun T, meditación, baño, arreglada, desayunada y salida (sin importar a qué hora llegara a la chamba). Hoy no me dio tiempo ni de hacer ejercicio, meditar o desayunar, por la inútil decisión de arreglar aquél pantalón. En fin, a ver mañana como se presenta el asunto.

Por lo pronto, voy a ver si me puedo aventar un coyotín -sueñito, siesta- antes de que llegue el faraoh aka roomie, para hacer la cena y después descansar a pierna suelta. Estoy muerta.

5 comentarios:

Animal de Fondo dijo...

Bueno, Nefer, estábamos deseando que empezaras y que todo fuera bien, y parece que va a ser así. Seguro que esta nueva etapa te vendrá estupendamente. Descansa, y un abrazote.

nor del terror dijo...

felicidades!!! ya estaba ansiosa por saber como te habia ido :)

suerte!

el mangos dijo...

eso de los cambios en una chamba siempre son buenos cuando te adaptas a la primera. felicidades por tu nuevo trabajo nefer.

tal vez no seas wonder woman pero quiza sea wonderful mamacita..

saludos

odette farrell dijo...

Enhorabuena por la chamba Nefer...siempre es exitante comenzar algo nuevo :)))

Nefer dijo...

FMESMENOTA, gracias :)... gracias por tu visita

Nor, gracias :)

Mangos, gracias :) ay ya parezco disco rayado... jajaja pero agradezco a todos sus palabras... eso de mamacita pues quién sabe jejeje :D

Odette, si, se me figura como cuando niña tenía un cuaderno nuevecito para comenzar a dar de trazos o rayones :D... espero que el estado de ánimo éste que traigo se me haga costumbre! hace años prácticamente, que no me sentía así. Saludos!

Con calma me daré la vuelta a sus respectivos sitios... saludos a todos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...