miércoles, abril 09, 2008

En órbita...

Tras una mala noche de pesadilla con los suegros, en la que me juzgaban por haber tenido un "affair" con algún tío desconocido, propagaban mi mala reputación y no conseguía trabajo. El faraón no me dirigía la palabra y yo furibunda durante todo el sueño, defendiéndome de un par de alacranes metiches y un tío sin huevos.

Agitada y sudando desperté a las 5am. Escuché la tormenta y corrí despavorida a meter mi auto a la cochera. Resulta que tiene tiempo que el agua se le cuela por las orillas del parabrisas o por alguna parte y se apestó a moho. Los días soleados lo dejé afuera con las ventanas y quema-coco abiertas para que se "aireara". Cerré el garaje y corrí de regreso a la cama.

Dormí plácidamente durante una hora.

Me desperté a imprimir cartas de recomendación y otra información solicitada por recursos humanos de aquella compañía y corriendo me subí a bañar, maquillar/peinar y vestir.

Antes me quejaba porque no entraba en la ropa, ahora se me caen los pantalones.

Me encaminé a la ciudad donde tuve la entrevista. Después de subir al estacionamiento chupirul (para el que no sepa que es un chupirul, ver la pequeña fotografía a la izq.), llegué hasta la cima, pues no había lugar.

Bajé al centro comercial y tendría que cruzar un puentecillo arriba de la calle. Ascensores divididos... del 1 al 21, del 22 al 30 pisos. Tomo el que me llevaría al piso 22.

Después de llenar solicitud de empleo, me recibe la de rh por 5 ó 10 minutos, dándome información de prestaciones etc, en caso de que fuera contratada.

Permanezco en aquella sala de juntas, llega la directora de finanzas. El ambiente parece relajado y amable, comienza la entrevista en la que más parecía una charla e intercambio de información. Al parecer le pareció mi repertorio y habilidades... comentó que había que entrevistar aún a "n" personas esta semana y la que viene. Que fuera paciente.

Saliendo de allí me sentí segura y feliz. Olvidé que me brinqué el desayuno y ya comenzaba a sentir la cabeza hueca. Pasé donde el roomie y comimos en la cafetería de su trabajo. Le comenté la vivencia.

Después me fui a hacer compras, la despensa en casa está vacía y el refrigerador también. Pasé a las dos tiendas orgánicas... todo muy caro, lo único bueno que encontré fueron naranjas. La verdura y demás fruta por los cielos. Llené el carrillo de cuanta cosa consumimos + los encargos del roomie y me vine de regreso.

En el camino comenzó la neurosis... "tal vez no debí haber mencionado aquello... mmmmhhhh debí haber dicho esto otro, a qué se habrá referido realmente...? seguro hay mensajes ocultos en sus preguntas..." ...

Llegué agotada a casa, tanto de las pezuñas (los zapatos nuevos me aprietan levemente y anduve caminando como perico espinado después de la entrevista) y mi mente totalmente atrofiada. Mi cerebro exprimido, más que por la entrevista, el estrés al que yo sola me sometí antes y después y dándole en la torre con mi neurosis ambulante.

Ahora, escribo estas líneas por inercia y me espera una linda tina con tibias burbujas, una cama muy cómoda y un televisor que me dice a gritos que vea las películas que saqué de la biblioteca. Por hoy, no moveré un dedo más... Sigo muerta.

Odette: gracias pro la sugerencia, aquella postura me ayudó mucho... la haré de nuevo después del bañito.

6 comentarios:

odette farrell dijo...

Tu tranquila...si ese trabajo es bueno para ti se te dará, si no...es porque no era lo indicado para ti.

A veces por lo que comentas del faraón, me pregunto si no tendrá futuro lo de Ustedes... no soy nadie para opinar, pero en mi experiencia tuve épocas terribles pero algo que siempre mantuvimos fue la amistad, y mi relación va ahora viento en popa...pese a la distancia :(

Qué bueno que te ayudó...tomé un curso especial de yoga para la mujer, y nos recomendaraon esa postura cuando estamos tan tan cansadas que ni siquiera somos capaces de conciliar el sueño del cansancio....otra postura maravillosa es Setubandha Sarvangasana :)))

JuchiCuchiMan dijo...

Chale...eso de las pesadillas con conflicto "cheater" se esta volviendo muy recurrente....Le recomendaria un tecito de Valeriana, tila conun Chorrito de ron antes de dormir....
O el puro ron sin el tecito...es mas efectivo!!!

galgata dijo...

¡¡Ojalá te haya ido bien!! Te aseguro, en todo caso, que no había tanto mensaje oculto... pocos tienen tiempo para luego andar decodoficando tanto, jaja.

¡Ah y mucho mejor que se caigan los pantalones a que no quepan! En el peor de los casos te verás obligada a comer cosas ricas para poder volver a ponértelos :)

Nefer dijo...

Odette: gracias por la buena vibra,... con respecto al faraón, lo sigo masticando... tal vez en un futuro pueda hablar de la situación y tener otra perspectiva... por lo pronto no queda más que fluir...
Gracias por la postura! muy buenas las 2.

Nefer dijo...

juchicuchi: gracias por el remedio, jejeje estaría bien, porque de plano ya me pasaba de pesadillas, gracias por la visita, :) un saludo afectuoso

Nefer dijo...

galgata: tienes toda la razón, uno a veces maquina demasiado; en cuanto a lo de la ropa, es muy cierto,... aunque espero contener las ganas de comer cosas indebidas y continuar bajando para que no sólo caigan a la cadera... sino que pueda entonces usar la ropa de soltera! jeje

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...