lunes, marzo 17, 2008

Se me atravesó

☼ El silencio absoluto seguido de sonido imaginario de grillitos en la obscuridad tras mi respuesta al famoso "¿cómo estas?" de un buen amigo de la preparatoria al decirle con honestidad brutal la bronca que traigo. ‡ಉ~! ¿Entonces para qué diablos preguntan que cómo estoy, si no quieren saber?... lo triste es que cuando uno pasa por malas rachas, uno ve las reacciones de las personas que consideraba cercanos y se va uno de espaldas. Tal pareciese que el pasar por una mala racha, es igual a padecer de la peste bubónica. O tal vez es sólo cuestión de expectativas. Tal vez y como siempre, el ego siga regocijándose de uno ante tales circunstancias. Bah!

☼ Un aire en el estómago que traigo desde el sábado por una situación curiosa: preparé unos filetes de pescado y justo antes de probar uno de ellos, el pedazo de gran tamaño se deslizó por el tenedor y fue a parar al piso... como si alguien a propósito me lo hubiese arrebatado de la boca. Tercamente dí otro tenedorazo al filete y ésta vez el pedazo sí llegó a la boca... me llegó un sabor a diablos, olor fuerte a pescado y sabor a humedad. Le pregunté al roomie si su pescado sabía bien. Dijo que sí. Dejé ése filete y procedí con el otro. Esta vez, sí sabía bien. Además del maldito aire atravesado que me tiene inflada como pelota, hoy por la mañana que amanecí con un sabor desagradable en la boca.

☼ Un par de llamadas de caza-cabezas que se siguen peleando por ganar la exclusiva, sin dar avances o entrevistas a posibles oportunidades.

☼ Placas vencidas de los autos, que tuve que pagar + recargos.

☼ Una hamburguesa de 1/2 lbs. doble con queso de la cadena de la trenzuda... me alivianó la sensación del primer punto (creo que aquí aplica el dicho: barriga llena, corazón contento).

☼ Un mokaccino en la biblioteca pública que me supo a gloria, después de meses de no probar cafeína.

☼ Un montón de películas que saqué para ver cuando esté aburrida o tenga malos pensamientos.

☼ Una multa de 6.4 dolarucos (después de negociar de $9) por no regresar a tiempo unas películas... las regresé por el buzón precisamente el día que tuvimos tormenta de nieve y la biblioteca estuvo cerrada.

☼ Una camioneta de paramédicos y un camión de bomberos que se estacionaron camino a casa, seguro a alguien le dio un ataque de algo, por que por más que intenté, no vi humo alguno.

☼ Un relámpago de felicidad sin causa aparente que ya ha durado poco más de 20 minutos... espero que siga durando...

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...