miércoles, febrero 20, 2008

Comme sucre glasé



Hoy es uno de esos días en los que me siento afortunada (en cierta forma) de no tener trabajo. Tener que limpiar el parabrisas para quitar la nieve, calentar el coche, helarse como paleta, etc., a temperaturas muy bajas... son cosas que no extraño de cuando trabajaba.

Además de que como en este país todo es de "hágalo ud. mismo", no podemos estacionar nuestros autos en el garage porque no aplicamos un sellador de concreto -ni el que construyó la casa, ni la compañía de bienes-raíces se hacen responsables-. Se supone que al adquirir la casa, debimos haber comprado un líquido que se aplica a la acera, la rampa del garage y garage, porque en caso del tipo de climas como el que se aprecia en la foto, la ciudad aplica sal con otras substancias a las calles y avenidas... ésta combinación erosiona el concreto.

Así que tendremos que esperar hasta que sea primavera, para aplicar la dichosa capa protectora y al fin poder guardar nuestros autos en la cochera. Mientras tanto, el aún-no-destituído Faraón, sigue batallando de vez en cuando para salir de nuestra cerrada.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...