miércoles, agosto 01, 2007

10 cosas que nunca te imaginaste...

  1. Pasarías la última noche en aquella ciudad, en casa de una desconocida que en poco menos de 6 meses se convirtió en una de tus mejores amigas.
  2. Que aquella persona del punto número uno, haya llorado a "moco tendido" cuando fuiste a su oficina en el edificio de enfrente para despedirte y que la señora de la limpieza haya tenido la misma reacción al decir tu último adiós.
  3. Llegarían a tu oficina "n" número de personas a las que les fuiste completamente "x", para despedirse de tí en tu último día de trabajo.
  4. Recibirías una declaración de amor seguido de un "no te vayas" con ojos llorosos... de un admirador afro-americano.
  5. Que el jefe del que nunca esperaste nada, puesto que a tus ojos y los de la mayoría es un patán, al tú extenderle la mano para despedirte y decirle "gracias por la oportunidad...", se pone tieso, el cuello le cambia de color, y como tratándo de contenerse, te dice una letanía de lo difícil que será reemplazarte, porque se dió cuenta que no es sencillo encontrar alguien bilingüe, que alabe tu experiencia, diga que tu trabajo y desempeño excedió estándares (a pesar de que en cada evaluación se empeñaba a decir lo contrario), que te sujetaste a los tan ajetreados viajes y te ofrezca ayuda consiguiendo un nuevo empleo en aquella nueva ciudad, ya sea actualizando tu currículo o cualquier cosa de índole personal (?!).
  6. Que aquél jefe del punto anterior, al que creías nefasto, te confiese en el pasillo y a todo pulmón que "te va a extrañar", al dirigirte hacia la puerta.
  7. Que al enviar tu correo masivo de despedida, 70 personas le dieron "reply" para desearte lo mejor y que recibieras un correo personal del "VP Chief President" de Finanzas dándote las gracias por tu trabajo, por haberle dado tu tiempo a la compañía y que "te van a extrañar porque eres de mucho aprecio".
  8. Que te sentirías al fin libre al dejar aquél trabajo que te sacaba canas verdes y azules, una sensación de libertad que te duró 15 minutos para que luego te invadieran pensamientos preocupantes acerca de tu futuro cercano.
  9. Llegar a casa y encontrar a aquél individuo con actitud histérica diciendo que no habrá tiempo de terminar de empacar, cuando te das cuenta que lo que los suyos y tú empacaron, estaba totalmente desempacado y re acomodado a su "práctica" forma.
  10. Sentir ganas de descuartizar a alguien al darte cuenta de que a parte del número nueve, la ropa de vestir y ropa interior que apartaste para utilizarla durante el proceso de mudanza (ya que el resto de tus pertenencias están completamente empacadas), no sólo desapareció de tu lugar, sino que fue utilizada para "rellenar huecos" en algunas cajas con objetos frágiles. y que las cajas con dichos objetos ya están selladas y apiladas.
Una de pilón...

Andar "en pelotas" todo el día mientras continúas empacando, porque la única ropa disponible y que traías puesta, está en la lavadora.

4 comentarios:

nor del terror dijo...

q satisfaccion todo lo q cosechaste.... felicidades!

y del punto 9 y 10.... q decir de esos seres extraños con los qcompartimos vida.... pero bueno, tambien tienen otras cosas q compensan estos "detallitos".

suerte!

odette farrell dijo...

Nefer,

Hoy me dió por pasar por aquí y me alegra que ya estés de vuelta.

Oye mujer, de los 10 puntos que pones el 80% es maravilloso!

Sigue así.....

Darth Tater dijo...

Pues felicidades por el 80% y no cabe duda que cuando nos vemos sometidos a situaciones de cambios drásticos como éste, nos suceden cosas, brincan afectos desconocidos antes para nosotros y hasta valoramos lugares y cosas que antes pasaban desapercibidas para nosotros. Lo malo del caso es que a veces también saltan a la vista cosas no tan buenas de nuestras parejas y allegados... such is life!

J.S. Zolliker dijo...

Bien, muy bien esos 10 puntos. Qué bueno que siempre podemos confiar en que tarde o temprano, se cosecha lo que se siembra... Felicidades por ello!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...