domingo, enero 14, 2007

Estalactitas




Y salí huyendo del pueblo donde vivimos, aunque lo llamen ciudad es un vil pueblo. Pero bueno... debido a que se acerca la segunda tormenta de hielo, precavidamente salí al mediodía para llegar al departamento. De otra manera, habría quedado atrapada en casa hasta el martes y de paso, tal vez mi chamba correría peligro.


No había víveres en las tiendas, ni velas y la gasolina se agotó, así que nuestro generador nuevo el que conseguimos en 4 horas, tuvo que esperar una noche helada para que hoy pudiéramos cargar gasolina en el pueblo más cercano (una hora al norte).
Así que cargamos gasolina, llenamos unos cuantos galones para el generador y nos despedimos con besos llenos de estalactitas, él camino a casa y yo al departamento.
He aquí una pequeña muestra de cuando empezaba, ahora el hielo está como unas 2 pulgadas de espesor en árboles y cables eléctricos.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...